sábado, 10 de octubre de 2015

ARCANGEL GABRIEL, Quietud, MARLENE SWETLISHOFF


08-10-2015
Amados, Tengamos una charla sobre la cualidad del amor conocida como quietud.
Quietud significa sentarse en soledad y encontrar la paz interior.
En ese profundo lugar de silencio y quietud, se descubre que se puede acceder a la paz interior, a la felicidad interior e inspiración y que pueden retomar su mundo externo con renovación personal y rejuvenecimiento.
El empleo de esta cualidad es una forma de permitir que la mente y el cuerpo se aquieten el tiempo suficiente para honrar a la propia voz interior que siempre es amorosa, pacífica, mansa, y alerta.
Es elección de cada individuo prestarle atención para nutrirla y sentarse todos los días desde su interior con ella.
La sabiduría, perspicacia y claridad que los lleva siempre está disponible para ustedes siempre que lo necesiten.
Es importante que regresen a este lugar de quietud cada día para reponerse y nutrirse.
Cada individuo puede mejorar la calidad de sus vidas simplemente creando silencio y quietud para disfrutar pequeños momentos de descanso para sus sentidos y sus almas.
Esta práctica diaria puede ser su portal hacia una paz amplia. La práctica de la quietud es algo muy invaluable.
Uno puede sentarse afuera y disfrutar del sol como una forma de acceder a ella.
Este es un momento en que se puede soñar despierto o recordar las hermosas experiencias que han tenido durante el día.
Cuando se pueden encontrar lugares tranquilos y hermosos cerca de la naturaleza, donde pueden pasar unos minutos, una hora o incluso un día solo en soledad y silencio, los mantiene anclados, y es sanador para sus almas.
Uno puede experimentar sentimientos de equilibrio, conexión y anclaje con el flujo de las energías de la Tierra.
La Tierra, a su vez, resuena con ellos, brindándoles a su ser un estado de mayor coherencia.
Al estar anclados a tierra, su sistema humano puede operar de manera más eficiente y armoniosamente.
Se puede acceder a la estabilización de la energía electromagnética de la Tierra al estar descalzos, ya que tocan el suelo creando esa conexión con el interior de la Tierra y así puedan disfrutar de un aumento de su vitalidad, salud y bienestar. Esta es una verdad que los antiguos conocían bien.
Esta práctica les ayuda a disfrutar de una vida prolongada y saludable, y momentos más profundos de quietud.
Cuando uno se toma el tiempo para estar en silencio, se puede saber con certeza que es lo más apropiado hacer en un momento dado en la vida.
Los puntos de vista internos y la orientación que reciben se convierten en una fuente de un nuevo significado en sus vidas.
Se percibe más claramente cómo son las cosas realmente y cómo funciona el mundo en que realmente viven.
Se reciben ideas aclaratorias y muchas inspiraciones encantadoras, ideas creativas y un conocimiento intuitivo acerca de sus circunstancias de la vida, las personas y las situaciones en su vida.
Se recibe el beneficio añadido de premoniciones, intuiciones e impulsos espontáneos que pueden conectarlos con nuevas creaciones.
Su vida adquiere una importancia cada vez mayor en el entendido de que es totalmente digno de su aprecio y atención más profunda.
Se vuelven más interesados ​​en su propia vida y esta atención indivisible les ayuda a sentirse joven, renovados, frescos y regenerados.
Experimentan verdadera felicidad, se sienten más optimistas, confiados, seguros y en paz.
Saben que están en una posición única de tener la capacidad de recibir la guía espiritual que beneficia a todos y también están en armonía con todo lo que vive.
La práctica de la quietud aclara quiénes son y cuál es su propósito en la vida y cómo cumplir con ese propósito con inteligencia aplicada.
Saben que son una expresión creativa de lo divino y están eternamente unidos y en armonía con esta fuerza.
Al estar en silencio, encuentran que hay una perspectiva más amplia de la vida que está disponible para ellos y esto les ayuda a navegar en su camino y tomar sus decisiones más importantes.
Entiendan que como conducto personal en la inmensidad de su conexión con la mente divina, pueden dirigir cualquier pregunta que tienen y esperar que les llegue una respuesta y con la práctica se pone mejor y mejor escuchar la guía interior.
A medida que se dedican a hacer esto sobre una base constante, entran en el hábito de buscar orientación en silencio de la sabiduría universal que está siempre disponible en las profundidades de la quietud.
Aprenden a actuar con valentía y de acuerdo con sus impulsos más profundos.
Tiene sentido para ellos ir dentro y escuchar orientación cuando se enfrentan y son acosados ​​por los desafíos de la vida.
Se permiten confiar en las respuestas que surgen desde dentro de esa quietud.
Persiguen el cumplimiento de su felicidad personal por seguir fielmente el sentido que viene de una base más grande de sabiduría universal.
Toman todas sus decisiones en orientación silenciosa con lo divino al sentarse en silencio, según sea necesario.
Su crecimiento espiritual con esta práctica es una forma de sentido común al ponerse en sintonía con el universo más grande y ver la vida desde una perspectiva más amplia y esto les ayuda a lograr paz, amor y alegría.
Que ustedes encuentren lo divino dentro y los dones de paz, claridad, amor y comprensión en sus momentos personales de quietud.


YO SOY el Arcángel Gabriel
2009-2015 Marlene Swetlishoff / Tsu-tana (Soo-tam-ah) Guardiana de las Sinfonías de Gracia
Traduce Andéléi
Se hace saber que la creación de vídeos por personas distintas del autor / canal / escriba de los mensajes de este autor / canal / escribano está prohibido.
Se da permiso para compartir este mensaje de texto en otros blogs y sitios web, siempre y cuando el mensaje de texto sea escrito en su totalidad y nada haya sido cambiado o alterado de ninguna manera y se de crédito al autor / canal / del escribano, derechos de autor y enlaces a sitios web en vivo se incluyan como la fuente de los mensajes.
www.therainbowscribe.com
www.movingintoluminosity.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...