viernes, 6 de mayo de 2016

"RECALIBRACIONES DEL CUERPO DE LUZ" por Mónica Puenzo






Están descendiendo de nuestro Cuerpo Búdhico los nuevos programas que también son llamados "recalibraciones del Cuerpo de Luz". Estos nuevos programas, tal cual nos había anunciado el Arc. Miguel, van ocupando espacios que dejan los viejos programas o están desalojándolos y es la manera en como sienten los tironeos corporales y la tristeza emocional.


Estos nuevos programas que están instalándose en nuestro cuerpos inferiores están aumentando las vibraciones de los mismos, recuerden que "Como es arriba es abajo", por lo tanto nuestros cuerpos inferiores están transformándose en superiores, lentamente, plasmando así la tarea de traer "el cielo a la Tierra", lo superior a lo inferior.

Este trabajo que están llevando a cabo con o sin el permiso de cada uno en este nivel, ha sido aceptado mucho antes de encarnar.

La manera de completar un buen trabajo de instalación, es colaborar con el proceso, tomándose el tiempo para el descanso. Por esta razón mucho del viejo paradigma está colapsando y lo que antes hacían diariamente, ahora ya no es posible.

El Arc, Rafael hace poco más de dos años nos dijo... dejen todo lo que hacen habitualmente, ocúpense sólo de la ascensión y todo estará en resguardo. Esto nos conduce a confiar, a tener Fe. Es por esto que muchos no tienen trabajo, sólo que algunos lo ven como un castigo pero no lo es. Les ocurre a esas personas que deben encontrar su conexión y fluir con el presente a modo de aprendizaje y conexión con su pasión. De hecho toda la familia de estas personas están involucradas en la misma tarea, logrando así transitar por el ritmo que el Universo propone para la Ascensión de cada uno. Si la preocupación por poseer más tiempo, más libertad, más cosas materiales, más relaciones, etc., se torna obsesivo es porque están en un camino de distorsión y deben recuperar el equilibrio interior.

Todas las personas que han ingresado voluntariamente al camino de la Ascensión, fueron absorbidas por las altas vibraciones y todo lo inferior que formaba parte de su vida (?), comenzó a colapsar y desaparecer del escenario conocido. Más adelante, cuando estas nuevas vibraciones comenzaron a ser parte del nuevo camino, no solo recuperaron todo sino que se han presentado con mejor calidad y en abundancia. El concepto de mejor calidad y abundancia se refiere a aquello que todos buscan en el lugar equivocado... fuera y no dentro. Tanto la calidad como la abundancia está plasmado en calidad de vida, más serena, sin apremios, sin sobresaltos, en estado pleno de Paz... y la abundancia cambia de mirada radicalmente, y es obtener aquello en el momento preciso, sin acumular, sin ahorrar, sin preveer, ya que todo aquello que es necesario se presenta en el momento requerido..ya que los planes que antes hacíamos para marcar nuestra vida artificial, ahora está en manos del Universo.

Quieres hacer reír a Dios? Cuéntale tus planes.

Es importante tener en cuenta que se pueden reducir los síntomas de todos estos movimientos, a nada, si diariamente ingresan en el silencio, sin pedir, sin expectativas y si la mente proporciona imágenes o situaciones, recurran siempre a la respiración consciente...inhalan en 5, exhalan en 7. Esto los conduce a una atención "Atencion" sostenida y van logrando el vacío que se requiere para que esos nuevos programas se instalen suavemente.

Recuerden que una meditación de 15 minutos, relaja el cuerpo físico, reacomoda las células y se aumenta el nivel de oxígeno en la sangre. Con 30 minutos se conectan todos los nadis energéticos de todos los cuerpos inferiores y los meridianos de los cuerpos inferiores se encargan de distribuir equitativamente la energía hacia todos ellos, fluyendo y haciendo que los ckakras funcionen armónicamente. Esto debe hacerse diariamente, sin expectativas. Cada uno posee tiempos internos diferentes, dependiendo del uso potenciado de alguno de los cuerpos inferiores en detrimento de los otros dos. Esto se ve como desequilibrio de cuerpos y es uno de los factores que modifica el tiempo interno, haciéndolo diferente a otro ser.

Si meditan 60 minutos, la conexión con el Ser Superior se vuelve permanente y acceden a los registros Akáshicos, situación que permite poseer información al instante y en todo momento sin necesidad de interpelación cósmica específica.

Las bondades de la meditación nos sitúa en una posición consciente frente a la vida, con la claridad necesaria para abordar este tiempo de fluctuaciones vibracionales, equilibrando todas nuestras energías, especialmente aquellas que deben ser integradas a la totalidad.

Estamos en tiempos de activación y manifestación de nuestra conciencia más pura y no tenemos más tiempo para jugar al distraído... La compañía del Cielo está sobre nosotros, atenta ante cualquier pedido de ayuda y sostén. Si sienten que alguna ranura de Luz ingresa a la mente y/o al corazón... es el momento de echar mano al camino de la Luz.

En Amor y Fe
Mónica Puenzo

Mayo 2016 RESURRECCION / MARIA



(Esta canalización forma pare de un conjunto de canalizaciones que acompañarán nuestra Resurrección en este mes de mayo).


Soy María, Reina de los Cielos y la Tierra. Saludos y Amor a cada uno de vosotros, dondequiera que estéis. Mi presencia está con vosotros. En los albores de este mes de mayo, vuelvo a inundaros de Gracia, Amor y Verdad.


Hoy, lo importante no es lo que os diga, sino mi Presencia más íntima, en vuestra intimidad. Vengo a apoyaros, a vosotros, hijos del Único, Semillas de Estrellas, Corazones vibrantes, en los últimos pasos dentro de la dualidad. En este momento en que todas las señales reveladas por cada uno de los profetas de la Tierra, están ante vuestros ojos y se viven en vosotros, vengo a apoyaros con mi Amor de madre en la verdad de vuestra Eternidad. Vengo, si queréis, a aligerar vuestros últimos pesos, vuestras últimas resistencias, vuestras últimas dudas.


En el comienzo de ese mes de mayo, más que nunca, se os ofrece comulgar con vuestra verdad que es vuestra. Estaré presente en cada llamada, en cada momento; si vuestra conciencia se vuelve hacia el cielo, entonces seré vuestra tierra, vuestro cuerpo. Ahora que todos los Elementos laten, al unísono, la llamada de la Verdad, el tiempo de la revelación, yo estoy a vuestra puerta, estoy en vosotros y con vosotros. Vengo a despertar lo que debe ser, siempre que os confiéis a vuestra Eternidad.


En estos momentos en los que nada puede estar oculto en la faz de la Tierra, es el tiempo también de no esconderos de vosotros mismos o a vosotros mismos. Es hora de dejar detrás de vosotros, lo que está muerto, es hora de rencontraros en vuestra totalidad y en vuestra unicidad.


Cuando los signos del Cielo y de la Tierra, entren en su paroxismo y en su intensidad, cuando el fuego vital y el Fuego Vibral se combinen en el Espíritu, el Espíritu de la Verdad -que despeja vuestros ojos y abre de par en par vuestro corazón-, viviréis la Gracia, pero se requiere de vosotros el perdón, el perdón de todo lo que habéis atribuido a las circunstancias o a vosotros mismos. Al recubriros con mi Manto, como he tenido ocasión de hacerlo en numerosas ocasiones, vengo a consolidar vuestra propia revelación.


