jueves, 22 de octubre de 2015

EL DESPERTAR CUÁNTICO - OCTUBRE 2015 22 de octubre de 2015


Un pensamiento, una forma de vida, un sitio Web y un boletín electrónico global

Únanse a nosotros enwww.blogtalkradio.com/thequantumawakening



OCTUBRE 2015

Número 200



Creado, canalizado, escrito, publicado y registrado con Amor

por Gillian MacBeth-Louthan



Este boletín está guiado por el Espíritu y circula desde 1986 con amor y dedicación a la Luz.

Llega a millones de dedicados Trabajadores de Luz Planetarios. Uno a uno, luz a luz, se alumbra a sí mismo hasta su culminación de ahí en más. Cualquier imperfección ortográfica o gramatical realza su belleza y singularidad.



El Despertar Cuántico es traducido con amor al español por Susy Peralta de Argentina. Gracias, querida dama de luz.

http://www.manantialcaduceo.com.ar/boletin/despertar_cuantico.htm









EN ESTE NÚMERO:



*** De su anfitriona de Luz

*** Hablamos sin ton ni son, creamos por capricho y profetizamos por miedo

*** La única manera de reclamar su belleza, prosperidad y amor es verlo en los demás

*** También ustedes serán bendecidos cada minuto de cada día si bendicen en silencio a los demás

*** Cuando el torbellino del cambio llega y azota y deforma nuestros peinados cósmicos…







DE SU ANFITRIONA DE LUZ









Las emociones del planeta son palpables y avasalladoras. Toman forma energética y climática, propagándose a través de nuestras vidas como una ola gigantesca, creando una limpieza forzada. Una liberación líquida se abre camino por todos los corredores de nuestro corazón y nuestras vidas. Esta fuerza motora expulsa todas las islas de pensamientos tristes que alguna vez se desviaron para ver. Vemos las fuerzas de la naturaleza a medida que revelan lentamente su verdadero espíritu. Fuertes y poderosas como cualquier ángel, se alzan a veces entrando en nuestro espacio y nuestro semblante. ¡Hubo un tiempo en que comandábamos a la naturaleza y le decíamos qué hacer! Antiguamente, cuando vestíamos el atuendo de mago, ella escuchaba y obedecía como un perro encadenado que respondía gruñéndonos mientras le ordenábamos que hiciese lo que le pedíamos.





Los tiempos y las energías han cambiado, la humanidad debe aprender a mezclarse con lo que trata de comandar, con un tornillo bajo un camión o una brisa de otoño. Ha tenido lugar la separación en todo punto de luz en el pasado, así como los completos, de modo que se necesita un equilibrio parejo para mantener balanceado el punto de apoyo cósmico.









El momento de comandar algo ya terminó, estoy segura de que lo han notado. Aunque no podamos conseguir dominar el precio de los alimentos, por otro lado nos podemos alinear con las moléculas de la vida y la circunstancia respondiendo a las sutiles señales internas como quien cabalga en la playa montando a pelo, solo el movimiento leve y el terreno común encuentran unidos al caballo y al jinete.









Entrar en la unidad no se refiere solamente a personas, lugares o cosas. Ahora vivimos vidas virtuales a medida que más y más personas eligen su modo individual de comunicación, menos correos electrónicos, más texto, más Facebook, menos llamadas telefónicas, un poquitín de cartas, menos actividad manual, acceso más fácil, menos palabras, todo apunta a una sencilla conexión del corazón. Nada expresa el amor como el contacto de las manos, de corazón a corazón.









Se supone que nos volvemos más fuertes, pero todos sentimos que estamos más susceptibles a lo desconocido, pero nuestros “sentidos de Hombre Araña” están hormigueando. Confíen en su cuerpo, no en sus ojos, a medida que comiencen a ver dimensionalmente, miren en medio de las áreas grises… ¡me parece que no son cataratas! Tal vez no escuchen las noticias durante una semana, pero les garantizo que su cuerpo sentirá todo eso sin que ustedes tengan que saber ni una sola cosa. Todos estamos conectados y la red se estrecha más...









Los próximos meses nos darán impulso en muchas áreas a medida que aprendamos que lo que pensamos se manifiesta rápido y casi literalmente, así que cuiden sus palabras, especialmente las cargadas de poder como “Estoy harto (cc), No puedo más (cc), Fulanita es insoportable (cc).” (cc significa Cancelo / “Vete maldita mancha verbal.”) Si pudieran ser magos y saber que cada palabra cuenta, ¿qué dirían? ¿Qué no dirían? En un solo párrafo los tres próximos meses han levantado sus faldas cósmicas y mostrado las enaguas.









HABLAMOS SIN TON NI SON, CREAMOS POR CAPRICHO

Y PROFETIZAMOS POR MIEDO









Estamos conectados a todo en el Universo. No hay nada de lo que no seamos parte; todo fluye a través de nosotros y hacia nosotros. Nuestras energías, nuestros pensamientos y nuestras palabras fluyen a través de la vida, cambiando de forma una y otra vez. Continuamente estamos perfeccionando nuestra forma en toda y cada encarnación, ya sea elemento, planta, animal, humano, estrella o galaxia. Nos desafiamos deliberadamente a nosotros mismos para convertirnos en todo lo que podemos ser. No hay fracaso en esta clase de existencia, solo evolución.









A medida que alcanzamos la cima en este nivel de evolución, comenzamos a darnos cuenta de cuáles son los efectos que tienen nuestras palabras, pensamientos y miedos en este punto de inflexión… Hablamos sin ton ni son, creamos por capricho y profetizamos por miedo. Hablamos como si nuestras palabras no significasen maldita cosa. Las vemos como palabras y nada más sin comprender que los mundos fueron creados por una palabra, un pensamiento, un decreto. No vemos el poder a nuestra disposición para destruirlo todo o crear una utopía, un paraíso, el cielo en la Tierra, saboteando nuestras propias vidas, nuestras finanzas, nuestra salud, nuestro matrimonio y nuestro futuro.









Cada pensamiento que tenemos está vivo. Cada palabra que pronunciamos nace a la existencia. Nosotros la liberamos de su dominio interno. Como si liberásemos a un Genio de la botella, nuestras palabras, nuestros pensamientos, esperan nuestra orden para entrar en el mundo de la materia y hacer lo que mejor hacen, ¡crear! ¡Toda creación es de nosotros, para nosotros y a través de nosotros!









El tiempo entre pensamiento y manifestación se acorta más y más forzando la atención de todos hacia el corredor de espejos de la responsabilidad. Es allí donde los reflejos exclaman: “¡Mira lo que has creado, mira lo que has dado a luz!” Nos damos maravillosos regalos mágicos cada minuto de cada día con solo las palabras mismas que pronunciamos. Nadie está afuera para atraparnos, nada está afuera para destruirnos, cada situación la creamos nosotros mismos, una creación divina, una herramienta para escoltarnos a un lugar de conocimiento más elevado.









No solo hacemos esto como individuos, sino como países, familias, continentes y también como mundo. ¡Tantas oportunidades para aprender y evolucionar y amar! Como niños que juegan con armas nucleares, sin conocer el instrumento a mano, hacemos cuanto está a nuestro alcance para cumplir con la antigua profecía bíblica creyendo a algún nivel que los del pasado sabían más de lo que sabemos nosotros, entregando nuestro poder y nuestro mundo a los secos huesos del pasado. Si esas mismas personas profetizaran hoy en día, nos reiríamos de ellos como excéntricos o miembros de una secta sin honrar sus palabras ni sus miedos.









Muchas culturas de todo el mundo sienten la necesidad de hacer que las antiguas profecías se hagan realidad. Su religión no estará completa sin la destrucción masiva prometida. Si las profecías no son ciertas, entonces, ¿qué otras cosas de su doctrina no son verdaderas? ¿Su Dios les mintió acerca de algo más? Esa es la clase de pensamiento que debe ser arrancado de cuajo. No por confrontación, o cólera o señalándolo, sino por amor y más amor. El mundo externo solo refleja nuestros pensamientos y diálogos internos. La vida no es solo algo que nos sucede, es algo que creamos continuamente.









Sabiendo eso, podemos y realmente creamos colectivamente todo y cualquier cosa. Pongámonos a trabajar y creemos un mundo de amor, de paz, de alegría donde cada niño se vaya a la cama con el estómago lleno y cada persona sin hogar trueque su casa de cartón por una casa real. Veamos el vaso de nuestro mundo siempre lleno en vez de medio vacío y poco entusiasta. Toda existencia responde a nuestros pensamientos y deseos, especialmente un pensamiento casual o un decreto.









Saber cuán poderosas son nuestras palabras las 24 horas del día para toda la eternidad, frena un poco nuestras bromas. Lo que digamos, aún jugando, se expandirá a través del espacio y el tiempo. Lo que le decretamos a otro, nos lo regalamos a nosotros mismos. Nuestras cóleras, nuestros miedos, nuestros celos, cobran vida y nos patean de vuelta para atraer nuestra atención.









A medida que aman, atraen. Hoy están donde los trajeron sus pensamientos; mañana estarán donde los lleven sus pensamientos. No pueden escapar al resultado de sus pensamientos, pero pueden soportar y aprender, aceptar y estar contentos. Comprenderán la visión de su corazón, no el vago deseo. Gravitarán hacia aquello que aman más. En sus manos se colocará el resultado exacto que ganen, ni más ni menos. Cualquiera sea su ambiente actual, caerán, permanecerán o se elevarán con sus pensamientos.











LA ÚNICA MANERA DE RECLAMAR SU BELLEZA, ABUNDANCIA Y AMOR ES VERLO EN LOS DEMÁS









Soy de origen pleyadiano. Soy de naturaleza femenina y soy amor tal como ustedes. Sentirán mi presencia al conectarme con ustedes porque todos ustedes están contenidos dentro de mi corazón. Es importante que ustedes, como humanos, vean la belleza en su vida, en su día y en su ser físico. Derraman mucha fuerza vital estando enojados por la forma en que lucen, por cómo ha sido su vida y las cartas y el juego de cartas que les han tocado en suerte. Se miran los unos a los otros con pensamientos puntiagudos y palabras filosas. Sus ojos se ponen verdes de envidia y su corazón se enfría al ver a otro que ha conseguido un poco más de luz, un poco más de belleza, un poco más de confianza en sí mismo, no porque haya nacido con eso sino porque tiene el don y la capacidad de ver esas hermosas cualidades en los demás.





La única manera de reclamar su belleza, abundancia y amor es verlo en los demás porque este mundo refleja su propia imagen. Si no se sienten dignos y prósperos, lo ven en su propio reflejo. Es importante abordar y ver la magia de alguien ganando su juego de lotería. Felicítenlo energéticamente y envíenle amor ya que se han ganado energéticamente este regalo monetario. Vean el verdadero valor energético de su casa y su auto. No se concentren en el pensamiento de depreciar, sino enfóquense en cambio en el pensamiento de apreciar. Permitan que aquello que poseen gane valor a través de ustedes. Ustedes ganan valor cuando ven el valor de otros. Ganan su belleza cuando ven la belleza de otros. Y ganan su abundancia cuando no tienen celos de alguien al que le va bien y se regocijan por su buena fortuna. Porque su buena fortuna significa que la buena fortuna de ustedes está a la vuelta de la próxima esquina, del próximo pensamiento.









TAMBIEN USTEDES SERÁN BENDECIDOS CADA MINUTO DE CADA DÍA SI BENDICEN EN SILENCIO A LOS DEMÁS









Cuando ven que otros alrededor están profundamente enamorados, ustedes también tienen la oportunidad de obtener amor. El mundo los refleja. Si están atrayendo a quienes estaban abatidos, tristes y desesperados, observen su propia vibración y cambien su energía. Cambien la forma en la que ven al mundo y se cambiarán a sí mismos. Feliciten a otros por su belleza. Alábenlos por su hermosa energía todos los días. Los habitantes de la Tierra han dejado de felicitarse y honrarse los unos a los otros y eso se ve en el aura de la Tierra.









Ganen el ingreso al reino de la luz al valorar todo en la Tierra. Cuando descartan algo que está viejo y roto y ya no aman más, la energía de la Tierra se contrae de tristeza. Cuando ven algo que alguna vez valoraron y eligen liberarlo con amor, la energía de la Tierra se abre con alegría. Valoren su luz y su vida y la creación monumental que son. No hay otra especie como la suya. Ustedes son una creación singular de la Casa de la Luz. El Creador nunca creó otra especie como la suya. Por eso se les da dominio sobre los ángeles, porque son grandiosos en preparación. Ustedes son grandes en pensamiento y en los deseos del corazón del Creador colocados en una esfera, en una energía y en un cuerpo.









Ustedes también experimentan todo aquello que experimenta la Tierra. Es hora de preparar su corazón para que reciba más amor. Los latidos dentro de su corazón están derribando los muros que los rodean a medida que el sol de la luz proclama para ustedes a través de sus emanaciones solares: Deja que brille mi luz. Los dejo con un amor glorioso, porque ustedes ya están en una luz grandiosa.









CUANDO EL TORBELLINO DEL CAMBIO LLEGA Y AZOTA Y DEFORMA NUESTROS PEINADOS CÓSMICOS







Todos esperamos con corazón agradecido, sabiendo que los vientos del cambio podrían llegar a nuestra calle cualquier día. Está ocurriendo tanto a todo nivel, tanto de uno mismo y el planeta, que no es fácil saber exactamente cómo encararlo o qué tipo de energía enviarle. No sabemos lo que necesita la tierra o el río o el océano; la mayor parte de los días no sabemos qué necesitamos nosotros.









Cada línea de tiempo y situación que interferimos parece tener un sentido de identidad actualizado que brota como las habichuelas mágicas. Simplemente no podemos ver el panorama mayor desde nuestro punto de comprensión. ¿Entramos en el futuro y buscamos la respuesta posible y nos arriesgamos a cambiar el ahora, o permitimos que lo que está ocurriendo continúe? Si hacemos las paces en esta parte del mundo, ¿estallará la guerra en una longitud o latitud paralela?









Veo cómo interferir incluso con la mejor intención desplaza el resultado, pero en realidad nunca lo cambia. Entonces, ¿qué vamos a hacer? ¿Vamos solo a sentarnos a la vera de las autopistas y sendas de nuestra vida mirando por la ventana sin participar? Mientras el tiempo se acelera y la vida se apura, descubrimos que no somos capaces de conservar todo nuestro mundo para nosotros mismos o para alguien más. Las vacaciones pasan inadvertidas, los mails quedan sin respuesta, el texto se disipa como una nube. Nuestras intenciones son buenas pero palabras al viento, ya que apenas podemos estar a la altura de la ocasión para sobrellevar el día sin drama. La sensación de caminar por arenas movedizas al hundirnos más y más en un lugar donde nada importa. Podemos culpar al mes o al alineamiento estelar o a la “bossa nova”, pero todos sabemos que hemos perdido nuestro dinamismo y nuestra ventaja, como una copa de champaña llena de burbujas planas, no estamos alcanzando todo nuestro potencial.







Nos cansamos de esperar que cambie la luz. Rotonda tras rotonda, avanzamos pulgada a pulgada. La luz interior alguna vez brillante busca algo de sombra mientras crece la presión exterior hasta sacar ampollas. Queremos echarle la culpa a alguien o a algo, pero en última instancia sabemos que somos responsables. Los viajes de culpabilidad se arman para escapadas de fin de semana mientras audazmente aprendemos a esquivar.









Dentro del ser humano hay una semilla de esperanza, un diseño divino que es permanente. Una semilla que permanece plantada sin importar cuán malo sea el clima. Una semilla de esperanza que ha permanecido latente durante muchos años. Muchos han visto sus sueños enterrados sin ceremonia. A medida que sus sueños comienzan a marchitarse al mediodía, la luz de la esperanza se opaca.









Nuestros cuerpos patean y gritan y nuestra alma hace piruetas girando sin control mientras las estaciones del tiempo exigen toda nuestra atención. Todas las consideraciones personales quedan a la espera a medida que estas vastas energías entran en nuestro campo de investigación. Pelear o huir galopa por nuestro sistema biológico a medida que las glándulas de adrenalina bombean duro como caballos en una carrera de cuarto de milla.



Ingresamos para abordar la raíz del problema ya que lo materialmente invisible nos muele a golpes como niños del vecindario peleando con bolas de nieve, donde no hay intención de herir, pero aun así duele.









Nos sentimos impotentes y desesperanzados a medida que nuestros sueños parecen marchitarse en la vid. Nuestra capacidad para nutrir se ha convertido en supervivencia. ¡Comenzamos a entrar en pánico buscando la salida de emergencia para salir! Todos estos acontecimientos han sido predichos durante años, pero no quisimos oír ni quisimos ver. Ahora nos hallamos en este espacio vacío pidiendo que nos rescate algo o alguien. En este lugar de no ver el mal, de no escuchar el mal, de no hablar del mal, el olor del peligro permanece en el aire. Es hora de mover nuestras cansadas posaderas y defender todo aquello en lo que creemos. No somos de poca luz ni poco corazón. Estamos destinados a marcar la diferencia, sin miedo a las consecuencias. Se nos hace responsables por nuestras acciones o inacciones.







Tenemos el abordaje cuantificado para cambiar los átomos de todo lo que parece quitarnos nuestra libertad de elección. Estamos remando nuestros barcos de madera con esperanzas y sueños astillados. No somos marionetas para que nos cambien las cuerdas sin previo aviso. No somos víctimas ciegas de una estafa, hemos venido a este mundo con los ojos bien abiertos. Tenemos el gran compromiso de mantener lo que vive en nuestro corazón y alma. Este gran juramento proyecta una Luz más grande que cualquier sombra. No son los demás quienes deben decidir nuestro destino.



Los cielos nos miran para convertirse en el cambio que buscamos. Cada pensamiento es precioso y cuenta. Recuerden su Juramento del Alma y su promesa.









Gillian MacBeth-Louthan

PO box 217 Dandridge, TN 37725

thequantumawakening@gmail.com

www.TheQuantumAwakening.com

Traducción: Susana Peralta

Sitio oficial de El Despertar Cuántico en español www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm

RECORDATORIO Y REFLEXIÓN DEL MOMENTO: ARCANGEL METATRÓN , GUARDIANES Y MOSTRADORES DE LA PUERTA- MÉLINE PORTIA LAFONT-21 DE OCTUBRE DE 2015



Queridos: Es particularmente importante estar abierto para cada faceta de este proceso Divino, así como estar conscientes de que todo está bien.
Tienen que entregarse aceptando plenamente a fin de permitir que el proceso se despliegue; tienen que atreverse a dejar ir, especialmente los patrones de pensamiento y la mente, o de otro modo podrían obstruir el flujo y causar algún tipo de incomodidad.
Los trabajadores que están presentes en la Tierra para asentar esas energías y quienes operan como canalizadores durante este proceso pudieran esperar las energías más intensas a fin de pasarlas al colectivo de la humanidad y a la Tierra Madre.
Ellos son los portadores de las nuevas energías y ésa es su misión.
Es sumamente importante para ellos abrirse a estas energías y aceptarlas; en eso tienen que trabajar y enfocarse.
Aquellos de ustedes que están aquí para despejar el camino, los así llamados mostradores del camino entre ustedes, recibirán los primeros fuertes golpes energéticos que aplastarán esta dualidad.
Tienen que estar extremadamente equilibrados y exhibir una paz interior; de otro modo esto podría volverse un difícil reto.
Ellos están aquí en la Tierra para despejar el camino de salida de esta dualidad, lo cual incluye a menudo el asentamiento de estas energías.
Por consiguiente, en resumen, ellos son no sólo canalizadores para estas energías, sino que en ciertos casos son los ejecutores también.
Los guardianes de puerta entre ustedes son aquellos que están pasando a través de tiempos difíciles porque ellos no sólo se quedan en esas frecuencias sino que están presentes a menudo con su aspecto físico tanto en los mundos más elevados como en esta dualidad simultáneamente.
Viajan de ida y de regreso constantemente, ya sea estén conscientes de ello o no, para traer todo a este plano terrenal, para asentarlo, pero también para cambiar esas energías.
Ellos supervisan dónde y a través de quién pueden implementarse esas frecuencias más elevadas, y también asisten durante los procesos de Ascensión de otros en la Tierra que están pasando por difíciles transformaciones.
Ellos representan aspectos multidimensionales y el proverbial ‘centípedo’ viviendo en la Tierra para trabajar en las frecuencias más elevadas, y a menudo están exhaustos debido a este trabajo multidimensional.
Para ellos es muy importante descansar adecuadamente y meditar regularmente a fin de mantener un equilibrio y frecuencia constante, lo cual facilitará y avanzará su trabajo.
Todos contribuyen de una manera u otra al proceso de Ascensión, aunque ahora todo aumentará en unos grados, intensificando todo, esto pudiera volverse insoportable si no se mantienen firmes o si no han logrado un equilibrio interno como resultado de las fusiones con su Yo Superior y con la Conciencia Crística.
El incremento se debe al hecho de que la frecuencia de Gaia ha estado vibrando ya a una conciencia más elevada, donde todo contiene una energía más refinada y donde la dualidad y el mundo material ya no pueden resonar.
Esta dualidad, este mundo material se desvanecerá literalmente y se fusionará con las nuevas frecuencias más elevadas porque va a abolirse en energía = frecuencia más elevada.
Por eso es importante crecer a lo largo de este proceso y preparar sus cuerpos para la fusión con la nueva frecuencia etérica pues sus cuerpos físicos ya no tomarán formas materialístas cuando lleguen al final de este viaje.
Así que estando equilibrados y teniendo una conexión interna es muy importante ya que ustedes continuarán creciendo más y más en este nuevo cuerpo cristalino y van a pasar por el proceso alquímico de la desintegración de lo materialistico a favor de un nivel más etérico, representando la esencia pura de su ser.
Lo etérico no significa siempre una energía pura, sino que se refiere al reflejo interno en su ambiente y en su realidad.
Este reflejo interno es una frecuencia y un mundo sin mente y ego ni pensamientos, donde todo ES simplemente.
El cerebro humano quiere entender todo y delinearlo con palabras.
Pues bien, esto sucederá menos y menos porque ustedes van a SER más y más, y nada más.
Un flujo constante en el Ahora, sin pensamientos ni preguntas.
En su lugar estará el saber interno, la aceptancia y el Ser, y esto será en un estado continuo.
Esto es el disfrutar y la felicidad, pues sin pensamientos ya no hay más palabras, ya no hay más separación, no más dolor, no más preocupaciones, y especialmente no más batallas.ni enojos ni dualidad.
Ustedes se están acercando a la masiva conclusión y a los cambios finales, empezando con su cuerpo físico porque éste es el centro de SU universo y todo parte de allí y se vuelve su realidad.
con amor, Metatrón
Méline offers skype sessions, channeled readings, energy work and Tools that can assist you on your path.
Are you having questions or are you seeking for more guidance on particular parts of your journey, check out the Reading formats Méline offers and the audio Tools. The remote energy healings are now on discount.
For those who are more into the deep diving into SELF, Méline’s ” Channeling Course” or Course for connecting to SELF is a recommendation for all whom are willing to do the Self work!
Check out the link for all extras and options concerning the channeling course because there are specials attached to every option of purchase.
For those interested in starting the Course or introducing it to your friends: When purchasing the Channeling Course complete (all 6 modules) at once you receive a discount + a 50% discount coupon for 1 future reading + a special gift.
There are payment installment options as well with extras! Or you can buy the modules separately at your own pace. Copyright © 2012-2015 by Méline Lafont.All Rights Reserved.
Permission is given to copy and distribute this material, provided the content is copied in its entirety and unaltered, is distributed freely, and this copyright notice and links are included.
www.melinelafont.com
Traductor : Gloria Mühlebach

EN EL CORAZÓN DEL AMOR MA ANANDA MOYI por MA ANANDA MOYI Octubre 2015




Audios

https://www.yakitome.com/tts?a=T&b=1665316&c=qp4vX7Frdws__ych&d=T
https://www.yakitome.com/tts?a=T&b=1665321&c=iefjJN1Wg_Lyn&d=T
https://www.yakitome.com/tts?a=T&b=1665340&c=x8WEzuC2XX7&d=T
https://www.yakitome.com/tts?a=T&b=1665345&c=8hrUsl5xRX&d=T

https://www.yakitome.com/tts?a=T&b=1665352&c=1N662HgbBaMwEeC&d=T
https://www.yakitome.com/tts?a=T&b=1665397&c=TAfIjZAJYpAo4&d=T https://www.yakitome.com/tts?a=T&b=1665402&c=9EWB1chHYtvM&d=T
https://www.yakitome.com/tts?a=T&b=1665409&c=rlD323IXo8xYF&d=T
https://www.yakitome.com/tts?a=T&b=1665416&c=GhCL6PpXG7&d=T
https://www.yakitome.com/tts?a=T&b=1665430&c=eW2d1sYoDxzW4&d=T


Soy Ma Ananda Moyi. Hermanas y hermanos humanos en la carne, intervengo ante vosotros como Estrella AL. Permitid primero que me posicione con vosotros en el seno de la Infinita Presencia, en el seno del Amor


… Silencio…


Estaré con vosotros, al lado vuestro y dentro vuestro, asistiéndoos con mi Presencia y con mi vibración durante este período y hasta la irrupción en vuestra realidad de los sonidos del cielo y de la Tierra. En vista de mi lugar en el seno de la Confederación Intergaláctica, en vista también de todo lo que os dije estos años relativamente la reversión del alma, relativamente al Fuego vibral, resulta justificado y lógico que me presente ante vosotros de manera más palpable, más visible, en estos momentos de gran gozo para quien se instala también definitivamente en el corazón. Vengo a apoyaros, a unos y a otros, de manera diferente según las afinidades de cada cual y según lo que os parezca que quede por resolver en cuanto a vuestra presencia en este mundo en este período tan peculiar.

Como es obvio, existe ya en torno vuestro y dentro vuestro suficientes signos, suficientes manifestaciones, evidenciando la realidad concreta tanto de las demás dimensiones como de los demás pueblos y habitantes de esta Tierra como de otras partes. Estamos todos ahí pues tener presente que somos Uno, aquí y en otras partes, pese a las apariencias que subsisten en este mundo para algunos.

Sabéis que el Amor es el bálsamo que pone fin a todo sufrimiento en cuanto el alma o la persona abandonan toda voluntad de aferrarse a lo que sea y confía en la Vida y en el Amor más que en cualquier otra cosa inclusive en uno mismo. Vuestras diversas vivencias, vuestros diversos encuentros, vuestros diversos elementos de vida están ahí para llevaros, conduciros, hasta el umbral de vosotros mismos y cruzar el umbral, aquel gran umbral que os permita realizar en el mismo seno de esta materia la realidad de vuestra eternidad, no con vistas a un futuro, cual fuere aquel futuro, sino directamente ahora – ya – en el presente, tan pronto como decís «sí» al Amor, no simplemente a través de los procesos vibratorios sino más bien mediante el vuelco de vuestra conciencia hacia lo que siempre está y no hacia lo que tiene ocupadas vuestras vidas, como es el caso de muchos todavía.

Entonces contestaré más adelante vuestras preguntas sobre estos momentos por los que transitamos. Sin embargo, mis respuestas no estarán nunca enfocadas al estilo del Comendador de los Ancianos sino más bien orientadas a mostraros el Amor, cual sea el problema, cuales sean las vacilaciones, cual sea vuestra postura, porque el Amor es el mismo para todos y cada uno, sea cual sea vuestra vivencia, cuáles sean vuestras esperanzas y cual sea vuestra postura actual. Habrá siempre muy exactamente, en cada conciencia, la misma presencia del Amor y la misma capacidad para vivirlo, incluso – y bien lo sabéis – en los momentos de la Llamada de María.

Entonces hoy urge que os despojéis de lo que no es vosotros, que os despojéis real y concretamente de lo que estorba vuestro corazón, vuestros pensamientos y que viene a alterar de una manera u otra todavía la libertad interior. Para lograrlo basta con dejar que crezca el Amor en vuestro corazón, dejar que se bañe vuestra conciencia en aquel baño de Amor, aquel baño de Luz.

Como lo hemos venido diciendo unos y otros – y como lo iréis comprobando de un modo más tangible hoy - el Amor es la respuesta a todo. El Amor es la única respuesta a todo lo que acontezca aquí, en este mundo, como en otra parte, porque todo se sustenta con el Amor. Sin Amor, incluso aquí, no habría ninguna conciencia capaz de mantenerse en vida. Es esto lo que debéis tener presente en cada circunstancia, sea cual sea la dificultad, sea cual sea la evidencia de lo que vivís en vuestros encuentros, en vuestros contactos con vosotros mismos. Contad siempre e incesantemente con la realidad del Amor.

Que percibáis su esencia, que percibáis sus vibraciones o que no percibáis nada de Él, no importa hoy. Lo importante es que vuestra persona, vuestra alma y vuestro Espíritu estén juntos orientados hacia la verdad del Amor. Al tender hacia Aquello alcanzaréis el corazón del corazón, la médula del corazón y vuestros éxtasis – que no son el propósito, lo reitero, sino el testigo de vuestro estado - os deleitará más y más a menudo, como para extraeros de vuestras preocupaciones, de vuestros sinsabores, de vuestros dolores, de vuestros sufrimientos, vengan de donde vengan.

Porque el Amor es efectivamente un bálsamo, como quedó dicho y lo repito y reitero. Es ante todo la solución a toda sombra, a todo desequilibrio. El Amor es tan intenso en las demás dimensiones que incluso la noción de desequilibrio nos es desconocida. Solamente hay el juego de la Vida y del Amor creándose y recreándose en cada espacio y en cada dimensión, más allá del tiempo. Es aquella realidad – cuales sean los signos y los síntomas en la superficie de este mundo – la que veis actualmente operando en todas partes. Y – sea cual sea la importancia de aquellos signos – es siempre el Amor el que actúa.

Entonces eso requiere, por supuesto, más allá de las vibraciones, más allá de vuestras percepciones, que miréis de otra manera lo que está sucediendo en vosotros y en este mundo hoy. La mirada, obviamente, de la libertad recuperada, de la liberación y, sobre todo, la mirada del Amor que ve más allá de las apariencias, más allá de los conflictos, más allá de las guerras, más allá de los Jinetes en su acción de disolución. Para lograrlo es necesario ahondar hasta lo más recóndito de uno mismo. Es necesario, en aquellos momentos, dejar a un lado todo lo que os amarra, todo lo que os liga, dentro vuestro como exteriormente, para ir libremente hacia lo que sois. La mejor manera es no proyectarlo hacia un futuro u otro momento sino afirmarlo ya. En cada mirada, en cada palabra que expresáis, en cada relación que tenéis, el Amor tiene que llevar la delantera.

Esto os había sido expresado hace más de un año por algunos Ancianos. Hoy en día, la práctica de estos preceptos debe prevalecer no sólo en momentos privilegiados sino más bien en los momentos en que sea necesario para vosotros y para los hermanos y hermanas encarnados.

Tened presente también que el Amor siempre es simple. Nunca viene con preguntas. Nunca viene con respuestas. «Es» simplemente. Es esto lo que hay que reconocer y ser. En eso está el estado de Gracia. Y la Acción de Gracia puede entonces operar, diluyendo lo que pueda aparecer como no iluminado, como resistente, como sufriente, cuales sean las circunstancias. La única fuerza, el único poder que quedará disponible sin límites e infinitamente es el Amor. No el amor condicionado por vuestros apegos, por la vida en este mundo sino el Amor que no es de este mundo y que, sin embargo, está instalándose en este mundo.

Mediante vuestra Presencia, mediante vuestro Amor, mediante vuestra ausencia de juicio, mediante el hecho de ver claro y de ser lúcidos acerca de los acontecimientos, daréis el más grande de los servicios y cumpliréis la más grande de las devociones para con la humanidad.

En aquel estado no queda espacio para el juicio. En aquel estado no queda espacio para el sufrimiento. En aquel estado no queda espacio para nada que no sea llenarse con Amor y Luz.

Ante los mecanismos de éxtasis profunda, como los manifestados durante mi estancia carnal entre vosotros, hoy – y lo sabéis – sois todos llamados a ser unos Cristos, unas Marías, unos Migueles, unas Teresas. Sois llamados a transformaros en nosotros, como nosotros nos estamos transformando en vosotros, porque no hay más barreras, no hay más espacio, no hay más tiempo entre nosotros. La evidencia salta a la vista en vuestros encuentros tanto en la naturaleza como entre hermanos y hermanas encarnados, así como entre nosotros y vosotros.

Tened presente que tales relaciones no son la meta sino simplemente un medio – más rápido quizás – para experimentar la certeza interior del Amor, no como una certidumbre intelectual sino más bien como una evidencia grabada en la carne, en las células, en los centros energéticos, en vuestras estructuras de Êtreté.

Tened presente que el Amor es invencible. No hay fuerza superior en todas las manifestaciones de la conciencia y en todos los mundos, incluso en éste. Simplemente lo habíais olvidado. Os habían ayudado para olvidarlo pero, incluso esto, hay que trascenderlo, manifestar e irradiar el mismo Amor, ya sea frente a un hermano querido o una hermana querida como hacia el más abyecto de los personajes que no hace sino jugar un rol. Vosotros tenéis claro el juego mientras que él no lo ve. Entonces elevadlo en vez de rebajaros. Eleváos vosotros mismos hasta ahí donde canta la Morada de Paz Suprema y veréis que no queda ningún enemigo, ni siquiera hay «otros».

