viernes, 7 de agosto de 2015

ACTIVACIÓN DE LOS PILARES DE LA CONCIENCIA:PORTAL 888


Canalización de la Consciencia Elohim
Desde el corazón de la Tierra la Luz es irradiada, envuelta en Amor Incondicional y Compasión hacia todos los Seres. Somos aquellos que desde el Corazón Cristalino de la Madre GAIA sostenemos el propósito del cantar Sagrado de su Plan Divino. Somos aquellos que vigilan su caminar. Aquellos que sostienen desde el Amor, la Verdad y la esencia de cada principio viviente sobre esta Tierra. Somos los Elohim, Guardianes del Plan Divino de la Humanidad.
Nuestra Semilla de Luz permanece irradiando en el corazón de cada Ser Humano. Nuestra fuerza habita en su interior, manifestada a través de la conexión con los Elementos. El lenguaje vivo de la Tierra resplandece en cada uno de Ustedes, es algo que no pueden negar. Son regidos por los Elementos de la Tierra y estos les proporcionan la Fuerza y la Vida para recorrer los caminos que su Alma traza en su andar sobre este maravilloso Planeta. De esa forma la Consciencia Elohim comulga con la Humanidad y tenemos el profundo compromiso de acompañar cada paso de su despertar.
Finalmente hemos llegado al evento Planetario que estuvimos esperando. La conjunción Cósmica conocida como Portal 888. Es de suma importancia que cada uno de Ustedes pueda comprender el origen y el propósito de esta conjunción numérica, de manera que su corazón en verdad pueda alinearse y sostener la parte del Plan Divino que le corresponde.
Para ello, debemos remontarnos hacia la historia del Planeta. A la Primera era de Luz llamada MU, ya que es en esa era donde la Conjunción Cósmica 888 comienza a tener relevancia para este Planeta.
MU representó el origen del Plan Divino de la Tierra, en el cual GAIA se constituye como una Biblioteca Viviente cósmica en conexión con un circuito de Bibliotecas vivas distribuidas a través de la Galaxia.
Estas Bibliotecas en conjunto representan un núcleo de aprendizaje e intercambio de información, el cual se da mediante la Vida. Cada mundo, cada ser Vivo y cada Elemento contenido en cada una de estas Bibliotecas porta información y esta fluye a la velocidad de la Luz a través de los entramados que les conectan. A estos entramados los llamamos ADN y en verdad permanecen en sintonía eternamente.
Las consciencias que habitan los mundos sostenedores de las Bibliotecas Vivientes son considerados Guardianes y tienen acceso a todos y cada uno de los Elementos. Las restantes Bibliotecas Vivientes que acompañan a GAIA dentro del circuito vivo de esta Galaxia son: Sirio, Pléyades, Orion, Antares, Arcturus y Venus.
Juntos forman el circuito de 12 Bibliotecas Vivientes y a través de todo ser vivo mantienen la conexión. Las Flores, Plantas, Cristales, Arboles y Animales, son receptores y guardianes de los Registros Cósmicos de información que se intercambian y son los habitantes de cada mundo los Guardianes de cada una de estas Bibliotecas.
MU es la era en donde todo esto tiene su origen para la Tierra y a partir de ahí, el ADN de la Humanidad es constituido como un compendio del ADN de cada una de las restantes Bibliotecas.
Cada una de las Naciones cósmicas que habitan los mundos que constituyen el circuito de Bibliotecas Vivientes, aportan información y material genético para constituir el ADN de la Humanidad. Dando origen a los 12 Filamentos que componen el ADN original de los Seres Humanos.
La información contenida dentro del cuerpo humano es verdaderamente muy vasta y en cada Filamento de ADN se encuentran circuitos de Luz, que sostienen la capacidad de transmitir y recibir información a gran velocidad. Al mismo tiempo, el ADN y el cuerpo humano poseen la energía viva de los Elementos de la Tierra, lo cual da acceso total a la información que la Madre Tierra resguarda.
En la era de MU los seres eran capaces de vivir en comunión con la Tierra, abriendo la Biblioteca y recibiendo de ella toda la fuerza, la energía y el sustento necesario. No existía la depredación como forma de sustento. Todo les era otorgado desde la conexión con la Vida y los Elementos.
Sin embargo, la era de MU finaliza tras la caída de consciencia de sus habitantes y la Madre Tierra tiene que entrar en un periodo de restauración, creando con ello una gran era glacial que enterró los remanentes de MU bajo lo que hoy es conocido como Antártida.
Pasaron las eras y la Humanidad estuvo lista para reiniciar una nueva era de Luz llamada Lemuria, la cual se manifiesta en orden y Amor, hasta que de forma paralela inicia el proyecto de una Ciudad a la cual sus fundadores llamaron Atlántida.
Es en la Atlántida donde se vive la mayor caída de consciencia conocida por la Humanidad, en la cual los principios de la Luz fueron violados y el ADN colectivo de la Humanidad sufrió una profunda degeneración. Así como la Madre Tierra, quien por primera vez en su historia fue profundamente dañada bajo los actos de los seres humanos.
En la Atlántida, aquellos que habían perdido la conexión con la Fuente buscaron experimentar con el ADN, para crear mutaciones y tratar de desentrañar los Códigos de Luz contenidos en el ADN humano. Códigos que facilitan el acceso a las Salas de Registros Planetarios y a los Portales de la Luz. A su vez, por primera vez se genera la separación de la energía femenina y masculina a nivel colectivo, luego de que se viera interrumpida la labor Planetaria de Amor Incondicional que en esa Tierra la Hermandad de la Rosa llevaba a cabo.
Los Atlantes no solo alteraron el Código Genético, también crearon un poderoso vórtice de energía que termino colapsándose y fracturando las Rejillas Planetarias ocasionando que se generará una gran anomalía magnética que dio origen al triángulo de las Bermudas, finalizando con ello las eras antiguas de Luz a nivel Planetario y una profunda, muy profunda herida que hasta la fecha se ha sostenido en la consciencia de la humanidad.
Fue hasta el nacimiento de Jesús y María Magdalena que se da origen al nuevo intento de restablecimiento de la Biblioteca Viviente Tierra. En esta ocasión la fuerza de este renacer de la Luz se activa una vez que los Seres Humanos asuman su responsabilidad sobre el cuidado de la Tierra y de todos los Seres Vivos.
Esta consciencia de responsabilidad ha comenzado a despertarse de manera colectiva en todos Ustedes. Por ello cada día son más las personas que se ocupan del cuidado del medio ambiente y de la Vida y respeto hacia los animales. Ustedes son Guardianes de la Tierra y en su cuerpo viven las llaves para el restablecimiento del Plan Divino, la Biblioteca Viviente. Sin embargo, es de suma importancia que cada uno de ustedes active su propia Sabiduría interior y la Maestría que habita en el corazón. Pues al recuperar el Poder toda la Luz se activa en el Ser Humano.
El Portal 888 es de suma importancia para la consciencia Planetaria. Sin embargo no es la fecha en si lo que es importante, sino el despertar de la información contenida detrás del código numérico del triple ocho. Al cual llamamos La Puerta del León. Y es por sí mismo un acontecimiento astronómico.
Durante la Puerta del León, en el amanecer, Sirio y el Sol son alineados, generando la apertura de una Puerta multidimensional a través de la cual se renuevan los registros Planetarios. Durante esa alineación se descarga información que fluye a través de las Rejillas hacia la consciencia colectiva de la Humanidad. Información que llega codificada de acuerdo a lo que la Humanidad está despertando y viviendo en ese momento.
En el 2008 la Tierra recibió una muy importante actualización de la información, que generó una renovación y recodificación del ADN Humano con la activación de los Filamentos Delfinicos.
En esta ocasión de nuevo se recibirá una Importante recodificación, pero esta vez será la energía de los Pilares de la Consciencia la que se liberara hacia la Ruta lumínica del ADN planetario.
La energía de los 13 Pilares de la Consciencia será liberada desde Antártida, la antigua Tierra de MU. Lugar donde residen los Registros Planetarios y desde el cual la Biblioteca Viviente será reactivada.
Esa energía pasara por la Guardiana de la Matriz Divina de la Humanidad: la Montaña Sagrada llamada Mamita Putucusi, en Perú. A su vez la energía de los Pilares de la Consciencia pasara por la Esfinge de Egipto, cuya energía representa el ADN de la Humanidad, generándose con ello la transmutación del código genético deformado.
Que la Luz sea restablecida en la Tierra y la Justicia sea hecha desde la Luz Divina para toda la Humanidad.
En Amor desde el corazón de GAIA
La Consciencia Elohim