El tiempo de la Resurrección acaba ahora, permitiendo en un nuevo día y en el comienzo de un nuevo mes, lograr la Libertad que viviréis, la que habéis diseñado y se crea ahora, la que os llevará a vuestro Corazón donde todo es respuesta, donde la Evidencia no sufre ni dificultad, ni resistencia.


Mi Presencia viene a pediros, antes que os nombre y os llame, que viváis la Paz. Os invito también, como os dijeron los Ancianos, a dejar florecer la rosa de vuestro corazón. Os llamo a la comunión perpetua; a vivir de manera lúcida y plena, la Nueva Eucaristía, la del Espíritu, la de la Libertad y la Verdad.


Cada uno de vosotros os daréis cuenta que, a vuestra manera, os es posible instalaros en el Silencio, en la paz, en cualquier aspecto y en cualquier situación en la que tengáis que vivir, por la gracia de la Inteligencia de la Luz. Apoyados, os recuerdo, por el Coro de los Ángeles y por el Espíritu del Sol, así como por todos los planos de la Luz Una, estáis invitados al verdadero despertar, aquel que nada tiene que ver con las circunstancias de lo efímero. Este despertar es vuestro último despertar, si puedo hablar así, el que os conduce a la Alegría inefable, para cada uno de mis hijos, más allá de la función aparente de este mundo, donde tenéis vuestros pies.


Vengo también a invitaros y a recordaros, que la Gracia es Evidencia, que no requiere esfuerzo, que está en superabundancia desde el instante en que no retengáis nada, no resistáis nada. Vuestra Resurrección, ilustrada por el modelo de mi Hijo, os lleva hoy (como han explicado los Ancianos), al sacrificio más noble, más puro, en el que sólo hay Evidencia de la verdadera Vida, Evidencia de la Alegría y manifestación de la Paz.


Vengo a pediros también, si no está hecho, que verifiquéis por vosotros mismos que todo está dentro de vosotros, que ninguno podéis estar separados de ningún otro ser, en la Libertad y en el Amor.


Ya no es tiempo de discursos, sino de nutrir la llama eterna de vuestra Presencia.


Vengo también a ayudaros, si me llamáis, no solo para sanar las condiciones de este mundo o de este cuerpo, sino para dejar que vuestro corazón aparezca totalmente, emanando e irradiando espontáneamente, el canto de la Resurrección, el del Amor incondicionado donde el Fuego Ígneo, el Coro de los Ángeles, el Espíritu del Sol, todas nuestras Presencias y vuestras Presencias de este mundo, se resuelvan en vosotros poniendo fin a las apariencias de separación que prevalecen todavía en algunos de vosotros o en ciertos aspectos de vuestra vida. Estos son también los momentos en que el llamado: “Desconocido” o “Absoluto”, se convierte en lo único conocido y soportable.


El Comendador de los Ancianos os ha mencionado con frecuencia, el “miedo” o el “amor”. Ahora no puede quedar nada de miedo, en cada uno de mis hijos, ninguna dificultad puede surgir ante la intensidad de la Luz, ante la intensidad y nitidez de vuestra conciencia.


Es hora de dejar que se muestre vuestra sed de cielo, vuestra sed de Libertad, vuestra sed de Verdad y de Amor, que os permitirá trascender, si es necesario, antes incluso de mi Llamada, vuestros límites corporales, los límites de todas vuestras estructuras sutiles y que dejará aparecer la gloria de la Resurrección y de vuestro sacrificio.


Más que nunca, allí donde miréis, tanto en el interior de vosotros como en la ilusión de este mundo, el Amor llena y llenará cada vez más, todo lo que os pueda aparecer en cualquier elemento. El Amor es un bálsamo, el Amor es la llave, pero ahora descubriréis, sobre todo, que el Amor es la Verdad; no solo la que os une en los lazos de lo efímero, sino el Amor que existe y que está presente desde la Eternidad. Cuanto más aceptéis a vuestro corazón y a vuestra Eternidad, más Paz habrá, allí donde no podrá surgir ninguna cuestión, ninguna oposición.


Está brotando una nueva intimidad entre vosotros y yo, a través del Canal Marial, en vuestro corazón o en vuestra conciencia pura. Desprovista de cualquier ornamento de este mundo, yo soy la Evidencia del Amor, la Evidencia de nuestra filiación de Libertad.


Como os han dicho los Ancianos, mis hermanas Estrellas, ¿habéis renunciado a los placeres de la ilusión, a los placeres de lo efímero?, ¿habéis considerado lo que emerge en vosotros, no para juzgar sino para pesar y sopesar lo que es ligero y lo que es pesado, lo que queda aún para liberaros, así como lo que cree la persona?


Vengo también a invitaros a lo que podríais llamar, en los tiempos más antiguos, “vivir la oración perpetua”, donde en cada soplo de vuestra vida y en cada uno de vuestros pasos en la tierra, sea saciada la sed de Luz por ella misma, por vuestro corazón y por vosotros mismos, haciéndoos vivir la beatitud, la paz o la desaparición.


Independientemente de las estructuras efímeras que vibran en vuestro cuerpo, de los caminos que habéis recorrido y tomado, de vuestra situación, de vuestra edad, todos vosotros lograréis la Libertad, aquella que no puede estar condicionada a ninguna historia, ni siquiera a la que hemos desarrollado en vosotros desde el primer derramamiento del Espíritu Santo, hace más de treinta años.


La inteligencia de la Luz os invita más y más a vuestra Resurrección y a vuestra Libertad. Muchos de vosotros, mis hijos, habéis vivido ya mi Llamada, en los momentos en que la Eternidad ha tomado todo el lugar, dentro de vuestro efímero. Muchos de vosotros habéis aceptado encarnar totalmente la Luz de la Eternidad. Hace algunos años, fuisteis llamados, los “ancladores de Luz”, los “sembradores de Luz”, las “Semillas de Estrellas”. Hoy, cada uno de vosotros sois una Estrella que no tiene necesariamente ni forma, ni atribución, pero que se contenta con ser Estrella más allá de toda cuestión o de toda duda.


Recordad que la Verdad es simple, es humilde.


En la escena del espectáculo de este mundo, para aquellos de vosotros que observáis lo que ocurre aquí, así como en la escena de vuestro cuerpo y vuestra conciencia, si os fijáis con atención, veréis lo mismo: “la actualización de la Luz y de la Gracia, el final del engaño, el final del miedo”. Aunque pueda quedar algo de ello en vosotros, como en lo que observáis en la superficie de este mundo, los elementos que aparezcan como opuestos a eso, no existen. Son sólo espacios de resolución que no os atañe juzgarlos, condenarlos o etiquetarlos en relación con lo conocido.


Cuando os digo que lo Desconocido, se vuelve conocido, aludo por supuesto al Juramento y a la Promesa, así como a mi Llamada, que surgirá de forma colectiva, no importa en qué momento, ahora. No volveré sobre las señales anunciadoras que ya conocéis.: Están presentes por todas partes y en muchas zonas de este mundo, en los planetas de este sistema solar, en vuestro sol y en vuestros cielos. Incluso lo que aparece en vosotros y fuera de vosotros como violento o resistente, no es más que un espacio de solución y resolución, donde el Amor ya no puede ser asfixiado o reprimido.


Por tanto, sí; vengo a invitaros a la lucidez hacia vosotros mismos, hacia el final de lo que está muerto y hacia el principio de lo que ha renacido en Eternidad. En esta trasparencia de vosotros mismos, frente a frente, con lo efímero de este mundo, es donde emerge y entra en manifestación la Eternidad.