Abarcaréis entonces, en realidad y en totalidad de manera visible, la totalidad de los posibles, la totalidad de los hermanos y hermanas, la totalidad de los mundos y la totalidad también de quienes aún tienen miedo, en el mismo Amor. En esto está el servicio en este período. Ahí está el Amor, en su obra en el seno de la Tierra, de la que participáis todos de un modo u otro, estéis conscientes o no. Que vuestra mirada sea igual, aunque lúcida, incluso al expresar vuestro parecer, sin jamás dejar de nutrir el Amor en el otro, sobre todo en quien os parece falto de Amor o descarrilado. Todo es experiencia. Nada es verdad. La única verdad es el Amor.

Por lo tanto, en las circunstancias a veces difíciles de este mundo, en este período, recordad que sólo existe el Amor. Sea lo que sea lo que os corresponda vivir, sea lo que sea lo que os corresponda observar en algunos hermanos y hermanas perdidos en el miedo, sea lo que sea lo que os corresponda observar en algunos hermanos y hermanas sometidos todavía a las energías arcaicas en curso de evacuación, sed servidores del Amor y, sobre todo, poned el Amor en vuestros labios, poned el Amor en vuestras palabras, poned el Amor en vuestra mirada.

Poned el Amor al tocar algo, al tocar a alguien. Dejad vuestra impronta de Amor en todas partes. No es tema de voluntad o de deseo. Es tema de evidencia. Es algo muy concreto. La Luz adamantina se torna cada vez más presente alcanzando ya un umbral de saturación que hace posible ahora la realidad de la Ascensión en el mismo seno de la carne y del conjunto de la humanidad.

Permaneced en humildad también, como decía mi Hermana Estrella Teresa. No reividincar nada en ese rol que os corresponde jugar hoy. Solamente el Amor. El Amor no requiere calificativos, no requiere Maestros, Padres, Madres ni cualquier Estrella que sea, tampoco funciones, aunque eso sea real en vuestro devenir, una vez el proceso de Liberación es completado. Desaparecer ante uno mismo es desaparecer también ante los roles, las identidades, los atributos y las funciones.

Los Arcángeles os han significado que el único nutriente posible era realmente lo que acontece en vuestro interior, en la alquimia de vuestro corazón, en el Corazón Ascensional, en el corazón impersonal en el centro del centro. Todo está ahí, el origen de los mundos, la creación infinita de las dimensiones y vuestra propia Eternidad. Al haber encontrado eso, todo lo demás carece de importancia. Vais a vivirlo y experimentarlo más y más. Lo que hoy todavía os importa en cualquier lugar o acción que sea pronto os parecerá insignificante en relación con lo que acontece en vuestro Templo interior. Incluso mucho antes de la Llamada de María, desde ya, lo percibís de manera más o menos directa, bajo diferentes formas, ya sea de forma vibral, ya sea en vuestros sueños, ya sea en las circunstancias mismas del desarrollo de vuestros días, la Luz llama a vuestra puerta de todas las maneras posibles.

Abrid los ojos. Tener los ojos abiertos no significa comprender lo que pasa. Tener los ojos abiertos es ver en el interior de uno la realidad del Amor operando, en cualquier actividad que pueda parecer contraria, en la superficie de este mundo, pues hoy en la superficie de este mundo todo es resolutorio, incluso lo que pueda parecer a primera vista completamente opuesto a la Luz. No puede ser de otra forma ya que el Amor está. No puede ser de otra forma ya que lo que os tuvo encerrados ya no existe. Lo único que subsiste es vuestro propio encierro, grabado en la estructura biológica y grabado también, quizás, en las costumbres que habéis adoptado en la superficie de este mundo.

Tened presente que lo esencial no es eso sino únicamente la intensidad de vuestro corazón, la intensidad del Amor y la intensidad de la Luz que dejáis traspasar y emanar de vosotros. Esto se tornará cada día más el único método para cruzar lo que haya que cruzar. No habrá otra manera para nutrir la mente, para nutrir los afectos, para nutrir el cuerpo porque éste será nutrido de otro modo, incluso estando todavía presente en la superficie de este mundo.

Tal es el poder del Amor. No sólo levanta las montañas sino que responde a todas las necesidades pero no sois vosotros quienes decidís. Es en este sentido como conviene mantenerse humilde y pequeño, como conviene estar a la vez presente en la densidad del Amor y alejarse lo más posible de los juegos de roles, de confrontación de personas, de confrontación de situaciones, no para evitarlos, no por miedo, sino más bien para cruzarlos con el poder del Amor, de lo que sois en verdad.

La reversión del alma, la disolución del alma, ha sido vivida de diferentes formas. Observad a los hermanos y hermanas. Observad lo que han experimentado estos años, lo que han llevado a cabo, lo que han manifestado. Hoy en día todo os es ofrecido sin restricción. Todo os es dado, incluso si os negáis a verlo, incluso si tenéis miedo. El miedo no resistirá mucho frente al Amor.

Recuperar vuestra herencia es recuperar lo que habéis sido siempre y lo que seguís siendo. Significa no quedar limitado a este mundo, a esta persona, sino abarcar desde ya el conjunto de la creación y, sobre todo, el conjunto de este mundo, en el mismo Amor, en cualquier hermano o hermana que sea, en cualquier hermano o hermana opuesto a la luz, en cualquier país que sea, en cualquier religión o ámbito social que sea.

Vais a comprobar el poder de la sonrisa, el poder de vuestra mirada tan pronto como dejáis expresarse el Amor en vez del juicio, en vez del desafío por reaccionar, por responder, por meditar, por pensar, y el silencio se hará muchas veces providencial, mucho más que las palabras, incluso que los actos, en un momento dado.

Todo esto corresponde al estado de Gracia, en su plenitud del Amor. También seréis tocados, no solamente por los seres de la naturaleza, no solamente por nuestras Presencias pero por la realidad que está en vosotros, del Amor. No simplemente a través de las vibraciones, no solamente a través del Corazón Ascensional o de las diferentes estructuras que conocéis sobre el plano del cuerpo de Êtreté, pero directamente por la conciencia ella-misma, os hará amar todo lo que será visto, porque en definitiva todo esto sólo pasa. Cualquiera que sea la dureza aparente hay debajo la profundidad del Amor. Pero esto, tal vez aún no podéis aceptarlo ni vivirlo, pero os aseguro que la respuesta está en vosotros, en totalidad.

No puede haber otra alternativa. No pueden haber otra vía, otro camino u otra explicación que la del Amor. El Amor en acción, el Amor en manifestación, el Amor en irradiación, el Amor como la única Verdad. Porque lo que es contrario al Amor no podrá mantenerse más, en el sentido de la encarnación en este mundo, en el sentido de los conflictos presentes en este mundo. Solo el Amor llenará todo y pondrá fin a todo dilema, a toda guerra pero hay para esto que pasar por el ojo de la aguja, despojaros de vosotros-mismos, despojaros de todo lo que no es la Eternidad, no en un acto voluntario de aquel que se privaría o mortificaría, de lo que sea, pero más por el reconocimiento del Amor que sois, realmente, concretamente, y no solamente en otra parte o en otros planos o en otros cuerpos sutiles, sino en cada minuto de vuestra vida.

Si realmente reconocéis esto, entonces vuestra vida será una alfombra de rosas, cualesquiera que sean los inconvenientes del final de un sistema, del final de un encierro sobre el plano concreto y visible. Es esto lo que hay que rememorar en los momentos en que os parecerá tal vez estar en un momento más difícil o menos luminoso. Recordad que el Amor está allí, y que incluso si esto os parece menos luminoso, hay siempre una oportunidad de manifestar todavía más el Amor, de mirar, de sonreír, de superar la comprensión, la explicación, de sobrepasar todas las justificaciones y de dejar eclosionar en totalidad el Amor.

Recordad que nosotros todos estamos también en vosotros, los Arcángeles, las Estrellas, los Antiguos, el mismo conjunto de los seres que os son desconocidos, presentes en el seno de la naturaleza o en el seno de naves que se harán visibles en vuestros cielos. Es la misma realidad, la del Amor en acción, la del Amor en verdad.

En el Amor no hay nada, ni la necesidad misma de agarrarse, a lo que sea de la experiencia que hacéis y que vais a llevar cada vez más a menudo. Cristo dijo en su época que aquel que tenía una fe la más pequeña y real, podría levantar montañas. Allí, no es cuestión de levantar montañas, es cuestión simplemente de ser tu-mismo totalmente, sin prejuicio a la persona que sois, sin prejuicio de vuestros afectos, sin prejuicio de vuestros sufrimientos pasados, o de vuestras proyecciones en cualquiera futuro que sea.

La única solución está “aquí”, la única solución está “ahora”, aquí mismo, en el cuerpo en el que vive, a la vida que recorre, en todo lo que se celebra sobre la pantalla de vuestra conciencia. Cualquiera que sea lo que se celebre allí, ved allí sólo el Amor y el fuego del Amor en acción. Porque recordad que en la Vía de la Infancia, en la sencillez, en la humildad, no sois como persona que actúa, sino el Amor que sois en realidad, y este Amor que sois en realidad hizo eclosión no sólo pero llenó todo el espacio de este mundo y también todo el espacio de vuestra conciencia. Aceptad de verlo tal como esto es, y no tal como todavía podéis creerlo, imaginarlo, o temerlo.

Dejad libre al Amor. Sed los agentes que no piden nada, sino cuya belleza se traduce, cualquiera que sea vuestra edad, cualquiera que esté vuestro físico, en la potencia y la intensidad de vuestra mirada iluminada, vuestros ojos, de vuestra boca. Así es como trascenderéis todo lo que puede pareceros resistente al Amor, en vosotros como alrededor vuestro, esto a una octava jamas imaginada posible para vosotros, para la mayoría de entre vosotros.

Cuando yo estaba en la carne, pasaba por una santa. Había pocos seres que eran capaces de mantener, sin quererlo, este estado de Amor indescriptible ligado al Mahasamadhi, y a veces durante largos años. ¿Acaso quería yo manifestar esto? No. Me borraba totalmente, estaba plenamente presente borrándome.

Para vosotros, hoy es el mismo destino que os espera si se puede decir, la misma manifestación, digáis lo que digáis de eso y cualquiera que sea vuestro juicio sobre vosotros-mismos o sobre las circunstancias de este mundo, ninguna de las circunstancias de este mundo, ni de vuestros pensamientos pueden enturbiar lo que se instala ahora.

Descubriendo el Amor en su total y real manifestación en la superficie de este mundo, ¿qué podéis temer? Para vosotros, para vuestros allegados, para vuestra situación, para lo que sea. El Amor os alimenta verdaderamente, totalmente, pero para esto, hay que aceptar el Amor en su totalidad. Entonces es mucho más que poner el Amor delante, es mucho más que «ser Amor», es ser la Vida. Pero no solamente la vida falsificada de este mundo, sino toda la Vida en el seno de todas las dimensiones y de todos los mundos.

Manifestando así la Morada de Paz Suprema, veréis alejarse de vosotros todas las privaciones, todas las carencias, todos los miedos, todas las incertidumbres y esto, de una manera allí también cada vez más tangible y cada vez más evidente. Ganaréis entonces en certeza, incluso en el seno de lo que queda de persona, incluso en el seno de vuestra alma, si algo queda y persiste. El Amor es lo que sois, y no necesita ser otra cosa que de ser lo que Es. Sólo tenéis que desaparecer. Desaparecer no quiere decir apartarse de la vida o de lo que la vida os proponga, sino más bien vivirlo desde el Amor.

Vivir desde el Amor no es complicado, no se trata solamente de la Corona radiante del corazón, no se trata solamente de vuestra atracción hacia la Luz y vuestra atención, es mucho más que esto. Es lo que nunca se movió, lo que nunca desapareció y que no necesita nada. Cuanto más lo acojáis, más lo manifestaréis, más seréis humildes y más seréis grandes, no sobre este mundo por supuesto, pero grandes en Luz, grandes en Verdad, y es esta grandeza que os hará desaparecer. Desaparecer de las ilusiones, desaparecer de los miedos, desaparecer de las identidades, de los roles, de las funciones, no por algún deseo, no por alguna purificación, sino más bien por la Gracia del Amor.

Antes de seguir, quedemos en silencio unos instantes, para clausurar la primera parte de mi intervención. Continuaré luego, por supuesto, evocando otros elementos.

…Silencio …


En este estado y en esta Gracia, sois a la vez la Fuente, el origen, y el fin. Sois el Alfa y el Omega, alimentándoos del Amor que nació en lo que sois, propagándolo por todas partes. Es vuestra naturaleza. Que lo veáis o no, que lo percibáis o no, no cambia nada, y esta claridad va a hacerse cada vez más evidente.

…Silencio …


Quisiera ahora abordar, en una segunda parte, algunas consideraciones más prácticas en relación a las Estrellas, a las Puertas, a las funciones del alma, a las funciones del Espíritu, a la reversión del alma, a la disolución del alma, en fin, a todo lo que ahora sucede en cada uno de vosotros. Veamos pues estos puntos y vosotros mismos los comprobaréis con vuestras vivencias, si no es el caso ya.

En primer lugar el Triángulo de Fuego, el Triángulo elemental situado al nivel de vuestra frente. La punta AL, como lo sabéis, podía ser representada punta arriba o punta abajo, a la raíz de los cabellos o a la raíz de la nariz. Hoy la estabilidad de este Triángulo, totalmente volcado y restablecido en el sentido correcto, hace que la punta AL vaya a ser sentida cada vez más a menudo, para los que lo viven, al nivel de la raíz de la nariz, abriendo, lo que fue llamado antes el tercer ojo, pero abriéndolo hacia realidades arquetípicas y transcendentales, y ya no hacia alguna ilusión ligada al encierro en el seno de los mundos «astrales» o los mundos mentales.

Lo que ocurrirá para vosotros, si tenéis acceso a ello, está simplemente destinado allí también a alumbrar y no a discriminar. Simplemente alimentaos de este espectáculo si os aparece. De la misma manera que algunos de vosotros pudieron sentir, a veces de manera dolorosa, las Puertas AL y Unidad o bien las Puertas Atracción /Visión, hoy vais a empezar a sentir cada vez más otras Puertas y otros Triángulos en el seno de las estructuras del cuerpo de Êtreté, imprimiéndose en el cuerpo. Allí también, si es posible, contentaos con vivirlo sin buscar alguna utilización posible, porque se manifestarán a vosotros por sí solos, en el momento en que justamente no procuráis serviros de ellos, para manifestarlos o comprenderlos.

Estad disponibles para las experiencias que se presentan a vosotros interiormente o exteriormente, del mismo modo y con el mismo Amor. Volviendo a ser como un niño, viviréis espontáneamente el instante presente y la realidad del Amor en cualquiera que sea la circunstancia. No os apoderéis de nada. Entregaos vosotros mimos al Amor. Allí es el don de sí, el sacrificio sagrado de la disolución del alma.

Así como lo habéis podido comprobar, algunas de vuestras necesidades fisiológicas se han modificado ya ampliamente y profundamente, y se modificarán todavía más. Que sean las necesidades fisiológicas alimenticias u otras, afectivas, que sea la necesidad de sueño, que sea la necesidad que consideráis como vital de trabajar, de tener dinero, de vivir según la antigua regla. Todo esto pronto os parecerá como extremadamente fútil e inútil, que lo queráis o no.

Pero dejad el Amor obrar, no toméis la delantera, porque el Amor debe estar delante en todo. Aceptando que todo lo que acontece y se produce desde ahora en vosotros es la obra del Amor, el Amor crecerá todavía más en vosotros. Incluso si vuestra mente os dice que allí dentro no hay Amor, sólo es vuestra mente que os lo dice, el corazón, él, no os dirá nada, continuará creciendo. Vendrá para colocar lo que hace falta, allí donde sea necesario.

El Triángulo de Fuego al nivel de la cabeza se hace, como lo podéis sentir, cada vez más activo. Así como el conjunto de los otros Triángulos, pero preferentemente sentiréis tal vez a este nivel la emanación de la Luz. Es esto ser marcado en la frente, es esto ser coronado. No tiene nada que ver con ser elegido, porque cada uno tenéis la misma capacidad de vivirlo. Con la condición de no quedarse con lo que es pasado, de no considerar la costumbre, o las costumbres y las experiencias, como algo eterno, porque en definitiva, sólo se tratará de la persona. No sois una persona, sois mucho más que una persona. Sois mucho más que vuestros linajes, mucho más que vuestros orígenes estelares. Sois mucho más que la vibración. Sois mucho más que la conciencia sea cual sea. Sois la totalidad del mundo, y cuando decimos que todos somos Uno, esto es la verdad.

No tiréis la piedra a nadie, porque lo que hacéis en este momento, sólo será dirigido contra vosotros mismos. Así como lo decía Cristo: «Lo que le hacéis al más pequeño de mis hermanos, es a mi que lo hacéis, pues es a vosotros también». Vosotros que lleváis, en cualquiera que sea la intensidad, el resplandor de las Hijas del Sol y de los Hijos del Sol, apoyaos en el Amor porque es fuerte, dulce y lo provee todo para vosotros. Apoyaos en el Amor porque sólo hay esto. Todo el resto sólo es efímero, todo el resto sólo pasa.

Cualquiera que sea la realidad de las otras dimensiones, cualquiera que sea la realidad de nuestras Presencias en vosotros y en vuestros cielos, cualquiera que sea la realidad de los acontecimientos del Sol y de la Tierra y del conjunto de este sistema solar, no es nada con relación a la Verdad del Amor. El Amor se basta a sí mismo. No necesita de planeta, de Sol, de entidades, de conciencias, de seres de la naturaleza, aunque hoy tengáis la capacidad cada vez más comprobable de entrar en contacto con estos pueblos, como con nosotros. Nunca perdáis de vista que no es ni un objetivo, ni un fin, pero más bien un medio para ir a lo que sois en totalidad. No confundáis los medios, los objetivos y la realidad de lo que sois.

La certeza interior, la fe en el Amor, si se puede decir, será siempre más evidente a través vuestro que a través de las relaciones, sean cuales sean. Haceos la pregunta, como decía un clamoroso interventor, Bidi: «¿Quiénes sois? ¿De donde venís? ¿Cuál es el origen? ¿Que es lo que está antes de este mundo? ¿Que es lo que está antes de toda vida manifestada en el seno de toda dimensión?». Vosotros y vosotros mismos. Sólo esto. Todos los juegos de rol cesarán un día, todas las funciones cesarán un día, aquí como en todas partes.

Sois la Vida, sois el soporte de la Vida, sois la manifestación del Amor. Todo el resto ahora es superfluo, inútil e ilusorio. Era muy agradable de pensarlo o de vivirlo a veces, pero será cada vez más una evidencia total. Que lo deseéis, que lo temáis, esto no cambiará nada a la realidad de lo que se despliega.

Antes de nada, buscad en vosotros las señales del Amor, aunque las señales de la Tierra son cada vez más contundentes y más visibles. Dejad florecer el Amor. Para buscar vuestro corazón y encontrarlo plenamente, hay que dejar de buscar algo en otra parte. Acabad vosotros mimos hoy con la búsqueda. Parad el motor del sufrimiento que está ligado al tiempo y a la persona, no por algún acto heroico, sino mucho más como un acto de rendición, donde sólo es necesario, no la fuerza, sino la humildad de reconocerlo.

La historia que vivís no está allí para ser una más para vivir, una mejor, incluso si hay muchas historias para vivir. Podéis vivir todas las historias que queráis. Allí está la Libertad, la verdadera Libertad, que es la de sólo ser tributario del Amor que sois y no de alguna historia, de alguna carne, ni incluso, diría yo, de algún cuerpo de Êtreté, aunque por supuesto sea el vehículo indispensable para recorrer las dimensiones. Pero tampoco sois… De la misma manera de que no sois vuestro cuerpo físico, tampoco sois el cuerpo de Êtreté, sólo es un vehículo multidimensional y es perfecto, pero siempre sois vosotros quienes estáis en el interior. Y vosotros, no sois constituidos por ninguna estructura sea cual sea, sea cual sea la forma, sea cual sea la experiencia. Sois la Esencia del Amor, la Esencia de la Verdad. Todo el resto sólo son obstáculos a esta realización real de vuestra Verdad eterna en el instante presente.

Entonces, Amad por encima de todo, en cualquier circunstancia, en cualquier elemento que pueda resurgir de vosotros y perteneciente a la persona. Sois el Amor, a pesar de todo y sobre todo gracias a esto.

Cristo había dicho, y de hecho el Comendador a menudo os lo repitió: «El que quisiere salvar su vida, la perderá.». El que acepte perder su vida, sus posesiones, lo que cree ser, encontrará la Vida Eterna con certeza, desde ahora, en el instante presente.

Los mecanismos del alma sólo son unas experiencias tomadas en los mundos carbonados. Sois al mismo tiempo el Coro de los Ángeles, el Espíritu del Sol, Cristo, pero sois también de alguna manera lo que ha sido nombrado, o que son nombrados, los chicos malos. Creo que el Comendador los llamaba los guiñoles. Eh sí, porque el guiñol no sabe que hay un hilo que lo sujeta y lo anima. No lo ha reconocido. Está atrapado en su juego, en su papel, y el miedo le lleva a comportarse como lo hace.

Pero vosotros, viváis lo que viváis, dejad el Amor ser. El Amor no necesita manifestaciones, necesita simplemente transparencia, lucidez, humildad. Ni se pregunta sobre la moral, la ética o la integridad, todo ello es trascendido por la potencia del Amor. El Amor es la única Verdad, en la dimensión que sea, y en cualquier parcela de vuestro ser, hasta en el seno de esta carne efímera.

El Triángulo elemental de Fuego, ahora fijado con la punta hacia abajo, os abre realmente y concretamente al aprendizaje del Amor y la manifestación del Amor permanentemente, de manera indeleble. Hay numerosas pruebas, numerosos marcadores en vosotros como en este mundo. Están los sonidos, está el Silencio, está la beatitud.

Todo lo que parece en vosotros resistir, que sea al nivel del cuerpo o cuando decís: «No lo consigo» o «Tengo miedo» no quiere decir nada para el Amor. Así que dejad el Amor ser lo que sois. Está ahora por todas partes, en abundancia. Ya no hay separación, ya no hay división. Todo os remite a vuestro corazón y todo os remitirá cada vez más a vuestro corazón, de todas las maneras posibles. Que sean agradables para la persona, o que sean desagradables para la persona.

Mirad cómo evoluciona lo que es vuestra memoria en el seno de este mundo y en el seno de esta vida. Mirad cómo evoluciona, os lo decía, vuestro sueño, vuestra alimentación, vuestros vínculos y vuestras relaciones con la naturaleza, con los demás hermanos y hermanas, con los animales, y observad si el Amor está presente verdaderamente, totalmente y libremente. Si no lo veis, entonces dejad a la persona, no como una retirada del mundo pero más bien para sumiros todavía más profundamente en el corazón de vuestro ser y dejar aparecer y manifestar lo que es el Amor en vosotros, lo que sois.

No prejuzguéis nada. Colocaos cada vez más a menudo en el seno del instante presente y el Fuego purificará lo que todavía necesita ser purificado, que sea en el cuerpo, en vuestros pensamientos, en vuestras emociones, en vuestros afectos, con el fin de hacer desaparecer todas las proyecciones y todas las heridas. La libertad del instante presente y del Amor se sitúa aquí. No es un esfuerzo, es un relajamiento y es una gran satisfacción de regresar realmente a lo que sois.

Entonces, aunque todavía puedan existir en vosotros unos sentimientos de apegos, con relación a la lógica de este mundo, sea cual sea el apego, no olvidéis que el otro es lo que sois, que sea un niño, que sea un amigo, que sea un marido. Ver las cosas desde este ángulo porque es la única verdad, y porque seréis confrontados con esta verdad en el momento de la Llamada de María, en el momento de vuestra desaparición en la Fuente de las Fuentes, mucho antes de la Fuente, en el Absoluto.

Veréis que en el seno de vuestra «Morada», si no es el caso ya, que todas las «Moradas» están allí contenidas. Que ya no hay ninguna diferencia de vibración, de dimensión o de forma, de tiempo, de espacio, de planeta, de sol. Sólo son unos juegos del Amor y de la conciencia. Y no sois solamente una conciencia, sea cual sea, aunque seáis también todas las conciencias.

Tal es el Amor, no conoce ningún límite, no conoce ninguna barrera, no conoce ninguna restricción. Sólo se conoce a sí mismo. Todo lo demás sólo son unos juegos, donde la belleza por cierto es omnipresente, pero lo que sostiene estos juegos por supuesto es el Amor.

La Infinita Presencia os será cada vez más accesible, si se puede decir, hasta para los de entre vosotros que no vivieron nada hasta ahora. Soltar todo lo que os puede todavía estorbar, y depositarlo en el Amor.

La transformación del mundo se hará cada vez más evidente, en vuestro Templo, en vuestras vidas, en vuestras relaciones, pero también en el conjunto del planeta y en el conjunto del sistema solar. Lo anunciamos, lo explicitamos en múltiples ocasiones. Creo que lo habéis verificado lo suficientemente, con el fin de probaros la realidad de lo que llega, de lo que sucede y que sólo es el regreso del Amor. Este Amor es impersonal e incondicionado. No depende de las circunstancias de este mundo como de ningún otro mundo, este Amor es la Verdad. Y sois también esta Verdad.

Acojamos juntos, antes de que empiece la tercera parte, al Espíritu del Sol.

… Silencio


Ahora vamos, si lo queréis, con la tercera parte de mi exposición.

Responderé muy pronto a vuestras preguntas, sean cuales sean estas preguntas. Mi respuesta se hará siempre en el Fuego del Amor y hablaré directamente a vuestro corazón. Así pues, en un primer momento, sean cuales sean las preguntas, las respuestas podrán pareceros como unas no-respuestas. Esto es si vuestra mente está delante, pero en el momento en que dejáis a la mente de lado y escuchéis vuestro corazón, la más perfecta de las respuestas estará allí.

Entonces no estéis confundidos por mi manera de responderos, sino que situaos, vosotros también, en el Amor Uno, con mi Amor Uno. Que sean las preguntas hechas aquí o en otra parte y que serán escuchadas, oídas y leídas, en otra parte. Sois capaces hoy de ir más allá de las palabras y hasta diría, más allá de la vibración, y de tocar la Esencia del corazón, la Esencia del Amor y de la Verdad, sin dificultad alguna.

Llevaremos a cabo juntos, si lo queréis, este aprendizaje. Pues no será simplemente contestar a preguntas sino más bien conectarnos al corazón del Uno, al corazón de Cristo, al corazón de la Fuente, dándoos a vivir el Fuego del corazón y la evidencia del Amor, sobre todo.

No os quedéis parados por mis palabras. No os quedéiparados por mis respuestas o por vuestras preguntas, sino que vividlo intrínsecamente y íntimamente, tanto por el que hace la pregunta que por el que será interesado en oírla, en leerla y en escuchar o en leer la respuesta. Esta manera de proceder, verlo como un juego: el juego del Amor consigo mismo, descubriéndose a sí mismo, magnificándose y regenerándose a sí mismo permanentemente. Si jugáis este juego conmigo, entonces iréis todavía más en la confianza de lo que sois, en la confianza del Amor y en la Verdad del Amor.

...Silencio …


En el transcurso de nuestros próximos encuentros, grandes momentos de paz se manifestarán en el silencio de nuestros corazones, por la plenitud del Amor. Aquí mismo como para todos los que tengan la oportunidad de interesarse por lo que será dicho y lo que será vivido, sobre todo.

Os llevaré en cada pregunta a lo esencial, al corazón, de mera directa y de manera evidente.

Aquí está el preámbulo en tres partes de lo que os quería comentar. Ahora nos queda la parte más importante, que no son ni mis palabras, ni las preguntas, sino simplemente lo que ahora va a suceder.

…Silencio …


De mi corazón a vuestro corazón, del Fuego del Amor a vuestro Fuego del Amor.

…Silencio …



Pregunta: buenos días Ma Ananda …

Muy amada, no he pedido ninguna pregunta. No es hora de hacer preguntas, es hora de estar en silencio

…Silencio …


…y de acoger el beso del Amor que deposito a cada uno de vosotros en el corazón. Allí está la más grande de las respuestas.

En cuanto a las preguntas, deberán ser meditadas y dadas por escrito, porque os conciernen, pero nos conciernen a todos nosotros, y las respuestas también. Pero no será ahora.

…Silencio …


Del mismo modo, acojo de cada uno de vosotros, el beso del Amor que me dais. Ahora.

…Silencio …


Soy Ma Ananda Moyi, Estrella AL, Fuego y dulzura del Amor. Os digo pues hasta pronto.
.
…Silencio …


Soy Ma Ananda Moyi. Vamos, hermanos y hermanas aquí presentes, a continuar nuestros encuentros en el corazón del Amor. Así que me propongo responder al conjunto de vuestras preguntas que conciernen a lo que se celebra actualmente. Mis respuestas se situarán a menudo más allá de la persona, a fin de tocar en vosotros el corazón del Amor.

Permitidme de irradiar en vosotros la Alegría de la Presencia.

… Silencio…


Después de cada una de las respuestas que aportaré, nos quedaremos todos juntos en el silencio de la Presencia para ir realmente y concretamente más allá de las palabras de la pregunta y más allá de las palabras de la respuesta, con el fin de vivir lo que puede decirse entonces en la alquimia de nuestro encuentro. Dígnense a acoger la alegría de mi Presencia y la alegría de vuestra Presencia. La mayoría de las respuestas que daré se harán desde mi posición como Estrella AL, pero en el curso de estos encuentros en el corazón del Amor, seré también en cierto modo la embajadora de las doce Estrellas, la que habla a vuestra alma, la que habla a vuestro Espíritu y que trasciende, por las palabras y la vibración, el sentido mismo de ser una persona, incluso si vuestras preguntas son de orden personal.

Ahora escucho vuestra primera pregunta.

Pregunta: Cómo, en palabras de Bidi, ¿el Absoluto aquí en este mundo, se correlaciona con el sueño?

Bien amado, cuando desapareces a este mundo, que esto sea en el sueño o en el Absoluto, esto no hace ninguna diferencia. En cambio, el regreso es profundamente diferente. El regreso del sueño se acompaña casi instantáneamente al regreso de la persona en el seno este mundo, inscrita en una historia personal, en vuestros vínculos, en lo que es o por lo menos de lo que cree ser. De regreso del Absoluto, no hay más preguntas. No hay más incluso la idea o el sentido de ser una persona, incluso si la persona está presente.

Así, que desde el punto de vista de dónde estáis en la encarnación, no existe diferencia entre el sueño y el Absoluto. Como veis, algunos de entre vosotros desaparecéis de modo inesperado en las meditaciones, en las oraciones o escuchándonos y luego regresan. Pero la diferencia, la comprobáis vosotros mismos respecto a vuestro sueño, en los momentos que siguen. ¿Estáis llenos de alegría? ¿Estáis saturados de alegría en el momento de vuestro regreso o simplemente tenéis la impresión de emerger de un sueño normal? Y también luego, a lo largo de vuestras jornadas, sois completamente aptos unos y otros de comprobar si sois más ligeros, si vuestro corazón es más ligero, si vuestra persona, en toda su historia, os inquieta menos para vivir el instante presente. Allí está la gran diferencia, no en el desarrollo del sueño o del Absoluto, sino más en lo que sucede cuando volvéis a la persona en el seno de este mundo.

Entonces sí, hay una diferencia esencial y hay al mismo tiempo una similitud. Desde un punto de vista exterior, es la misma cosa; desde un punto de vista interior, esto es profundamente diferente. Entonces por supuesto, en el aprendizaje que vivís unos y otros, respecto a lo que vivieron y todavía viven, hay a veces una mezcla de sueño y de desaparición, una mezcla de sueño y de Absoluto. Os ocurre y todos lo sabemos, que cuando estamos en la carne, hay unas mañanas o días en que nos despertamos preguntándonos quiénes somos y dónde estamos.

Desde el Absoluto, es exactamente la misma cosa. Os ocurre de regreso de vuestras desapariciones, de preguntaros el sentido de quienes sois o de lo que hacéis, como si la identidad fuera ahogada en una niebla donde no hay realmente recuerdos, sino que permite traer, yo diría, unas pizcas de la Infinita Presencia en el momento en el que regresáis. Esto se traducirá inexorablemente en el sentimiento de estar bien, por el sentimiento de estar diferente, por el sentimiento de estar más lleno incluso y sobre todo si no sabéis más quién sois o en qué historia estáis inscrito.

Entonces hay similitud, para aquel que ve esto desde el exterior, pero no puede haber confusión, o entonces es mínima, para el que lo vive realmente y concretamente. Miren lo que se celebra cuando volvéis, en los momentos inmediatos y también, más o menos, mucho tiempo después de esta desaparición. ¿Acaso la alegría es conservada? La despreocupación y la ligereza del niño están presentes incluso si ésta se apaga mientras no estáis estabilizados en el seno de la Infinita Presencia.

Existe también otro elemento. Volviendo de la desaparición, incluso si no tienen la necesidad de afirmarla o de demostrarla a quienquiera que sea, ni a vosotros mismo, cuando desaparecen y vuelven en el seno de la persona, permanece en vosotros una certeza inquebrantable que reúne la fe, que reúne la infancia, de estar unido y de ser mucho más que la historia que vivís, incluso si todavía estáis inscritos en una historia particular de problemáticas particulares.