Portal 888
Canalización del Maestro Sanat Kumara
Hemos finamente llegado al momento en el cual la energía y la labor iniciada en Antártida en el pasado mes de marzo, encontrará su punto cúspide de activación a nivel Planetario.
Hemos llegado a la Puerta del León 888 y con ello recibiremos la reactivación de la Matriz Divina en el Ser Humano.
En el pasado mes de marzo la Consciencia Elohim se unió con la Familia Cetácea de Luz y la Familia Arcturiana, para generar en Antártida la Activación de un Cristal y la liberación de la energía de los 8 Registros Planetarios y los Pilares de la Consciencia. Esa energía fue trasladada posteriormente hacia el Lago Titicaca, lugar donde se generó la Activación de otro Cristal y el nacimiento del Agua Trina.
A partir de este momento todas las energías liberadas en Antártida, confluyen hacia Perú con el propósito de generar en la Puerta del León el anclaje y la activación de los 13 Pilares de la Consciencia a nivel Planetario.
Los Pilares de la Consciencia son Códigos de Luz cuya energía se mantuvo viva en los Seres Humanos que habitaron las eras de la Luz de MU, Lemuria y Atlántida. Estos Códigos representan la conexión del Ser Humano con las Leyes de la Luz y corresponden a elevados estados de consciencia en los cuales el Ser es capaz de reconocer la sabiduría interior para plasmarla y dirigirla hacia el cumplimiento del Plan Divino.
Cuando ocurre la caída de consciencia en Atlántida estos códigos son borrados del ADN humano, conduciendo a la humanidad a una existencia en la cual la depredación y la separación formaban parte del principio primordial de la existencia.
Los Pilares de la Consciencia al final de la era de Lemuria, fueron depositados en distintos templos del Perú, con el propósito de resguardar su Luz hasta el momento de su reactivación a nivel Planetario. Estas energías, también fueron preservadas en la gran Tierra de MU, hoy conocida como Antártida, la Biblioteca de la Tierra. Las cuales gradualmente fueron liberándose desde el año 2011.
Los Pilares de la Consciencia son llaves que permiten la reactivación del entramado oculto del ADN. Aquel entramado que fue deformado en Atlántida y cuya impronta se encuentra resguardada en la Esfinge de Egipto, pues esta representa por sí misma una mutación genética al ser un León con cabeza de humano.
A través de la reconexión con los Pilares de la Consciencia el ADN humano es capaz de reactivar la impronta de la Matriz Divina, que no es otra cosa más que un entramado vivo de Luz e información que fluye a través de los 12 Filamentos de ADN y desemboca en el Filamento 13 para crear la activación del cuerpo físico como vehículo activo de la Luz y del Alma para el ser humano. Una vez que la Luz se activa en el Cuerpo Fisico el Alma puede fundirse completamente con el, activando la frecuencia de la Matriz Divina y permitiendo la conexión con la Biblioteca Viviente GAIA.
Los Pilares de la Consciencia se representan como principios o estados de Consciencia:
DISCERNIMIENTO
CONFIANZA
RESPETO
CERTEZA
VACÍO
CONTEMPLACIÓN
CAUSA Y EFECTO
SILENCIO
FIDELIDAD
FUERZA INTERIOR
VALORACIÓN
PACIENCIA
ORDEN