Hijos de la ley del Uno, hoy, a muchos de vosotros la dualidad os aparece como fútil y superflua, llevándoos a instalar cada vez más, el sentimiento de la Unidad y la experiencia de la Unidad donde no se necesita nada más; os bastáis a vosotros mismos en vuestra conciencia eterna.


Como decía, los tiempos de los profetas toman realidad ante vuestros ojos, haciéndoos ver en las miradas al interior como al exterior, este último combate, que no es un combate entre vosotros y algo, sino más bien, la estabilidad y la fiabilidad de la Luz en vuestro cuerpo, en vuestra conciencia y en este mundo.


Los acontecimientos que suceden en la superficie de la Tierra, sólo son para favorecer la Inteligencia de la Luz, el estado de Gracia. Para algunos de vosotros, los dolores de parto, han comenzado; es el alumbramiento de vosotros mismos liberados de toda apariencia, de todo peso, de toda forma y de todo vínculo a lo efímero.


Durante este mes de mayo, se os ofrece lo que es preciso vivir, con una lucidez mayor y más intensa, vuestra Eternidad. Es también, durante estos momentos especiales, cuando aparece vuestra capacidad mayor y más nítida para ser lo que sois. Sean cuales sean vuestros ideales, lo que concebís como libertad en vuestra alma o en vuestro Espíritu, eso se concreta en vosotros y en este mundo, lo que os llevará, siempre más, a salir de las historias, de los conflictos y de lo que pueda resistir dentro y fuera, para conducir vuestra conciencia, siempre más, hacia la Libertad; allí donde sólo se puede confiar en la Libertad.


El Espíritu de la Verdad, el Espíritu de la pureza, os revelan su belleza y su evidencia, especialmente, si dejáis pasar lo que vuelve y remonta desde lo efímero, dirigiéndoos a un espacio donde habéis adquirido mi Presencia, donde no hay ni sufrimiento, ni dudas ni cuestionamientos. Habéis llegado a un momento en que no hay nada que preparar, no hay nada que adquirir o desarrollar, sólo hay que ser, sin condición y sin reticencia, lo que sois en verdad.


Todos mis hijos de la Tierra y de este sistema solar, se acercan ahora a la Verdad, como nunca ha sido el caso hasta ahora.


Habéis acogido la Luz, la habéis dejado trabajar en vosotros y, ahora, descubrís que vosotros sois la Luz, no dentro de lo efímero, no en las alegrías y penas de este mundo, sino como verdad primordial. Sean cuales sean los obstáculos de vuestro cuerpo o la renuencia persistente, os sentís bien y os sentiréis cada vez mejor, al no haber otra posibilidad que nacer en Eternidad, que renacer en la Esencia. Todo lo que habéis podido imaginar o controlar que ya no puede ser tenido o controlado, concurre al Abandono último, al decir lo que mi Hijo pronunció: “Padre, en tus manos encomiendo mi Espíritu”. Más allá de la historia, más allá del símbolo y del alcance de los acontecimientos históricos de la Tierra, hay mucha más Evidencia de la Ley del Uno donde todo es Uno, donde todo es un juego y donde todo es Libertad, porque esta verdad no puede disminuir ni sufrir ninguna carencia, ni problema alguno.


También os digo que esta oración perpetua que ahora debe surgir en vosotros para ir a lo evidente, no sólo en las llamadas de la Luz, como ha ocurrido todos estos años, sino para ser vosotros mismos, la Luz de la Llamada. Para eso, no necesitáis palabras, ni explicaciones, ni comprensión sólo tenéis que dejar florecer esa rosa de vuestro corazón; todo el alimento de esa rosa, está en vosotros.


Ya me percibáis por la vibración, por el Canal Marial o que os imaginéis en la perfección que es vuestra, poco importa; sea cual sea el camino de aproximación a nuestra relación, lo único que importa es vuestra conciencia pura, aquella que no está cargada con los pesos de este mundo, aquella que no conoce ningún peso y que nunca los ha conocido.


Os invito a superar toda forma, todo nombre, para no estar separados en ningún acto de vuestra vida o de vuestras relaciones.


En este momento, como os han dicho mis hermanas Estrellas, cuando se generalizan los sonidos del cielo y de la Tierra; ahora, cuando la Tierra vive su propio parto a su nueva dimensión, lo mismo que cada uno de vosotros, todos vais a actualizar vuestro programa de Libertad, lo que fue denominado hace unos años: “la Asignación Vibral”.


En este momento del “Cara a Cara” a solas, si lo asumís, si lo aceptáis, encontraréis en vuestro corazón, la totalidad del mundo, la totalidad de las dimensiones, la totalidad de las vidas y las experiencias de conciencia. Que eso sea a través de los linajes estelares, las vidas pasadas en este mundo, todo lo que se ha revelado y manifestado en la densidad que sea, no existirá más. En el Silencio, en el corazón del Corazón, en ese punto que no puede ser localizado, están todos los posibles y los imposibles, todo lo que pueda ser pensado, creado, imaginado y experimentado, os remite incansablemente a la Fuente y al Absoluto. Vuestra Paz no depende de ningún factor exterior, de ninguna satisfacción, sino solamente de la realidad y de la permanencia de vuestra Eternidad.


Entonces, la gracia de la Luz es efectivamente una oración perpetua, una acción de Gracia; diría, que el estado de gracia, que os hará vivir el Coro de los Ángeles y os hará vivir la Resurrección, sin dolor y sin aprehensión. Es el momento también en el que hace falta que dejemos de apoyaros en algo que consideráis exterior a vosotros; ya sea mi Presencia, la Presencia de los Ancianos, de los Arcángeles, de otras dimensiones; más que nunca, eso está en vosotros y descubriréis, si no está hecho, la inutilidad de un escenario o una historia, porque la Luz y el Amor, no se cargan nada más que de Amor y de Luz, en la forma o en la dimensión que sea.


Llegar a ser como un niño, es la verdad que ahora os propone este mes de mayo. Recordad que cuanto más estéis en el Amor y en la Verdad, menos posibilidad habrá de juicio y de condena, de bien o mal, porque el Amor y la Verdad son el Bien último que no tenéis que buscar o amplificar, que solo pide desarrollarse en vosotros como en todo el mundo. Haced vuestras, las palabras de mi Hijo: “Mi reino no es de este mundo”, y “polvo eres y en polvo te convertirás, pero que en realidad no eres esta forma o este polvo, ni siquiera un alma con sus sufrimientos, deseos o experiencias, sino que eres Espíritu puro, cuya manifestación no puede ser más que el Amor, aquí mismo, aquí donde pisas”.


Te invito al Amor, de donde procede toda sabiduría y toda alegría. Te invito a ser feliz, no en las circunstancias de este mundo, sino en el redescubrimiento de lo que tú eres. No ya de manera paroxística o durante las llamadas de la Luz, sino a cada minuto, a cada soplo, a cada mirada dirigida a ti como alrededor de ti. La Luz te bendice a cada instante, de día y de noche, rindiéndote gracia a ti mismo.


Todas las conciencias de la Tierra, fuere cual fuere su estado de resolución dentro del Choque de la humanidad, no pueden ignorar ahora lo que sucede en el marco de lo efímero, como es, su propia desaparición en tanto que modelo social, en tanto que vida falsificada. Este es el momento en el que no hay más proyecto que el de “ser” total y enteramente, sin depender de ninguna limitación, de ningún karma, de ningún sufrimiento, ni de edad, ni de sexo. Ahí está tu Autonomía, tu Libertad, la que se abre ante ti y en ti.