En conclusión, el Liberado se basta a sí mismo. Él es su propia fuente de Luz y su propia fuente de Vida. No al nivel del ego, de la persona, sino más bien en sentido universal y sobre todo lleno de Amor, saturado de Alegría y Jubilo cualesquiera que sean los acontecimientos que estén ocurriendo a veces en su vida y que pueden traer a veces tomas de decisión en el seno de la persona o también en reacción a algunos elementos que no pudieron ser aceptados, ni por la persona ni por el Absoluto si lo sois. No obstante, nunca sois engañados. Veis esto como una necesidad y no estáis implicados ni en el plano mental, ni en el plano afectivo, ni en el plano de las emociones y aún menos, en las Energías o en las Vibraciones.

Así que, las fluctuaciones, incluso de lo que percibís como vibraciones, que éstas estén en la cabeza, en el corazón o en otra parte, al nivel del Canal Marial o de la Onda de Vida, no dejan desplegarse, sobre la pantalla de la conciencia, las mismas cosas. En un caso hay claridad, en otro caso hay confusión, porque el mental se pone en marcha y os viene a proponer unas opciones. El mental tiene siempre la opción, el Absoluto nunca tiene la opción. Él es totalmente Libre. Él está fuera de todo condicionamiento y de toda noción misma de libre albedrío, porque no tiene previsto tener que escoger entre tal situación, tal cosa, tal persona o tal acontecimiento. El Absoluto deja llegar a él lo que se celebra, mientras que aquel que cae en el sueño y vuelve en el seno de la persona nunca notará diferencia significativa en su vivencia y en el modo de comportarse en lo que se celebra a su alrededor y en él.

Ahí está la gran diferencia, pero efectivamente visto desde el exterior, es exactamente la misma cosa. La desaparición en este mundo se hace de manera fisiológica cada noche cuando duermen, mismo si vuestras noches están pobladas de sueños. El Absoluto desaparece él mismo cuando lo desea, incluso si continúa expresándose. Él está de algún modo unido permanentemente a lo que es, cualesquiera que sean las circunstancias de su cuerpo, de su vida, de sus emociones, de sus vínculos o de todo acontecimiento surgiendo de improviso en el seno de su conciencia. Él permanece estable.

Es imposible desestabilizar al Absoluto. Incluso si éste se enfada, nunca es engañado por su propia ira y, sobre todo, no hay ninguna repercusión nefasta ni para él ni para el otro. Porque él no hace diferencia entre él y el otro. Él podría maltratarse a sí mismo como maltratar a alguien, no para maltratarlo, sino para agrietar el cascarón del ego y dejar aparecer el Amor. Y esto, no es él quien lo decide. Es directamente la expresión de la Vida libre en el seno de este mundo.

Escuchemos juntos si quieren la segunda pregunta.

… Silencio…


Pregunta: ¿puede aclararme sobre un sueño? Estoy de pie en una playa, en alegría y veo una forma humanoide, más bien oscura, arrastrar mi cadáver que está recubierto de pelos dorados.

Bien amado, permítame primero de situar el sueño. Por supuesto, sabéis que existen diferentes formas de sueños. Hay sueños que corresponden a vuestras preocupaciones del momento. Hay sueños que están ligados a vuestro vivir en los días precedentes. Hay también sueños que están ligados a vuestras diversas anticipaciones y proyecciones que conciernen al futuro. Entonces por supuesto, habrá siempre una explicación para la persona y en este caso, es precisa. Pero permítanme primero ir más allá del sentido y de la correspondencia para la persona que tuvo este sueño. Más allá incluso del significado simbólico, real, proyectivo o ligado simplemente al mental, o profético, se trata siempre de la misma cosa.

El sueño, cualquiera que sea su intensidad, cualquiera que sea la percepción de lo vivido, traduce siempre algo que se desarrolla en el seno de la persona. El Liberado Viviente no necesita soñar. Él, además, nunca sueña. Él desaparece totalmente, incluso en sus noches. El sueño es en cierto modo lo que os devuelve a la Infinita Presencia, en los casos más elevados, pero también a vuestra persona.

Entonces por supuesto en este sueño, hay un cierto número de elementos que son vistos. El agua en particular, el elemento Agua. La playa, es el lugar donde os ponéis al mismo nivel que el agua y donde aprovecháis los movimientos del agua y también de los rayos del Sol, si los hay.

El agua del mar es el Agua Primordial, la que os devuelve a vuestros orígenes. Y allí, como lo dices, ves y percibes tu cadáver recubierto de luz dorada, al nivel de los pelos si comprendí bien. Esto corresponde totalmente para la persona al proceso que está celebrándose hoy de manera colectiva para la humanidad y que fue llamado Ascensión, que corresponde pues al final de un ciclo y sobre todo al regreso en vuestra Eternidad, a vuestra Resurrección. Así pues, los sueños son a menudo coloreados, no de este acontecimiento en él mismo, sino de las propias proyecciones que vosotros mismos anticipáis en vuestro propio devenir y esto, no al nivel de la persona, sino muy realmente al nivel del alma.

Aquel que esta liberado del alma no necesita soñar y por además nunca sueña. No lo necesita más. No hay nada a confrontar, no hay nada a confirmar, no hay nada a dilucidar. Entonces el sueño, incluso en su dimensión profética, sólo os recuerda que existe algo a solucionar entre la persona y el alma y a veces entre el alma y el Espíritu. Pero para esto, el alma en disolución arrastra una rarefacción de los sueños. Los sueños se hacen a veces mucho más simbólicos y están en relación con lo que se podría llamar el inconsciente del humano o el inconsciente colectivo, donde se encuentra como lo saben, un depósito de formas del pensamiento, un depósito de potencial de los posibles, un depósito de futuro también.

Entonces os animo por supuesto a ir más allá del significado que di, de ir más allá de la persona y de ir más allá del alma. Sin negar por supuesto estas informaciones que a veces os son dadas y que son efectivamente a veces superiores. Pero retengan ante todo, que todo sueño, cualquiera que sea, incluso el más bello, sólo traduce en cierto modo los balanceos iterativos del alma entre la materia y el Espíritu, que escogió el camino de la Liberación y de su disolución y que sin embargo no llegó a su término porque el momento no llego para esta alma, esperando para la mayoría la Llamada de María que os aportará la certeza inquebrantable de lo que sois, y la certeza inquebrantable que lo que se celebra es realmente el final de un ciclo. Una cosa es ver lo que se celebra en este momento y otra cosa es imaginar lo que será la vida después de los acontecimientos esperados o temidos.

Pero sepan bien que el sueño sólo traduce la dificultad, incluso en sus aspectos más luminosos, a establecerse en el seno de la Infinita Presencia, traduciendo como acabo de decirlo las oscilaciones del alma misma entre su disolución y su persistencia.

También os invito por supuesto a apoyaros en vuestros sueños, pero que este apoyo sólo represente en definitiva un apoyo indispensable para vuestra vida en este mundo, para algunos de entre vosotros, con el fin de probarles, incluso a veces de dilucidar. Pero cualquiera que sea lo que es dilucidado, cualquiera que sea que lo que incluso expliqué, allí también hay que superar esto. Los sueños son una ayuda. Muchas personas sobre esta Tierra, en todas las tradiciones, diría yo, en todos los pueblos, se interesaron sobre los sueños desde tiempos inmemoriales. Así como dije existen incluso sueños proféticos, existen sueños muy importantes, pero todos estos sueños derivan en definitiva sólo del interfaz y del encuentro entre el alma y la personalidad. Nada más y nada menos. Cuando alma está y no sólo en vía de disolución, pero realmente disuelta, no puede haber más ahí ningún sueño, o entonces éstos son vistos como unos elementos que vienen a perturbar el sueño en el seno de lo Absoluto.

… Silencio…


Podemos escuchar otra pregunta.

Pregunta: Jofiel dijo que nuestro posicionamiento podía ayudar a nuestros allegados. ¿Podría desarrollar?

El posicionamiento en el seno del Amor. No del amor hacia sus allegados, sino del Amor incondicionado. Porque en este momento, incluso si hay rechazo, es que hay en cierto modo algo que es visto, incluso si esto es negado y a priori no visto. El posicionamiento en el seno del Amor incondicional ya es y será cada vez más el elemento indispensable para aportar la Paz y el Amor sin actuar en el seno de la persona. El Amor incondicional e impersonal que fluye en esos momentos a través vuestro, que sea visto o que sea negado en el momento, esto no tiene ninguna consecuencia nefasta, todo lo contrario. Es en este sentido que Jofiel debió precisar esto.

Si vuestro posicionamiento es justo, en el vínculo, en el compromiso y en el afecto, pero en enlace directo con lo que sois en Eternidad, que seáis liberados o no, entonces en este momento las implicaciones y los efectos sobre la persona con la cual estáis en relación en este momento, serán profundamente diferentes. Porque esto no pasará por el mental.

Incluso si hay un rechazo y una negación de aquello con lo que estáis en relación impersonal, incluso si esto es personal por los vínculos de sangre, de la carne o de los sentimientos.

Entonces esto no tiene ninguna importancia porquede todos modos, incluso lo que no es visto, lo que no es percibido por el que recibe vuestro estado de ser, tiene necesariamente un sentimiento. Recuerden cuando el ala de una mariposa se rompe, es el conjunto del universo que tiembla. Lo mismo ocurre tan pronto como un hermano humano o hermana encarnado en la carne se acerca al Sí, vive el Sí, incluso de modo no permanente, hay cambio. Cambio en él, por supuesto, pero cambio alrededor de él cualquiera que sea la apariencia que puedan tomar estos cambios. Que esto sea un rechazo de lo que emanáis, incluso inconsciente, que esto sea un pleno acuerdo, los resultados son otros, yo diría, más convincentes que lo que se celebra en el seno de toda relación personal la más justa y la más perfecta en el sentido de un amor humano, porque el Amor impersonal trasciende todos los límites del amor humano.

El Amor incondicional, como lo dice él mismo en esta proposición, sólo corresponde a una ausencia de condiciones, a una ausencia de reflexión, a una ausencia de algo que estuviera ligado a vuestra relación, de una manera o de otra. Entonces por supuesto el que sale de la relación personal por este estado de ser, puede arrastrar reacciones muy violentas alrededor de él y esto es normal. Por miedo, por desconocimiento. Pero no se fíen de estas primeras reacciones, no se fíen incluso del hecho que esta persona, este hermano, esta hermana, que está en vínculo con vosotros, esté enfadado, porque obraron en la justicia y en la Verdad incluso si esto no aparece en el sentido de la persona, la vuestra como la suya. Los resultados estarán infaliblemente presentes en el momento de la Llamada de María, en el momento de las Trompetas.

En este momento, para este hermano, esta hermana, que estaba en relación con vosotros y que tal vez rechazó vuestro estado de ser, habrá una reminiscencia para él de lo que representasteis en este momento y lo que tal vez rechazó. Así serán quemados los vínculos porque recuerden que un vínculo está entre dos situaciones, dos personas, dos objetos, y que incluso si hay uno que rompe el vínculo por el Amor incondicionado e incondicional, aquel que mantiene el vínculo siempre es preso de su propio ego y de este propio vínculo que él mismo creó.

Entonces por supuesto cuando hay una relación afectiva, que esto sea con un cónyuge, un antiguo cónyuge, un amigo, un niño, un pariente, por supuesto que esto puede ser dañoso en el instante y, desde un punto de vista estrictamente limitado, esto es contrario, yo diría, a una cierta forma de moralidad. - ¿Pero sinceramente, pensáis primero en la moral o pensáis primero en el Amor? - Toda la diferencia se sitúa allí. Y lo que creéis alejar de vosotros os permitirá en este momento resolver, de una manera u otra, lo que no se quiso resolver en el momento en el que se alejó o tal vez se acercó a vosotros. No tenéis que decidir. Dejen expresarse simplemente lo que se expresa porque en el momento en que sale de vosotros es espontáneo, en las palabras, en las miradas, desde el instante en el que no buscáis reaccionar, desde el instante en el que, como esto fue dicho, ponéis el Amor por delante, entonces incluso si en el momento esto os parece contrario al Amor, no lo es.

Deben salir también en este momento, yo diría, de una visión o de un punto de vista o de un posicionamiento puramente lineal ligado a convenios, ligado a sentimientos o ligado al vínculo mismo, real cuando se trata de un vínculo de la carne. No se preocupen de esto. Mantengan el Amor incondicional y veréis por vosotros mismos, cualquiera que sea el tiempo necesario, que hay apaciguamiento y solución, y sobre todo ruptura del vínculo real, no para no ver más a estas personas, a estos hermanos, a estas hermanas, a estos cónyuges, a estos niños, sino para liberarlos a ellos mismos y no solo a vosotros mismos.

Entonces vayan más allá de las apariencias, ahí también, y no vean simplemente lo que se celebra en lo que vosotros vivís ahora - sin por eso proyectaros a mañana - pero estén seguros que asistiréis vosotros mismos a la disolución de todos los vínculos llegado el momento, incluso aquellos que rompisteis vosotros mismos y que, sin embargo, cualquiera que sea la ira a veces del otro lado, no están completamente liberados.

Es en este sentido que vuestra presencia aquí sobre este mundo, para muchos de vosotros, incluso liberados vivientes o viviendo el Sí de modo definitivo, es importante. Porque ahí, en este momento, ayudáis por vuestra Presencia, por vuestro posicionamiento, por la misma cólera del otro, en su propia Liberación. Es esto lo que es capital.

No es la reacción inmediata, no es el sufrimiento inmediato, no es la pérdida inmediata, sino que son realmente los efectos a nivel de la Eternidad, al nivel del Sí, al nivel de la Presencia, del otro también por supuesto.

… Silencio…


Recuerden que, en nuestros momentos de silencios entre las preguntas, hay Presencia, intensificación de vuestra Presencia y de la mía, con el fin de comulgar en el Corazón del Amor y dejar lugar a la escucha del Espíritu, o a la escucha del alma, si ésta todavía está presente.

… Silencio…


Les recuerdo que, en el seno de estos espacios de silencio entre las preguntas, está la Presencia del Espíritu del Sol, del Coro de los Ángeles y que estamos en lo sucesivo cada vez más cerca. Entonces por supuesto, para aquellos que están en retirada por una razón u otra, ellos pueden percibir diferencias. Para ellos no es la misma vibración, no es la misma conciencia porque nos acercamos al Corazón del Corazón, al Corazón del Amor. Y allí hay cada vez menos diferencias entre usted y nosotros, pero también entre nosotras Estrellas, o entre los Ancianos y las Estrellas y los Arcángeles. Porque esto siempre es subtendido por la misma Presencia del Espíritu del Sol y la Presencia Crística si prefieren, en vosotros como en nosotros.

… Silencio…


Escuchemos otra pregunta.

Pregunta: ¿la totalidad de nuestros linajes será antes de la Llamada de María?

Bien amado, ¿por qué añadir un tiempo? Porque sobreentiendes en tu pregunta, que el conjunto de los linajes debe ser revelado a la conciencia ordinaria o incluso en el seno de la supra-consciencia. No es así. Algunos de vosotros viven efectivamente los linajes sin incluso saber de lo que se trata. Además, ¿ellos necesitan de identificar realmente lo qué significa esto? Allí también conviene atravesar, sin hacerse preguntas, lo que se celebra sobre la pantalla de la conciencia. No hay ninguna obligación, no hay ninguna necesidad. Sólo la persona puede concebirlo así.

En el proceso de reversión del alma hacia la Luz y su disolucióndesde el momento en que el alma no es más girada hacia la materia sino hacia el Espíritu, incluso si aún se mantiene hoy, algunos de los linajes o el conjunto de los linajes pueden aparecer. Ellos les dan simplemente una vivencia más grande, en el instante, de lo que representan estos linajes a nivel elemental, por ejemplo. Os remito para esto a las innumerables intervenciones de los Ancianos, sobre todo, concerniendo a esto.

Pero lo más importante no está ahí. No es porque vuestros cuatro linajes están despiertos y activados en vosotros, que esto sea sobre el plano vibratorio o sobre el plano directo dentro de vosotros mismos en la conciencia, más allá de las vibraciones, esto no hará ninguna diferencia en el momento de la Llamada de María. ¿Cómo podría por otra parte haber una diferencia en el momento en el que María llama al conjunto de sus niños, que ellos tengan los linajes, además, ligados a ella o no? Porque sois todos hechos de la carne de la Tierra. Y la carne de la Tierra posee la vibración de María, por supuesto, en cada árbol, en cada vegetal, en cada animal y en cada humano, de dondequiera que él venga y de cualquier parte que esté constituido, concerniendo a los elementos. Es la carne que se acuerda, incluso si vuestra alma y vuestro Espíritu no tienen ninguna resonancia con un linaje que viene de Sirio. Formáis parte del cuerpo de la Tierra por la misma constitución de vuestro cuerpo.

Entonces más que nunca hoy nunca busquen saber, no busquen ver, sino busquen en ser. Cuanto más estéis en el Ser, más estéis en la alegría y la indiferencia en relación a esto, más esto se os manifestará de modo espontáneo. Y, sobre todo, no se paren en lo que se desvela, no se paren en lo que les es revelado, vayan siempre al centro. Os recuerdo que los cuatro linajes o los cuatro Triángulos elementales se unen, se resuelven, si se puede decir y se fragmentan también, en el otro sentido, desde un punto central que es el punto ER. El enlace a la Fuente, el enlace a la Verdad es la realidad de vuestra Eternidad aquí mismo.

Entonces la revelación de los linajes fue, si puedo decir, para muchos de vosotros, muletas, elementos que os permitieron situaros mejor. Pero fundamentalmente, cuando superáis también esto, no ignorándolo sino realmente dejándolo venir a vosotros sin buscarlo, entonces todo esto se apaga también. En este momento ya no sentirán más los Triángulos elementales, no tendrán más interés por esto incluso si los reconocieron, incluso si todavía los vivís. No estaréis en una proyección de la conciencia que pretende identificar sus linajes o incluso ver de modo espontáneo los linajes de los demás. Sólo veréis la Llama Eterna de cada uno, cualesquiera que sean sus linajes.

Así, que existe ahí también, yo diría, una forma de gradación que os permite superar también esto. Y a veces, para superarlo no es indispensable verlo. Para algunas otras hermanas y hermanos, sí, hay que verlo. Pero no es vuestro mental quien manda y dirige. Recuerden que los linajes están inscritos en el seno de las experiencias multidimensionales, al nivel del Espíritu, y por supuesto en encarnación al nivel del alma, en relación a vuestro origen estelar. Pero todo esto no representa nada respecto a la alegría de la Presencia. Entonces, si sienten que al percibir vuestros linajes o al haceros la pregunta de vuestros linajes os alejáis de esta reconexión a vuestros linajes, abandonen esta idea. Dejen venir a vosotros lo que se celebra y conténtese, si puedo decir, de lo esencial, es decir de la alegría del Corazón, allí donde no hay ningún lugar para ninguna pregunta.

Porque las preguntas, incluso si hoy son preguntadas, son aclaradoras para muchos. Pero recuerden que no me dirijo solamente a vuestra persona, sino que me dirijo a lo que está dentro vuestro, en el corazón del Amor. Los linajes os permitieron un cierto número de cosas. Por otra parte, sabéis bien que esta carne sobre este mundo está constituida de lo que se llama carbono, esencialmente, del ADN y de todo un conjunto de moléculas químicas que constituyen el ensamblaje del cuerpo. Es sobre eso por supuesto donde resuena la conciencia, pero no es la conciencia. La conciencia corporal, la conciencia de la persona,

la conciencia misma de la conciencia, que yo calificaría de despierta, no es nada en relación a la verdad del Absoluto y de la Infinita Presencia.

Y creer que vais a tocar o a vivir la Infinita Presencia preocupándose de vuestros linajes sería un error fatal. Esto se os presenta o esto no se os presenta. ¿Pero qué diferencia hace esto para vuestra capacidad de estar en la alegría y en paz? No se agarren a vuestros linajes como a un salvavidas. Porque sólo el corazón es el que salva, sólo vuestro Corazón. Todo el resto sólo fueron elementos que os permitieron edificar vuestra eternidad, de reconstruirla si puedo decir, en el seno mismo de este mundo a través del cuerpo de Êtreté, a través del supra-mental, a través de vuestras experiencias.

Pero estas experiencias cualesquiera que sean, cualquiera que sea su belleza, cualquiera que sea su intensidad, no tienen nada que ver con la Eternidad. Ellas son sólo unos elementos, un poco como un bastón para un ciego, un poco como sobre un puente colgante en el que mantienen firmemente la mano a la cuerda. Pero no olvidéis que va al otro lado. No se paren sobre el puente y no retrocedan tampoco.

En el corazón del Amor, en el centro del centro, no hay estrictamente nada más. Sólo hay felicidad Eterna. No hay más forma incluso si la persona está presente, no hay más emoción, no hay más mental, no hay nada más que el Amor, y realmente nada más. Porque el Amor mismo se basta a sí mismo y llena todos los intersticios de vuestra conciencia. La persona no puede dirigir más lo que sea. Yo diría que, desde el punto de vista de la persona, sufre el mismo poder del Espíritu, la conciencia del Espíritu y la conciencia del alma, si ella está presente.

… Silencio…

Escuchemos otra pregunta.

Pregunta: ¿qué puede decirnos sobre lo que vive el conjunto de la Tierra en este momento?

La Tierra vive la Liberación del sufrimiento, no solamente la vuestra, no solamente la de los hermanos y hermanas humanos pero el conjunto de estos sufrimientos. Ella se sacude, exultante de alegría, sube en frecuencia vibratoria. Ella se despierta, se purifica de ella misma por los Elementos, así como pueden observarlo en la superficie de este planeta. Un número de mis hermanas se expresó al respecto de los Jinetes y de las fuerzas Elementales. Lo que vive la Tierra en este momento es exactamente la misma cosa que vivís unos y otros, con más o menos fricciones, más o menos resistencias, más o menos incomprensión, más o menos alegría. El nacimiento de un niño es siempre un tránsito, a veces difícil, y sin embargo es una gran felicidad para una madre, de tener un niño. Pero hay una dificultad porque hay tránsito de un estado a otro sin solución de continuidad.

Entonces por supuesto, inconscientemente, muchas hermanas y hermanos todavía presentes sobre esta Tierra están en la negación total. Ellos no entraron todavía en la cólera o la negociación tal como había sido presentado a nivel colectivo por Sri Aurobindo. Y sin embargo es exactamente lo que se celebra hasta el momento en que la señal común de la humanidad será visible en el Cielo, pero también en vuestro Corazón.

Entonces en ese momento, las cosas cambiarán profundamente. Habrá en ese momento un espacio resolutorio para el sufrimiento de la Tierra en totalidad, incluso si esto pasa por lo que ha sido llamado, la disolución, la desaparición de las ilusiones y de todo elemento efímero al que agarrarse y detenerse. No habrá ninguna certeza en el seno de la persona. También, será lo mismo a nivel del manto de la Tierra, del manto del cielo, del conjunto de la actividad de los Elementos. Pero recuerden lo que decía el Comendador: «Lo que la oruga llama la muerte, la mariposa lo llama nacimiento». Y ahí también, todo depende por supuesto de vuestro posicionamiento de conciencia, pero también, en cierta medida, del posicionamiento de vuestra propia persona en el seno de vuestra vida.

Así, que lo que vive la Tierra en este momento es su reunificación en su dimensión de Eternidad, como usted. Esto pasa como lo veis por mecanismos a veces violentos que tal vez ustedes también vivieron o todavía viven. Pero no se retrasen a esto. Incluso si no veis el futuro de la Tierra o vuestro propio futuro, quédense en la alegría del Corazón, cualquiera que sea el sufrimiento de la Tierra, la vuestra o de los diferentes reinos.

Vayan más allá del sufrimiento ahí también, porque detrás de este sufrimiento ligado a múltiples rupturas, está la joya que será puesta al desnudo, el diamante que sois. Aunque por el momento no lo aceptéis, no lo veis, no lo vivís, es una certeza ineluctable e inexorable a muy corto plazo. Entonces ahí también esto os exige mucha humildad, mucha sencillez, para compartir y adoptar la Vía de la Infancia que, sean cuales sean las circunstancias de su vida, incluso de su mundo, de esta misma Tierra, se encaminan para acercarse cada vez más a vuestro corazón, al corazón del Amor. Cada vez más las circunstancias de vuestras vidas, las circunstancias de vuestra conciencia como las circunstancias de este mundo, no os dejarán otra elección que giraros hacia vosotros mismos, porque es allí donde seréis los más útiles, por supuesto para vosotros, pero también para la Tierra.

Acordaos que hay mucho más que un cambio o incluso mucho más que un pasaje de un estado hacia otro, hay una transubstanciación, hay una particular metamorfosis donde nada de lo que era anterior podrá subsistir. Y esto concierne tanto a vuestras propiedades, tanto a vuestras relaciones, a todos los lazos que todavía tenéis en el seno de este mundo y que están aflojándose y disolviéndose hasta el momento en que ninguno podrá negar que ya no hay nada a que agarrarse, salvo al Amor.

…Silencio …


Antes de que escuchemos la siguiente pregunta, quiero deciros, para los que escuchen, los que lean nuestros encuentros en el corazón del Amor: tratad de respetar la misma digestión de la pregunta y de la respuesta, y no de leerlo todo con avidez o de escuchar con avidez lo que dijimos, pero más bien dejar que penetre sin interferir, porque allí estará el milagro, y no en la comprensión de vuestras preguntas o de mis respuestas.

Escuchemos la pregunta que sigue.

Pregunta: ¿en qué, el estado de Gracia es diferente de la Acción de la Gracia?

Os había sido explicado por diferentes voces, hace muchos años, la diferencia entre la Acción de la Gracia y la acción-reacción. La acción-reacción es la constante en el seno de este mundo. Se refiere tanto a las leyes psicológicas, las leyes sociales, las leyes morales como a las leyes espirituales de este mundo a través del karma, por ejemplo, pero no solamente. Entonces hubo que evolucionar de la acción-reacción, que os aparecía para algunos como ineluctable, incluso al nivel del alma, al nivel de la causalidad, y llegar a la Acción de la Gracia. La Acción de la Gracia, es dejar que desaparezca de uno mismo la acción-reacción, que ésta incumba al plano psicológico o al plano espiritual llamado reencarnación. Porque lo que se reencarna solo será siempre la parte limitada de vuestro ser, es decir el alma y en ningún caso el Espíritu, por supuesto.

Así podemos decir también que la Acción de la Gracia fue previa al estado de Gracia. La Acción de la Gracia es lo que nos da a ver, diría yo, la futilidad de la acción-reacción. La Acción de la Gracia se desvela por supuesto en el momento en que ustedes mismos vivís la alegría, en el momento en que las vibraciones recorren una de vuestras Coronas, o bien la Onda de Vida o el Canal Marial. Ahí hay una posibilidad, por momentos, por bocanadas diría, de escapar de los condicionamientos y de las leyes de este mundo por la Acción de la Gracia.

Y ahora, desde hace ya algún tiempo, os hablamos del estado de Gracia y ya no de la Acción de la Gracia, porque la Acción de la Gracia corresponde a una acción en el seno de este mundo que recibís o que dais. Al estado de Gracia no le importa nada este mundo. Viva lo que viva, diga lo que diga, os lleva directamente a Shantinilaya, a la Morada de la Paz Suprema, allí donde nada puede afectaros. Estáis totalmente presentes, pero ya no en el seno de la persona, aunque la persona esté allí, pero estáis plenamente presentes a la Vida porque sois la Vida.

Así que allí está el estado de Gracia y ya no la Acción de la Gracia. La Acción de la Gracia nace al nivel, diría yo, de la persona o del alma. El estado de Gracia nace en el Espíritu y por el Espíritu, y en ninguna otra parte. Y el Espíritu es perfecto de toda eternidad. Así que, manifestando el Espíritu en este mundo, no estáis en la Acción de la Gracia sino en el estado de Gracia. Esto se traduce en la beatitud, el Samadhi más extremo, la capacidad en no estar afectado de ninguna manera, ni por la fisiología de este cuerpo. Entonces la Acción de la Gracia todavía os inscribe, a pesar de todo, en el seno de la realidad de este mundo. El estado de Gracia os muestra la ilusión de este mundo en totalidad. No por cogitación, no por experiencia, sino que por la realidad de la conciencia última.

Por supuesto, la Acción de la Gracia es una forma de validación para la persona o para el alma, pudiendo por sí sola llevar al vuelco del alma y a la reversión del alma hacia el Espíritu. Mientras que el estado de Gracia no depende de ninguna acción, ni de la acción-reacción, ni de una acción hacia la Gracia. Es un estado natural y espontáneo del que es liberado, sea cual que sea su estado en el seno de la persona, que duerma, que hable o que se esté muriendo. No hay ninguna diferencia. Hay realmente pues en este momento una primacía del Espíritu, no es un descuido del cuerpo, no es un descuido de la persona, pero es una desaparición real y concreta de toda interacción en el seno de este mundo, que sea en el seno de la acción-reacción o en el seno de la Acción de la Gracia. Ya no hay ninguna polaridad del alma volcada hacia la materia, hay un alma disuelta o en vías de disolución total en la alegría del Espíritu, en la verdad del Amor a la que no le importa, como lo sabéis, ninguna circunstancia de este mundo e incluso los ciclos de este mundo.

Aunque efectivamente este ciclo que vivís os da una oportunidad como nunca de ser liberados de vosotros mismos como personas, de ser liberados de las leyes de este mundo, de ser liberados de toda noción de reencarnación, o de creer en alguna preeminencia del alma o de querer mejorarla. El Espíritu, siendo perfecto de toda Eternidad, si se revela en vosotros, ¿cómo queréis que la imperfección pueda seguir manifestándose? O sois el Espíritu, o estáis inscritos en alguna parte afuera del Espíritu. No sois vosotros los que decidís. Son las circunstancias de lo que sois que hacen que las cosas ocurran independientemente de toda voluntad, independientemente de toda acción, independientemente de toda volición o de toda cognición. Entended bien la diferencia que hay en las palabras que acabo de pronunciar, porque es esencial.

Pero una vez más, no veáis allí una noción de meta que hay que alcanzar, y no culpabilicéis tampoco si vivís plenamente las memorias del alma, las memorias kármicas y que os parece estar apegados a las circunstancias de este mundo. Es simplemente que, por el momento, e incluso hasta después de la Llamada de María, necesitáis, como alma, experimentar más la conciencia en manifestación, en otras formas, en otros lugares y de manera libre.

Lo que se nombra Jnani, el que vive permanentemente en la Infinita Presencia y entonces en el estado de Gracia, le da igual la experiencia de la conciencia que sea, porque encontró realmente y concretamente lo que es y no lo que cree que es a través del alma, a través de la persona. No hay ninguna necesidad en el Espíritu, no hay ninguna voluntad en el Espíritu, sólo hay un Amor y una Alegría, es todo.

…Silencio …

Escuchemos la siguiente pregunta.

Pregunta: a veces las Puertas del cuerpo son muy sensibles, incluso dolorosas. ¿Por qué?

Querido, cuando las Puertas se activan, no sólo la vibración y la Luz Supramental pasan por ahí. Hay también y, sobre todo, acordaos, el encuentro entre lo efímero y lo Eterno en estos puntos precisos, y en algunos casos exquisitos, del cuerpo y porque se vuelven dolorosos. Estas Puertas os han sido nombradas; tienen sus funciones, os había comentado algunas. Así que, si sentís ciertas Puertas, esto deriva del trabajo y de la alquimia que se realizan en estas Puertas que son los lugares de encuentro entre lo efímero y lo Eterno, permitiendo la realización en este mundo del cuerpo de Êtreté. Entonces sentirlos es, diría, el marcador de este encuentro, aunque pueda existir a veces, más allá de estos mecanismos dolorosos, ataques reales ligados a las Puertas, sean cual sean su naturaleza.

En un caso como en el otro, esto no cambia en nada. Lo que se traduce en este momento sólo es la manifestación a la vez de una resistencia y a la vez de una resolución; los dos conjuntamente. Porque en el momento en que la Luz adamantina resuena al nivel de las Puertas, lo efímero manifestado por estos centros de energía desaparece. Esta desaparición puede hacerse por la trascendencia y la alegría, como hacerse directamente al nivel del cuerpo y pues traducirse por dolores, incluso por ataques orgánicos ligados a estas mismas Puertas, pero por el flujo de la Luz. La Luz no hace ninguna diferencia entre lo que ocurre a este nivel que sea una eliminación, una trascendencia directa o incluso lo que podríais llamar una cristalización, que también es una eliminación. Para el Espíritu, el cuerpo es respetado, pero es visto por lo que es, algo que de todos modos es perecedero.

Entonces por supuesto, según la Puerta que está siendo dolorosa o sensible, esto os indicará directamente el nivel de la alquimia que se realiza en vosotros entre lo Eterno y lo efímero. Sólo hay que observarlo, atravesarlo como os ha sido dicho, porque acordaos que los dolores, las sensaciones, sólo conciernen en definitiva al cuerpo y al efímero, aunque sean los marcadores para este cuerpo, y hasta para el alma, de la alquimia que está en curso. Pero tampoco sois esta alquimia obrando, sois la joya de la Eternidad, la alegría del Amor, que no tiene en cuenta ninguna vibración, ninguna conciencia sea cual sea, la más libre o la más vasta.

