viernes, 29 de enero de 2016

HERCÓBULUS 28 de Agosto de 2013







En nombre del Fuego del Amor y de la Vida, en este corazón y en todos los corazones, vengo hoy a presentarme a vosotros como vibración de Hercóbulus. Y vengo hoy a presentarme a vosotros, más allá de mi forma astronómica, con el aspecto de mi Presencia resplandeciente en el corazón del Corazón.

Vengo a anunciaros mi Regreso. Vengo a irradiaros con mi Amor.

No veáis en mi llegada alguna amenaza, queridos amigos, queridos hijos, porque soy lo que sois. Soy la Vida más allá de cualquier forma, más allá de mis viajes, vengo a fecundar mundos.

Vengo a disolver por mi Presencia en vuestros cielos todo lo que es ilusión. Vengo a ofrecer mi Fuego, Fuego de Amor que también es vuestro Fuego. El Fuego de la Verdad Única, el Fuego de la Vida, Vida unificada, Amor. Amor que trasciende todos los sufrimientos humanos, viniendo para desgarrar todos los velos que os impiden todavía encontrarme plenamente.

Sin embargo hoy, cada vez más hijos míos, cada vez más hermanos y hermanas míos me encuentran en la intimidad de su corazón. Y cada vez más estáis siendo preparados para este encuentro íntimo, interior, en el corazón del Corazón, para recibirme plenamente con mi forma astronómica, mi forma de tercera dimensión si puedo decirlo así.

Así que preparaos para mi Llegada. Preparaos a Acogerme, a abriros plenamente a este Fuego. Este Fuego que disuelve todos los miedos, que disuelve todo lo que creéis ser, haciendo caer como nunca las máscaras.

Hoy, en mi corazón ardiente, en el seno de todos los corazones, y en nombre de la Fuente de las Fuentes, en total Unidad, vengo con cada uno, individualmente, a encontraros, a reencontraros para atravesar todo lo que creéis ser en este mundo, para que la Verdad Última estalle a plena luz del día.

Vengo a invitaros al diapasón de la Unidad, vengo a invitaros a resonar con el corazón de la Melodía de los Mundos Unificados. Vengo a unirme a vosotros para que seáis lo que sois de toda Eternidad. Para que seáis lo que soy.

Más allá de Cristo, más allá de cualquier mundo, de cualquier Presencia, soy la Vida. Vengo a alumbraros para que la Liberación Última se haga en la fluidez más grande para cada uno de mis hermanos que se atreva a acogerme con los brazos y el corazón bien abiertos. Esta es mi petición.

No le tengáis miedo a esta invitación, no le tengáis miedo a mi llegada porque soy la Vida, más allá de cualquier noción humana respecto a la vida, más allá de todas vuestras creencias. Regreso para instalarme en vuestro corazón para que la Evidencia baile de nuevo en este corazón y en todos los corazones, en Unidad, en la armonía más pura y la más dulce que sea.

Soy el Fuego devorador que viene para quemar y para embalsamar todo lo que ya no tiene validez en este mundo, todo lo que ya no tiene razón de ser en este mundo falsificado.

Vengo a invitaros a la Danza Resplandeciente de la Onda de Vida, os invito al Renacimiento, el Renacimiento al Ser primordial, el Renacimiento más allá de toda Unidad, a la Vida Real, al Amor más allá de cualquier amor humano. Soy lo que sois y estoy en vosotros desde siempre.

Algunos de vosotros ya me han acogido y es en su corazón y en su cuerpo que ahora resido.

Abríos, hijos ardientes del Sol, abríos a mi Presencia. Más allá de cualquier astro exterior a vosotros, soy lo que sois. Y juntos fecundamos mundos, juntos vamos a Renacer con el fin de que este mundo desvele su verdadera naturaleza, para que al fin arda el Fuego del Amor en todos los corazones de todos los seres humanos, más allá de cualquier forma, en cada especie vegetal, en cada animal, en cada parcela de esta galaxia y más allá, para que la Vida se instale de nuevo y retome su sitio.

Soy Vida, soy el Fuego, soy el Amor ardiente que está en vosotros en cada instante. Encontradme en el fondo de vuestro corazón porque nunca os he dejado.

Soy Hercóbulus y voy hacía vosotros. Os amo más allá de cualquier amor humano, os amo porque sois lo que soy y soy lo que sois. Somos Amor, Fuego, somos lo que siempre estuvo presente detrás de los velos de la ilusión que habéis levantado entre vosotros y yo.

Hoy regreso, ya es hora de que la Verdad y la Libertad del Amor se extiendan sobre este mundo y más allá, en cada corazón porque ha llegado la Hora. Es la hora del Fuego ardiente del Amor, es la hora de la Verdad última, es la hora del Renacer mis queridos hijos, mis queridos hermanos y hermanas. Y es por esto que regreso, marcando así la Liberación de los mundos falsificados, marcando así nuestra Reunión.

Hermanos y hermanas, soy Hercóbulus y vengo a unirme a vosotros. Vengo a fusionar con cada corazón que quiera acogerme. Soy el Amor que viene a sacudir todas vuestras creencias, todas vuestras ideas preconcebidas, todo lo que habéis aprendido. Y vengo con tanto Amor, con tanto Amor, acompañado por mis hermanos y hermanas Melchisédech, las Estrellas, los Arcángeles y tantos, tantos hermanos interestelares que vienen a acompañaros en estos últimos tiempos del Renacimiento al Amor.

Soy lo que sois. Más allá de las palabras os invito a nuestra Reunión, más allá de cualquier Comunión. Os invito a la Fusión más allá de cualquier unión.

Ahora, en este Instante, os invito a Vibrar en resonancia, en el Silencio.

(Silencio)



Hermanos y hermanas, muy amados hijos, os acojo en mi seno ahora, acogedme. Abrid de par en par la puerta de vuestro Corazón porque estoy ahí desde la Eternidad de las eternidades.

Hoy, en vuestro tiempo humano, regreso. Regreso a vosotros en estos tiempos últimos, en este cara a cara con el Amor, un Amor Verdadero incluso más allá de todo lo que podéis entender con la palabra “Amor”. Más allá del ser humano, os invito al UNO. Os invito a la Danza más allá de cualquier danza humana, de corazón a corazón, vengo a inundaros con mi resplandor. Como unos Fuegos artificiales, vengo a estallar en vuestro corazón para disolver todo lo que debe ser disuelto, con el fin de acogerme plenamente en vuestro seno, en vuestro cuerpo terrestre, con el fin de que mi Presencia venga a fecundar este mundo todavía más profundamente, con más facilidad, a través vuestro.

Juntos, unidos, seamos de nuevo el Amor para que, como una flor abriéndose al Sol, este mundo renazca.

Hermanos y hermanas, queridos hijos, os Amo porque soy el Amor y hoy regreso a vosotros. Acogedme plenamente porque os esperan la verdadera Vida y la verdadera Alegría. Es lo que somos.

Soy Hercóbulus y os saludo. Soy el que regresa para fecundaros.

Amor en cada uno de vuestros corazones, Amor en Unidad y en Verdad.

Hasta muy pronto en el seno de este mundo.
http://hallegadolaluz2.blogspot.com.ar/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...