Hoy, no sólo te llama la Luz, ella te pide que también seas eso. No en detrimento de todo lo demás, sino englobando todo lo demás, amigos como enemigos, sin hacer separación. La Gracia y el perdón, son las dos formas más naturales de manifestar lo que tú eres. La Inteligencia de la Vida y de la Luz, en ese momento, te pide que des tu perdón y tu Gracia, no por acción o reacción alguna, ni por una pro-acción, sino por la Evidencia de la Luz y de tu Corazón.


Nosotros, mis hermanas, los Arcángeles y los Ancianos, nos expresamos por última vez, de manera exterior, porque incluso esto, no tendrá curso ante la evidencia del Amor y de la Verdad. No es porque esto sea inútil, no es porque sea superfluo, sino porque la Luz lo llenará todo y, en el Amor, no hay diferencia entre tú y yo, no hay ninguna distancia. Así que olvida las reticencias, olvida los miedos y acuérdate del Amor. Mira lo que eres, en la Ligereza.


Ahora no hay otra enseñanza que ver lo que tú eres. Tú eres la Gracia y tú eres el Amor; todo lo demás es accesorio y no forma parte más que de lo que pasa, en tanto que experiencias y juegos de la conciencia.


Bendice sin límites, todo lo que puedas tocar, todo lo que puedas ver, todo lo que puedas sentir y experimentar. Permanece en este don de la Gracia y será borrado todo aquello que todavía parezca bloquear o restringir lo que tú eres.


Te digo también: ámate a ti mismo, en tu Eternidad. No al personaje o a la función que desempeñas, ni a esta forma, sino más allá de toda forma y de toda función. Desnúdate porque el Amor te quiere desnudo. Todo eso es espontáneo desde el instante en que te vuelves espontáneo. Hay puntos de referencia. Los Ancianos, las Estrellas, yo misma, hemos insistido ampliamente sobre esos elementos, pero hoy no tienes nada que hacer con esas referencias, porque todo se vuelve obvio y tomará todo tu espacio y todo tu tiempo. Recuerda también que la Luz te deja libre en tus elecciones y en tus posicionamientos.


Podría añadir muchas palabras, pero esas palabras, hoy, no son solo para ir directamente a tu corazón, para alimentarte, aunque estoy aquí, sino para demostrarte que todo proviene de ti, de lo que tú eres. Más allá de toda forma y de toda dimensión. También podrás ver, en este mundo, que hay hermanos y hermanas que no viven esto. No te inquietes por ellos, aunque estén muy cercanos a ti, porque nadie puede escapar o sustraerse a lo que tú vives; aunque en esos hermanos y hermanas no exista ninguna lucidez, ningún interés, no te inquietes por eso.


Para utilizar una imagen, te diría, que una vez hayas resucitado totalmente, si no es ya el hecho, te reirás de ti mismo, te reirás del encerramiento, te reirás de todo. No es por burlarse sino porque habrás experimentado la inutilidad. Conviértete en la roca que eres, esta roca de la que no pueda ser sustraída ni quitada la Luz.


Entonces, más allá de escucharme, de leerme o de oírme, ponte en oración, la oración del corazón que no necesita preguntar porque el corazón sabe que todo está ya acordado. Es una acción de Gracia, es un don de la Gracia. Este regalo tú te lo haces a ti mismo. Para acoger tu Eternidad, no esperes nada más; ninguna circunstancia de este mundo, puede ayudarte. Sólo tu Corazón te ayuda aquí donde estamos.


Mis palabras ahora se espacian, porque el sentido de nuestra alianza, es más importante ahora que los discursos, las palabras o las explicaciones. Todos los signos que se os han ofrecido vivir a cada uno de vosotros, son de tal evidencia hoy, que no pueden existir zonas de sombra, zonas de resistencia.


Os invito de nuevo a amar incondicionalmente y sin restricciones. Amad a todos porque el Amor es la única manera de derrotar, en verdad. Porque todo lo que pueda apareceros como enemigo, no puede aparecer más que en el interior de vosotros. En la Gracia, no puede haber enemigos, ni restricción. Abríos a esta abundancia, abríos a lo ilimitado y, lo que pueda quedar todavía en vosotros, como resistencia o miedo, no os inquietará más; habéis obrado suficientemente, para terminar con el encerramiento. Dejad instalarse, ahora, la Evidencia. La Gracia no tiene necesidad de vuestra persona, no puede conocer ninguna persona porque es la misma en todos y en cada uno.


Vosotros sois los dignos hijos de la Ley del Uno. Toda la Confederación Intergaláctica, y lo sabéis desde hace años, os asiste y os apoya en vuestra Resurrección, en lo que ha podido parecer, a algunos de vosotros, muy largo y difícil, hoy va a vivirse -y se vive hoy- sin ninguna dificultad.


Recordad también que en estos tiempos en que se instalan en la Tierra, la única solución será el Amor y el Perdón. Porque el perdón es siempre el signo de un corazón suficientemente grande para englobar a su contrario o a su enemigo, porque él, no conoce enemigos.


Finalmente, dejad emanar de vosotros, la compasión, no la compasión tal y como fue expresada hace muchos años por Hermano K, sino la compasión espontánea que reconoce en cada hermano y en cada hermana, con los que os cruzáis, la Luz y la Verdad, incluso ante cualquier tipo de oposición


Velad y orad, porque, aunque nadie sabe el día y ni la hora, yo os digo que el día y la hora, es ahora, en cada minuto, en cada soplo, en cada día que amanece, en cada noche que termina. No sabéis si seréis arrebatados en éxtasis durante mi Llamada, pero eso está confirmado y puede manifestarse a cada minuto. La Luz no sufre retraso en el sentido que entendéis en este mundo; ella llena todos los intersticios y todas las conciencias, independientemente de lo que vean vuestros ojos o creáis. No os quedéis en las apariencias, las apariencias de vuestra vida o las apariencias de este mundo, sino id a lo más íntimo. Porque en esta intimidad, no puede existir más que la Evidencia y la simplicidad.


En este tiempo de mayo, ya sea de manera personal para cada uno, mis hijos, ya sea colectivamente, tiene el mismo significado: tiempo de la Resurrección, tiempo de mi Llamada y del que vendrá como un ladrón en la noche, y ya ha llegado para muchos de vosotros.


Asimismo, recordad que, en este tiempo del mes de mayo, no habrá rincón o grieta donde podáis ocultaros vosotros mismos o a los otros. Todo es Luz, todo está iluminado con la misma Gracia y con la misma intensidad, lo que veis y lo que valoráis.


Acogedme en vuestro seno como yo os acojo en mi seno. No veáis ninguna diferencia entre vosotros y yo, entre vosotros y cada hermano o hermana encarnado. En el Amor, no hay nada que rechazar, porque todo está trascendido por el Amor y si se rechaza, entonces no hay Amor; así de simple.


Entonces, hijo bien amado, allí donde estés, aquí, leyendo, escuchándome, en el lugar que desees, yo te bendigo. Te doy mi Paz como tú me das tu Paz. Oye y escucha. Como te ha dicho el Arcángel Uriel, es la hora de la Resurrección. El Amor borra toda nostalgia y todas las heridas de tu conciencia.; aunque no sea de tu cuerpo, eso no es grave ni importante. Abandónate a tu Fuente.


…Silencio…


En el Silencio de mis palabras y de tus palabras, mira, ve y vive.


…Silencio…


Yo te bendigo ahora, en el espacio sin fronteras y sin límites, de tu corazón.