En el proceso de la reversión del alma por ejemplo o de la liberación del alma, hay efectivamente unos dolores muy fuertes sobre la Puerta que corresponde a mi Estrella AL. Lo sabéis, este punto es el chacra del arraigamiento del alma. Entonces si el alma se volvió y se dirige hacia el Espíritu, hay dolor, hay sufrimiento, hay molestia. Pero esta molestia, este dolor, este sufrimiento, y hasta la eventual enfermedad pudiendo sobrevenir, es nada más la resolución de todos los conflictos. Si acontece en diferentes puntos, y no vamos a analizarlos todos, que sepáis simplemente que es esta función, este arquetipo que está siendo trasmutado y pasado a la libertad, respecto a los engramas presentes a este nivel. Al nivel de la llamada Puerta Visión o chacra del hígado, están por supuesto las emociones que son metabolizadas por el hígado. Los sueños también de hecho, en parte, como lo comentamos antes.

Así que la acción de la Luz a este nivel, sea cual sea la percepción y las contrariedades, o las felicidades, sólo es lo que os conduce a la Eternidad de manera fiable y definitiva. Por supuesto, la persona misma va a tratar de aferrarse a estos procesos dolorosos con el fin de tranquilizarse, o bien el alma misma procurará tranquilizarse con relación a ello. Pero, en cualquier caso, algunas Puertas y hasta las Puertas de la espalda sólo traducen, no vuestras resistencias o vuestras insuficiencias, sino más bien la significativa penetración de la Luz a este nivel. No quiere decir que haya que buscar una dificultad a este nivel, todo lo contrario. Es una incitación para ir hacia la alegría misma, para mantener el estado de Gracia, mantener la paz, la serenidad, sean cuales sean las circunstancias de vuestras vidas o de este mundo.

…Silencio …


Juntos escuchemos la pregunta que sigue.

Pregunta: cuando examino lo que pasa al nivel de mi pecho y de mi corazón, distingo algunas diferencias: chacra, Corona, Fuego, vibración, Triángulo. ¿Por qué?

Querido, esto te muestra simplemente las diferentes capas que te llevan a la joya y que se manifiestan según tus humores, según lo que ocurre sobre la Tierra o en el cielo, en el Sol también, y en función también de tu entorno. Entonces a veces es simplemente el chacra del corazón, a veces es el Corazón Ascensional, a veces es el Triángulo que fue la Nueva Eucaristía y a veces todavía es lo que ha sido nombrado el tetraquishexaedro (tetraquishexaedro o hexaedro es uno de los sólidos de Catalán, que luce como un cubo cuyas caras se han inflado con una pirámide baja de base cuadrada). del corazón.

Todo esto son sólo unos estratos que te conducen efectivamente, tan pronto como los identifiques, a mantenerte a voluntad en el seno de la Infinita Presencia o de la Última Presencia, sin, no obstante, pararte allí, y que te da el libre acceso a lo que eres, es decir el Absoluto. Así que existen varios estratos y varias capas correspondientes cada una, diría yo, a un nivel particular de manifestación del corazón. Sentir el chacra del corazón es simplemente lo que nombraría el corazón etérico, que no tiene nada que ver con el verdadero corazón, naturalmente. Cuando hablamos del corazón, hay por supuesto varias acepciones posibles y cada uno va a traducirlo en función de su propia vivencia.

Así que hay lo que ha sido nombrada la Corona radiante del corazón, lo que corresponde en cierto modo a la periferia, mucho más expandida que el chacra del corazón, y que viene a poner directamente en relación el amor personal y el Amor impersonal. Hay la percepción del Triángulo de la Nueva Eucaristía que resalta en este momento allí, que, vuestra alma, que esté todavía o no, o que haya desaparecido, ha sido contactada por el Espíritu Santo, por la bajada de la Luz que viene, os lo recuerdo, de Sirio desde hace ya más de una generación. Está también el tetraquishexaedro que os da acceso a la estructura del cuerpo de Êtreté. Todo ello pues se refiere a un nivel de funcionamiento, pero para ver los diferentes niveles hay que ser capaz de mantenerse, sin quererlo evidentemente, en la Infinita Presencia que da acceso a todos los posibles.

Y simplemente, cuando atraviesas ciertas capas de tu propia existencia en el seno de este mundo, y según la capa que atravieses, se manifiestan diferentes aspectos de lo que es llamado el corazón. Todos estos aspectos dependen sólo de la longitud de onda, si se puede decir, que es experimentada en este momento. Pero todo esto, lo sabes y sospechas de ello, por la joya, todo esto está sostenido por la alegría del Amor y el amor de la Alegría, que no tiene nada que ver con la persona o con ningún mundo. No obstante, explorando y viviendo en el seno de este mundo y en el seno de los mundos sutiles, percibes por ti mismo que hay diferencias significativas según lo que vibra, según lo que es percibido y según lo que sientes.

Te recuerdo que en el momento en que la Infinita Presencia estuviese establecida, aunque haya percepciones de los posibles, todo se apaga sobre la pantalla de la conciencia para penetrar finalmente tu Morada de Eternidad, allí donde ya no es una cuestión del corazón que sea, de la persona que sea, de la vibración que sea. Lo que no impide, en el momento de las idas y venidas en el seno de esta encarnación, sentir los diferentes aspectos vibratorios y las diferentes conciencias correspondientes a estos diferentes aspectos vibratorios.

Podemos decir, en resumen, que hay en primer lugar, y esto no es indispensable para cada una de las etapas, sino que esquematizando nos daría esto: primero hay un impulso del corazón que está más ligado a la compasión y al carisma, y que no implica necesariamente algunos aspectos energéticos, sino que traduce a veces un descuelgue del corazón, un sentimiento de vacío o de lleno, al nivel del pecho, un cambio de ritmo cardiaco, todos conocéis esto. En algún momento, cuando el sentimiento es muy importante y la mente es muy poderosa, incluso evidente, la vibración del chacra del corazón puede aparecer. No es ni en amplitud, ni en superficie, algo relativo a lo llamado Corazón Ascensional o a la Corona radiante. Hay luego, más allá del corazón energético, hay efectivamente los puntos sensibles al nivel de la Nueva Eucaristía. Esto ocurre cuando el alma es tocada por la Luz. Hay después unos mecanismos directamente relacionados con la Ascensión: la Corona radiante del corazón, el Corazón Ascensional, el Fuego del corazón, incluso si este Fuego del corazón puede ser de naturaleza vital o vibral. Y las consecuencias, por supuesto, no son las mismas.

Pero en un momento dado, lo que es percibido en el seno del corazón, hasta en su parte vibratoria más elevada, que lo llaméis el Fuego del corazón, la Corona radiante del corazón o el Corazón Ascensional, también se apaga. Los vehículos intermediarios ya no son necesarios, habéis salido de la ilusión en totalidad, incluso si puede todavía manifestarse a través de la percepción diferente del tetraquishexaedro, de la nueva Trinidad, de la Corona radiante o hasta del chacra del corazón. Pero sabéis que no sois nada, en este momento, de todo esto, y esto se produce simplemente como un marcador de vuestros diferentes movimientos entre el Eterno y el efímero.

El Comendador os habló hace más de un año de la respuesta del corazón y sus diferentes potencialidades. Esto concernirá siempre a la persona, pero ahora, cuando la joya es encontrada, descubierta y manifestada, sólo está el Amor. Ya no hace falta lo que llamáis Supramental o vibración de la conciencia porque el Amor, en definitiva, está más allá de toda conciencia manifestada, aunque esté presente en cada mundo. Encontráis realmente en este momento la esencia de lo que sois, y todo lo demás sólo participa de lo efímero que vivís con la misma gracia, sean cuales sean los acontecimientos.

…Silencio …


Escuchemos si queréis la siguiente pregunta.

Pregunta: ¿puede ampliar algo sobre las diferencias entre el fuego del ego y el Fuego del Amor?

El fuego del ego lo lleva todo hacia él, a sus propias experiencias, a sus propios roles, a sus propias funciones, también al nivel espiritual por supuesto, tomándolo todo como algo real. Al Fuego del Amor le da igual todos los juegos afectivos y relacionales. Los vive con la misma gracia y sobre todo sin el menor interés, incluso si es real para el que lo vive.

El Fuego del Amor os libera de todos los fuegos. El fuego del ego os refuerza en los juegos de roles, los funcionamientos en el seno de este mundo o las proyecciones del alma a través del futuro que sea. El Fuego del Amor no es afectado por ningún futuro, Es lo que Es y Es lo que Sois.

El fuego del ego os llevará a caer y a recaer en el seno de la dualidad, a ver el bien, a ver el mal, a ver al enemigo, a ver al amigo. El que está en el Fuego del Amor no tiene ni amigo ni enemigo, porque ve en ambos la misma cosa: lo que Es.

El fuego del ego necesita apropiarse, necesita demostrar, mostrar lo que cree ser. El Fuego del Amor no necesita de ninguna manera estos juegos, «Es» el Amor. No necesita dirigir, controlar nada en el seno de su vida como en el seno de la vida de nadie, deja simplemente que se manifieste este Amor. Y este Amor puede encontrar a veces efectivamente algunas resistencias. Entonces puede ir en contra de la persona y herir a la persona que todavía sois.

En el caso del fuego del ego habrá siempre reacciones, justificaciones, necesidades de explicar, necesidades de confrontar, necesidades de demostrar, al otro sobre todo y a sí mismo, que está en la verdad. El Fuego del Amor no se pregunta nada sobre la verdad. No se pregunta nada sobre la persona. No se pregunta nada sobre lo vivido al nivel de las vibraciones. Es realmente el Amor.

El Fuego del Amor disuelve el fuego del ego. El Fuego del Amor es el estado de Gracia. El fuego del ego os aleja de la Gracia y os lleva todo el tiempo a justificaros, todo el tiempo a explicar, todo el tiempo a confrontar el bien y el mal en vosotros y sobre todo en el otro si es posible. Mientras que el Fuego del Amor no juega ningún juego y menos este juego. El Fuego del Amor se basta a sí mismo, no acarrea ninguna justificación, ni la necesidad de palabra, ni la necesidad de demostrar, él «Es», simplemente.

El Fuego del Amor estará siempre en movimiento. Estará siempre en la libertad del movimiento. El fuego del ego no estará en el movimiento sino en la agitación. Hará lo que el Comendador había llamado el vaivén, un día una cosa, otro día otra cosa. El Fuego del Amor atraviesa la experiencia que sea sin buscar orientarla o dirigirla con arreglo a alguna apropiación o a una necesidad de justificación.

El Fuego del Amor es libre de todo apego en este mundo. El Fuego del Amor no cree en nada, no espera nada, no teme nada. Es sobre todo la manifestación del Absoluto. Ya no está centrado en la vibración, no está centrado en la elevación de la conciencia, ha trascendido todos los juegos por la instalación de la Verdad.

El fuego del ego está en una búsqueda perpetua, está en una representación perpetua. El Fuego del Amor no tiene nada que representar ni nada que presentar, es lo que es y no depende de ninguna circunstancia ni de ninguna situación. Es ecuánime. Es el mismo ante la alegría, ante el sufrimiento, ante la muerte como ante la vida, la suya o la del otro.

Por supuesto las consecuencias no son las mismas. En el fuego del ego, hay desperdicio del Amor. En el Fuego del Amor, hay incremento del Amor, siempre más, siempre más vasto, siempre más grande, siempre más ínfimo en este mundo en la presentación de la persona.

El fuego del ego refuerza a la persona y refuerza el alma en la necesidad de mostrar y de demostrarse en el seno de este mundo. El Fuego del Amor os hace desaparecer en totalidad de este mundo, como lo manifesté en mi vida. Veis, no es para nada la misma consecuencia.

En el fuego del ego, hay una persona que gesticula, que reivindica un papel, una función, unos atributos. En el Fuego del Amor, no hay nada de todo esto. Hay una inocencia y una sencillez del Amor, aunque la persona todavía presente necesita dirigir, por ejemplo, en sus funciones familiares o profesionales, pero esto es verdaderamente sin importancia porque el Fuego del Amor toma todo el sitio incluso en lo que es necesario dirigir.

Así es como se instala, no solamente la Fluidez de la Unidad, pero realmente la Fluidez del Amor. Esto lo veis incluso en vuestras vidas, según lo acontecido, y en la vida de vuestras hermanas y hermanos que encontráis. ¿Hay agitación? ¿Hay algún movimiento en todas las direcciones o hay una estabilidad inquebrantable del Amor que nada puede afectar?

…Silencio …


Acojamos juntos la siguiente pregunta.

Pregunta: ¿Por qué desaparecemos cuándo se presenta un estado de Amor total e incondicionado?

He respondido ya en parte a esta pregunta con lo que dije desde que comenzamos, pero voy a seguir con las explicaciones. Cuando el Amor incondicionado está allí, efectivamente que estáis encantados, en éxtasis. Vivís la verdadera muerte del ego, de la persona, aunque la persona siga con vida. Entonces en este momento, no hay nada mejor que ser que desaparecer de la ilusión en totalidad. Así como lo expresé, es a la vuelta que el cambio es importante. El que desaparece en el sueño nunca volverá con la Alegría, la Paz y el Amor. El que ha desaparecido en el Absoluto por el Amor incondicionado, vuelve todavía más lleno de alegría y de amor, que sea para sus hermanos y hermanas, para este mundo y para la vida, sean cuales sean las ilusiones que allí están presentes, y sea cual sea el ciclo que atravesáis.

Así que el Amor incondicionado, sí, os hace desaparecer. No hay ninguna razón para que se quede nada de vosotros cuando el Amor incondicionado toma todo el sitio y todo el espacio posible de vuestra conciencia. De hecho, no queda ninguna conciencia, lo sabéis, esto fue nombrado la a-conciencia. La conciencia sólo es la manifestación de algo, mientras que el Absoluto nunca es manifestado. Es la certeza y la verdad de lo que sois. No necesita pruebas, no necesita justificación, no necesita ser controlado por la persona, ni incluso ser vivido por la persona. La persona nunca podrá vivirlo ni acercarse a ello, porque el que se expresa desde el Absoluto no expresa el punto de vista de una persona o de un alma, ni siquiera sus experiencias. Expresa simplemente la realidad del Amor sobre cualquier cosa mencionada en palabras o en su discurso. Hay el mismo Amor emanando, que sea en el seno de una ira, que sea en el seno de una tristeza que pasa, que sea en una explicación sobre lo que nombráis el Espíritu o incluso el funcionamiento de este mundo en el cual estáis.

Así que sí, el Amor incondicionado os hace desaparecer. Dado que no hay más condiciones, que no hay nada que probar, no hay ninguna razón de ser inscrita en el seno de la ilusión y por supuesto deja al cuerpo vivir su vida. No se trata de poner fin a la vida, ni siquiera en la ilusión, por vosotros mismos y sobre vosotros mismos, pero lo que traéis es profundamente diferente, que seáis conscientes de ello o no.

Viviendo el Absoluto, en el momento de la desaparición, incluso si no traéis estrictamente nada como vivencia de este momento, que dure un minuto o miles de horas seguidas, sois profundamente diferentes. A través de lo que es visto, a través incluso de las vibraciones que vuelven en este momento y sobre todo al nivel del transcurso de vuestra vida en todos sus aspectos. Estáis afectados a la vez por todo, pero al mismo tiempo afectados por nada. Es mucho más que la indiferencia, es mucho más que la negación o la denegación de la realidad, es la verdadera trascendencia de la realidad y sobre todo de la ilusión de este mundo.

…Silencio …


Escuchemos la pregunta que viene.

Pregunta: quedé desacreditada por mis hijos en 2012 y habiendo observado, desde entonces, el silencio respecto a los acontecimientos que vienen, me gustaría sin embargo avisarles con una carta para que la abran sólo en el momento en que los sonidos del cielo y de la Tierra se oigan. ¿Es útil?

Querida, para la persona esto es útil, para ti como para el que está al otro lado. Pero en definitiva no tienes que inquietarte porque el que oiga los sonidos, y será en este caso todo el mundo en ese momento, no podrá dudar un instante de que hay un cambio de paradigma, sea cual sea la ira. Ya no estaremos en ese momento en situaciones de negación, sino en situaciones de ira y de confrontación que sólo serán el resultado, para cada uno, de la posibilidad de estar en su corazón o no.

Así que avisarles no sirve de nada, en el sentido del alma ni en el sentido del Espíritu. Como decía Cristo: «El que tiene oídos para oír y ojos para ver, vea». El que no quiere ver y no quiere oír será obligado a verlo en ese momento. Entonces no sirve de nada anticipar. Porque en ese momento correrías el riesgo de volver a establecer un vínculo que se disolvió por sí mismo respecto, no a unos errores o a unas proyecciones, pero realmente a la realidad de lo que debía de ser, para ti, vivir lo que habías de vivir, desapegada de todo vínculo y llegar a tu propia Liberación.

¿Entendéis por qué para la mayoría de los grandes místicos antiguamente, antes de la bajada del Espíritu Santo, aunque en mi caso estuviera casada, no necesitaban ni de hijos, ni de marido, ni de mujer, ni de padres, aunque lo respetaban? Implicó desde el punto de vista del Amor, para ti, a pesar de este acontecimiento que puedes todavía considerar, cuando estás en la persona, de manera nefasta y funesta, como una liberación y una libertad para ti, pero también para el otro. Le permitiste volverse autónomo incluso si es a través de la negación.

Id más allá de la mirada y de la primera explicación que os di correspondiente a la persona. Haz lo que tu corazón te dicta, haz lo que tú misma te dictas y no lo que te digo yo, porque esto concierne a la persona. En ningún caso el Amor puede ser afectado por esto, el tuyo como el suyo. En ningún caso puede afectar la realidad de lo que son todavía estas personas que están en la negación. Recuerda que deben vivir la ira, la negociación antes de llegar a la aceptación.

Las Trompetas representan muy exactamente, con su culminación y la Llamada de María, la aceptación ante la ineluctabilidad de lo que acontece. De la misma manera que cuando uno se muere, cuando somos un encarnado, ¿nos preocupa, en el momento en que la persona se apaga, de lo que vaya a pasar con lo que existe en el seno de este mundo? Por supuesto, al nivel de los mundos ilusorios del astral, sois atrapados y alcanzados, diría yo, por los afectos, por las emociones, por los vínculos de los que no habéis sabido libraros. Pero lo que ocurre hoy es algo más que la muerte, es la Resurrección. No tiene nada que ver con la muerte. Allí también, deja obrar la Inteligencia de la Luz, deja obrar el Amor que está en el fondo de ti y haz en ese momento lo que te dicta tu corazón y no lo que te digo yo.

Te doy los dos aspectos de la explicación. Te toca elegir y ver si es la persona quien actúa o si es el estado de Gracia que actúa y estás situada en tu corazón en ese momento. Porque avisar y reforzar la realidad de lo que es negado, incluso en el momento en que se produzca, puede también disolver los vínculos del lado de la persona que está todavía apegada, incluso si está en la negación, porque justamente la negación es un apego. O bien, dejas obrar el Amor que pone fin a todo vínculo en el seno de este mundo. Hasta el sentido de la responsabilidad en vuestras vidas se verá trastocado, el sentido de vuestras responsabilidades con relación a vuestros hijos que dependen en definitiva sólo de la persona y del alma a través de los juegos de la acción y de la reacción.

Por último, ¿qué quieres? ¿Qué decides? Deja que hable el corazón y no permitas que yo siga hablando en relación a eso. Decide tú y observa de dónde procede la decisión. ¿Viene de la persona? ¿Viene del Absoluto? ¿Viene del Sí? ¿Viene de la necesidad de jugar la triada infernal llamada verdugo-víctima-salvador? No hay nada que salvar, incluso para quien cree que hay algo que salvar. Quien cree salvar lo que sea sólo puede salvar las ilusiones, fueren las que fueren, tales como su cuerpo, su persona, su vida, sus afectos, sus emociones, pero todo eso no tiene sentido alguno para el Absoluto. Bidi os lo ha pregonado una y otra vez con aquella fuerza y aquella potencia muy propias de él y no hizo sino decir la pura verdad.

Por lo demás, vuestros científicos saben perfectamente hoy que este mundo es una construcción quimérica, que no tiene existencia y que no es real. Sea cual sea la intensidad del sufrimiento, de la emoción o del amor condicionado que se vive este mundo, no tiene ninguna existencia. Es esto justamente lo que vais a tener que experimentar todos, no a través de la mente sino a través de la joya del corazón y es eso lo que confiere precisamente al corazón del corazón. Os lleva a desaparecer de este mundo. Os lleva a desaparecer de toda causalidad. Os lleva a desaparecer de todo juego personal y os lleva a desaparecer real y completamente de la ilusión de este mundo, sea cual sea su materialidad.

Desde el punto de vista del Absoluto, como desde el punto de vista de vuestros científicos, este mundo es un holograma. No es ni siquiera una matriz. Es tan sólo un sueño. Un mal sueño o un buen sueño, pero un sueño de todas formas.

Entonces os corresponde saber cuál juego queréis jugar. La Luz, de todos modos, os conducirá – a través de la asignación vibral, a través de las Trompetas y de la Llamada de María – a ver realmente lo que sostiene esta ilusión. Entonces, ¿qué queréis alimentar, qué queréis ser, sean cuales sean vuestras obligaciones hoy, sean cuales sean vuestras filiaciones? ¿Sois libres realmente o no? Si sois libres, entonces el gozo os habita más y más, pase lo que pase. Si rechazáis la Libertad, entonces hay ira, hay negación, hay emoción, hay raciocinio, pero no es un castigo. Eso traduce simplemente la necesidad de vuestra alma de experimentar y explorar la conciencia con toda libertad y sin estar más encerrada de ninguna forma. Aunque nada subsistirá a todo lo que conocéis.

Durante los “tres días”, tal como os ha sido explicado, no podréis aferraros a nada pues ya más nada existirá. Ni maestro, ni nave, ni María, ni vosotros. Quedará el Amor y eso sólo, sin personificación, sin referencias de color, sin referencias de forma, sin referencias de dimensión. Lo que podríais llamar, desde el punto de vista de la persona, la nada, el vacío.

Sin embargo, de saber eso y vivirlo en totalidad, estaríais en éxtasis como lo estuve durante tanto tiempo. Ya no será posible ningún juego de roles en aquel momento. Solamente habrá el Amor que sois. Por lo tanto, si estáis ocupados entonces en aferraros a lo que sea, a vuestros hijos, a vuestros padres, a vuestras propiedades, ¿cómo queréis ser Amor?

Una vez más, lo reitero, incluso si eso no os atañe, no hay ninguna culpabilidad en eso. Aceptad simplemente que vuestra alma necesite manifestarse, explorar las dimensiones y vivir la conciencia, pero lo experimentaréis evidentemente llegado el momento. Esto ha sido llamado, me parece, el Juramento y la Promesa. Esto ha sido cantado por el Arcángel Uriel. Esto ha sido explicado por los Ancianos y por las Estrellas con lujo de detalles, por decirlo así.

… Silencio…

Acojamos todos la pregunta siguiente.

Pregunta: ¿los movimientos de Li Shen siguen siendo útiles en este período?

Muy amada, la respuesta es que son útiles para quienes los necesite. ¿Cómo saber si existe la necesidad? Pues – simplemente – si estáis gozosos, si estáis en el Amor, no necesitáis nada.

Sin embargo, es a veces necesario estabilizar la Acción de la Gracia para estar en estado de Gracia. Entonces, en tal caso, la danza del Silencio que os ha sido enseñada o todo cuanto habéis venido practicando estos años, puede practicarse libremente. Sin embargo, mi consejo es que practiquéis la Vía del Amor, de la Humildad y de la Simplicidad y que dejéis emanar de vosotros lo que sois en verdad y eso se da sin esfuerzo. De hecho, el alma y la persona requieren a veces estructurarse antes de disolverse.

No olvidar nunca, como eso os ha sido reiterado una y otra vez, que vosotros y solamente vosotros podéis dar el último paso y nadie más. No vuestra persona ya que es ella justamente la que tiene que desaparecer. Lo que hace falta es que os abandonéis por completo a la Luz, en el instante del sacrificio de vuestra persona, de vuestros afectos, de vuestras posesiones. Sin embargo, tened presente que se trata de un mecanismo que nace en el seno de la conciencia. No es necesario que vendáis vuestros bienes, que hagáis entrega de vuestros bienes, que os distanciéis de vuestra pareja o de vuestros hijos. Se trata de una actitud interior.

Entonces si os sentís emerger en el gozo al practicar la danza del Silencio, hacedlo. Sin embargo, no olvidéis que eso es y seguirá siendo, lo mismo que nuestras Presencias, nada más que muletillas conduciéndoos lo más cerca posible de lo que sois. Vosotros y solamente vosotros podéis descubrir quienes sois. Ningún maestro, ningún Cristo, ninguna vibración, ninguna Luz podrá haceros experimentar eso jamás. Vosotros y solamente vosotros podéis experimentarlo sacrificándoos. El sacrificio al que me refiero no es el sacrificio de vuestro cuerpo, lo que vendría a ser una negación de la vida, sino un sacrificio en el sentido psicológico y espiritual.

Dejad a un lado todo cuanto creéis saber a nivel espiritual. Dejad a un lado lo que creéis vivir incluso en el seno de la persona y desapareced. Y entonces, no habrá nunca más el más mínimo problema, la más mínima duda, porque la evidencia del Amor será tal que nada podrá alterarlo, incluso la muerte de este cuerpo, incluso el sufrimiento de este cuerpo, incluso el peor de los acontecimientos sucediéndole a la persona, porque el alma ha desaparecido y el Espíritu está ahí, presente en totalidad, pues Él es el Amor manifestado todavía, como Liberado Viviente.

Entonces sí, por supuesto, si sentís que haya necesidad de elevar las vibraciones, si sentís que haya necesidad de percibir la Onda de Vida, el Canal Marial, entonces sí, haced lo que os parezca conveniente pero no olvidéis nunca que se trata de juegos pasajeros y que el propósito no es hacer eso o eso otro sino – justamente – dejar de hacer lo que sea, incluso deshaceros de nosotros, de nuestras Presencias, pues sólo existimos en vuestro interior, como bien sabéis.

Acomodémonos un poco más en el corazón del corazón, en el corazón del Amor.

… Silencio…


Prestemos atención a la pregunta siguiente.

Pregunta: ¿qué puede favorecer la reversión definitiva del alma hacia el Espíritu?

Muy amada, eso se relaciona en parte con lo que acabo de explicar, pero voy a ampliarlo. Se trata del sacrificio del alma, no mediante una decisión voluntaria o de la persona sino mediante un abandono total de todas las metas, de todas las esperanzas, de todos los sufrimientos, no como un rechazo que vendría a ser una lucha sino como una aceptación total e incondicional tanto de lo efímero como de la ilusión, porque sabéis entonces que eso sólo dura un tiempo.

Liberaros en el seno del instante presente, es no quedar contaminados con vuestro pasado, con vuestro futuro, con lo que dice el cuerpo, con lo que dicen vuestras emociones, vuestros afectos, lo que dicen vuestros roles y vuestras funciones en este mundo. Es quedar neutral y virgen en cuanto a deseo, en cuanto a pensamiento, no como algo que conquistar luchando sino como la Evidencia que se impone.

Tan pronto como vuestra conciencia se manifiesta, incluso en el seno del amor condicionado, incluso en el Sí, hay manifestación de la conciencia, incluso en sus aspectos sin límites, pero recordad que no sois solamente eso y que, al mismo tiempo, no sois nada de todo eso. Todas las experiencias, incluso en los universos llamados libres y en las dimensiones más elevadas, quedan grabadas en otro tiempo, por cierto, que no conoce ni el tiempo ni el espacio, lo que no quita que quedan grabadas en una duración. Ahora bien, vosotros no tenéis ninguna duración.

Agregaré, no os dejéis engañar con lo que decimos ni con lo que intercambiamos. Recordad que no hacemos otra cosa que acercaros a vosotros mismos. Por supuesto, habrá múltiples intervenciones en el seno de este mundo y percibiréis sus marcas, ya sea con los seres de la naturaleza, ya sea con la forma de las nubes, ya sea con las naves aparecidas ante vuestros ojos o a través de los medios modernos de observación, pero todo eso es un juego.

¿Creéis realmente que haya algo que salvar? ¿Creéis que haya realmente una vida que continuar? ¿Creéis realmente que vais a reencontraros con vuestros hijos, con vuestros padres? ¿Seguís realmente apegados a todo eso? ¿Estáis dependientes de todo eso o estáis realmente libres?

Es una actitud interior, lo que ha sido calificado de posicionamiento, de punto de vista, pero no es un punto de vista mental. Es realmente el lugar donde estáis parados. ¿Estáis en la conciencia manifestada, aquí como en otra parte, o estáis más allá realmente de todos los juegos de la conciencia, más allá incluso de vuestros linajes, más allá incluso de vuestro origen estelar, más allá incluso de la Fuente, ya que sois todo eso reunido?

¿Lo veis? ¿Lo aceptáis siquiera? incluso a nivel fragmentario de la persona. El Amor no se complica con ningún soporte, con ninguna persona, con ningún mundo, aunque los mundos sean por cierto lugares de manifestación de la conciencia absolutamente colmados de belleza, colmados de gozo, colmados de amor también, pero son los juegos de la conciencia. Vosotros no sois ningún juego de la conciencia. Tenéis que entender eso. No para aprehenderlo sino para prepararos a vivirlo, a experimentarlo.

Se ha vuelto común decir que lo que os importa os amarra. Es la pura verdad. No os aferréis a nada y sed libres. Que seáis ricos o pobres, que seáis casados o solteros, que seáis jóvenes o viejos, ¿qué es lo que os amarra? ¿Podéis finalmente seguir viviendo sin depender de lo que sea, de un alimento, de un ejercicio, de lo que sea de este mundo? Sin rechazar este mundo, por supuesto.

Tened claro, con el amor, con el perdón, también, dónde estáis. Honrad lo que sois aquí, incluso en la ilusión, pero tened claro que no sois nada de todo eso. Todo eso no son más que juegos, todo eso no son más que posturas, estrategias, adaptaciones, bien sea a nivel del alma o a nivel de este cuerpo. Analógicamente puedo tomar el ejemplo siguiente: estáis manejando un coche que os lleva de un punto a otro, tenéis vuestro coche, lo manejáis vosotros, pero nunca se os va a ocurrir identificaros con el coche.

De igual manera, ¿por qué manteneros identificados con un cuerpo, con una conciencia, con unos afectos? Sois mucho más que lo que pensáis vivir hoy, sea cual sea el estado de vuestra conciencia.

… Silencio…

Prosigo. Por cierto, hay juegos útiles y hay juegos fútiles. Útiles ¿para quién? Para la persona, para el alma, pero no perdáis la brújula pues ningún juego, incluso útil, os será de utilidad llegado el momento. Tal juego solamente habrá servido para acercaros a vuestra esencia y solamente vosotros sois capaces de reconoceros. Solamente vosotros podéis amaros porque sois el Amor.

… Silencio…


Acojamos lo que sigue.

Pregunta: ¿acaso comer mucho puede contraponerse a la reversión del alma? ¿puede bloquear el proceso?

Muy amada, el cuerpo tiene sus necesidades, el alma tiene sus necesidades y el Espíritu tiene su evidencia. Entonces, obvio es que eso depende de la persona. Fácil es comprobar que algunos comen más y otros comen menos. Es una creencia creer que el exceso de alimento o la insuficiencia de alimento vaya a cambiar lo que sea a nivel del Espíritu, aunque resulte obvio que el alimento, según su naturaleza, impacta en el proceso. En efecto, como sabéis, según las filosofías orientales como aquellas practicadas en la India, existen alimentos pesados y alimentos refinados. Son tres las categorías de alimentos. Entonces tenéis para elegir lo que coméis.

Si coméis alimentos tamásicos vais a sentiros pesados. Si coméis alimentos rajásicos vais a sentiros afinados, pero eso nada tiene que ver con el Espíritu. Obvio es – y lo sabéis por experiencia – en ayunas o con menos comida, resulta más fácil percibir las vibraciones, pero lo que sois no ha variado en absoluto. Seguís siendo el Espíritu. Simplemente el alma se expresa de un modo distinto en aquel momento.

Entonces sí, por supuesto, desde el punto de vista de la persona, se recomienda ingerir alimentos refinados, es decir “los que elevan la vibración y la conciencia”. Así es, para elevar las vibraciones, más vale no ingerir productos muertos, como animales, pero al Absoluto no le importa todo eso. Entonces cuidado con caer en el exceso rígido y rigorista a nivel del alma porque al Espíritu libre, por su parte, no le importa para nada lo que entra ni lo que sale. Eso no le atañe. Como diría Bidi, eso le atañe al saco de comida en relación con sus necesidades.

Así es, creer que – a través de la alimentación, a través del ayuno, a través de la oración - vais a liberaros es un insulto hecho al Espíritu. Sin embargo, eso puede resultar útil a veces para acercarse a la verdad. Entonces sí, en tales casos, lo mismo que con los ejercicios, lo mismo que con los yogas, lo mismo que con los cristales, lo mismo que con nuestra ayuda, probadlo, pero no os engañéis tampoco. No vayáis a caer en la dependencia de algún alimento. No vayáis a caer en la dependencia de una persona. No dependáis de nada en el seno de esta ilusión.