Principios que al ser recuperados y reafirmados en el ADN la consciencia del ser humano será lo suficientemente fuerte para volver a la coherencia espiritual y a la reconexión con su Maestría interior y de esa forma retornar hacia el principio unificado de la creación en el cual la energía femenina y masculina se reconocen como UNO en el amor más profundo.
Una vez que se genera esa reactivación de los Principios Divinos contenidos dentro de los Pilares de la Consciencia, se abre la Puerta para que la energía femenina y masculina a nivel colectivo puedan reintegrarse, mediante la sanación de las heridas mas profundas, las cuales pueden adquirir una nueva perspectiva basada en el Amor y la Compasión, para dar paso a la liberación mutua y la recuperación de todo el infinito potencial que cada uno de los Principios porta.
En esta ocasión, activaremos la Totalidad de los Pilares de la Consciencia entrando en resonancia con la Puerta del León y la Familia Cetácea de Luz.

En Amor profundo,
Sanat Kumara




Descarguen la meditación aquí: DESCARGAR MEDITACION
Para descargar la meditación, sigue estos pasos:
1. situar el cursor del mouse sobre el enlace
2. dar un click derecho
3. seleccionar la opción “guardar enlace como” o “save link as”

Infinita Gratitud a Ivan Vilches “Holocosmic” por crear la música especialmente para estas meditaciones!


http://quantumholoforms.com/

1 comentario:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...