…Silencio…


Escucha a tu corazón, su latido y su emanación.


…Silencio…


Hagamos juntos el Silencio, para oír el corazón y su canto.


…Silencio…


Yo te bendigo y acojo también tu bendición.


…Silencio…


En el Amor y en la Vida, yo honro tu Presencia, yo honro tu Amor.


…Silencio…


Me retiro en ti, ahora, porque es necesario, para mí, oír tu corazón, Óyeme. Me callo ahora y te dejo entrar en oración, y te lleno de Gracia.


…Silencio…


Adiós.


…Silencio…


*******************

Mayo 2016 RESURRECCION / TERESA





Mayo 2016


NB: Esta canalización es de un conjunto de canalizaciones que acompañarán nuestra resurrección en este mes de mayo.


Hermanas y hermanos de la Tierra, soy Teresa de Lisieux, interviniendo en vosotros como Estrella nombrada Profundidad.


Vengo a mi turno, y a petición de mis hermanas, poner algunas palabras sobre lo que es la Profundidad y lo que desemboca en vosotros en estos momentos. Permítanme primero de comulgar con cada uno de vosotros, en el espacio sagrado de nuestro encuentro.


... Comunión...


Durante mi paso sobre la tierra, dije de muy joven que pasaría mi cielo haciendo el bien sobre la tierra. Esta afirmación fue vivida y realizada durante casi un siglo por muchos hermanos y hermanas. Hoy no vengo a rogaros de llamarme, pues ya estoy aquí, y los marcadores de esta Profundidad son la Inocencia, la Infancia, para el acceso al Corazón del Corazón.


Entonces os vengo simplemente a recordar eso. Los testigos de la Estrella Profundidad en vosotros son, como he dicho, la Infancia, la Espontaneidad y la Inocencia. La Inocencia del niño, no solamente el niño interior, sino de todo niño tal como nace en este mundo, viviendo plenamente su instante, sin preocuparse de ningún concepto ni de alguna creencia, como es el caso antes de los siete años.


El tiempo de la Resurrección que se abre a vosotros es el tiempo donde la Luz os obliga, en cierto modo, a ir siempre más hondo al interior vuestro, con el fin de descubriros íntegramente y sin límites, haciendo de vosotros una roca inquebrantable, no en vuestra manifestación en este mundo, sino una roca inquebrantable de Luz y de Eternidad. Os inscribe entonces siempre más en el Aquí y Ahora, en el instante presente y en la Ligereza de aquel que hace la voluntad de la Luz, superando todas las condiciones y contingencias de vuestra historia, en un lugar de vuestra conciencia donde nada puede ser destabilizado ni desviado. No os invito hoy solamente a comulgar, a llamarme o a encontrarme, sino más bien a realizar vuestra propia Profundidad, que se sitúa más allá de toda apariencia en este mundo, allí donde se encuentra la Verdad, como lo dijo María y como todos, unos y otros, os lo hemos afirmado.


El impulso de la Luz en sus diferentes componentes, que esto sea el Sol, la irradiación de Sirio o de Alción, os llama, como las circunstancias de este mundo, a encontrar los recursos en vosotros, antes de que todo lo que es exterior desaparezca de vuestros ojos y de vuestra conciencia. La Vía de la Infancia, hablé de eso en varias ocasiones, en mi encarnación como aquí, volver a ser como un niño, es estar plenamente sumergido en el estado de Gracia y de beatitud. Cualquiera que sea lo que vive vuestro cuerpo y lo que vive vuestra persona, reforzando vuestro corazón os volvéis inquebrantable en vuestros pensamientos como en vuestras acciones, porque todas vuestras acciones entonces se giran hacia Él, no por una necesidad de reconocimiento cualquiera que sea. No hay esfuerzo, allí tampoco, que proporcionar, solo hay a verlo y a serlo.


Así, en el momento de vuestro último Paso, nada podrá frenar la vía que habéis trazado en vuestro corazón, nada os podrá parar; es en eso que sois la roca inquebrantable. No en este cuerpo falible, no en vuestras vidas efímeras, pero en la realidad de lo que sois y lo que os alimenta permanentemente ahora. Si esto todavía no os aparece, es simplemente la señal que debéis ir hacia más sencillez y más autenticidad, porque no hay ninguna razón de este mundo que se aguante, desde ahora en adelante, frente a la Verdad y poder del Amor. No puede existir la menor justificación, en vuestro cuerpo como de vuestra vida, que pueda impedir este movimiento y esta Profundidad.


Ir desde hoy hacia la Profundidad, es verificar por vosotros mismos, en cierto modo, que no hay obstáculos, que no hay espinas, que no hay sufrimientos, que hay simplemente la proyección de las creencias, de los miedos o de las dudas. Volverse una roca de amor, el hijo de la Luz, es reencontrar esta herencia. Es no conceder más densidad ni peso a lo que pertenece a este mundo, no para rechazarlo, negarlo o ignorarlo, sino para alumbrarlo de vuestra propia Gracia, la de la Luz de Cristo, la de cada uno de vosotros, hijos del Sol.


La etapa de la Resurrección, la etapa de la última Llamada, es exactamente eso, una invitación a ir cada vez más hacia la espontaneidad, la inmediatez y la sencillez del niño. Esto no puede ser más frenado o ralentizado por algún elemento de este mundo, es reconocer también la acción de la Luz en algún elemento que os llega, incluso y sobre todo, si esto os puede parecer contrario a la Luz. Porque desde el punto de vista de la Luz, todo es ocasión y el pretexto para haceros descubrir, como Ser libre, como conciencia que no depende de ninguna forma, ni de algún mundo, ni de algún origen.


La Profundidad es vuestro salvoconducto en este último Paso, que os da no sólo la certeza, sino la Evidencia flagrante de lo que sois, incluso si todavía no se reconocieron. Vuestra fuerza viene de allí, no podrá venir más de elementos exteriores de este mundo, que sea a través de los alimentos, o a través de las relaciones. Esta Profundidad os invita a reconoceros, en humildad y en simplicidad, como hijo del Uno y hermano y hermana del Cristo. Es en esta Profundidad en lo que el surgimiento de la Luz se hará desde vuestro Corazón, Luz de Verdad, Luz de Eternidad, de Gracia, que se despliega con majestad y Evidencia.


…Silencio …


No es más la hora hoy de escoger, sino de manifestar lo que ya escogieron. Sois libres de estableceros en cualquiera Morada del Padre que sea, pero para esto debéis restablecer la verdad de vuestra conexión, de vuestra esencia. Es eso mismo lo que vivís. Que sean liberados en vida, que estéis simplemente despierto, portador de una de las Coronas, o que no viváis nada, esto no hace ninguna diferencia ahora. El acceso a la Profundidad, el acceso al Corazón del Corazón es posible cualquiera que sea la circunstancia de vuestra vida, cualquiera que sea vuestro estado previo, cualesquiera que sean vuestros pasos, cualesquiera que sean los caminos que tomasteis.


… Silencio …


El Silencio es importante, cualquiera que sea el alboroto de vuestros pensamientos o de este mundo. En la Profundidad, sólo hay Silencio y majestad. No pueden existir, en este lugar, ni duda, ni juego de sombra y luz, hay únicamente sitio para la Luz, sólo hay lugar para lo Verdadero. La Profundidad os invita no solamente a encontrar el Cristo, sino a vivirlo vosotros-mismos como KI-RIS-TI, dejando entonces emerger la Gracia de la espontaneidad, de la Inocencia y también de la potencia.