Entonces, por supuesto, la persona va a alegar que es necesario el dinero, que es necesario comer, pero nuevamente, estamos frente a unas creencias. ¿Habéis hecho el intento de dejar de comer? ¿Habéis hecho el intento de quedar sin dinero para ver lo que significa? ¿Habéis comprobado personalmente cuán libres sois sin dinero? No. Entonces sólo son proyecciones.

Entonces, cierto es que hay una necesidad de refinamiento en la conciencia humana, hay una necesidad de elevación vibratoria para alcanzar ciertos niveles y experimentarlos, pero ¿para qué complicaros con todo eso? Si sentís que lo que coméis (cuando estáis en el Sí) influye en la calidad vibratoria, eso vale para la persona y es cierto, pero eso tiene que ver, otra vez, con la ilusión.

Durante mi vida en la carne podía permanecer años sin comer o contentarme, para complacerles a mis seres queridos, con algo de arroz a la semana y, sin embargo, nunca bajé de peso. Al contrario. Entonces ¿de dónde venían estos kilos? ¿Qué importa? Salta a la vista que todo depende de dónde estáis posicionados a nivel de creencias, depende de lo que seguís, de lo que admitís.

Os recuerdo que al alma – en los Mundos Libres donde reina el Espíritu – no le importa en absoluto esa noción de alimento. Eso tiene que ver con este mundo y su encierro, es decir lo que llamáis rapiña. Os recuerdo que incluso los pueblos que moraban en la Intra-Tierra, en especial Ramatan y su pueblo, realizaban una ceremonia por semana con una comida a modo de ritual no por necesidad de alimentarse sino por el placer de reunirse gozosamente en honor a la materia, pero de ninguna manera era vital.

Por lo tanto ¿cuál es la idea al comer? ¿Cuál es la idea al dejar de comer? ¿Acaso sentís que queda algo por refinar en vuestro interior? ¿Algo que debe ser elevado? ¿O aceptáis ser perfectos desde ya y de toda Eternidad? Esto es mucho más fácil ahora que antes.

… Silencio…


Prestemos atención a la pregunta siguiente.

Pregunta: tras un trasplante cardiaco sucede a veces que el trasplantado se quede con parte de la personalidad del dador. ¿Este tipo de intercambio interviene a nivel de alma?

Muy amada, la respuesta está en la pregunta. Se trata de personalidad y no de alma, aunque efectivamente se dice que el lugar del alma está ubicado en el corazón, un poco arriba del corazón. Existe efectivamente un átomo germen – la Gota roja y la Gota blanca – que están en él, pero te hago notar que – tratándose de trasplante cardiaco – aquel que entregó el corazón falleció y el alma ya no está ahí. Lo que se manifiesta entonces sólo es la personalidad y nada más. Son expresiones de la personalidad de quien entregó el corazón, en ningún caso el alma. El único caso de intercambio de almas es aquel proceso llamado “walk in”, sea cual sea su naturaleza. En el caso aquí referido se trata de memorias personales grabadas en la carne y de ninguna manera del alma y menos aún del Espíritu.

… Silencio…


Acojamos la pregunta siguiente.

Pregunta: en caso de no percibir el Triángulo de Fuego o el punto AL, ¿cómo saber si el alma se ha vuelto hacia el Espíritu?

Cuando el alma se ha vuelto hacia el Espíritu, aunque no haya sido disuelta, hay alivio. Este alivio se produce en todos los sentidos de la palabra y en todo lo que existe en el seno de la conciencia, ya sea para con los lazos, ya sea para con los miedos, ya sea en relación con vuestra manera de plantaros en este mundo desde vuestra mirada, vuestra sonrisa y vuestros gestos. Aquél cuya alma se ha vuelto hacia el Espíritu deja de sentirse atraído por las vicisitudes de este mundo: la propiedad, el sentido de posesión, el sentido de apropiación, el sentido de jugar un rol, en sentido espiritual, por supuesto.

Aquél cuya alma se ha vuelto hacia el Espíritu no tiene las mismas necesidades, tanto a nivel fisiológico como afectivo y relacional. Aquél cuya alma se ha vuelto hacia el Espíritu descubre y entrevé espacios de Libertad incomparables. Las meditaciones se tornan más livianas y menos cargadas de pensamientos, ideas e imágenes. El sueño – sea cual sea su duración y su modificación – no está afectado por lo que sea, salvo el solo hecho de dormir. Las necesidades vitales ya no son las mismas. Hay un desinterés real y total de la necesidad de compararse o de competir. Son cada vez menos las reivindicaciones relacionadas con este mundo en cualquier ámbito que sea.

El alma orientada hacia el Espíritu está interesada en el Espíritu, sin por eso renegar de la materia y, encuentra el Espíritu tanto en el hecho de crear lo que sea, como en la jardinería o intercambiando palabras con algún desconocido en la calle. Hay una revolución interior en la persona que, lo reitero, no os llevará a apartaros de la persona, pero sí aliviará real y concretamente a la persona. Los cuestionamientos tendrán que ver cada vez menos con la persona y cada vez más con el Espíritu, ya sean cuestionamientos interiores como exteriores.

En el proceso de reversión del alma efectivo y definitivo, no puede no haber percepción como mínimo de la Puerta AL, aunque las Coronas radiantes no hayan sido experimentadas, aunque la Onda de Vida no haya sido experimentada tampoco. Tiene que haber necesariamente una zona dolorosa o sensible arriba del pecho derecho y, a veces, en el lugar anterior del alma, es decir a nivel de lo que llamáis chakra del hígado, que corresponde al hígado y a la vesícula y, por rende, al lugar del alma orientada hacia la materia.

Las emociones pueden exacerbarse en un primer tiempo y luego desaparecen por sí solas. Estáis menos afectados por vuestras propias reacciones y por vuestras propias emociones sean cuales sean. Permanecéis entonces cada vez más centrados y alineados, sin proponéroslo ni decidirlo. Obviamente las necesidades fisiológicas también cambian, como ya lo dije.

No hay más apegos, empezando con vosotros mismos. Sin embargo, tenéis a bien respetar este Templo y este cuerpo, esta carne que hace posible vuestra manifestación. No obstante, dependéis cada vez menos de este. En cuanto a alegrías o sufrimientos, ellos dejaron de afectaros en lo que sois realmente, incluso en el seno del Sí.

En resumen, puedo decir que la persona misma, no puede ser la misma que antes de la reversión de su alma. Hay, como dije, cambio de paradigma, cambio de prioridades. El otro pasa a ser más importante que uno mismo. Ahí está el sentido del auto sacrificio. Lo quieran o no, no estáis más sensibles al otro, sino al lugar donde está vuestra conciencia, siendo el otro ya percibido como parte de vosotros mismos, incluso en su rechazo, incluso en su confrontación.

… Silencio…


Acojamos otra pregunta más.

Pregunta: las claves Metatrónicas recientemente reveladas - E-LO-HIM, NE-PHI-LIM –¿Acaso corresponden con puntos precisos en el cuerpo físico?

Sí, así es. Sin embargo, tened presente que hemos dado el nombre de las Estrellas, es decir los nombres a través de los cuales somos identificadas. Algunas Estrellas llevan nombres muy occidentales, ¿verdad? Claridad, Precisión, por ejemplo. Algunas Estrellas han sido identificadas y os han comunicado su nombre, pero las hay cuyo nombre ignoráis. Obviamente podéis relacionarlo todo entre las claves Metatrónicas, las 12 Estrellas, las 12 Puertas y también los 24 Ancianos pues todo es una misma cosa.

Sin embargo, no es necesario cargaros con explicaciones porque eso no tiene que ver con la persona, ni siquiera con el alma. El alma las conoce intrínsecamente. Solamente os corresponde vivirlo. Podéis, por supuesto, cantarlas. Podéis recitarlas cual mantra, pero no es necesario que sepáis donde esto queda ubicado porque esto está operando ahora mismo sin ninguna intervención de parte vuestra. Esto no es lo mismo que la activación de los nuevos cuerpos cuyo proceso os fue explicado y enseñado a través de los diferentes yogas transmitidos por Un Amigo e incluso, en cuanto a técnicas respiratorias, por Maestro Ram.

Hoy día todo eso se logra a través de la espontaneidad, a través del abandono, a través del auto sacrificio. No podréis haceros con nada en ese nivel. Sólo podréis vivirlo. Ya no hay necesidad de armar sistemas ni tampoco de ubicar los puntos del cuerpo ya que éstos también terminarán en nada, como ya dije. Puede ser que en adelante uno de los Ancianos acepte ampliar el tema, pero no habrá ni protocolos ni yoga ligados a estas nuevas claves. Ellas están totalmente activas en vosotros debido a las circunstancias de la Tierra, aunque no lo percibáis a nivel vibratorio, hasta culminar con las Trompetas y la Llamada de María.

Son muchos los puntos que os han sido señalados. Tomemos, por ejemplo, lo que ha sido llamado Puertas. Hay también circuitos, o sea líneas que unen dichas Puertas, formando los 24 triángulos de vuestro cuerpo de Êtreté que quedan grabados en este cuerpo efímero, pero, de igual forma que no necesitáis conocer el nombre de tal o cual músculo del cuerpo de carne para que éste actúe, lo mismo vale en adelante.

Por supuesto hemos llamado vuestra atención y vuestra conciencia sobre ciertos puntos, ciertas Estrellas, porque era necesario - en un momento dado de la etapa evolutiva de la humanidad en su conjunto - que fueran experimentados y anclados en aquellos puntos, en aquellas Puertas, en aquellas Estrellas, los nuevos cuerpos, pero el Espíritu no tiene necesidad de eso. Ahora bien, os recuerdo que es el Espíritu de Verdad, Aquél que viene llegando en su totalidad ahora.

… Silencio…


Bien amados hermanas y hermanos, vamos a seguir nuestro coloquio en el Corazón del Amor y escuchamos pues la siguiente pregunta.

Pregunta: puede hablar de su vida en la carne y aportar aclaraciones sobre nuestro vivir hoy.

… Silencio…


Mi vida en la carne, como tal vez lo leyeron o lo vieron, se celebró en la sencillez más grande. La vida me permitió estar rodeada de almas muy queridas. Estas almas muy queridas me permitieron de manifestar la Alegría sin depender de las circunstancias de este mundo, estando allí. Es evidente que las condiciones de la tierra en mi vivencia y las condiciones de la tierra hoy, no tienen nada más que ver.

Hoy, puedo decir que tenéis más facilidades en vivir lo que yo viví, los éxtasis, la Alegría y el Amor que emanaban espontáneamente sin voluntad alguna de mi parte, están hoy accesible a todos vosotros. Los momentos de éxtasis, hasta si vuestras circunstancias en occidente y en vuestras vidas occidentales no son las mismas, permiten totalmente de vivir exactamente la misma cosa.

¿Entonces vais a preguntarme qué os lo impide? Simplemente las últimas ataduras a la ilusión, incluso viviendo el Sí: el sentido de la responsabilidad, el sentido de necesitar ocupaciones, el sentido de necesitar tener actividades, obligaciones morales, obligaciones sociales, que os mantienen, que lo quieran o no, en todo caso en occidente, presos en alguna parte de un sistema de organización de la vida que no tiene nada que ver con la Libertad. Incluso si esto les es presentado así.

Entonces en mi existencia yo no tenía que preocuparme de nada, es la verdad. Pero hoy, si caen en éxtasis, en Amor, allí también no tendrán nada de qué preocuparse. Porque la Vida, en su Inteligencia de la Luz y en el Amor, os proporcionará todo lo que es útil para mantener este estado. Entonces no es una cuestión de elección o de decisión, es una cuestión de relajamiento. En el momento en que sienten que no tienen más la elección que de Ser lo que Sois, el conjunto de las circunstancias de la vida, cualesquiera que sean los disgustos de este mundo occidental, no pueden nada contra lo que Sois. Entonces por supuesto sabéis que hay un momento preciso, que será la Llamada de María, que os pondrá a todos, si la recibís, en este mismo estado.

Tuve numerosas experiencias de Samadhi en el que mi cuerpo no pesaba su peso habitual, era imposible moverlo. Hubo momentos y períodos en que mi éxtasis incluso me impedía hablar, alimentarme, expresar lo que tenía que decir. Mucha gente se inquietó alrededor de mí, a pesar de su conocimiento de lo que era. Hoy, cada uno de entre vosotros tiene la posibilidad de vivir esto. No deseándolo, pero dejando hacer realmente, diría yo en totalidad, la Luz en vosotros. Pero para esto, lo sabéis, hay que desaparecer de la persona, desaparecer a todas las ataduras, desaparecer de todas las creencias, desaparecer de todas las suposiciones y las proyecciones, de lo que sea concerniendo al futuro. Total, hay que estar completamente sumergido en el Aquí y el Ahora.

El Aquí y Ahora no se estorba con palabras del mental, de una historia cualquiera que sea. La Atención de la conciencia en este momento, en el sentido del que mi hermana Gema Galgani lo había expresado hace unos años respecto a la Unidad, así como Hildegard de Bingen, debe tomar, yo diría, todo el campo de vuestra conciencia. Todo lo que aparece en vuestros sentidos, todo lo que aparece en vuestro corazón, todo lo que aparece en vuestros pensamientos, cualesquiera que sean, es sólo el Amor y nada más. No hay lugar, en el Amor, para otra cosa. No hay lugar para este mundo, no hay lugar para un papel o una función en el seno de este mundo. Pero por supuesto, no todos estáis destinados a vivir esto.

Bien evidentemente a esto, aparecen los cuestionamientos sobre la supervivencia del alma, la disolución del alma o la reversión del alma, entonces esto os pertenece de ver. Pero conscientes de que cuando el éxtasis os toma, cuando sois arrebatados en el éxtasis, no es ni yo ni vosotros quienes deciden realizar esto. Son las circunstancias de la vida que activan esto en vosotros. Y en este momento, o bien resisten o bien dejan la Alegría intensificarse hasta la desmesura, hasta lo desconocido de lo que pueda pasarles. Allí está la verdadera confianza, allí esta la única fe posible para vivir lo que viví.

Es a vosotros desde ahora que os conviene de ver las cadenas que puedan quedar en el seno de este mundo. Las ataduras, los deberes, los sentidos morales, los sentidos de la religión, el sentido de la sociedad, ¿qué quiere esto decir para vosotros? No puede haber ahí medias tintas.

Cuanto más os acercáis a la Llamada de María y de las Trompetas, más comprobareis por vosotros mismos que es imposible mantener ambas realidades, como lo expresó en su lenguaje metafórico el Comendador de los Ancianos. Cuando os decía, estabais sentados, a veces de un lado, a veces sentado del otro, y a veces teníais, como decía con humor, “el culo entre dos sillas. Después eligieron una silla, hasta percibir que no había ni silla ni culo.”

Ahí está la verdad. Es el momento en que no tienen más la elección. Mientras creen tener la elección de manifestar esto o aquello, en realidad no sois libres. Estáis condicionados por la sed de experiencia, aunque fuera la del alma más elevada.

Entonces no es algo que tiene que ser buscado. No todos estáis destinados a vivir la misma cosa, a pesar del mismo acontecimiento común. Tenéis cada uno una Morada diferente, ilustrando por ahí la declaración del Cristo: “Hay muchas Moradas en la Casa del Padre”. Y ninguna Morada es más digna o más elevada que la otra, en cualquier dimensión que sea, en cualquier esfera que sea. El Amor es más importante que todo posicionamiento en el seno de una dimensión o de un sistema Solar, de toda función o de toda atribución, incluso como Arcángel, en este mundo en la Liberación.

Por supuesto, estos juegos deben ser llevados a su término. Entonces no tocáis ni la misma partición, ni la misma melodía, hay que también aceptar esto. Entiendan bien que no tenéis que buscar ser libres, porque ya lo sois. Es simplemente la conciencia de esto que hay que ver, a fin de superar todo aspecto de conciencia limitado y todo aspecto incluso de conciencia ilimitada. Estableceros en la Presencia total y absoluta de vosotros mismos a vosotros mismos, os conduce inexorablemente a la realidad de vuestro Ser Eterno, más allá de los juegos de la conciencia. Pero no tenéis que buscarlo porque en el momento en que pronunciáis esta palabra, os alejáis vosotros mismos de lo que Sois. Hay que reconocer, en vosotros mismos, en lo que erais, como decía Bidi, incluso antes de aparecer en este mundo, en esta vida, sin preguntarse acerca de cualquier reencarnación que sea, que solo son sólo unos juegos de la persona, ahí también. Incluso si existe una moral y una noción de acción/reacción. La acción/reacción nunca os hará salir de la acción/reacción, porque la acción/reacción es interminable, mientras que la Acción de la Gracia os da el impulso.

Algunos de vosotros seguirán ahí y otros irán hasta el estado de Gracia, hasta manifestar éxtasis cada vez más intensos. Pero no sois quien escogéis. Ni en el seno de la persona, ni en el seno del alma. Es la Vida que lo decide respecto a lo que pueda quedar de resistencias o de fuerzas de predación, respecto a vosotros mismos o respecto a quienquiera que sea sobre este planeta.

Entonces en mi vivencia estaba, como esto pudo ser descrito, “saturada de Alegría”. No había el menor espacio o el intersticio para otra cosa que la Alegría. No tenía que forzarme, no tenía que meditar, no tenía que leer textos, no tenía que evolucionar, solo tenía que hacer lo que la Vida me daba a vivir en el seno de este mundo, solo en ser lo que era, y que sigo siendo todavía hoy. Entiendan bien el matiz.

Fuimos llevados unos y otros, Estrellas, Ancianos y Arcángeles, a conducirles sobre un camino, con el fin de que descubran que no hay ningún camino. Pero os hemos acercado a esta meta. Y allí, estáis solos, en el umbral, incluso si nuestras Presencias continuarán ayudándoles hasta el último momento, incluso con vuestros contactos con otras dimensiones en la naturaleza, o en otros estados del ser, en el seno del cuerpo de Êtreté, todo esto sólo tiene un tiempo y sólo está destinado a acercaros lo más cerca a la realidad última que es la única Verdad.

Entonces por supuesto cada Estrella os dio, algunas en todo caso, su propio camino de vida, ellas os explicaron cómo se tendieron hacia un único objetivo, que esto sea por la Vía de la Infancia de Teresa, que esto sea por los conocimientos de Hildegard de Bingen, de su época, esto no hace ninguna diferencia. El motor por supuesto, era la sed de Cristo, de lo que representa el Cristo, bien más allá del personaje histórico.

Si tuviera que expresarme delante de los orientales, hablaría de Krishna. En otras tradiciones emplearía otras palabras. Pero las palabras allí también son sólo unos ornamentos, medios de representar algo en la conciencia. Son todos estos condicionamientos ligados a las formas, ligados al tiempo, ligados al espacio, ligados al pasado o al futuro que deben apagarse en vosotros, con el fin de dejar eclosionar la Alegría, sin restringirla de ningún modo ni de ninguna manera. Si entienden esto, entonces la vía os será más que abierta, pues ya lo sois.

Si esto no se produce, desde el instante en el que esto no se produce, la conciencia limitada como ilimitada en el seno del Sí, va a tratar de acercarse a este estado, y allí sería el error. Porque desde ese instante hacéis intervenir la voluntad, la volición, el deseo, incluso si este deseo está situado a nivel del cuerpo astral, pero a un nivel más sublimado, como el del alma; sólo os aleja de la Verdad del Ser. Es en este sentido que Aquí y Ahora es un buen criterio, y un buen estado. Pero más allá de Hic y Nunc, más allá del instante presente, hay por supuesto yo diría la última polaridad de la conciencia que quiere conocer el Misterio, el Misterio de ella misma, y para esto ella debe desaparecer.

Al nivel del alma, es la misma cosa que al nivel de la persona, la respuesta no está al nivel de la persona, la respuesta incluso no está al nivel del alma, está en el Espíritu de la Verdad, en el Espíritu del Sol, en el Coro de los Ángeles, pero más allá de todas estas personificaciones, más allá de todas estas energías, estas vibraciones. Que os ayudaran en el momento llegado o que todavía os ayudan tal vez. ¿Qué deseáis? ¿Quiénes sois? Allí se sitúa la clave del problema.

Recuerden, que no sois ni este cuerpo ni esta conciencia ni incluso el Sí. No sois ninguna de vuestras vidas pasadas, no sois ninguna de vuestras vidas futuras, no sois nada de lo que viaja de dimensión en dimensión. Incluso no sois el cuerpo de Êtreté que también sólo es un vehículo, que os constituye en las dimensiones, pero no estáis constituido de esto. Sois la joya.

Realizar esto ya es aceptarlo, en vuestra carne, en vuestras emociones, en vuestros pensamientos, en vuestros afectos en el seno mismo de la sociedad, incluso si ella os da a ver exactamente lo contrario. Hay que guardar el rumbo, si puedo decir, pero no buscarlo. Una vez que esto es puesto, olvídenlo y vivan vuestra vida, sean lo más posible simples y humildes, no busquen nada, en todo caso en cuanto a cualquier objetivo que podrías llamar espiritual; no hay nada. Todo esto son sólo unos juegos. Algunos juegos pueden acercaros, y tratamos de llevar este juego con vosotros. Muchos de vosotros lo alcanzaron, otros no. No hay juicio, hay sólo una realidad de la Luz en sus diferentes Moradas, en sus diferentes Casas.

La capacidad del hombre siempre es de tomar y entender lo que aparece a través de los sentidos, lo que aparece a través del intelecto, lo que aparece según sus deseos y sus sentimientos. Todo esto son sólo unos juegos de la persona o juegos del alma, pero no es la voluntad del Espíritu. La voluntad del Espíritu es justamente ser, sin voluntad, sólo de estar ahí, que seáis conscientes de ello o no, que toméis conciencia de ello, que lo aceptéis, que lo neguéis, esto no cambia nada.

Sólo la persona cree que puede alejarse de lo que es en realidad, sólo el alma cree que hay una evolución, el perfeccionamiento de algo. Pero su vía, el verdadero principio siempre estuvo allí. Es de hecho por ello que se reconoce, no a un sabio, pero a un Liberado. Le da igual las etiquetas, le da igual las palabras, le da igual las definiciones, le da igual la evolución, le da igual lo que fue o lo que será, ya que lo que Es, lo es de toda Eternidad, con o sin cuerpo. No hay más capas de interferencias, no hay más resistencia organizada en el plano que sea.

Lo más duro, efectivamente, es aceptar de soltar todo lo que creéis tener y sobre todo al nivel de lo que nombráis la espiritualidad. Claro que es más agradable estar alegre que estar triste, estamos de acuerdo. Pero la búsqueda de la alegría ya induce a la tristeza.

La Alegría es lo que sois, no es lo que tenéis que encontrar. El Amor es lo que sois, no es lo que tenéis que buscar.

Ahí también, el hecho de buscar algo que ya está allí pone todavía más distancia entre la Verdad y vosotros. No olvidéis que la persona sólo está allí para tapar esta Eternidad, a causa de las circunstancias particulares de este mundo. Y el alma también se cree encomendada de una misión. El alma se cree sostenida por la materia o por el Espíritu, cree ser algo cuando sólo es un médium, como vuestro cuerpo sólo es un vehículo y un médium.

Pero no olvidéis que con relación a lo que digo, no debe de haber ninguna culpabilidad sea cual sea vuestro punto de vista, y sea cual sea el emplazamiento de vuestra conciencia en este mundo o en otra parte. Sólo hay que darse cuenta de esto, porque si ahí también emitís un juicio diciéndoos que no estáis allí, o que no llegaréis allá, o que esto parece difícil, esto parece complicado, podéis estar seguros que lo será. Mucho más de lo que podéis enunciar y afirmar.

La dificultad es en cierto modo no entrar en la negación de la vida en este mundo, o esperar una mejora o un cambio que vendrá del exterior, aunque sea un fin de ciclo real y concreto, lo que llamamos en la India el fin del Kali Yuga, de la Era oscura. Pero incluso esto no debe preocuparos y debe salir del campo de vuestra conciencia, si queréis que la conciencia se apague sin dificultad para ser lo que sois.

La a-conciencia, como Bidi lo dijo, nunca será una búsqueda. Ni siquiera es una revelación propiamente dicho, es el momento en que nada más existe, simplemente, sólo esto. No obstante, no podéis serviros y utilizar todo lo demás para encontrar lo que sois. Nunca lo conocido os llevará a lo desconocido, sea cual sea. Ni el conocimiento de las leyes del alma, ni el conocimiento del karma, ni el conocimiento del elemento que sea, Jofiel volvió a especificároslo, me parece.

Así que tenéis, sobre todo, simplemente a ser y a despojaros lo más posible de todo lo que puede interferir. Pero despojarse no significa alguna voluntad por vuestra parte. Es simplemente un estado del ser que hace que nada puede interferir. Pero esto una vez más, no sois vosotros los que podéis decidirlo, construirlo o edificarlo. Es justamente una deconstrucción total de lo que da sentido de ser a la identidad o al alma en el seno de este mundo. Veis ahora la diferencia.

Si de hecho lo vivís en parte, basta con haber tocado, lo sabéis, una vez el Sí para vivir el estado del Sí permanente y ya no oscilar de uno a otro. Pero para esto no hay que pedir nada, no hay que querer nada, no hay que buscar nada, sobre todo con relación a lo que nombráis la espiritualidad. Lo que no os impide buscar en la vida diaria lo que es necesario para esta vida diaria. Pero incluso esto, lo veréis, no os interesará más. No seréis más condicionados por la necesidad de ganaros la vida, de obtener el cariño de quien sea, porque vivís en ese momento que no hay nada más que vosotros mismos y sólo vosotros mismos, que englobáis todo lo que aparece sobre la pantalla de vuestra conciencia, los amigos como los enemigos, los Arcontes como la Fuente.

Todo esto es sólo un nivel de la realidad. Había que salir de la ilusión, no por voluntad propia, pero proponiéndoos unos modelos de Luz, unos elementos de reflexión que, en cierto modo, podían desengancharos de las ilusiones tenaces de la vida en este mundo. Después, cada uno fue allí donde debía de ir, o allí donde creía ir. Pero entended bien, que nunca sois vosotros, sea cual sea el nivel, quién puede controlar algo más que no sea vuestra persona, vuestras emociones, vuestros pensamientos. Pero con el corazón, no podéis controlar nada. Lo sois, o no lo sois.

…Silencio …


¿Puedes formular otra pregunta?

Pregunta: ¿está todavía presente el Espíritu en la Luz Negra?

Sí, ya que la Luz Negra es la mismísima fuente del Espíritu. El Espíritu está en todo, la Luz está en todo, no hay ninguna excepción. Hasta en el seno de la oscuridad más densa, no puede no haber Luz allí, aunque no sea visible. La Luz Negra, como Bidi os lo expresó, corresponde a lo que está más allá de la Luz, lo que Bidi llama el Parabrahmán. El Parabrahmán no puede conocerse a sí mismo, sólo se conoce a través de la conciencia. Solamente el que vive el Absoluto último, sabe que es el Parabrahmán. No necesita ninguna confirmación en el seno de la conciencia, aceptando, sin embargo, si es liberado viviente, de jugar al juego de la conciencia. Pero no se deja engañar, tampoco es prisionero de la conciencia, incluso si ésta es ilimitada, incluso si el Sí está allí presente cuando sea, si se puede decir. El Espíritu, está más allá de toda forma, está incluso más allá de toda dimensión, se baña en todo. Lo manifiesta todo.

…Silencio …


Escuchemos la siguiente pregunta.

Pregunta: cuándo dos hermanas biológicas rompen sus vínculos en respuesta a oposiciones con su unidad, ¿es importante reconciliarse para su evolución espiritual?

La simple palabra “reconciliarse” marca la incompatibilidad. No hay nada que atar, ya que hay que desatarlo todo. Desatar no quiere decir oponerse, no estar en relación. Desatar quiere decir no dejarse engañar por los vínculos de la carne sean cuales sean, y sea cual sea su intensidad, hasta en el seno de los que nombraríais gemelos. Porque los gemelos no tienen la misma alma, tienen la misma personalidad, pero un alma no se dicotomizar, al contrario del Espíritu que puede dar origen, lo sabéis, a lo que ha sido nombrado las Llamas gemelas. Un alma puede intercambiarse, en los procesos de “walk-in”, un alma puede transformarse también, pero no puede haber dos almas en el seno de una misma persona. Incluso en los casos que nombraríais “posesión”, puede haber una posesión, pero no una convivencia permanente, esto es imposible.

Así que la palabra “reconciliarse” no es la más apropiada, verdaderamente. Porque acordaos, hoy algunos de vosotros se reencuentran con personas que no vieron desde hace tiempo, en el ámbito que sea, familiar, profesional, afectivo, no para reconciliarse, sino para permitir, por vuestra Presencia, la Libertad y la Liberación justamente. No es un problema de la persona, no es un problema de los vínculos hereditarios o de filiación. No hay nada que reconciliar, sólo hay que ser. Y en ese momento, si la vida os propone reencontraros, no es ciertamente para reconciliar algo, sino para liberaros mutuamente, que el otro sea consciente de ello o no. Así que no busquéis nada allí tampoco, la Inteligencia de la Luz tomará el relevo sobre vuestra inteligencia limitada, sea cual sea la circunstancia. Allí también hay un problema de fe y de confianza, en la Vida y en la Inteligencia de la Luz.

El Liberado Viviente no busca nada. Si debe ver a su familia, la verá. Y si la ve, no es porque lo ha decidido, es porque algo en el seno de la Luz debe justamente resolver este vínculo, no para reconciliar sino justamente para liberar. Quizás no para él que esté liberado, pero para el que espera algo en el seno de una relación afectiva sea cual sea. Captad bien el matiz entre los dos, porque es importante.

Hoy, muchos de vosotros se preguntan sobre su familia, sus niños, sus allegados, sus padres. Si esto emerge de vosotros ¿qué significa? Si aceptáis realmente de ver con claridad. Quiere decir que dependéis todavía de las circunstancias de este mundo, de una manera u otra. No digo con ello que hay que rechazar todos los vínculos, sino que hay que iluminar y liberar todos los vínculos. No por voluntad propia del alma o voluntad propia de la persona, pero allí también por la Inteligencia de la Luz.

Ser fluido, es aceptar lo que la Vida os proponga, que sea un obsequio, que sea un regalo, que sea la muerte, que sea el sufrimiento, con el mismo estado. Si vuestro cuerpo sufre y sufrís por ello, quiere decir que estáis apegados a vuestro cuerpo. Vedlo claramente. No para juzgaros, no para condenaros, sino para aceptar la realidad de lo que es evidente, allí también es ser humilde, es ser simple.

Todos los hermanos y las hermanas humanos en la carne no son iguales ante la privación, el sufrimiento, la abundancia o la carencia. Porque cada uno está constituido, en el seno de la persona y del alma, con cosas diferentes. La mejor de las conductas no es querer resolver algo, sino más bien dejar la Luz actuar realmente y concretamente. Y la Luz no actuará realmente y concretamente si dais vuestra opinión, vuestro juicio, vuestro deseo.

El Abandono a la Luz, es mucho más que simplemente ver la Luz, es actuar en el mismísimo abandono, sobre todo en circunstancias como esta. Entended bien que no sois vosotros quienes decidís. Decidís en este mundo, de comer tal cosa o tal otra, de ir a tal lugar o de no ir, pero no concierne en nada a lo que sois. Ya que lo que sois nunca se ha movido, siempre ha estado allí.

Así que ¿por qué obligar aquello que siempre ha estado allí? ¿Por qué querer orientarlo según vuestros deseos personales, según unos convenios sociales y morales, según unas costumbres, o según unos miedos? También ha sido dicho, el miedo o el Amor. El Amor se basta a sí mismo. Si hay miedo, sea cual sea la circunstancia, es que el Amor no ha tomado todavía todo el sitio, es tan simple como esto.

Podéis encontrar allí todas las justificaciones que queráis, para decir que no estáis listos, que no es el momento, pero todo esto son sólo unos pretextos, porque nunca habrá un mejor momento que ahora. Nunca. Incluso en el final de un ciclo.

Había sido dicho por Cristo: “Buscad el reino de los Cielos que está en vosotros, y todo lo demás se os dará por añadidura”. La palabra “buscar” no es la más apropiada, identificad lo que sois realmente, id a la causa primera. ¿Quiénes erais, como decía Bidi, antes de nacer en este mundo, revestidos de las leyes de la ignorancia de la carne? Si lo encontráis, sin buscarlo, pero simplemente haciéndoos la pregunta, la respuesta llegará, de una manera u otra. No busquéis simplemente las señales, no busquéis simplemente la Fluidez de la Unidad, las sincronicidades, sino que allí también id más allá.

Dejar que se exprese el Amor no quiere decir buscar el Amor. Dejar que se exprese el Amor, es dejar que desaparezca todo lo que no lo es. Sin condiciones y sin restricción. No puede ser una decisión personal pero verdaderamente el momento en el que decís, como Cristo: “Padre, que tu voluntad sea hecha y no la mía”, en el sufrimiento más grande como en la alegría más grande.

Saber que no sois nada, que sólo sois polvo en la superficie de este mundo, pero que sois a la vez mucho más que el Todo y la Nada. Hay que adherirse a esta idea y no buscar ningún medio de alcanzar esta idea, porque esta idea se impondrá por sí sola en el momento en el que no guardéis nada en vuestras manos, en vuestra persona. Y es completamente realizable en vuestras vidas como occidentales, sin dificultad alguna. Sólo están las costumbres, sólo están los comportamientos adquiridos, las heridas vividas, que os impiden realizarlo.