… Silencio …


En Profundidad, la Luz lo llena todo, no hay espacio disponible para otra cosa que la Luz. Así, el Espíritu Santo, el Espíritu del Sol, el Coro de los Ángeles, cantan en vosotros los cantos de la Resurrección y el Gloria.


Esta Profundidad os da la mirada dulce y en cada relación, la capacidad de poner al otro delante de vuestro, como igual al Cristo - así como vosotros.


En Profundidad se vive el sacrificio permanente de lo efímero en provecho de la Eternidad, sin esfuerzo y sin dificultad, sin pedir nada de otro que casarse con Él, como dije en vida. Pero no veáis allí esponsales de marido y mujer como en este mundo, sino más bien el último acto de la fusión de la conciencia.


… Silencio …


En vuestra Profundidad, está toda la capacidad de rebasamiento que son necesarias en cualquier manifestación de vuestra vida efímera. Esta noción de Profundidad, de conciencia de la Profundidad, está en resonancia directa con la acción final del Arcángel Uriel en el momento de este último Transito. Vayan tranquilamente por vuestro camino que la Luz os pide y ofrece. No juzguen en absoluto y sean libre de todo juicio. Así es como se edifica la roca y lo que llamaría la certeza interior, que no depende de ningún contexto ni límite.


… Silencio …


La Vía de la Infancia es la más adaptada hoy a la Resurrección del final de los tiempos. Porque en esta Vía de la Infancia, no necesitáis más de interesarse a las vibraciones, a las energías, a los movimientos de este mundo, a la historia de este mundo, hay únicamente a ser eso, y todo se celebra por si-mismo, como por encanto. Allí está el misterio de la Gracia y de la Luz, que os es cada vez más accesible en cuanto aceptáis de soltar. No simplemente de abandonaros a la Luz, sino de soltar todas las creencias y todas las certezas inscritas en el seno de lo efímero.


La Profundidad os llama a apoyaros en vosotros-mismos, no en la persona y en vuestra vida, sino de poyaros en vosotros-mismos, en vuestro Corazón del Corazón, allí donde Él está, poniéndoos entonces en adecuación con Su voluntad y no más con cualquier voluntad personal. La Ligereza de la Gracia, ella está aquí, ahora. Por supuesto, ella estará siempre presente en las relaciones que podéis establecer, pero esta Profundidad sustituye a las relaciones que conocieron, que esto sea con los pueblos sutiles o con nuestras dimensiones, o también con vuestros hermanos y hermanas encarnados.


…Silencio …


Volver a ser como un niño, es renacer a la Verdad eterna, aquí mismo, en la carne, haciéndoos indiferente e impermeable a lo que se está tramando sobre la pantalla del mundo, porque esta pantalla se apaga a medida que se aleja de vosotros.


Realizáis entonces el poder y la majestad del Corazón que guía vuestros pasos y vuestra vida, digan lo que digan de eso vuestro entorno y vuestra persona. Es en la Vía de la Infancia y en la Profundidad que vivís esto, o que lo vais a vivir si aún no está hecho.


Así, a vuestro turno, por vuestro estado interior, colmareis de Gracia las circunstancias, los hermanos y las hermanas que están delante de la puerta y que no se atreven a cruzarla. Esto se hará naturalmente, sin palabras, sin discurso, incluso diría sin intención, sino como la cosa más espontánea y más natural que viene de vuestra Eternidad.


La Profundidad, es también cuando os consciencias, si puedo decir, del basculamiento de lo efímero al Eterno, no solamente por experiencias, no solamente por momentos, sino como la única verdad indiscutible que no sufre de ningún plazo ni de distancia.


…Silencio …


Es en el Corazón del Corazón, y en esta Profundidad también, que los últimos elementos que pueden aparecer en vosotros como no-Amor, en vosotros o alrededor vuestro, se borrarán de ellos-mismos. Así como lo había dicho el Cristo: «Busquen el Reino de los Cielos y el resto os será dado por añadidura», nunca será tan verdad, como en este mes que se abre. Es la puesta en práctica y la experiencia directa de eso, no como dogma o creencia, sino como la estricta verdad de la experiencia que esta por vivir. Felices los simples de espíritu, porque el Reino de los cielos les pertenece. Sean simple, no se engañen con los conocimientos o historias, sean las más fantásticas u horribles de este mundo. En Profundidad, descubrís la Autonomía y también la independencia de las circunstancias actuales y efímeras de este mundo. En esta Profundidad, sólo el Corazón puede hablar y expresarse, y nunca nos puede mentir ni dirigiros mal.


…Silencio …


Es pues un momento de gran verdad, e incluso diría de única verdad, que se dibuja en vosotros y en la tierra. Allí donde no hay ni mentira, ni traición, ni sufrimiento posible. Por eso debéis renunciar, tenéis que sacrificaros vosotros-mismos, no poniendo final a cualquiera día que sea, sino aceptando lo que sois. Así, volviéndoos como una roca, os haréis cada vez más ligeros, a medida que la gravedad de este mundo, para la mirada efímera, aumente. Allí está el único alimento verdadero y verídico, todo el resto no apaga la sed. Entonces, así nos dijo en su primera venida: «Seréis saciados porque habréis bebido el Agua de Vida».


Es lo que viene hoy, de todas las maneras posibles. Yo diría en cierto modo, que todos los caminos convergen hacia este punto de tránsito. Esto os concierne a cada uno como al conjunto de las conciencias de la Tierra, y no únicamente humanas. El camino, los caminos han sido alumbrados por vuestras múltiples experiencias, que esto sea en los mundos sutiles o en este mundo denso. Entonces hoy podéis avanzar sin problemas hacia este Desconocido, porque Él se vuelve cada día un poco más conocido y un poco más visible, que esto sea por nuestras Presencias en vuestras estructuras, que esto sea en el momento de ir a dormir en vuestras noches, o en un encuentro en vuestras jornadas, todo está ahí.


…Silencio …


Escuchen vuestro Corazón, inclínense hacia él. Dejen todo el resto desaparecer porque todas las satisfacciones salen de vuestro Corazón, todas las soluciones también, sin excepción alguna, creáis lo que creáis, o lo que no hayas todavía experimentado.


…Silencio …


Puede que algunos de entre vosotros sientan la inminencia del basculamiento del último Transito, y tal vez comprobáis que esto no es la misma inminencia y el mismo estado que tal vez vivieron en el momento de algunas fechas anunciadas por diferentes pueblos. Hoy, esto es más denso, está más claro y más verdadero, si puedo decir.


La Profundidad os lleva también a ser alimentados por lo que encontraron en las profundidades, donde todo es belleza en el Corazón del Corazón, donde todo está nutrido, y donde nada tiene que ser tirado o eliminado. Lo que vivís, unos y otros, solo son los elementos indispensables para vosotros, para vuestro último Paso.


Acuérdense, aunque no viváis nada, que en el momento de este Paso, en el momento de la Llamada de María, habrá simplemente a tener presente, antes de desaparecer, la Eternidad que sois y el Corazón que sois; de todas maneras, no existirá más que esto de localizable e identificable. Así se vivirá el Cara a Cara, el frente a frente, en vuestro Corazón del Corazón, con la Profundidad y la precisión más perfecta.