No sirve de nada tampoco, sobre todo ahora, de ir a buscar la causa o las explicaciones de las heridas sean cuales sean. Poned el Amor delante, allí también. Y si no funciona, no hay que incriminar al Amor que sois, no hay que incriminar nada. Simplemente que todavía hay unos velos que os tapan esta Verdad esencial y única. Aceptadlo con generosidad, sin juicio alguno, simplemente como una evidencia que está allí. Entonces si lo aceptáis totalmente y completamente, veréis que realizaréis muy rápidamente lo que sois. Sobre todo, ahora. Y diría, que todavía más ahora.

Había dicho antes que las circunstancias de vuestro mundo occidental de hoy no tenían nada que ver, por supuesto, con las circunstancias de la India de mi época. En mi época, no estábamos todavía metidos del todo en el Kali Yuga, o la Era oscura. La Era oscura, la tenéis delante de los ojos: es el sufrimiento de la humanidad, es vuestro sufrimiento, son los estatutos y las leyes de este mundo que no tienen nada que ver con el estatuto y la ley del Amor, y que incluso son, diría, la antítesis y el opuesto. ¿Lo entendéis? Crear unas leyes, crear unas morales, crear unas obligaciones, crear el hecho de ganarse la vida, para alguien que está vivo, realmente vivo, no quiere decir estrictamente nada. El Cristo os lo había dicho: “Estáis sobre este mundo, pero no sois de este mundo”, ¿Qué preferís? ¿Qué elegís en definitiva?

Tomad en cuenta que realmente estáis en este mundo, aunque sintáis que nada tenéis que hacer aquí, antes que participar de este mundo. Tened claro que esto no es una necesidad ni una orden para abandonar este mundo sino para verlo tal cual es porque el Amor está en él como en otras partes.

Tenéis incluso la oportunidad única, en este fin de ciclo, de realizar eso, diría incluso que eso puede acaeceros, en especial a quienes jamás tuvieron inquietudes espirituales, sobre todo en el momento de la Llamada de María.

Tened presente que la principal resistencia hoy es simplemente vuestra búsqueda. Ya no es el karma. Son las resistencias de este mundo ante el Espíritu, que os muestran los conflictos existentes entre vosotros, alrededor de vosotros y en el mundo. ¿Os sentís concernidos por eso? ¿Os sentís afectados por eso? De ser así significa que no estáis en la joya del corazón porque, y lo vais a comprobar, no os sentiréis implicados si la joya del corazón está colmada, en todo intersticio, con el Amor. No hay espacio para otra cosa en el Amor que el mismo Amor. No el Amor traducido, expresado, manifestado, sino el Amor emanado espontáneamente de sí mismo, que os nutre totalmente.

… Silencio…


Por favor otra pregunta.

Pregunta: ¿por qué tanta pena ante la partida de una persona que vivía lejos por años cuando, por el contrario, la partida de amigos no causa la más mínima pena?
La pena ante la partida de un hermano o una hermana no tiene que ver solamente con los lazos de sangre, tal como lo indicas, sino también con los apegos, incluso en la distancia, los cuales han sido creados en toda relación humana, sea cual sea. No os imaginéis que – al dejar de ver a tal o cual persona – quedáis libres de los lazos pues éstos se mantienen, incluso mediante la falta de armonía. El Amor quema los lazos, pero el conflicto mantiene los lazos, incluso si el ser humano tiende a creer que basta con distanciarse, con perderse de vista. Eso no es así. Y ahí tienes la prueba. Dicho esto, eso significa que quedaba un lazo y que ese lazo se quemó solo con la desaparición de aquella persona. La tristeza no tiene que ver con la pérdida sino con lo que quedaba de lazo, muy simplemente. El lazo se consumió por completo en aquella oportunidad. Entonces puede expresarse la tristeza, no en relación con la pérdida de aquella persona sino de aquel lazo, causante de emociones, en este caso de tristeza.

Cierto es que se puede aceptar ver partir a unos seres queridos sin experimentar pérdida ni tristeza, de igual forma que un ser humano puede fallecer al otro extremo del planeta y, por ejemplo, os enteráis con la prensa y sentís compasión y tristeza. Sin embargo, a aquella persona no la conocíais. Ella estaba al otro extremo del planeta. Había necesariamente lazos y resonancias comunes, incluso en relación con un desconocido total. Entonces os dejo imaginar tratándose de una relación pasada, cual sea su naturaleza, todo cuanto ha podido ser mantenido, pese al hecho de haber dejado de pensar en ella, pese al hecho de haber dejado de verla.

Todo lo que no ha sido iluminado por el Amor se manifiesta a través de una emoción. El Amor nunca será una emoción. El amor-sentimiento sí pero el Amor es un estado de gozo que no conoce las emociones. El Gozo no es una emoción, de lo contrario se llamaría placer o deseo. El Gozo es algo que nace espontáneamente, que no se busca, que no depende de circunstancias externas, que es independiente de este mundo y que, no obstante, se manifiesta en este mundo. Lo mismo ocurre con las pérdidas. Lo mismo ocurre con los lazos.

Fijaos en vuestras vidas. Sea cual sea vuestra edad, todos os habéis relacionado en cualquier ámbito que sea. ¿Os sentís gozosos? Al recordar aquel pasado – fuese grato o penoso – si experimentáis gozo eso quiere decir y eso significa que el Amor prevaleció, no mediante cualquier voluntad que sea sino mediante la Inteligencia de la Luz.

De haber en vosotros – con relación a un lazo pasado o presente – el sentimiento de tener que mantener algo, el sentimiento de tener que cortar algo, el sentimiento de hacer un esfuerzo, el sentimiento de obligaros, obviamente vais a sufrir, de una manera u otra, ya sea a través de la separación, la ruptura, ya sea a través de la pérdida del ser amado o de un hijo o de un pariente o de un cercano.

De estar realmente en el Gozo, ni la partida ni la muerte ni los insultos ni los golpes podrán alterar el Gozo que sois. Y si – además – sois realmente el Amor y el Gozo, nada de eso puede aparecer en la pantalla de vuestra conciencia ni nada puede distraeros del Gozo y del Amor cuando sois el Gozo y el Amor.

Sed conscientes también de lo que queréis cambiar, de lo que queréis mejorar y tened presente que el Amor y el Gozo son perfectos bajo toda circunstancia y bajo cualquier relación que sea en cuanto vosotros os apartáis del deseo de la persona, cual sea el deseo.

El Amor hace libre, no amarra. El Amor no puede ser amarrado a nada, ni a una persona ni a una situación ni a cualquier pasado que sea ni a cualquier futuro tampoco. El Amor sólo puede existir en el presente y en ninguna otra parte. Y el presente no se preocupa por el pasado ni por ninguna relación, ya sea entre vosotros, ya sea con nosotros.

Por supuesto, os habéis apoyado en eso en vuestra vida afectiva y en nuestra relación con vosotros pues ésa era la idea, pero, diría Hermano K, hoy en día es necesario volverse autónomo y libre. ¿Lo anheláis realmente? ¿Lo queréis realmente? No en el sentido de voluntad sino como una aspiración última por llegar a ser aquello. Tened presente que aquello es lo que sois. No tenéis que buscarlo.

Ha llegado la hora de ver lo que subsiste en vosotros como rezagos de apego a vosotros mismos, al otro o a nosotros. Eso no implica negarse a los encuentros ni a las relaciones. Eso significa proclamar y declamar la Autonomía y la Libertad. La Autonomía y la Libertad no impiden los encuentros, no impiden las relaciones, sino que aquél que está en el Gozo y el Amor no puede quedar sometido a las condiciones de la relación de ninguna manera, sea cual sea aquella relación, ya sea con un niño, ya sea con el amado o con quien sea porque el otro es vosotros mismos y lo sabéis y lo experimentáis.

El tema siempre gira en torno a la simplicidad. ¿Dejáis que la Luz actúe? o ¿Pretendéis ser la Luz? ¿Habéis dejado en serio de buscar el Amor?

Tened presente también que - mientras el Amor esté proyectado hacia el exterior antes de ser experimentado interiormente - ese Amor estará siempre incompleto y siempre afectado por la carencia, la frustración y la alegría. Se manifestará siempre en función de los humores de unos y otros. ¿Es eso el Amor? No. El Amor no conoce nada de todo eso. Es independiente de las circunstancias. Es independiente de las personas incluso. Permanece igual en todas circunstancias, en todas relaciones. No es algo que debe ser mostrado a la fuerza. Es algo que debéis ver porque ahí está.

En definitiva, no hay nada que trabar ni nada que destrabar. Eso es juego de la persona. Es juego del alma. No es la verdad del Espíritu. Eso sólo traduce la subsistencia de ciertos miedos, en otras palabras, que el Amor no ocupa todo el espacio. Y el Gozo, aunque esté presente en el seno del estado de Gracia, a ratos, o a través de la acción de la Gracia, no es constante. Y eso significa simplemente que – en ese momento - sois vosotros quienes no os mantenéis en vuestra Presencia. No os juzguéis, ahí tampoco. Sólo constatar.

Así como para la persona resulta difícil extraerse del juego de los sentidos y de las pasiones, de igual manera al alma le resulta difícil extraerse de los juegos de la causalidad y de los juegos de Luz y sombra. El Espíritu no conoce ninguno de esos juegos. El Amor mucho menos.

Entonces abríos al Gozo que sois. El verdadero Gozo no puede originarse en ninguna circunstancia exterior porque siempre será efímero en tales casos. En el Gozo no hay causalidad. En el Amor tampoco. Porque sois libres, en el Gozo y el Amor.

… Silencio…


Otra pregunta.

Pregunta: ¿Puede Usted aclararme un sueño que tuve? Iba a caballo. Hubo como una fusión entre aquel caballo y yo. Me incliné hacia él y el Amor era inmenso entre nosotros.

La explicación requiere pocas palabras: pasaste de la distancia a la coincidencia. Pasaste de la noción de caballo y de la noción de humano a caballo a la experiencia del Uno. Eso puede también evocar ciertos linajes, así como también la libertad y la fuerza en la tierra representadas por aquel caballo. Es un momento especial.

Tal como dije en el comienzo de nuestra charla en el corazón del Amor, los sueños pueden interpretarse en diferentes niveles. Lo importante no es siquiera lo que acabo de decir en relación con el caballo y con los linajes. Es aquel Amor tan intenso que tú describes. Todas las oportunidades son aprovechadas por el Amor para impactaros. Ahí tenéis un ejemplo y ahí está lo esencial. Lo demás sólo son justificaciones y explicaciones.

De igual forma, en las relaciones y contactos que experimentáis entre vosotros, con los seres de la naturaleza o con nosotros, lo importante no son las palabras, no son las explicaciones y bien lo sabéis vosotros aquí presentes y vosotros lectores y auditores. Lo importante está más allá de las palabras: el Amor. Lo demás sólo sirve de coartada al Amor y al Gozo.

Jugad todos los juegos que la Vida os proponga, pero no os dejéis engañar con la noción de juego porque los juegos, de hecho, ya sea a través de un drama de la vida, ya sea a través de un sueño, no son sino oportunidades ofrecidas para vivir y acercaros a lo que sois, hasta estar en condiciones de soltar la idea y el sentido de ser una persona, de ser ese cuerpo, de ser esa vida o incluso de estar en este mundo.

Ved más allá de las formas manifestadas, sean cuales sean. Comprended más allá de las explicaciones. Instalaos en la simplicidad y la humildad porque todas las experiencias en curso ahora en vuestras vidas, como en la Tierra, no son sino oportunidades para dejar que se abra por completo el Amor hasta ocupar todo el espacio. Tened presente que el Amor se basta a sí mismo, sean cuales sean las manifestaciones, sea cual sea el mundo.

… Silencio…


Sigamos si quieren, nuestro encuentro en el Corazón del Amor. Pero, en primer lugar, instalémonos en el silencio de la Presencia.

… Silencio…


Ahora podemos escuchar la pregunta.

Pregunta: ¿el alma y el ego están ligados al plano causal de donde emana el Aliento del Espíritu?

El Aliento del Espíritu, Bien amado, no emana del cuerpo causal. El cuerpo llamado causal es parte integrante de la ilusión de este mundo. El cuerpo causal es el responsable, si puedo decir, del nacimiento del alma en él mismo. La Liberación corresponde en totalidad a la destrucción por el Fuego del Amor, a la disolución del cuerpo causal y del plano causal que deja libre el plano llamado átmica y a veces búdico. Así que el ego no es el alma y el alma no es el Espíritu. El cuerpo causal él tampoco es, el Espíritu.

En la tradición india ayurvédica todos estamos, en la carne, constituidos hasta hace poco tiempo de siete cuerpos que conocéis: el cuerpo físico, el cuerpo etérico, el cuerpo astral, el cuerpo mental y el cuerpo causal. El cuerpo llamado búdico o cuerpo de Budeidad, lo mismo que el cuerpo átmico, no tienen nada que ver con lo que está situado en las cinco primeras capas o los cinco primeros cuerpos que acabo de enumerar. El Espíritu, innegablemente está ligado al Atman, o si preferís al Brahmán. Nada de todo esto está en relación con el Absoluto.

Una vez más, el Absoluto no conoce ningún cuerpo ni alguna causalidad. La causalidad en el seno de este mundo es sólo la traducción de la ley del karma o de acción/reacción, que está en resonancia directa con el principio mismo del encierro en el seno de la ilusión de este mundo.

Así que, el Espíritu no viene del cuerpo causal incluso si está presente efectivamente, hasta en la menor parcela de esta ilusión presente en el seno de este mundo, en cada célula del cuerpo, en cada partícula que circula en lo que es llamado el Prana, como en lo que existe en el seno de los diferentes huevos áuricos presentes en la periferia de vuestro cuerpo, pero que sólo es la resonancia de lo que se celebra al interior vuestro.

Así que no podemos asimilar el Espíritu al cuerpo causal, incluso si él está presente. El Espíritu o, la Chispa Divina, es la primera llama de la manifestación en el seno de la Presencia y en el seno de los Mundos Libres. Es lo que fue llamado la Llama Eterna, o si prefieren también la Joya que lleva el Amor, ella también, pero que tampoco es el Amor, ni el Absoluto.

… Silencio…


Escuchemos la siguiente pregunta.

Pregunta: ¿puede hablarnos de la vida sobre Sirio?

Bien amado, existen una infinidad de vidas y un número importante de dimensiones que existen en el seno del conjunto llamado Sirio. Sirio no es una estrella sino una estrella triple. La vida evoluciona allí en diferentes dimensiones, en diferentes formas, en diferentes dimensiones, pero también en diferentes proyectos, si puedo decir, de manifestación de la conciencia. Me es entonces imposible de describir los modos de vida cualquiera que sea su dimensión, porque esto no puede ser descrito en palabras y está muy lejos de lo que todos conocimos en el seno de este mundo. No hay cuerpo, en el sentido que lo entendéis, no hay tiempo ni espacio, en el sentido que lo entendéis y lo vivís, hay múltiples formas de vida. Algunas les son conocidas por su manifestación en este mundo y otras les son totalmente desconocidas.

No es pues posible, para este sistema solar en particular, de describirles, incluso tomando mucho tiempo, el conjunto de lo que puede existir y ser manifestado en el conjunto de las dimensiones presentes y en el conjunto de los cuerpos presentes. Esto sería un reto y no les aportaría nada en términos de Joya del Amor y en términos del Corazón. Sepan simplemente que la vida en cualquier sistema solar que sea, en cualquiera que sea el lugar y en cualquiera que sea la dimensión, toma aspectos a veces sorprendentes y aspectos a veces desconcertantes. No hablo solo de lo que puede ser visto desde el punto de vista de la encarnación sino incluso desde nuestro punto de vista. Existen innumerables vibraciones, innumerables gamas de frecuencias de vida. Es pues imposible volver a los detalles de estos.

Además, que del mismo modo sobre la Tierra vivieron sin darse cuenta, del mismo modo que en los cuentos y las leyendas, lo que existe a nivel de los seres de la naturaleza, los descubrís hoy. Y, además, sólo veis algunos aspectos en vuestras relaciones y contactos con estos seres de la naturaleza, cuando los vivís.

Una vez más, no es la descripción de la vida que es importante sino la vivencia de la relación, cuando ésta se produce con cualquier ser que sea. Que esto sea con un grano de arena, que esto sea con el océano, que esto sea con la conciencia de la Tierra, Gaïa, que esto sea con la Luna, con el Sol, no hay nada a retener a nivel de las formas, no hay nada incluso que retener a nivel de la propuesta de la vida, sino más bien de vivir la relación en ella misma, porque ella alimenta y amplifica lo que sois en verdad. Lo esencial está allí.

Además, os lo recuerdo, que en el seno de las otras dimensiones no existen propiamente hablando organizaciones en el sentido en el que lo entendéis sobre esta Tierra, tales como las sociedades, las familias, los sistemas políticos, económicos, financieros o sociales. Cuando os decimos que, en otras dimensiones, más allá de la falsificación, todo es libre, todo es real y absolutamente libre. Por supuesto existen sistemas solares que están especializados en tal o tal característica, correspondiendo a la exploración de la belleza, la exploración del arte, la exploración de lo que podrías llamar también silencio, de la propuesta de la vida ella misma a veces. Pero nada de todo esto es tributario de los criterios que os son comprensibles.

No es pues posible de atender tu petición y de ir más allá de las generalidades que dije. No por defecto de conocimiento, por supuesto, pero simplemente porque esto no serviría estrictamente de nada en lo que sois en este instante, y que esto nos llevaría, además, demasiado lejos en descripciones que no servirían de mucho.

...Silencio...


Escuchemos la pregunta que viene.

Pregunta: ¿la Llamada de María es diferente si no existen linajes de Sirio en nosotros?
La Llamada de María es la misma para cada conciencia sobre esta Tierra, que tengáis un linaje o un origen estelar de Sirio o no. Así como esto fue dicho, vuestra carne de esta Tierra está constituida por la siembra de María a nivel de vuestro ADN, incluso si no existe propiamente hablando, para algunos de entre vosotros, linaje en resonancia con Sirio. Todos estáis constituidos de la sangre de la Tierra y entonces de la sangre de María, independientemente de vuestro origen estelar, e independientemente de vuestros linajes estelares. La Llamada de María concierne pues a la totalidad de este sistema solar y no solamente a vosotros humanos, y no solamente a nosotros también, pero al conjunto de las conciencias, incluso libres, todavía presentes sobre este mundo.

… Silencio…



Escuchemos la pregunta siguiente

Pregunta: ¿cómo reconocer a un Liberado Viviente?

Bien amado, aunque haya respondido ya en parte a esta pregunta, voy a completarla. No puedes servirte de ninguna de las herramientas conceptuales o perceptibles ligadas al reconocimiento eventual de un Liberado Viviente. El Liberado Viviente no tiene discípulos, el Liberado Viviente no tiene organización. Él no se siente responsable, de lo que sea o de quienquiera que sea. Él es lo que es, que hable o guarde silencio. En todo caso, él no lleva a ninguna parte a alguna parte, no lleva a ninguna parte a quienquiera que sea. Él está allí, simplemente, en el silencio o en las palabras, entrega lo que sale de él sin reflexionar, sin pensar.

Él está liberado realmente de toda contrariedad, salvo de las contrariedades de este cuerpo en el que todavía vive. Él no cree en nada, no impone nada, no demuestra nada. Está exento de todo discurso organizado. Él mismo se exenta de la mayoría de las referencias que encontráis en las religiones cualesquiera que sean, incluso si puede apoyarse en elementos presentes en algunas.

El reconocimiento del Liberado Viviente no os serviría de nada, porque si ustedes mismos no estáis liberados, ¿cómo pueden incluso pretender reconocerlo? El Liberado Viviente no es más de este mundo y sin embargo todavía está en este mundo. Él no conoce ningún mundo. No aspira a nada más, sólo a ser lo que él Es, con este cuerpo o sin este cuerpo. Él tiene sobre todo el espíritu de un niño, no se toma en serio porque este mundo no es serio.

Por supuesto él no busca nada, ni la gratitud ni las recompensas ni la satisfacción, de lo que sea respeto a este mundo. Él puede incluso tener actividades completamente ordinarias y comunes, incluso muy simples, que esto sea a nivel de una vida familiar, si hay una, que esto sea al nivel de una actividad profesional cualquiera que sea. Esto no cambia nada a lo que su cuerpo lleva en el seno de este mundo respecto a lo que la vida le propone. Y, sobre todo, no espera nada, permanece imperturbable cualquiera que sea lo que celebre sobre la pantalla de la conciencia limitada, para él como para los demás.

El Liberado Viviente puede dejar huellas o no de su vivencia. Recuerden que incluso la Fuente, cuando se materializó por última vez en un cuerpo hace cien años, fue muy poco conocido en su vida. Él no escribió nada, no organizó nada, no cuidó a nadie. Él simplemente estaba allí, simplemente presente, incluso en el seno de esta ilusión. Él no pidió nada y no hizo nada en el sentido que podrían entender. Él simplemente estuvo allí durante un lapso de tiempo.

Él no reivindica ninguna filiación a cualquier corriente que sea. Él no reivindica nada ni para él ni para el otro, ni para este mundo. Sin embargo, no es indiferente, incluso si para la mirada de la persona, esto puede ser el caso. Es totalmente él mismo y es también vosotros, incluso si no lo veis.

No podéis entonces reconocerlo a través de algo que vivieron o a través de señales o de los síntomas, o a través de una manifestación cualquiera. Simplemente lo que emana de él no tiene nada que ver con un aspecto físico o con un elemento de naturaleza emocional. Él esta sin embargo siempre allí. Él puede jugar con un niño. Él puede hacer todo, pero, ante todo, él es “Todo”.

Un Liberado Viviente no busca nada, ni para él ni para el otro. Incluso si utiliza palabras, sus palabras no son nada sin su Presencia. El Liberado Viviente se deja ver, para la persona, aquel que lo ve como persona, llevado por la Vida, él se deja conducir por la Vida misma. No es más una persona, incluso si él está en una persona, sometido además a las condiciones de esta persona a nivel del porvenir de este cuerpo, es decir de su lado efímero. Pero él no lo es.

Él no juega más en ningún campo de experimentación de la conciencia. No es incluso necesario para él de jugar con los poderes místicos, además los huye como la peste. Todo lo que sería evocado delante de él de nociones de causalidad, de explicaciones para la persona, no quiere decir nada y no representa nada. Su Presencia es mucho más importante que sus palabras, porque esta Liberado en Vida.

Él es ignorante de todo conocimiento, incluso si los recorrió antes. Él sabe muy bien el valor relativo de todas estas enseñanzas que no valen nada respeto a la Verdad y que no conducirán a ninguna parte, y sobre todo no conducen a la Liberación.

Recuerden que el Liberado Viviente, en un momento dado, aceptó de perderlo todo y de soltar todo, en cualquier circunstancia que sea, material o espiritual. Es su rendición sin condiciones en lo que él Es en Eternidad que hizo de él lo que percibe y lo que lo identifica como un Liberado Viviente.

Él no contempla nada. Él no promete nada. Él no necesita manifestar cualquier energía, él es la Vida misma. Cualesquiera que sean las ocupaciones de su persona en la sociedad o el mundo, él no es esto y lo sabe. Él esta Liberado pues, de todo miedo, de todo juicio. Está Liberado del buen hacer o del mal hacer. Él hace simplemente lo que debe hacer, no porque él decidió hacerlo sino porque la Vida se lo propone.

Él no busca nada, ni explicaciones, ni justificaciones. Las experiencias, incluso las más místicas, transcendentales y reales, no tienen para él ningún interés, lo que no quiere decir que no paso por ahí, sino que simplemente sobrepasó y trascendió todo esto.

Él está dispuesto de perder su vida sin dificultad alguna. Él acepta su muerte con gran alegría. Él no depende de ninguna mirada, de ningún sistema. Él come si le apetece, no come si no le apetece. No como Liberado Viviente, sino que él escucha simplemente lo que le pide el cuerpo y lo que le pide la Vida en toda circunstancia.

Él nunca elige y es sin embargo alguien muy decidido. Él deja la Vida escoger por él. Él abandonó toda vanidad de maestría y de control de lo que sea. Porque la bondad emana naturalmente de él, no necesita forzar, en lo que sea. Si él está en éxtasis, estará en éxtasis; si necesita comer comerá; si él necesita gritar, gritará. Pero no es la persona quien lo manifiesta y lo dice, está bien más allá de todo lo que podéis entender, conocer y comprender.

Así como decía Bidi, vívanlo por ustedes mismos y lo sabrán. Así como decía Hermano K, atraviesen la orilla de lo conocido para ir hacia lo desconocido. No hay nada que decir de eso porque cada palabra que podría explicar respecto al Absoluto no quiere decir nada para el que está en la persona. Cualesquiera que sean los discursos, cualquiera que sea la tradición de la que surge, esto tiene poca importancia. Incluso si él necesita de vestir sus palabras por el entorno en el cual se expresa, no se engaña tampoco de las palabras que emplea.

Entonces no pueden reconocerlo desde el punto de vista de la persona. E incluso diría yo, que es aún más difícil reconocerlo desde el punto de vista del Sí porque el Sí le aprecia, aprecia la Unidad, aprecia la Luz Blanca y desea quedar en esta Paz suprema sin ir más lejos.

El Liberado Viviente sabe que incluso la Morada de Paz Suprema, cualesquiera que sean las ventajas, los encantos y las manifestaciones, no representan nada más para él. Incluso si puede ser llamado por la vida a revivirlo, a manifestarlo, esto no presenta para él realmente y concretamente ningún interés. Él no es sin embargo indiferente al hombre, no es indiferente a la vida, no es indiferente a lo que pasa sobre esta tierra, pero estos elementos no tienen ningún agarre sobre él y no pueden hacerle desviarse ni un ápice de lo que él Es.

No podéis entonces tener ningún reconocimiento energético, no podéis tener ningún reconocimiento del Liberado Viviente a través de conceptos, de ideas o de pensamientos, incluso diría yo, a través de la percepción de la energía que él emana. Simplemente, por su Presencia, él está en condición de llevaros no allí donde está, porque sólo vosotros podéis realizarlo, pero él puede no obstante llevaros a la puerta de manera más directa, diría yo, sin perderos en los meandros de los conocimientos cualesquiera que sean, tanto de este mundo como de los conocimientos energéticos o espirituales.

… Silencio…


Escuchemos la pregunta siguiente.

Pregunta: muchas veces, en sueños, veía mis manos volverse ardientes y por la palma salía una luz azul que emanaba, no hacia el exterior sino hacia el interior.

En este sueño, querido, te es mostrado explícitamente que existen en tus manos ciertas virtudes. Esto concierne por supuesto a la persona, ligada a unas influencias espirituales si quieres nombrarlas así, viniendo del alma o del Espíritu, revelándose para Ti. Te da la coloración de tu alma. Te da también el mismo sentido de una misión de alma en el seno de este mundo, que es de llevar por tus manos, pero también por lo que eres, una noción espiritual de Espíritu. Es también un compromiso para verse a uno mismo, para verse en la manifestación en el seno de este mundo, para verse realmente.

Y como cualquier sueño, una vez más, sólo está allí para alumbrar tu camino como persona o como alma. Señala para ti un potencial que nombré de “espiritual”, que está desarrollado o que tiene que serlo. Si este sueño se reproduce muchas veces, quiere decir que hay una iteración del alma que se manifiesta a ti de este modo.

Pero acuérdate que toda explicación que te doy corresponde a un nivel, incluso a dos niveles, y nunca será la Verdad. Por ejemplo, nunca podéis soñar con el Absoluto porque no puede ser conocido, incluso en sueños. La conciencia del sueño, como había sido explicado por Bidi y por otros Ancianos, es una conciencia particular. El sueño puede tener más sustancia, diría, que la realidad densa de este mundo y sin embargo sigue siendo también algo que pasa, incluso si se reproduce varias veces. Atrae la atención, atrae la conciencia, más allá de una explicación simple, al nivel de algo que ocurre en el interior de la persona o del alma, que trae alguna manifestación, alguna percepción, reconocida o no.

Acuérdate de lo que yo decía, el Absoluto no necesita soñar con nada. De hecho, cuando él duerme, desaparece, no trae nada. Incluso si es capaz de mantenerse a las puertas de la Infinita Presencia y de traer un cierto número de visiones, de experiencias, éstas no empañan ni exaltan de ninguna manera su sueño. Permanece libre de toda información durante su sueño. No necesita memorizar nada que ya pasó al despertar, ya que efectivamente el sueño ya no existe en el momento en que te despiertas. No tiene pues que interesarse por la interpretación o la explicación.

Esto es válido por supuesto para el Liberado Viviente pero no es válido para aquél cuya alma está todavía presente, y que realizó un cierto número de reversiones, o que empezó el camino del retorno hacia el Espíritu y entonces de la disolución del alma, donde allí efectivamente un cierto número de informaciones puede ser revelado.

Pero acuérdate que el sueño, en el momento en el que te acuerdas de este sueño, ya ha pasado y ya no existe más. Sólo es una especie de información, una baliza con la que poder jugar con tu peritaje psicológico, tus concepciones de la vida, o incluso hacer una interpretación simbólica. Acuérdate que ciertos sueños son hasta proféticos o anunciadores. Pero una vez más, cuando el sueño es vivido, sean cuales sean los efectos, desaparece. El sueño pues, nunca está en relación con la Eternidad, porque en la Eternidad no hay sueño.

…Silencio …

Escuchemos la siguiente pregunta.

Pregunta: ¿cuál fue el detonante de nuestra primera encarnación sobre la Tierra?

Querido, no puedo dar ninguna respuesta general, porque en cuanto a la primera encarnación cada caso es diferente. Algunos Espíritus se sacrificaron ellos mismos con el fin de revestir un cuerpo de carne efímero para acompañar, si puedo decirlo así, este mundo durante un cierto tiempo. Otros han caído en la trampa de la mismísima matriz. Otros vinieron voluntariamente para experimentar las condiciones del encierro, y por supuesto se quedaron encerrados.

Así que la primera encarnación en el seno de la matriz falsificada puede haber ocurrido hace poco tiempo o hace mucho tiempo, dentro de este ciclo o en otros ciclos. Debo decir que, al día de hoy, muchos Espíritus toman un alma para venir a este mundo en este fin de ciclo porque conocieron la Tierra mucho antes de su encierro, cuando era libre, y quieren volver a sentir ahora en un cuerpo, la sensación de liberación y la realidad de la Liberación.

Tenéis también unas conciencias que no tienen nada que ver con la humanidad encarnada actualmente. Diría que no tienen nada de humano, aunque revistan un cuerpo humano. Habéis sido informados sobre lo que es nombrado los portales orgánicos o los sin almas. Pero hay también innumerables pueblos de las estrellas que evolucionan o bien en 3D unificada, o bien mucho más alto de la esfera dimensional que es la suya, y que vienen en este período particular de la Tierra con el fin de vivir lo que hay que vivir en el mismo seno del encierro. Los objetivos, por supuesto, no son los mismos y la destinación tampoco.

De la misma manera que existen numerosas Moradas en la Casa del Padre, existen numerosos orígenes para las almas y las conciencias presentes sobre esta Tierra. Más allá de lo que nombráis los linajes, más allá de lo que nombráis vuestro origen estelar.

Sabéis que todo esto ha sido traducido por lo que se llamó “la Caída”. Pero no hay ninguna caída, no hay ninguna falta, hay simplemente unas experiencias que han sido vividas. Algunas acabaron mal por culpa precisamente de las leyes del encierro, otras acabaron bien y permitieron a ciertos seres poder extraerse de la ilusión mucho antes del fin de este ciclo. No veáis allí, incluso si hay un alma, alguna causalidad en resonancia con algún error o alguna pena, si puedo decirlo así.

Hay quizás, como lo sabéis, lo que llamamos unas oleadas de almas viniendo de una dimensión precisa o de un preciso lugar al nivel de los sistemas solares, encarnándose allí también en grupo, siendo individualizados por supuesto. Son unas corrientes, unas líneas que se siguen y que permiten a ciertos pueblos, a ciertas dimensiones, a ciertos orígenes estelares, venir y tomar un cuerpo en este mundo y vivir allí lo que tienen que vivir como experiencia.

Acordaos que la experiencia de este mundo no tiene más realidad que otros mundos. Aunque la conciencia es libre de manifestar y de crear al infinito todo lo que es posible e imposible, la regla, que se considera esencial, es la ley del Amor que no puede ser expurgada de toda manifestación de la conciencia. Esta manifestación del Amor puede ser limitada, en cierto modo truncada por el encierro como en este mundo, pero si no hubiese la menor onza de Amor en este mundo, este mundo no podría existir o manifestar nada, sea cual sea la conciencia.

…Silencio …

Escuchemos la siguiente pregunta.

Pregunta: los chacras de arraigamiento del alma y del Espíritu son dolorosos, con la sensación de que atraviesan las Puertas para salir por la espalda al nivel de los omóplatos. ¿Por qué?

Esta percepción está directamente ligada a la Ascensión en curso que vivís, hay disolución del alma. Acordaos que las Puertas son los lugares de resistencia del efímero y del Eterno en el seno de esta estructura de este mundo que llamáis el cuerpo físico. Así que la pesadez, los dolores resentidos a este nivel, y a veces efectivamente transfixiantes, atravesando el cuerpo de atrás hacia delante y acabando en diferentes lugares, pero más a menudo o bien al nivel de lo que habéis llamado la Puerta KI-RIS-TI, o bien al nivel de los omóplatos, sólo traduce la disolución del alma y la aparición del Espíritu.

Estos dolores hasta pueden existir para algunos de vosotros desde hace más tiempo, ya que desde la Liberación de la Tierra y desde los finales del año que nombráis 2012, esto fue posible para muchos de vosotros. Así que sentir dolores, molestias al nivel de estas dos Puertas es la señal indudable de vuestra Ascensión, sin prejuzgar sobre vuestra Morada en la experiencia de la conciencia o en su desaparición total, pero marcando para este cuerpo el fin de lo efímero y el fin de la ilusión.

Acordaos simplemente que puede haber unos dolores del lado del alma, del lado de mi Puerta si preferís, o del otro lado, del lado de mi hermana Gema, al nivel de las Estrellas, pero que corresponden como lo sabéis también a las Puertas. Las Puertas AL y Unidad son los testigos y los marcadores del encuentro entre lo Eterno y lo efímero. La intensidad del dolor no señala necesariamente ni obligatoriamente la presencia de resistencias, pero señala más bien la intensidad del encuentro y la intensidad de la disolución que está en curso.

De la misma manera que algunos de vosotros han percibido unos dolores sobre las Puertas Atracción / Visión por momentos o todavía hoy, sólo traducen la reversión del alma. En cambio, si percibís estas molestias y estos dolores al nivel de AL y Unidad, esto quiere decir simplemente que vuestro proceso ligado al cuerpo ascensional y al Corazón Ascensional por la Lemniscata, llamada sagrada, está en marcha en este preciso momento, cualesquiera que sean las condiciones de vuestro efímero respecto a la edad, respecto a las dificultades o a las facilidades. Esto no concierne en nada lo que se vive sobre este mundo, aunque sea vivido en este mundo.

Siempre os dijimos que sólo había una puerta de salida: el corazón. Estas dos Puertas están en relación directa con la Nueva Eucaristía o la Nueva Trinidad, si preferís, que es una estructura intermediaria que está profundamente unida al Canal Marial y a la Lemniscata sagrada y a la Fuente de Cristal, es decir a lo que habéis llamado la Mercaba interdimensional. Marcando el inicio de la Liberación en vosotros.

Una vez más, sean cuales sean las dificultades aparentes en el seno del efímero, éstas se apagarán por sí solas en el momento de la Llamada de María.

…Silencio …


Escuchemos la siguiente pregunta.

Pregunta: ¿puede ampliar sobre la frase: “Poner el Amor delante”?

Querido, poner el Amor delante, es desaparecer de sí mismo y desaparecer de la persona. Es ver el Amor en cualquier circunstancia, incluso en la más detestable. Poner el Amor delante no traduce ninguna necesidad de protección. Ante todo, es tener la lucidez de pensar, sea cual sea la circunstancia, en el Amor, que es previo, os lo recuerdo, a toda manifestación incluso en el seno de este mundo.

Poner el Amor delante no es un acto de voluntad, sino que es simplemente ser lúcido en el seno de la conciencia, de esta presencia del Amor en todo, incluso, lo repito, si no es percibido. Es sin embargo la única evidencia y la única Verdad. Hacerlo no está destinado a protegeros, de lo que sea, sino que es para tomar, como fue dicho me parece hace unos meses, la nueva Matriz Crística de Vida, reencontrar vuestra dimensión integral de Hijo Ardiente del Sol, de ser revestido en cierto modo de lo que ha sido nombrado por san Juan, creo, en vuestra Biblia, del Cuerpo sin costura, el Cuerpo de Gloria o el Cuerpo inmortal.

Poner el Amor delante, no es sacrificarse con relación a otra persona, es contraponerle y mostrarle el Amor, antes de mostrarle vuestra persona y de entrar en vuestra historia o en su historia. Poner el Amor delante, es librarse de los apegos sean cuales sean, es desatar lo que necesita ser desatado sin hacerlo por sí mismo, sino por la Gracia del Amor y por el estado de Gracia o la Acción de Gracia.

Poner el Amor delante, es concientizar el Amor, hacerlo real en la manifestación de este mundo. Tener sólo esta palabra en la boca, tener sólo esta palabra en la conciencia permite allí también ir todavía más hacia la humildad y hacia la sencillez. El Amor es humilde, tolerante y amable. Pues si ponéis el Amor delante, incluso antes de pronunciar una palabra, incluso antes de mirar a quien sea o en cualquier situación, entonces la Gracia del Amor, a causa de las circunstancias de la Tierra, se desplegará con naturalidad, dándoos a ver, dándoos a experimentar la realidad y la verdad del Amor en la circunstancia que sea.

Poner el Amor delante pone fin también al sufrimiento, pone fin también a la interrogación, en sí como en el otro, como en toda situación difícil. Poner el Amor delante, es alumbrarse a sí mismo y al otro, a sí mismo y a la situación, a la luz del Amor. Es amplificar la claridad, la precisión, es vivir la profundidad real del intercambio y de la relación.

Podríamos decir también que poner el Amor delante es una gimnasia intelectual o mental, pero cuyos frutos no tienen nada que ver con el intelecto y la mente. Porque os acerca a la Alegría, os acerca a la Evidencia, os acerca a Cristo. Cristo no nos dijo en vano, y ha sido dicho hace poco tiempo: “Lo que hacéis al más pequeño de entre vosotros, es a mí que lo hacéis”.

Porque el Principio Crístico, lo que llamé la Gota blanca o el cuerpo átmico, el Espíritu, está presente en toda conciencia en la superficie de este mundo, presente en toda situación, incluso si la mirada de la persona o la mirada social de un grupo de individuos no corresponde a las reglas establecidas, si puedo decirlo así.

Poner el Amor delante, finalmente, permite resolver lo que puede resistir y al mismo tiempo lo alumbra. Esto os demuestra a vosotros mismos, más que al otro de hecho, que antes de planear algo el Amor está siempre delante, delante de vosotros, delante del otro, delante de la situación. Esto os permite acercaros al corazón del corazón, y de prepararos a la instalación total del Amor sobre este mundo.

La instalación total del Amor sobre este mundo, por supuesto, representa la nada para el ego, el peor de los castigos, el fin de la vida. Pero no hay nada de eso, sólo es la Resurrección. Pero muchos hermanos y hermanas sobre la Tierra no quieren esta Resurrección. Ellos quieren aferrarse a su vida, aferrarse a lo adquirido, aferrarse a sus ilusiones, aferrarse a lo que es efímero.

Poner el Amor delante, es en cierto modo prepararos de manera activa, diría, sin hacer nada, a la llegada total del Amor. No hablo allí de la Llamada de María o de la estasis, sino del elemento final nombrado por el comendador de los Ancianos el asa-planeta, hace mucho tiempo, y que corresponde a la aparición de lo que ha sido descrito como el sexto Sol, que no tiene nada que ver con el Sol actual en esta dimensión, y que no tiene nada que ver tampoco con los mecanismos de vida que valdrán y prevalecerán en ese momento al nivel de la Intratierra.

Poner el Amor delante, finalmente, es librarse de la dependencia ligada a la persona, ligada a las situaciones, es librarse de los sufrimientos también. Poner el Amor delante, por ejemplo, sobre uno de vuestros dolores, consiste en salir de la acción / reacción y de la causalidad. Poner el Amor delante en este caso, llama irresistiblemente al Amor, sea cual sea vuestro posicionamiento.

Poner el Amor delante no es un acto intelectual, ni es reflexivo. Debe de ser algo espontáneo y natural. Entrenarse a ello es muy rápido y los frutos son visibles muy rápidamente también. Poner el Amor delante, es de alguna manera anticipar la Llamada de María y la Liberación, si ésta no os es ya adquirida.

Poner el Amor delante finalmente, ya no es apropiarse de nada. Ya no es poner a la persona delante. Es desaparecer, por la Vía de la Infancia y de la Humildad. Es esta fe total y absoluta de la que os habló mi hermana Teresa.

…Silencio …


Juntos escuchemos la siguiente pregunta.

Pregunta: ¿qué papel juegan los seres de la naturaleza en lo que vivimos en este momento?

La gran mayoría de los seres de la naturaleza son unos seres que no pertenecen a vuestra dimensión. Se hacen visibles por el hecho - y perceptibles - por el hecho mismo del acercamiento de lo efímero y lo Eterno. Su papel, no es de conversar, aunque puedan deciros cosas, sino de vivir allí también la relación, porque esta relación sólo es posible por el Amor y para el Amor y en el Amor. Así que, sea cual sea el modo de percepción, de visión o de información que sacáis de ello, lo importante no está allí.

Preciso no obstante que esto no es indispensable, por supuesto, para todo el mundo, pero es una evolución lógica para los que han resonado con los Elementos, con los linajes, con los Triángulos elementales de la cabeza y del cuerpo. Todo esto es la consecuencia y la culminación del despliegue de vuestros linajes, pero también de los elementos no falsificados en la superficie de este mundo nombrados los Jinetes del Apocalipsis. Se trata ahí también simplemente de una revelación.

No tiene como objetivo satisfacer una curiosidad, ni incluso de vivir simplemente la experiencia de la relación, pero aporta verdaderamente, diría yo, un aire de libertad previo a la Llamada de María. Si os es accesible, entonces rendid Gracia porque el Amor necesariamente está delante en estos casos. No hay ningún esfuerzo que hacer, se produce o no se produce. Allí tampoco tenéis que específicamente buscarlo. No tenéis que sacar ninguna ventaja al nivel de la persona, sino que sumiros en el seno de este contacto y de esta relación, con el fin, en cierto modo, de fortalecer lo que sois en realidad, o de dejarlo aparecer si no ha aparecido.

Por supuesto no hablo de los papeles de los seres de la naturaleza, que son específicos, y creo de hecho que algunos os han dado ciertos elementos. Hubieran podido extenderse mucho más pero no aportaría nada a la relación misma y con la relación misma. Del mismo modo, hace unos años, algunos de vosotros han vivido unos procesos llamados comunión, fusión, disolución entre dos conciencias. Es exactamente la misma cosa. Pero esta vez, no entre humanos, sino con seres que no tienen nada que ver con la humanidad y que sin embargo son unos seres de Amor, y que también, por así decirlo, se han sacrificado desde el encierro de la Tierra.

Así que rendid Gracia a sus Presencias y rendid Gracia a vuestra Presencia, y sobre todo a vuestra relación. Una vez más, por supuesto que unas informaciones pueden ser dadas, pero el fin no está allí. El fin es de vivir esta experiencia si os ha sido propuesta, o si en todo caso estáis siendo atraídos hacia eso. Pero no es ni indispensable ni obligatorio. Corresponde simplemente a uno de los nuevos potenciales que se abren ante vosotros, antes incluso de la Llamada de María.

Para acabar con esta pregunta, yo diría que el encuentro con los pueblos de la naturaleza no es una finalidad en sí. Una vez más es una herramienta, un medio que os es ofrecido por vosotros mismos, por los seres de la naturaleza y por las circunstancias actuales de la Tierra, para acercaros a la última puerta de la Infinita Presencia y del Absoluto.

Todo lo que se presenta en la superficie de esta Tierra, desde los acontecimientos más alegres y los más fantásticos para algunos, como son los encuentros con los seres de la naturaleza, hasta los elementos que os parecen como violentos en la superficie de este mundo, yendo a veces hasta la guerra, sólo son la expresión de la Liberación de la Tierra con el fin de que cada uno viva lo que tiene que vivir como persona antes de la Llamada de María, e incluso hasta después de la Llamada de María para algunos.

Se trata de una iluminación. Se trata de una iluminación a veces muy violenta, por supuesto. Pero no os quedéis allí tampoco, con las circunstancias, o para buscar alguna responsabilidad, porque esto deriva en definitiva sólo de la acción completa de los Elementos en vosotros y alrededor vuestro, en el entorno, en los pueblos, en las religiones, en las sociedades. Había sido descrito, creo, en vuestras escrituras, como en las nuestras, como “la guerra de todos contra todos”.

Casi diría que el interés es pedagógico, en cierta medida, ya que sean cuales sean las guerras, que sean las que ocurrieron en el siglo pasado, en este siglo y mucho antes, todas os muestran de algún modo la vanidad de la organización de este mundo y la imposibilidad de controlar de alguna manera que sea la vida de este mundo que no sea por la coacción mental, por el miedo, por la guerra. Esto es la resultante de la conciencia de las fuerzas resistentes a la Luz y de las fuerzas de acuerdo con la Luz. El que está liberado viviente no participa en ninguna guerra y no es tributario de ninguna guerra, en él como alrededor de él.

Así puedo decir también que los encuentros con los seres de la naturaleza os brindan equilibrio y estabilidad a nivel de vuestra constitución elemental, a nivel de vuestros linajes, dicho de otra forma, o en los Triángulos elementales de la cabeza, así como en el cuerpo de Êtreté. Vienen preparando – para quienes estén acercándose ya a la verdad infinita del Amor – la Resurrección.

… Silencio…


Muy amada, léeme la pregunta siguiente, por favor.

Pregunta: ¿En qué el amor humano es una limitación para vivir el Amor incondicional?

Muy amado, busca el Reino de los Cielos y el resto te será añadido. El amor humano, sea cual sea, no es un obstáculo para el Amor incondicional. Es simplemente un elemento intrigante. El Amor es algo que nació libre. El amor humano nada tiene que ver, sea cual sea, con el Amor incondicionado. El Amor incondicionado e incondicional, impersonal, no conoce a la persona y no puede relacionarse de ningún modo con una persona. Por lo demás, aquél que vive el Amor incondicional a través del Corazón Ascensional, por ejemplo, o a través de la Nueva Eucaristía o también a través de la Corona radiante del corazón, sabe muy bien distinguir entre el amor humano y aquel Amor.

En cambio, cuando se vive el Amor incondicional, éste aporta una completud – muy agradable – al amor entre dos seres, sea cual sea el tipo de relación entre ambos. Por el contrario, si el Amor incondicional no existe previamente, entonces ese amor humano tendrá sus límites. No puede ser de otra forma debido al mismísimo principio de encierro o principio de causalidad a través de lo que se conoce como karma.

Al cruzar vuestros ADN a través de un hijo, al entablar relaciones, incluso sin intención de tener descendencia o hijos, se cruzan realmente vuestros sentimientos, incluso los muy puros, incluso los muy equilibrantes y gratificantes, pero no bastan para experimentar el Amor incondicional. Sumergíos primero en el Amor incondicional, sea cual sea el tipo de relación perfecta que tengáis con quien sea, y aquella relación personal se iluminará con el Amor incondicionado.

El amor humano limitado en su manifestación no puede medirse de ninguna manera con el Amor incondicional. El amor humano dependerá siempre de una circunstancia del amor que sentís hacia una persona, del amor que entregáis a un niño, a un pariente, a un cercano, pero ese amor, quiéranlo o no, siempre es condicionado y siempre será condicionado y, como tal, implica un límite que impide el despliegue del Amor incondicionado. Así pues, no se trata realmente de un antagonismo ni de una antinomia sino simplemente de un punto de referencia.

Podéis amar a Cristo infinitamente, como lo demostraron algunas de mis hermanas Estrellas de Occidente, y aquel Amor ocupó todo el espacio. No había cabida para el amor condicionado, sea cual sea.

Entonces, haceos la pregunta correcta. Lo aseverado aquí demuestra justamente que el Amor incondicionado no está experimentado, tal como viene formulada la pregunta. Mientras el amor se origina en este mundo, mantiene a la persona en la ilusión, incluso el amor más puro.

Acaso creéis sinceramente que un alma como Gema Galgani, un Espíritu tan iluminado como Teresa, de haber estado vivo Cristo en la tierra, ¿habría podido manifestar el Amor de aquella manera? No, en absoluto. Habría sido condicionado por la presencia de una persona en la tierra, aunque fuese el mismo Cristo. Incluso la esposa de Cristo – porque Cristo estuvo casado, por cierto – incluso su alto nivel iniciático estaba necesariamente condicionado porque – con la carne, desde que hay lazo de sangre – hay condición. Eso no significa que sea necesario renegar de los lazos de sangre. Esos lazos conviene verlos por lo que son: un condicionamiento más, una responsabilidad más.

Ahora, muy amado, a través de esa pregunta, si eliges continuar con la vía de la encarnación, con la vía de la experiencia humana en los Mundos Libres, no hay problema, no hay juicio de valor en eso. El Amor incondicionado no puede de ningún modo depender de un amor condicionado y condicional que, de todas maneras, se extinguirá al final de lo efímero, es decir al final de esta vida, con la muerte de los padres, con la muerte de los hijos eventualmente. Sólo quedará el recuerdo del amor y eso nada tiene que ver con el Amor incondicional.

Son muy pocos los casos, si examinamos por ejemplo las parejas, donde el Amor incondicionado puede expresarse y manifestarse. Es el caso, por ejemplo, de las Llamas gemelas, las mónadas, pero de ningún modo, aquello se da en el marco de una relación humana, fuese la más armoniosa que sea. El hecho de manejarse satisfactoriamente en una relación social, afectiva, familiar es una experiencia grata y enriquecedora, pero eso nada tiene que ver con el Amor incondicionado. Y - lo reitero - no se trata de antítesis ni de antinomia sino simplemente de que uno se enmarca dentro de límites marcados por el nacimiento y la muerte y el otro se enmarca dentro de la Eternidad y desconoce a la persona.

Tomaré un ejemplo conocido de vosotros. Aquél llamado Bidi, a quien yo conocí por supuesto, quedó viudo. ¿Acaso creéis que se puso triste? No. Se puso a cantar y a bailar porque su mujer había muerto. ¿Acaso la amaba? Obviamente que la amaba, pero de manera incondicionada. Y qué puede haber de más agradable para el Liberado Viviente que ver a su compañera liberada también, aunque fuese a través de la muerte. Eso el amor condicionado no podrá comprenderlo nunca porque él queda afectado por la pérdida y la desaparición, lo que no es el caso para quien está liberado en vida.

Que lo aceptéis o no, que lo comprendáis o no, eso no cambia en nada la realidad que acabo de exponeros. Obviamente, si no lo experimentáis, no podéis ni comprenderlo ni aceptarlo. Es necesario experimentarlo para terminar aceptándolo y comprendiéndolo. Y eso no se contradice con – luego – vivir una relación de pareja o de padre a hijos que sea normal. Sin embargo, tal relación, incluso para quien vive el Amor incondicionado y que está liberado en vida, nunca tendrá la misma intensidad ni la misma calidad que el Amor incondicionado porque están los límites de la carne, porque están los límites del nacimiento y de la muerte, porque están los lazos de la carne y los lazos de la sangre que nada tienen que ver con la libertad espiritual, todo lo contrario.

Dicho esto, no vayáis a imaginaros encontrar el Amor incondicionado al dejar a la esposa, a los hijos, a la pareja, eso sería un error, pero sí colocad cada cosa en su lugar. ¿Qué significa el más bello amor romántico y el más equilibrante entre dos personas en relación con la Eternidad? Haceos la pregunta. Y tened presente que, incluso en esa relación de amor unido por la carne o por el afecto, está la barrera de los cuerpos, incluso con fusión de los cuerpos. Está la atracción, está la visión, pero no está la libertad. Permanecéis entonces a nivel del eje Atracción/Visión. Eso queda registrado por supuesto en el ADN, en la carne y en el principio mismo de la falsificación.

… Silencio…

Prestemos atención a la pregunta siguiente.

Pregunta: Usted dijo “a nivel del corazón no podéis controlar nada, estáis en el corazón o no estáis”. Sin embargo, los diversos intervinientes siempre dijeron que somos los únicos en poder dar el último paso. ¿Puede Usted ampliar, pues hay como una contradicción?

La contradicción sólo aparece a nivel de la persona, muy amado. Cuando nos dirigimos a vosotros diciendo que sólo vosotros podéis dar el paso ¿acaso nos dirigimos a vuestra persona? No, en absoluto. Si es la persona la que oye, ahí está el error. La contradicción sólo existe a nivel de la persona, que se auto-protege y que, al mismo tiempo, desea soltar las riendas de su vida pero que, de hecho, no suelta nada.

Cuando decimos que solamente vosotros podéis dar el primer paso, es verdad, el último paso, también es verdad. Sin embargo, no es la persona la que debe dar el último paso. Ella puede dar el primero, ella puede dar los siguientes, pero en ningún caso la persona puede dar el último paso ya que – justamente – éste sólo se da cuando la persona ha desaparecido, cuando la persona ha comprendido que no queda nada para soltar, cuando la persona ha comprendido que ella no existe en su historia, incluso en el Sí. No subsiste pues apego alguno.

Entonces estáis liberados de la persona y no es la persona la que está liberada. Ahí tenemos una inversión de comprensión típica de quien sigue aferrado a la propia persona por cualquier razón que sea. Esto no es un juicio sino más bien un déficit de comprensión que va más allá del marco de la persona.

Hazme el favor de volver a leer la pregunta.

Pregunta: Usted dijo “a nivel del corazón no podéis controlar nada, estáis en el corazón o no estáis”. Sin embargo, los diversos intervinientes siempre dijeron que somos los únicos en poder dar el último paso. ¿Puede Usted ampliar, pues hay como una contradicción?

No hay aparente contradicción salvo para la persona porque el punto de vista en tal caso, a través de lo que viene expresado, muestra que nada ha cambiado. Fácil es hablar de Amor. Otra cosa es vivirlo como persona. Mientras no lo aceptéis seguiréis iguales, sin cambio, sea cual sea vuestra voluntad, sea cual sea vuestro control y sean cuales sean vuestros ejercicios. El último paso sólo se da en el Abandono total e irrevocable a la Luz de vosotros mismos como personas, de la creencia de ser personas llevando a cabo una historia en este mundo. Así es el último paso, pero no es la persona quien lo da. Éste se da justamente cuando la persona desaparece.

Si la persona no desaparece no puede haber desaparición de la persona. No es la persona quien decide desaparecer. ¿Cómo queréis que una persona enmarcada dentro de una historia, enmarcada entre un principio y un fin, pueda aceptar desaparecer ya que - en el mismo momento de la muerte – debido a las mismas circunstancias del encierro – no logramos extraernos de la matriz por completo, es decir cruzar las puertas del astral, cruzar las puertas del causal, llegar al otro lado del Sol y darnos cuenta de la inepcia de este mundo? ¿Cuántos son capaces de hacerlo hoy? Poquísimos todavía. Sin embargo, todos estáis encaminados hacia aquello. Aquello corresponde muy precisamente no a la Llamada de María sino a la estase.

La aparente contradicción sólo se debe al posicionamiento en el seno de la persona.

… Silencio…


Estamos disponibles para la pregunta siguiente.

Pregunta: Solamente el regreso al Absoluto, a la a-conciencia, nos hace libres y corresponde a nuestra Morada última ya que es lo que somos. Entonces ¿por qué tantas Moradas en la Casa del Padre?

¿Acaso el Absoluto se contradice con las experiencias que sean en las dimensiones que sean? ¿Por qué queréis separar el Absoluto de las demás manifestaciones de conciencia? El Absoluto abarca todas las manifestaciones de conciencia. El Absoluto está presente en cada conciencia. Ocurre que, simplemente, debido al encierro en este mundo, lo habéis olvidado pero el Absoluto no puede, en ningún caso, ser una búsqueda. Mientras (y eso Bidi os lo asestó con fuerza) penséis que el Absoluto se consigue a través de una búsqueda, éste se os escapará indefinidamente, en todo caso en este mundo.

Os hemos dicho una y otra vez que la humanidad en su conjunto iba a ser liberada, con Ascensión o sin Ascensión. ¿Véis el contrasentido instalado en vuestra conciencia limitada? Consideráis el Absoluto como una búsqueda. Lo colocáis en contraposición con la conciencia libre. ¿Quién os contó eso? ¿Cómo se os ocurrió entender eso? Tenéis aquí realmente un contrasentido formal.

El Absoluto se reconoce en toda fuente, en toda conciencia, en toda dimensión, en toda esfera planetaria y en todo sol. El Parabrahmán, Absoluto, Último, no es la última búsqueda. Es la totalidad de lo Creado y de lo No Creado. Es lo que somos todos, que logréis realizarlo en la carne o no. ¿Cuál es el elemento dentro vuestro que os hizo convertir el Absoluto en lo que no es? ¿En qué eso se traduce y qué eso significa? Eso significa que seguís buscando y buscando lo que no puede ser buscado ni siquiera conocido en el seno de lo conocido. Repito, no es la persona la que queda liberada, sino que sois vosotros quienes quedáis liberados de la persona.

El Absoluto no impide que retornéis a vuestro origen estelar ya que el Absoluto no está localizado en ninguna parte ni en una conciencia ni mucho menos en una dimensión, menos aún en una forma ni en lo que sea.

Cuando Bidi os asesta que tenéis que dejaros a un lado, eso no significa que haya que buscar lo que sea. Significa que hay que posicionarse fuera de toda búsqueda. Los aspectos de la conciencia a través de la supra conciencia, el Supramental y las vibraciones apuntaban a conduciros hasta aquel umbral y a realizar un trabajo colectivo a nivel de la Tierra, que ha sido completado y que se ha traducido por la Liberación de la Tierra y también por vuestra Liberación final, total, de la ilusión de este mundo.

Y transitáis todos entonces, os lo recuerdo, durante la estase, a través del Absoluto, sin quererlo, sin desearlo, sin buscarlo, que lo aceptéis o no. ¿En qué el hecho de ser Absoluto, liberado además de la forma de este mundo, os quita el derecho a experimentar estados de conciencia, ya que sois la suma de todas las experiencias de conciencia, no como personas limitadas sino como lo que sois realmente?

Aquél llamado Bidi dijo en vida que sus palabras no iban a fracasar nunca porque expresaban la única Verdad absoluta, lo que sois y lo que somos todos, individual y colectivamente, aquí como en todas partes, sea cual sea la experiencia de conciencia y sean las que sean las experiencias dimensionales.

Al Absoluto no le importa este mundo. Sin embargo, en ningún momento lo rechaza. Deja que la Vida fluya libremente.

… Silencio…


Más allá de toda palabra, más allá de toda explicación, más allá de todo razonamiento, os propongo ahora que descansemos cada cual, en su corazón, dejando a un lado las palabras, las respuestas, así como las preguntas, a fin de que sólo permanezca efectivamente el Amor.

… Silencio…



Hermanas y hermanos en la carne vamos, si quieren, a seguir y a terminar nuestros encuentros en el Corazón del Amor. Pero en primer lugar hagamos juntos silencio y recibamos el Espíritu del Sol en el Fuego del Amor.

...Silencio …


Escuchemos la pregunta.

Pregunta: he tenido cinco crisis de colitis biliar de las cuales dos fueron muy cercanas; la última fue muy dolorosa. Mi vesícula biliar estaba cebada de cálculos, y pienso hacerla retirar. La crisis me mostró donde estaba respecto al desapego y era consciente que esto debía ser atravesado. Sólo deseaba una cosa: la Paz, desaparecer, pero el dolor era demasiado fuerte y me costó llevar mi atención a otra parte. Teresa me hizo sentir hasta qué punto era pequeño en la materia y cuánto de grande por su Amor. Hay puntos de las Estrellas y de las Puertas que pasan todos sobre el meridiano de la vesícula biliar ¿podría aclararme sobre esta vivencia? ¿Hay consecuencias para la Luz en retirarla vesícula biliar? ¿Qué sentido dar a todo esto?

Bien amado, así como lo estipulas, la vesícula biliar, así como su meridiano está directamente en resonancia con todo lo que es llamado, a este nivel, la Puerta Visión. Así, como cada uno sobre este mundo en la carne, atraviesan con más o menos facilidad estos pasos de lo efímero al Eterno. Les recuerdo que el enganche y el anclaje del cuerpo de Êtreté se hace ante todo por las Puertas y las Estrellas. Así que, de tener una Puerta tocada, si puedo decir, de este modo al nivel físico, no confirma ni algo bueno ni algo malo y no tiene ninguna influencia, por supuesto, sobre la Luz y el Êtreté.

En cambio, y así como lo dices, esto te permitió ver por ti mismo las zonas de resistencia. Entonces, ya que pides una explicación más allá de las Puertas, Estrellas, y del encuentro entre el Eterno y lo efímero, basta con entender que la vesícula biliar interviene por supuesto sobre funciones que son conocidas desde tiempo, a nivel de la digestión. Pero sobre un plano más invisible, yo diría, la vesícula biliar es llamada «la entraña del olfato mediano». Es por supuesto la que permite la elección. Entonces cuando el alma se ha revertido, cuando el alma está en vías de disolución en el Espíritu, no hay más posibilidad de marcha atrás o de vuelta atrás. El enganche del cuerpo de Êtreté a nivel de esta Puerta viene naturalmente e independientemente de tus resistencias conscientes y de tus observaciones en cuanto a tu colocación en el seno de la Eternidad, viene a poner fin, de modo brusco, a la noción de elección, a la indecisión.

La vesícula biliar también está ligada a lo que es llamado el fuego vital. Así que, esto traduce para ti la disolución del fuego vital en el seno del Fuego vibral. Esta alquimia se traduce para ti por la precipitación de las energías materiales de la vesícula biliar al interior de esta.

Te incumbe pues de escoger la solución más radical y eficaz para ti, concerniendo a lo que ha sido realmente y efectivamente atravesado en esta ocasión, dándote a ver, así como tú mismo lo dices, lo que resistía en el seno del alma, sin embargo, girada hacia su propia auto-disolución. Así que el órgano en él mismo, cualquiera que sea su estado, e incluso cuando hay ausencia de éste, es muy evidente que esto no afecte de ninguna manera sobre las funciones vitales y vibrales de este órgano, así como de esta Puerta.

Entonces es a ti que te incumbe de decidir lo que conviene de hacer con el fin de eliminar, yo diría, este residuo ligado a tu propio fuego vital que en estos tiempos debió resistirse, cualquiera que sea la razón, para el Fuego vibral. No hay nada más en comprender si no es hacer desaparecer efectivamente estos dolores o patologías, cualquiera que sea la técnica empleada ya que, en particular en el fenómeno de cálculos o de concreciones, es la ilustración sobre el plano físico de la cristalización, no en el sentido de un bloqueo sino más bien de una precipitación en el seno de la materia, de lo que se evacua. Hay pues a actuar de la manera que desees, sobre lo que ahora es pasado y superado.

...Silencio …

Escuchamos la pregunta siguiente.

Pregunta: me fue dado a ver que seré transportado sobre un Círculo de Fuego en una nave Vegaliana con mi cuerpo de carne. ¿Podría recordarnos por qué algunos conservarán su cuerpo de carne sobre estos Círculos, excepto el hecho de que los Arcturianos recuperan las memorias? ¿Es la señal de un tránsito a una 3D unificada o podremos liberarnos de este cuerpo a finales de los 132 días?

Bien amado, que haya un cuerpo o que no haya un cuerpo físico en el seno del Círculo de Fuego, esto no significa de ninguna manera y de ningún modo que hay acceso a una 3D unificada, sino más bien en una liberación total e incondicional de tu conciencia que se coloca entonces según lo que ella es, pero en ningún caso en la 3ª dimensión unificada.

En cuanto a lo que concierne lo que llamas memorias en el seno de este mundo, útiles en el seno de los mundos unificados, en ningún caso estos seres permanecerán sobre los Círculos de Fuego. Serán transportados si puedo decir, con su cuerpo, para recuperar estas memorias, no sólo entre aquellos a quienes llamáis Arcturianos, pero en muchas otras civilizaciones de 3ª dimensión unificada, viviendo entonces tranquilamente su vida hasta la extinción de ésta y que reencuentran entonces, ellos también, la Libertad incondicional de la conciencia. No existe ninguna diferencia, después de la Llamada de María, los de entre vosotros que poseerán un cuerpo de carne y los que no lo tendrán más.

La presencia de vuestra conciencia en el seno de los Círculos de Fuego, es sólo un afinamiento de vuestras posibilidades multidimensionales permitiendo también, con la ayuda de los Ancianos, Arcángeles y Estrellas, de permitir la finalización de la Ascensión de la Tierra de por vuestro emplazamiento en conciencia en el seno de estos Círculos de Fuego. Esto no tiene nada que ver, que sean los Círculos de Fuego o no, con el devenir de vuestra conciencia.

Algunos de vosotros serán aptos espontáneamente, desde la Llamada de María a reencontrar vuestra Libertad y no tendrán utilidad, tanto en el seno de los Círculos de Fuego como fuera de los Círculos de Fuego. No tendrán entonces que hacer nada más en el seno de este sistema Solar, cualquiera que sea vuestra Morada.

… Silencio…


Escuchemos la pregunta siguiente.

Pregunta: ¿para los seres que todavía no han escuchado la Llamada de María y que perciben las Puertas, las Coronas, las vibraciones, es una elección del alma o del Espíritu de escuchar la Llamada de María en el momento colectivo y no antes?

Bien amado, el hecho de haber escuchado la Llamada de María de manera individual hace algunos años o más recientemente, o de esperar el momento colectivo, no hace estrictamente ninguna diferencia.

Algunos de vosotros, por sus estructuras vibrales y sobre todo por la disposición de su linaje y origen estelar, fueron más aptos en captar esta Llamada, yo diría, de manera anticipada. Esto no traduce en nada su asignación vibral, esto no traduce en nada su Morada de Eternidad. Esto es solo una cuestión de afinidad, en resonancia con la permeabilidad de vuestro Canal Marial durante estos años pasados, ella misma ligada a vuestros linajes y a su vuestro origen. Esto no juzga en nada lo que sea de otro que esto.