Por mi presencia hoy, sólo puedo reforzar e insistir sobre mi Presencia en vuestro Corazón, y con la orientativa de la Profundidad. Os vengo pues a invitar a dejaros ir a más Profundidad a cada día, cada minuto - no hay final a este movimiento - hasta el momento de la Llamada. Eso también corresponde a lo que fue dicho por el Cristo: «Guarden vuestra casa limpia». La Profundidad os aporta esta limpieza porque todo está claro allí, viviendo y siendo luminosos, donde la única justificación es el Amor.


Yendo cada vez más en Profundidad, descubriréis que no hay ninguna polaridad, que no hay ni hombre ni mujer, ni bien ni mal, que todos los antagonismos y los complementarios resuelven la misma Unidad. No como un concepto o una idea a la cual adherís, sino como una vivencia directa de vuestra conciencia. La Luz, en este momento, está llenando no sólo los intersticios de este mundo y de vuestro cuerpo, sino que también todos los escondrijos de vuestra conciencia, sin dejar ninguna tregua a lo que podría oponerse, alumbrándola siempre más y mostrándoselo siempre más.


… Silencio …


Es en el silencio de la Profundidad que lo entienden mejor y que estáis en consonancia con la Ley de Uno, con la Gracia y el Amor.


… Silencio …


En este silencio, la interiorización se hace por sí misma, sin incluso buscar una vía o un camino, sin sentir incluso la menor Presencia. Solo queda el Hijo Ardiente del Sol. Es lo que es vivido o que esta por vivir, esta rendición sin condición a la voluntad del Uno, al Espíritu de la Verdad.


… Silencio …


Entonces dejen sonreír vuestros labios, en el Canto de vuestro Corazón reencontrado, a fin de que la misma mirada de Amor se lleve a toda cosa y todo ser, cualquiera que sea la libertad que escogió, cualquiera que sea su camino. Allí está también la oración perpetua, esta oración del Corazón que no pide nada, sino que sólo canta las alabanzas y la Gracia.


Es en esta Profundidad que esta la escucha y la atención más adecuada. Es de esta Profundidad que nació también la acción justa en el seno de la Inteligencia de la Luz. Allí donde la Fluidez de la Unidad no es más un concepto a manifestar y a vivir, sino más bien la Evidencia de cada aliento y de cada mirada.


… Silencio …


Desde ahora, muchos vivís las primicias de vuestra resurrección, de la Llamada. Incluso si María ya os llamó hace algunos años, la intensidad de hoy, es sin medida común con lo que existía hace algunos años.


… Silencio …


La Profundidad es todo esto. Así es mi Vía de la Infancia que es vuestra Vía, la más segura y la más directa en este regreso a la Eternidad.


… Silencio …


Lo que vivimos aquí, vosotros y yo, que me escucháis, que me leéis, es eso. La emergencia y la florescencia del Corazón, donde nada más es necesario, ninguna historia, ninguna persona, ningún mundo incluso. Es la única verdad. Reencontrarse a sí-mismo, cualquiera que sea la apariencia, cualquiera que sea el camino aparente.


… Silencio …


Evidentemente lo percibiréis según vayan hacia la Profundidad y aún más Profundidad, o al contrario hacía más superficialidad. Sospecháis bien en que este período, los efectos y las consecuencias no serán las mismas, incluso si la finalidad es la misma.


La Profundidad, la Vía de la Infancia, es Evidencia; la vía de la apariencia y de lo superficial es sufrimiento y resistencia. Esto os aparece cada vez más claramente; que lo aceptéis o no, eso no cambiará nada. Ahí se ilustra en vosotros el Choc de la humanidad, tal como fue expresado por el bien amado Juan. Esto se vive hoy, en esta particular fase, en la cual nadie sabe ni el día ni la hora, pero que sin embargo, es a cada día y a cada hora.


… Silencio …


Es lo que es percibido, es lo que es vivido y cada día con más intensidad ahora. Porque lo que viene ahora no puede ser disminuido, ni parado ni aplazado. Hasta ahora, y el Comendador os había instruido sobre eso, la velocidad de Hercóbulus era variable según las resistencias encontradas, tanto por el colectivo de la humanidad como por la misma Tierra, como por el sistema de predación y de los pensamientos. Hoy esto no puede ser, se acabó.


La urgencia de la Luz es tal, en el seno de lo efímero, que nada puede ser aplazado, y que todo se cumple finalmente. Esto es ahora, no busquen días futuros porque esto es ahora. Y descubriendo este Corazón del Corazón emanando de vosotros-mismos, ninguna otra interrogación podrá aparecer en cuanto a las circunstancias o a vuestro porvenir, como el de vuestros hermanos y hermanas cercanos. Esto se despliega como una Evidencia y una certeza.


Soy Teresa, y bendigo vuestra resurrección y vuestra libertad.


… Silencio …


Os saludo y os quiero.


******************

LOS ARCTURIANOS - Su NUEVO sentido del SER a través de Dra. Suzanne Lie





Los Arcturianos

Queridos, hay muchas iniciaciones que acompañan la ascensión. Debido a que ustedes no están preocupados con su ascensión personal y están trabajando para Gaia, hay ciertas dispensaciones que están disponibles. Por una cosa, porque han puesto las necesidades del planeta antes de sus necesidades personales su conciencia se expandirá grandemente, así como el alcance de su intercambio creativo.

Nosotros los Arcturianos estamos encomendándonos a ustedes porque muchos aún no han tomado su “tiempo” de encomendarse a su Ser. Deseamos recordarles que no hay “presunción” en las frecuencias superiores. De hecho, los oscuros crearon el concepto de “presunción”, de manera que la gente no entendiera y aceptar sus propias habilidades superiores.

Deseamos que sepan que la oscuridad está perdiendo su llave de estrangulación sobre la gente. Muchos en su mundo nunca fueron conscientes de la vulnerabilidad oscura de su país. Todo lo que conocían era la propaganda en la televisión y los medios públicos que les decían.

Las masas aceptaban la información de los medios como la “verdad” porque era normal tener a pocos rigiendo a muchos. No obstante, nosotros los Galácticos estamos aquí para recordarles a todos que no hay necesidad de ningún “barco regente” en ningún país. Sin embargo, la fuerza del hábito es fuerte en la Humanidad, y ha habido reglas para la mayoría de las encarnaciones humanas. Por consiguiente, es normal y esperado.

Afortunadamente, en la realidad pentadimensional a la cual están despertando, cada uno es un Ser soberano y son capaces de “regirse” a sí mismos. Más aún, no se considera el concepto de “regir a otros”. En vez de ello se percibe un sistema organizado en el cual todos los miembros de su sociedad pueden contribuir y compartir.

Las sociedades pentadimensionales saben que todos dentro de esa frecuencia de la realidad y más allá son capaces de regirse a sí mismos. Sin la polaridad de la luz y la oscuridad, NO hay víctimas NI soberanos. En vez de eso, todos viven en cooperación.

Ya que cada Ser se siente completo dentro de su propia expresión pentadimensional del Ser, no necesitan tomar de otros o tener poder sobre otros. Cada uno está conectado en Amor incondicional. Nosotros sabemos que este concepto es casi inimaginable para los nuestros que han pasado muchas encarnaciones viviendo dentro de las constricciones de la realidad tridimensional.

De hecho, muchos cuya conciencia está aún limitada a la tercera dimensión creen todavía en la “muerte”. No han recordado aún que cuando uno muere regresan a la expresión dimensional superior de su Ser. Desafortunadamente, cuando deciden tomar una encarnación tridimensional, usualmente abrazan el concepto tridimensional de la muerte.

Deseamos decirles que su mayor enemigo no son los oscuros. Su mayor, y quizás el único enemigo es que cuando toman un envase terrestre a menudo olvidan su verdadero SER Multidimensional. Deseamos que todos ustedes sepan que “recordar” su SER Multidimensional es LA llave más importante en su proceso de ascensión.

Mientras ustedes, continúan con su encarnación actual, o toman otra; encontrarán una Tierra diferente. Aquellos que permanezcan en la Tierra durante la escalada de la tasa de frecuencia de Gaia estarán felices de experimentar el constante incremento en la línea de base de la frecuencia de la Tierra.

En realidad, ha habido una elevación de la frecuencia que ha estado ocurriendo por los últimos 2000 años, pero la aceleración fue tan minúscula, y ustedes todos estaban ocupados “manteniendo su nariz en la piedra de afilar”, que no lo notaron.

También ha habido tiempos cuando la Tierra estaba viajando a través de campos de baja frecuencia. En esas Eras, las civilizaciones estaban disfrutando de “sociedades en auge” que rápidamente declinaron y “cayeron”. Durante estos tiempos de declinación de los campos de energía, la mayoría de los humanos NO podían expandir su conciencia hacia las frecuencias superiores, y algunas sociedades estaban totalmente aniquiladas.

Durante estas Eras, la Humanidad fue incapaz de concebir el planeta como un Ser viviente y despreció grandemente, incluso asesinó, muchos de la Tierra, plantas, animales de Gaia y otros humanos. Sin embargo, estos tiempos oscuros están llegando a un final porque Gaia está viajando ahora a través de campos de energía de muy alta frecuencia.

Por supuesto, los humanos que se han beneficiado de los campos oscuros están aún intentando con el “poder sobre los otros”. No obstante, aunque muchos oscuros están haciendo todo lo que pueden para mantener su “poder sobre”, los campos de energía superior están “nutriendo” con luz elevada a aquellos que son capaces de aceptarla.

Es sobre todo durante las Eras en las cuales la Tierra se mueve a través de áreas cósmicas de luz superior, que ustedes, los miembros de la Humanidad, son capaces de darse cuenta de que, así como los humanos están experimentando el impacto de las frecuencias superiores de luz, así lo hace el planeta.

Con la conciencia y aceptación de la luz superior, especialmente si hay una aceptación consciente, las ilusiones que gobernaron la Tierra durante los tiempos oscuros, son reveladas. La ilusión principal que está “fusionándose” AHORA bajo las frecuencias elevadas de la luz, es la ilusión de que una persona puede tener “poder sobre” otra.

Mientras estas frecuencias elevadas entran en su Glándula Pineal/Chakra Corona, ustedes lentamente o rápidamente, re-ganan su memoria multidimensional. Al encenderse esta memoria expandida en su vida diaria, ustedes tienen la oportunidad de recuperar un entendimiento de e intimidad con su propio SER Multidimensional.

Esta relación expandida con tu SER les da gran coraje porque su SER no está limitado al envase tridimensional que están vistiendo. Con esta libertad ellos pueden conectar conscientemente con el UNO de la quinta dimensión y más allá.

Su conexión consciente con la quinta dimensión les permite recordar que pueden siempre ganar guía de los amigos Galácticos y la familia que constantemente están enviando Amor incondicional desde las dimensiones superiores. Una vez que pueden recibir conscientemente esta bendición de las frecuencias elevadas, los ayuda grandemente a recordar la “razón por la cual tomaron esta encarnación”.

Lo mejor de todo, una vez que establecen una relación constante y continua con su Ser pentadimensional, su sentido del SER se expande continuamente para incluir sus Seres elevados creando una conciencia de comunicación continua con las frecuencias superiores de la realidad.

Esta relación personal con su SER es muy benéfica porque pueden recibir continuamente la “perspectiva superior” de lo que está ocurriendo dentro de su realidad tridimensional. Así, son liberados de las mentiras e ilusiones que están siendo enviadas constantemente hacia su realidad física.

Su sentido expandido del SER sirve como un “antídoto” para todas las mentiras e ilusiones porque su propia verdad interna y revelaciones invalidan las innumerables ilusiones y mentiras tridimensionales. Al inicio, puede parecer que ustedes están flotando por encima de su ser físico, o que su ser físico está limitado de alguna manera.

Pueden incluso pasar por un período de confusión de “cual ser es mi ser real”. Sin embargo, al ganar coraje y compromiso para compartir estos mensajes superiores en su vida diaria, encontrarán que muchos otros están teniendo experiencias similares.

El nuevo Sentido de su SER está “regresando” a su verdadera forma del Cuerpo de Luz. De hecho, están recordando más y más de sus visitas y “sueños” pentadimensionales en los cuales USTEDES SON Cuerpo de Luz! Luego, cuando regresan al plano físico, recuerdan que están vistiendo su envase terrestre.

Desde nuestra perspectiva superior, observamos que muchos de ustedes están sintiendo el fuego Kundalini subiendo por su columna en preparación para su transmutación hacia el Cuerpo de Luz. Esto envía una sensación de bienaventuranza y la afirmación de que ustedes son mucho más que una persona física luchando a través de un mundo cambiante.

Más y más de ustedes están recordando cuando y cómo se voluntariaron para su “misión afuera” asistiendo al planeta Tierra. Por otro lado, muchos Galácticos nunca han tenido una encarnación en la Tierra, pero han asistido a Gaia desde las realidades dimensionales superiores.

Cuando Gaia era aún un planeta joven, nosotros los Arcturianos trabajamos con los Pleyadianos y los Sirianos en asistir a Gaia durante sus eras jóvenes de ocupación humana. Usamos la palabra “ocupación” porque los humanos eran también jóvenes en evolución. Por eso, muchos de ellos/ustedes estaban más inclinados a “ocupar y dominar” el planeta en vez de a amarlo incondicionalmente y sostenerlo.

Es por esta razón que muchos de ustedes en los mundos superiores se voluntariaron para tomar un envase físico y ayudar a Gaia. Enviamos este mensaje a ustedes ahora porque deseamos llamarlos al servicio activo.

Por “servicio activo” significamos que Gaia está lista para Su regreso a Su expresión dimensional superior y necesita su asistencia. Cómo asisten a un planeta? La respuesta es que envíen a Gaia Amor incondicional y Fuego Violeta.

El Amor incondicional es la fuerza sanadora del Multiverso y pude sanar TODA la Vida. El Fuego violeta es el poder de transmutar una persona, lugar, cosa, planeta y/o realidad hacia una octava de resonancia superior.

Sin embargo, de manera de enviar Amor incondicional y Fuego violeta hacia su mundo, deben permitirlo hacia su propio Ser, Chakra por Chakra. Es por esta razón que pasamos un mes asistiéndolos en amarse a ustedes mismos incondicionalmente.

( http://www.multidimensions.com/year-of-unconditional-love-7-minutes-7-chakras-7-weeks )

Ya que este proceso es incondicional, está libre del tiempo y puede ser experimentado en cualquier AHORA que ustedes escojan. Si no se han preparado aún de esta manera, les sugerimos que lo hagan.

El Amor incondicional por su Ser les da gran coraje. También facilita grandemente su memoria del SER, así como su dedicación a permanecer conectados con sus propias expresiones superiores dentro del AHORA de todo su “tiempo” en la Tierra.

Bendiciones a Todos, estamos AQUÍ AHORA para ayudarlos cuando sea que nos llamen.

Los Arcturianos y Su Familia Galáctica




https://suzanneliephd.blogspot.com
https://suzannelieinspanish.blogspot.com

Traducción - Shanti

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...