¿Hay otros elementos en esta pregunta?

… Silencio…


Les recuerdo que la Llamada de María, más allá de ser concomitante del proceso llamado estase o Mahasamadhi, no tiene estrictamente nada que ver con los acontecimientos que se celebrarán después. Están yuxtapuestos, si puedo decir, a la filiación a Sirio, incluso si no tenéis su linaje, lo que es raro, incluso si no tenéis origen ahí, es simplemente porque el cuerpo de esta Tierra en el cual estáis, está relacionado de todos modos a Sirio incluso si no tenéis su linaje.

… Silencio…


Escuchemos la pregunta que sigue.

Pregunta: ¿puede desarrollar sobre las Amasutum, vírgenes negras?

Querida, establecer una equivalencia a lo que es llamado las Amasutum y las vírgenes negras es una proyección, incluso si existen resonancias comunes. Ambas no tienen estrictamente nada que ver. Las Amasutum han sido designadas así en el lenguaje Sumerio original como las Madres creativas, como Madres genetistas de este mundo. Las vírgenes negras sólo son pues una antigua resonancia afectada por el tiempo de los que fueron las Amasutum. No hay pues relación posible otra que la que consiste en llamar a una conciencia “Madre”, refiriéndose por la vibración esencial del Femenino Sagrado. No hay nada más a nivel histórico.

Las Amasutum intervinieron en diferentes momentos de la historia de la humanidad, que esto sea hace millones de años o más recientemente, en el momento de los conflictos del fin de cada ciclo del encierro. “Las vírgenes negras” es una denominación que vino mucho más tarde, reenviando efectivamente por su color negro a lo que se celebró, bien después de la presencia de las Amasutum, con el pueblo africano.

Hay bien evidentemente, y lo entendieron, una relación entre las Estrellas, incluso si ellas no vienen de Sirio, las vírgenes negras, las Amasutum, una “Madre” en el sentido más amplio. La característica de una Madre es la de poder recibir en su seno la Vida, permitirle de llevarlo a término tanto en su gestación como en su terminación.

Está directamente relacionado a lo que llamé, el Femenino Sagrado, activo y presente en todas las Estrellas o en toda conciencia actualmente sobre esta Tierra, habiendo realizado el Andrógino Primordial, es decir habiendo fusionado sus propias polaridades interiores llamadas masculinas y femeninas.

Hay pues una resonancia común entre la que aparece en la historia de Egipto llamada Isis, María y muchos otros ejemplos, no solamente en estos tiempos pasados e históricos, pero sería sólo para las Estrellas en general. Hildegard de Bingen, que fue madre superiora en el seno de una orden monástica, era también una Madre. Teresa, a pesar de su joven edad, era también una Madre. No es por eso, incluso habiendo esta afinidad vibratoria, que podéis sobreponer las Amasutum a Isis, las Amasutum y mi Presencia. Incluso si hay características comunes, no es en ningún caso una filiación directa sino bien el principio del Femenino Sagrado encarnado en su totalidad.

… Silencio…


Escuchemos la pregunta siguiente.

Pregunta: sueño con un bebé. Un abejón entra por su ventana nasal izquierda, pone huevos. Cuando las larvas eclosionan, se comen el cerebro del bebé. Me pregunto el significado de este sueño.

Bien amada, como todo sueño, sólo puedo recuadrarte, porque la explicación concierne a la persona, incluso si voy a dártela, y en ningún caso a lo que eres en realidad, más allá del juego de este mundo.

El bebé puede representar al niño interior. Está parasitado. Un abejorro, que también es un depredador, pone huevos que vienen a comer el cerebro del niño. Así que esto traduce que encontraste tu niño interior pero que éste todavía esta parasitado por un cierto número de pensamientos recurrentes ligados a tu historia personal. Hay pues a través de este sueño, para la persona, una necesidad de dejar obrar, más allá de todo parasitismo de ti misma, a tu niño interior.

… Silencio…


Podríamos por supuesto ir más lejos en la interpretación - para la persona - de este sueño. Te incito simplemente a reflexionar sobre lo que es la nariz y en particular las ventanas nasales. Allí donde pasa el aire y allí también donde se produce el testigo de la activación de la Corona radiante de la cabeza, a través de la respiración craneana que pasa por la nariz. Hay por supuesto otros elementos sobre el simbolismo del abejorro, pero te aconsejo, aun así, de quedarte simplemente con el significado general que te di.

… Silencio…


Escuchemos la pregunta que sigue.

Pregunta: durante sus intervenciones, la Onda de Vida se manifestó al chakra raíz luego desapareció y un punto se activó bajo cada una de las axilas. ¿Qué es?

¿Qué es qué?

Pregunta: ¿cuál es la relación entre el chakra raíz y la activación bajo las axilas?

La zona de las axilas corresponde a lo que es llamado... Y tal como las veis, está el tronco y hay unos miembros. Los miembros son la periferia, el tronco es también un centro en su totalidad. Las funciones de los miembros y las funciones del tronco no tienen nada que ver. El cruce entre los miembros y el tronco, que esto sea abajo o arriba corresponde a las Puertas. Las que están situadas abajo son las que están en los pliegues de la ingle y detrás, al nivel del sacro y alrededor del sacro, y corresponden efectivamente a una resonancia con el primer chakra.

La Onda de Vida sube y libera, como esto les fue explicado largamente, lo que llamáis las líneas de predación y viene a fusionar con el Corazón. Cuando el Corazón se ha fusionado con la Onda de Vida, hay resonancia al nivel de las Puertas AL y Unidad, apuntando a la disolución del alma y al redescubrimiento, si puedo decir, del Espíritu. Lo que pasa bajo las axilas es simplemente el testigo, para esta persona, de la puesta en marcha de este mecanismo.

Es el tránsito de la etapa, al nivel del tronco, subdiafragmático, a la etapa supra-diafragmática. Podéis también llamarlo el pasaje de la Puerta Estrecha, del ego al Corazón.

… Silencio…


Permitidme completar mi respuesta con los elementos que me han sido comunicados por una de las Estrellas que conoce muy bien el tema de la energía, como lo nombráis, del cuerpo.

Los puntos debajo de las axilas, como lo dije, están ligados a las Puertas superiores AL, Unidad y KI-RIS-TI, y también al noveno cuerpo. Hay por otra parte debajo de las axilas una función energética importante que es de movilizar la sangre y de hacer circular la sangre. La sangre es lo que transporta el alma. Cuando el alma circula en territorios desconocidos, situados al nivel del pecho y ya no solamente por la parte baja del diafragma, hay una desaparición de la atracción del alma hacia la materia, traduciéndose en una circulación de la sangre y de la energía profundamente diferente al nivel de la parte aérea por encima del diafragma. Ahí está lo que se me ha pedido añadir al respecto.

…Silencio …


Escuchemos la siguiente pregunta.

Pregunta: en mi salón, vi una llama blanca de aproximadamente un metro de altura. Luego desapareció y un tubo fino de Luz violeta apareció. ¿A qué corresponde?

Querido, esto corresponde únicamente a la revelación de los mundos unitarios en el mismo seno de vuestro mundo. Me es imposible por supuesto decirte cual presencia o cual conciencia se manifestó por este mecanismo visual, que sea le llama, que sea el tubo de color violeta. Pero traducen, el uno como el otro ciertamente, la irrupción de la multidimensionalidad en el mismo seno de vuestro encierro residual, dándoos a ver y proporcionándoos cada vez más, unos mecanismos llamados de relación y de resonancia, que sea en vuestra casa, en el seno de la naturaleza, durante vuestros sueños o durante vuestros viajes. Todo ello participa del mismo proceso ligado, y ya vivido desde hace varios meses para algunos de vosotros, ligado a los procesos nombrados Ascensión y Liberación.

La irrupción de lo que os era invisible, que sea a través de manifestaciones tales como las que describes o Presencias más organizadas según unas formas, como son los seres de la naturaleza, simplemente señala el estado de vuestra Liberación en curso. No busquéis allí algunas explicaciones en el seno de la mente con el fin de poder catalogar, ordenar y clasificarlo en vuestra cabeza. No sirve estrictamente de nada y os aleja cada vez de lo que tiene que vivirse en ese momento. Es la mente que os pedirá siempre una comprensión mientras que siempre os hemos dicho, las unas y las otras y también los Ancianos y los Arcángeles, que lo importante era vivir lo que se presentaba y no de comprenderlo con la mente para clasificarlo en alguna parte. Es la experiencia misma que es el testigo de vuestra Ascensión y no su explicación.

…Silencio …


Juntos escuchemos la siguiente pregunta.

Pregunta: ¿cuáles son las cualidades o las especificidades de los seres de Altaír?

Que sea un origen estelar o un linaje estelar, la resonancia inscrita aquí en el seno del alma, de la conciencia y del Espíritu, y del cuerpo, se traduce en potenciales. Estos potenciales, en una definición muy amplia, son la capacidad de una visión expandida, mucho más allá de la simple comprensión, lo que llamaría una visión panorámica ligada tanto a lo que se proyecta sobre la pantalla de la conciencia personal en el seno de este mundo, como en el seno de lo que podríamos llamar los mundos espirituales.

Hay pues una capacidad manifestada y expresada a veces en todos los planos que nombré, o en ciertos casos, solamente en algunos planos espirituales, el plano de la inteligencia, el plano de las emociones o cualquier otra función ligada al cuerpo, al alma o al espíritu, traduciéndose en una capacidad de síntesis y una capacidad de trascendencia, una capacidad también a elevarse, es decir no de rehuir sino de salirse de los condicionamientos ligados a las emociones, a las historias y a los vínculos que existen en esta encarnación, que sean familiares, que sean con sus propias emociones o que sean con su propia mente. La visión panorámica y de hecho la capacidad de ver, es una característica de los que tienen un linaje o un origen en resonancia con Altaír. Hay también una capacidad para federar, para reunir y para unir, ligada directamente a esta resonancia cósmica nombrada Altaír.

…Silencio …


Escuchemos la pregunta que sigue.

Pregunta: ha sido dicho que todo lo que pasaba en el exterior también pasaba en nuestro interior. ¿Podría aclarar algo sobre las columnas de Luz y los sinkholes (agujeros) que se sienten en el interior?

Querido, salvando las distancias, los sinkholes sólo representan las puertas de acceso de la Luz vibral al núcleo cristalino de la Tierra, ya no solamente al nivel de los Círculos de Fuego, sino directamente a través de lo que os aparecen como agujeros, más o menos perfectamente constituidos, permitiendo alimentar cada vez más el núcleo cristalino de la Tierra.

Como lo sabéis, hay un origen común del núcleo cristalino de la Tierra en relación con Sirio. La triple emanación llegada desde las Bodas Celestiales permitió, también por vuestra acción conjunta, de liberar progresivamente este núcleo cristalino de la Tierra, restableciendo en cierto modo una conexión con Sirio y restableciendo ahora una atractividad de la Tierra por estas emanaciones de Luz vistas en diferentes lugares de la Tierra, lo que permite guiar en cierto modo la Ascensión de la Tierra, pero también el conjunto de este sistema solar, ya que los mismos mecanismos se producen en la superficie del Sol - los llamáis agujeros coronales - pero también sobre todos los planetas de este sistema solar, preparando el cambio dimensional del sistema solar que está en curso.

Lo que se produce en vosotros, ya que el mundo está en vosotros, se ve - sobre la pantalla de la conciencia - sobre lo que llamamos y lo que llamáis el exterior, mostrándoos por ahí también, que en definitiva no hay ni interior ni exterior porque hay una superposición de dos puntos de vista. El que está limitado y apegado a la persona y al cuerpo de Êtreté, y el que es universal.

Si tomo otro ejemplo, quizás más cercano a los escritos proféticos antiguos, está dicho que al final del Kali Yuga - también anotado de manera diferente en el Apocalipsis de San Juan - que al final de los tiempos mil demonios aullarán en la superficie de la Tierra. Por supuesto, se trata tanto de las fuerzas infernales e inconscientes liberadas por la reconexión a Sirio y su atracción por Sirio, de la Tierra, pero también en vosotros, dándoos a ver lo que puede quedaros como apegos residuales sean cuales sean, nombrados también los demonios interiores. Los demonios interiores no son simplemente lo que podríais llamar los Asuras o las entidades negativas, o los diablos, pero son, ante todo, todo lo que hace sombra en vosotros.

Es exactamente la misma cosa, que lo viváis en el interior o en el exterior. Sólo son unos reajustes finales de la Luz en vosotros y de la conciencia que sois. No hay estrictamente ninguna diferencia entre lo que acontece en la superficie de este mundo y en la superficie de vuestro cuerpo. Estando constituido de la Tierra en este cuerpo, es normal que este cuerpo viva exactamente la misma cosa que lo que acontezca sobre la Tierra. Otro ejemplo: el despertar de la llamada Kundalini, la bajada del Espíritu Santo, el nacimiento del Fuego del Amor, se traduce por supuesto, al nivel de la corteza terrestre, por el despertar de los volcanes. Y todo es superponible así, sin excepción alguna.

No olvidéis que el Comendador, de modo tal vez humorístico, os dijo en numerosas ocasiones durante este año que “quien lo dice, es quien lo es”. Lo que veis sobre la pantalla de vuestra conciencia, que sea a través de un resentimiento, una alegría, un amor amado o un amor odiado, es exactamente la misma cosa por fuera, en este mundo, como en vuestra intimidad. Lo que es visto por fuera será visto, si todavía no se ha visto, en el interior.

…Silencio …


Escuchemos lo que viene a continuación.

Pregunta: me sentí león y luego delfín. Hablamos de linajes estelares, ¿a qué corresponde?

Querida, mucho antes de la revelación en vosotros o de modo intelectual de lo que es nombrado los linajes, habéis ciertamente todos soñado con animales, tenéis todos unas afinidades con ciertos animales y ninguna con otros. Allí también hay resonancia con lo que es nombrado el linaje.

Los linajes son las partes Elementales que os constituyen en el seno del alma, pero también en el seno de esta materia. Así que soñar con ciertos animales está en resonancia directa con los linajes. Lo que nombráis sobre esta Tierra - como había sido explicitado hace mucho tiempo - los animales, sólo es una parodia de lo que son los pueblos llamados extraterrestres, que no tienen una forma humana al nivel de su rostro, sino que tienen realmente la forma de los animales tales como están presentes - al nivel de su rostro - en la superficie de este mundo.

Entonces, que sea en sueño, que sea por afinidad, que sea por atracción hacia determinados animales, que sea por revelación vibral, es exactamente el mismo proceso que os da a ver vuestra constitución Elemental.

No volveré pues sobre lo que fue explicitado sobre los linajes, porque allí también nos llevaría demasiado lejos, pero la casi totalidad de lo que debía ser dicho al respecto ya ha sido dicho y escrito.

…Silencio …


Escuchemos la siguiente pregunta.

Pregunta: en presencia de los cuatro pueblos de la naturaleza, me ha sido dicho que la llama del Espíritu Santo estaría ahora anclada en mi frente, que yo sería una columna de Luz y que cada persona que se acercaría a mi con Amor, vería su vida transformada por la Gracia del Amor, la nueva Tri-Unidad. ¿Puede aclararlo?

Querida, lo que tú misma dices a través de esta pregunta, y lo que vives y vivirás, es lo suficientemente claro. ¿Qué aclaración o qué confirmación te hace falta además? Porque lo que describes es lo que has vivido. ¿En qué necesitas otra confirmación además de la que te ha sido dada? ¿Cuál es la duda o la necesidad de ser tranquilizada que emerge a través de esta pregunta?

Esto es válido y ha sido explicado para muchos de entre vosotros. En el momento en que las Coronas radiantes son activadas, en el momento en que la Mercaba interdimensional se puso en acción y en servicio, cada uno de vosotros juega realmente y concretamente este papel y esta función, que no es una función futura, sino que es uno de los engranajes del mecanismo de la Liberación colectiva. ¿Qué más quieres a través de esta pregunta?

Y te invito a mirar en ti ¿Cuál es el elemento que puede dudar? ¿Cuál es el elemento que necesita mostrar o demostrar otra cosa o algo más, que lo que ha sido dicho, y vivido?

…Silencio …


Escuchemos la siguiente pregunta.

Pregunta: ¿los Elementales pueden formar parte de nuestros linajes u orígenes estelares?

Querida, en ningún caso. Sea cual sea vuestra afinidad con uno de estos reinos de la naturaleza, incluso si es para vosotros algo conmovedor, traduce simplemente vuestro contacto con el Elemento dominante en vosotros, que puede también ser vuestro origen estelar como no serlo.

Así que habéis observado y observaréis que establecéis unas resonancias, unas experiencias, mucho más fácilmente con ciertos elementos de la naturaleza, como con ciertos pueblos de la naturaleza. No veáis allí ni un origen ni un retorno. Aunque muchos de vosotros pueden encontrarse efectivamente con una resonancia con los Elfos pudiendo interiormente llegar a pensar que tienen un origen Elfico, para nada. Se trata simplemente del Elemento y del arquetipo correspondiente, dándoos a vivir a veces esta afinidad muy fuerte.

…Silencio …


Escuchemos la siguiente pregunta.

Pregunta: ¿los Elementales de la naturaleza son Absoluto habiendo tomado forma?

Querida, toda forma evolucionando más allá de la encarnación de este mundo es necesariamente Absoluto, sea cual sea la forma, sea cual sea la conciencia. Veo que continuáis poniendo una distancia entre el Absoluto y el resto.

Repito lo que pude decir en algunos momentos anteriores: el Absoluto no puede ser una búsqueda porque los juegos múltiples de la conciencia en el seno de los Mundos Libres, sea cual sea la atribución, sea cual sea la forma, sea cual sea la conciencia y sea cual sea la dimensión, es por definición Absoluto. Sólo vuestra visión fragmentaria atribuye una conciencia a una forma delimitada y fija, y os hace preguntar sobre si son Absoluto. Sólo traduce vuestra dificultad, y hasta diría, como lo dije, la imposibilidad de captar el Absoluto.

Toda forma, toda conciencia, en el seno de todo mundo y de toda dimensión, hasta en lo que nombráis la tercera dimensión unificada, es Absoluto. Nada está separado, nada está atribuido en el seno de una forma, de un tiempo, de un espacio o de una dimensión dada. Es vuestro aspecto fragmentado que os hace considerar que haya una diferencia. Hay una diferencia para el punto de vista del que está encerrado, no hay ninguna diferencia para la verdadera realidad.

El encierro en este mundo y en este sistema solar afectó por supuesto al Sol, a la Tierra y sobre todo a las conciencias de la Tierra, humanas, pero no al pueblo de la naturaleza. Los Elfos y los demás pueblos de la naturaleza estaban presentes hasta incluso antes de la entrega de las matrices cristalinas por parte de las Madres genetistas de Sirio. Estas formas no conocen ninguna forma, ningún límite, sean cuales sean sus atribuciones, sean cuales sean el elemento dominante en ellos y sean cuales sean sus manifestaciones sensibles o visibles por vosotros.

Esto, no podéis ni captarlo, ni comprenderlo, ni entenderlo, ni representároslo. Sólo podéis soltar todos vuestros conocimientos para acceder a este desconocido, aquí mismo, allí donde estáis, pero nunca la mente y hasta la experiencia de la relación os llevará a esta última realidad. Sólo podéis acercaros a ello, como lo dije en innumerables veces durante estos “Encuentros en el corazón del Amor”.

…Silencio …


Escuchemos la pregunta que sigue.

Pregunta: antes de quedar encerrados en esta dimensión ¿hubo posibilidad de que fuéramos seres de la naturaleza, como Dragones, por ejemplo?

Creo haber contestado ya esta pregunta, planteada de otra forma. Simplemente hay afinidades vibratorias entre lo que llamáis los Dragones, pueblo de la naturaleza, y ciertos orígenes reptilianos Dracos, redimidos o no, implicados en la falsificación o no. Ahí sí que hay resonancia, pero en ningún caso, hubo posibilidad de que fueseis Gnomo, Elfo, Ondina o Dragón.

Hay efectivamente una resonancia, por ejemplo, entre los Elfos y Altaír porque son sensiblemente los mismos mecanismos que están operando, sea cual sea la forma de la conciencia y sea cual sea la dimensión. De esta manera completo mi respuesta anterior. Sea cual sea vuestra Libertad y vuestro Absoluto, no vais a encarnar nunca en una dimensión dada en el seno de uno de aquellos pueblos que corresponden a los mundos primigenios, anteriores al despliegue de la co-creación consciente del femenino Sagrado.

Con excepción de lo que llamáis aquí, en esta Tierra, los pueblos de la naturaleza, podéis ser efectivamente en conciencia cualquier ser de la naturaleza en cualquier mundo que sea, pero eso también no está al alcance de vuestra comprensión porque – de un extremo a otro de las dimensiones, de un extremo a otro de las formas en los Mundos Libres - el Absoluto es todo eso. El Absoluto es también anterior a la conciencia, pero es también la totalidad de las conciencias en cada una de sus partes. Eso se llama, me parece, holograma. Si estáis interesados en una representación de este concepto, informaos sobre el principio del holograma de Luz y puede ser entonces que vuestra mente tenga una idea de lo que intento explicar.

Sea como sea, ésta es la relación que os corresponde vivir y, como tal, ella os conduce a vivir el holograma. Sin embargo, vuestra conciencia limitada siempre necesita - mientras no logréis liberaros por completo - atribuiros una forma y una función en un aspecto limitativo. Eso es propio de la conciencia que ha sido separada de lo que es desde hace mucho tiempo. No tenéis ninguna posibilidad para representaros eso. Repito, solamente podéis experimentarlo con toda libertad preparándoos así para simplemente estabilizar vuestros linajes en los momentos de la Llamada de María, a fin de quedar libres.

No proyectéis a través de los encuentros, ya sea entre vosotros, ya sea entre vosotros y nosotros, ya sea con los seres de la naturaleza. Tened presente que lo importante no es clasificar o trasladar eso a vuestra conciencia limitada sino dejar que se expanda la conciencia infinita a través de esos encuentros. De lo contrario, sean cuales sean la realidad e intensidad de lo experimentado, bloqueáis el proceso al apropiaros de él.

Sin embargo, si eso sucede, en vista de que todo es perfecto, eso significa que – para vosotros – eso es justo. Sin embargo, sed lúcidos, sobre todo en aquella superposición de lo Eterno y de lo efímero, sed lúcidos acerca de lo que co-creáis, acerca de lo que dejáis emerger y acerca de lo que sucede, una vez más no para clasificar la experiencia, no para satisfacer la mente o lo que sea sino para vivirlo en totalidad de manera libre. Y dejáis de ser libres tan pronto como – tras vivir la experiencia - intentáis relacionarla con lo que sea en vuestra conciencia limitada y dentro de lo conocido.

Tales experiencias sólo apuntan a vivir la Libertad y no a colocaros más etiquetas o más atribuciones en este mundo. Si es que se puede hablar de propósito o meta, la única meta es acercaros a lo que sois y no relacionaros con un conocimiento obtenido a través de una experiencia nueva.

De un modo similar vais a ver cada día más y más cosas en vuestro domicilio, en la calle, en el cielo, en las ciudades, como resultado de la superposición y de la fusión de lo efímero y de lo Eterno. Es como si me preguntarais, en el plano donde estáis, por ejemplo: “He visto un gato blanco con manchas amarillas. ¿Qué significa eso para mí?”. Es exactamente lo mismo. Comprended, pues, que hay preguntas que solamente rebotan en vosotros mismos, en vuestra manera de proceder, sea cual sea la intensidad de la relación vivida. No os apropiéis nada, sobre todo con los seres de la naturaleza.

Lo que debe ser experimentado ahí no requiere ni explicación ni justificación. Y tened presente que es lo mismo que sucede cuando, por ejemplo, irrumpe aquella Eternidad bajo cualquier forma que sea, como en la pregunta anterior acerca de la visión de una llama blanca y de una columna de Luz violeta.

Tan pronto como os apropiáis de lo vivido, el proceso se detiene. Sólo siendo un observador silencioso podréis vivir completamente la relación. Ya sea en relación con los seres que os visitan de noche, ya sea en relación con nuestros contactos entre nosotros, ya sea en relación con vuestros contactos entre vosotros, tened presente que los remanentes de limitación de vuestra conciencia siempre necesitan regular, calibrar, juzgar e interpretar.

De aceptar este simple hecho, tan evidente, evitaréis crear lazos inútiles, incluso superfluos, incluso vinculantes para vosotros en vuestro nivel limitado. No os apropiéis de nada de lo que sucede durante aquellos contactos entre lo efímero y lo Eterno. Vividlo plenamente, enteramente, en el instante presente, sin haceros preguntas a continuación. Eso también conviene ser transitado con toda libertad.

Tened presente que aquellos encuentros forman parte del proceso normal de Liberación y de aquella Ascensión colectiva, aunque ésta no corresponda para cada cual, a la misma realidad de Ascensión, pero sí a la misma realidad única de Liberación, es decir vivir el Absoluto.

Eso os permite, además, observar vuestro propio comportamiento y sacar vuestras propias conclusiones acerca de vuestro nivel global de apego a la manifestación sea cual sea, en este mundo como en todo mundo.

… Silencio…


Estamos atentos a la pregunta siguiente.

Pregunta: ¿Qué va a ser de los bosques al final de los tiempos?

Pues los bosques quedarán liberados, lo mismo que vosotros. Ellos evolucionan en otro marco matricial Crístico. En otras palabras – en un plano meramente científico – lo que hoy se llama carbono se transformará en silicio.

Puede ser que no haya entendido la pregunta o lo que implica.

Pregunta: No hay más precisión. Solamente “¿Qué va a ser de los bosques al final de los tiempos?”.

Los bosques pasarán a ser libres y, sobre todo, cambiarán de modelo vibratorio y de modelo atómico.

… Silencio…


Prestamos atención a la pregunta siguiente.

Pregunta: Usted habló de dejar de hacer. ¿Cómo hacer para programar el día y ocupar el tiempo cuando uno dejó de trabajar, fuera de los momentos en que la Luz nos llama?

No dije tal cosa. Eso es otra interpretación. Si la Luz os llama, tendréis que dejar de “hacer” pero jamás dije que dejarais de hacer lo que tenéis que hacer. Por otro lado, no contéis conmigo para indicaros en qué ocupar vuestro tiempo o será que sigo sin entender ese tipo de pregunta.

Pregunta: Usted habló de dejar de hacer…
No. Dejar de estar en la acción/reacción. Nadie os dirá que dejéis de hacer lo que vuestra vida solicite que hagáis. Por eso digo que se trata de una interpretación errónea o de una tergiversación. Nadie entre los Ancianos, las Estrellas, los Arcángeles pidió que desistáis de hacer lo que sea, a no ser que sea obedecer de manera más y más tangible a las exhortaciones de la Luz. Sin exhortaciones de la Luz, amad y haced lo que os dé la gana.

Os fue recalcado, en cambio, que no podíais “hacer” y “ser”. Así es, pero no apliquéis eso a vuestro quehacer cotidiano. Si la Luz os impide hacer lo que sea – como lo expliqué a través de mi vida – entonces aceptad no hacer nada. En cambio, si ni la Luz ni vuestro Êtreté ni lo que sea de este mundo no os intima la orden de no hacer nada ¿por qué queréis no hacer cualquier actividad que sea? ¿Algo más en relación con esta pregunta?

Pregunta: … entonces ¿cómo hacer por la mañana para programar el día, por ejemplo, y ocupar el tiempo cuando no hay obligaciones, fuera de los momentos en que la Luz llama?

Muy amada, si existe la necesidad de “ocupar el tiempo” eso significa que el tiempo no ha muerto en ti ni en tu conciencia. Aquél que se ha sumido en el Sí, sin siquiera desaparecer de este mundo, nunca se hace preguntas acerca del tiempo. El tiempo, tal como es percibido en este mundo, forma parte del encierro. Si el tiempo te parece largo, si no sabes en qué ocuparlo, no puedes contar conmigo ni con ninguna ayuda desde nuestro nivel para indicarte qué hacer o sustituir ese “hacer”. Eres libre en relación con tu tiempo, sea cual sea la manera como el tiempo transcurre para ti Eso sólo depende de ti Haz lo que te dé la gana y ama.

O bien, esta cuestión traduce una necesidad de acción en el seno de este mundo. Si la vida no te propuso trabajo, respecto a tu edad o a tu condición, si no has tenido ascendentes o descendientes de los que ocuparte, si no hay animales, si no hay jardín, entonces tal vez es que tu vida tal como ella se vive actualmente sólo es la propuesta de no hacer justamente nada. Entonces no me pidas qué hacer. Esto es válido, bien amada, para cada uno de vosotros. Si encuentran el tiempo largo, háganse la pregunta de quién es el que encuentra el tiempo largo, si no es la persona que no desapareció.

Además, de diferentes modos - y esto había sido evocado - muchas anomalías de la matriz en disolución os remiten a unas horas precisas, a unos mecanismos que conciernen a vuestros relojes y a referencias de tiempo. Que esto sea los mecanismos precisos de este mundo como los relojes, como los ordenadores, pero también a través de vuestra propia conciencia que, incluso si no está liberada, aprehende el tiempo y vive el tiempo de un modo diría yo, descosido y no más organizado como antes.

Entonces tal vez que en este momento tú pregunta puede traducir esto. Es decir, estar desviado por los momentos de desaparición, por otros momentos en que el tiempo parece estirarse y otros momentos en el que parece no existir más. Pero esto, entonces, forma parte del proceso normal del encuentro entre lo efímero y lo Eterno, que vivís.

… Silencio…


Prestamos atención a la pregunta siguiente

Pregunta: desde la intervención de Usted estoy con la impresión persistente de una irradiación permanente entre la naturaleza y mi cuerpo. ¿Cuál es su interpretación?

Ninguna interpretación, muy amada. Tu descripción corresponde a la realidad objetiva de lo que sucede en vuestro plano. Ya no hay separación, ya no hay ruptura, aunque persistan todavía algunos fragmentos o algunas divisiones en vuestra conciencia. Y estáis concientizando aquella relación de Libertad y de Amor entre vosotros, entre vosotros y nosotros y entre vosotros y la naturaleza.

No hay nada que interpretar. Eso es simplemente la realidad de vuestra conexión y de vuestra Libertad conduciéndoos – ya sea con los seres de la naturaleza, ya sea con la acción de los Elementos a través vuestro, a través de los Jinetes, ya sea a través de vuestros linajes, ya sea a través de la Onda de Vida, ya sea entre nosotros y vosotros – a concientizar el proceso llamado Liberación. No hay pues nada que interpretar, nada que clasificar, nada que pensar y simplemente instalaros más y más a menudo en el instante presente, bien estéis en el hacer o en el ser en vuestra vida cotidiana. No hay nada más que hacer.

Por lo demás, seguid adelante con vuestra vida de acuerdo a lo que la Luz os pida y según lo que la Inteligencia de la Luz os pida, independientemente de toda proyección, independientemente de toda interpretación, independientemente de toda necesidad compulsiva de la conciencia limitada que suele atribuir roles, funciones y formas a cualquier ser que sea pues eso os aparta del instante presente y, sobre todo, os reintegra en el seno de una historia de este mundo.

Manteneos disponibles por lo que haya que vivir, disponibles íntegramente en el aquí y ahora. No os hagáis preguntas acerca de los resultados. No os hagáis preguntas acerca de si eso sirve o no sirve. Vivid simplemente lo que la vida os proponga y sed humildes. Aunque hayamos jugado este juego importante para todos vosotros, aquí y en otras partes, no olvidéis nunca que lo más importante es la vivencia de la conciencia, en cualquier dimensión que sea, en cualquier experiencia que sea.

No olvidéis que las herramientas que usáis hoy todavía - eso que llamáis los sentidos y el intelecto – no funcionarán más en el momento de la estase y menos aún después. Funcionaréis directamente en el seno del instante presente, es decir en el seno del corazón, ahí donde el pensamiento, la explicación, la interpretación dejarán de ser.

Participar ya de aquella Libertad es aceptar vivir vuestros encuentros entre vosotros, entre vosotros y nosotros, con la naturaleza o con las circunstancias de la vida tales como llegan a vosotros, con el mismo estado y la misma Gracia. Del mismo modo como evoqué Acción y estado de Gracia, de la misma manera ved - en lo que la vida os proponga para vivir - la capacidad para instalaros – mediante la Acción de Gracia – en el estado de Gracia. Y - cuanto más viváis aquellas experiencias sin haceros preguntas, cuanto más estéis sin buscar interpretación ni proyección - más libres estaréis para la experiencia y más libre estará vuestra conciencia en el mismo seno de este mundo.

Antes de finalizar nuestro intercambio en el corazón del Amor, permitid que os comunique lo que todas mis hermanas Estrellas me han encargado comunicaros. Por la Gracia del Fuego del Amor, por la Gracia del Espíritu del Sol y del Espíritu de La Verdad, acompañados por el Coro de los Ángeles, vamos a permanecer juntos, sin hacer otra cosa que estar ahí.

Comencemos.

… Silencio…


Soy Ma Ananda Moyi. Rindo gracia a vuestra Presencia. Rindo gracia a vuestra atención. Rindo gracia a vuestras preguntas que serán de utilidad para muchas hermanas y hermanos. Y rindo gracia ante todo al Amor que sois. Y saludo y bendigo vuestra Eternidad.


… Silencio…


Hasta luego.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...