jueves, 23 de abril de 2015

ASUL- DIÁLOGOS INTERDIMENSIONALES I- 1 DE ABRIL DE 2015 A TRAVÉS DE SELÉN OM





Pintura de Nicholas Roerich "Pearl of Searching", 1924


Participante: Azul, ¿cuál es la relación de las doce Estrellas con los doce Arcángeles? ¿Cuál es la relación?

La relación de lo que usted llama las doce Estrellas, son doce aspectos de la Energía Femenina. Ahora, la Energía Femenina Universal es el substrato de la danza, es el tejido mismo de toda expansión de la experiencia. Lo que usted llama las doce Estrellas, son doce emanaciones de la Diosa universal en el Reino Humano.

Los doce Arcángeles son doce representaciones - dentro de una determinada cultura de este planeta, una cultura religiosa, que en verdad originalmente son siete Arcángeles - y estos Arcángeles son representaciones de las doce Energías Primordiales. Los doce Rayos del Padre Creador, las doce Llamas de la Presencia, en fin.

La relación es que, las doce Estrellas encarnan doce aspectos de estas doce Energías Primordiales. Ahora, cuando se habla de Arcángeles, entonces esto, se torna un tanto confuso, porque en su cultura, en este planeta - tratándose de esta cultura específica que toma a un Arcángel con este simbolismo - no hay mucha precisión cuando se habla de arcángeles, ¿no? Simbólicamente, son representaciones de las doce Energías Primordiales, pero también, en las experiencias de las personas que describieron eso, son descripciones de consciencias que fueron contactadas. Entonces esto se torna un tanto confuso.

Participante: Pero, en el caso de la persona que está contactando una consciencia que ella denomina "arcángel", ¿qué sería entonces eso?

Raramente usted contacta una consciencia y esa consciencia se presenta como un Arcángel. Vea que el contacto no se produce a nivel cerebral, a no ser cuando este contacto es con sus imaginaciones cerebrales. El contacto multidimensional o transdimensional o interdimensional es un proceso complejo de describir, porque él abarca una cantidad de experiencias y de matices dentro de cada una de estas experiencias, y es preciso tener en cuenta el filtro de cada ser humano que está como sujeto a aquella experiencia. En el contacto multidimensional, la mayor parte de los seres humanos crea o proyecta una historia para encajar en aquel contacto. El contacto se produce más allá del intelecto, más allá de la emoción que se siente en aquel momento. Más allá de la representación objetiva que envuelve un cuerpo, palabras, imágenes.

El contacto, el verdadero contacto es siempre un toque, un toque de rayos, un toque de chispas, un toque de emanaciones. Entonces, este contacto se traduce, se expande en la experiencia y va asumiendo cuerpo, forma, color, sonido. Usted no debe buscar la realidad del contacto en la capa más superficial, que es la ropa que ese contacto viste. Esto usted lo considera como una referencia, como algo que sirve para aquel momento. Sus reflejos son efímeros, muy efímeros, o más o menos efímeros.

El verdadero contacto es eterno. Por supuesto, eterno no significa para siempre. Eterno significa: por un largo período. Él es eterno, porque es un acto manifestado en la danza. Sus reflejos son efímeros, muy efímeros, o más o menso efímeros.

Podemos citar, por ejemplo, un contacto como lo que ustedes llaman aquí, extraterrestres. Un verdadero contacto multidimensional o interdimensional con una consciencia que llamarían extra-terrestre, es un contacto que se produce en la chispa, en el alma. Por lo tanto, el es un acto manifestado en la danza. El se produce más allá de las diferencias de cuerpo, de códigos sociales, culturales, e idioma. Eso se produce, inclusive, más allá de las diferencias energéticas en que estas emanaciones están manifestándose. Esto es lo que podría decir respecto a la dinámica energética que impera en cada uno de los planetas y, por lo tanto, en los cuerpos. Un verdadero contacto se produce más allá de todo esto, donde, hay un reconocimiento íntimo de sí mismo. Esto viene reflejándose y su ropa más grosera puede producir entonces, el fenómeno de ver otro cuerpo, de oír de otro cuerpo un mensaje, un símbolo, una imagen, en fin. Pero esta ropa más efémera es puntual, ella sirve para aquel momento, puede ser que dos minutos después ella ya no sirva más, o dos años después no sirva más.

De hecho usted no tiene como saber, a partir del estado de ignorancia, hasta qué punto aquello es adecuado o no. En el estado natural de la mente, esta pregunta no se hace, ¿por qué? Porque la inteligencia de la vida, impera conscientemente. Entonces, aquello que ya no es necesario o adecuado para ese momento, naturalmente se disuelve y se recicla. Pero en razón de esa tendencia distorsionada de la mente de cristalizar y perpetuar la forma, ustedes cristalizan y perpetuán conceptos, palabras. Más allá de eso, considerando el estado de olvido, esta ilusión de separación, aun hay interpretación de aquello, aun hay construcción o proyección que ustedes hacen para encajar a aquel fenómeno en bases conocidas, para hacerlo comprensible, para hacerlo un objeto con el cual poder interactuar, relacionarse.

Todo esto deben encararlo con levedad y la raíz de esa levedad está en el hecho de comprender y mantenerse en el recuerdo constante de que esta ropa más grosera debe ser acogida con toda libertad. Esto quiere decir que ustedes ven, observan, extraen aquello que es útil para el momento, y lo dejan pasar, hum! Entonces, ustedes lo dejan pasar.

La instrucción - y eso en el caso de un contacto de instrucción, ¿no? - la instrucción es siempre viva porque ella es un acto manifiesto, ella es un acto manifiesto en la danza, en la experiencia. La instrucción es siempre viva. Una intervención, por ejemplo, es un acto manifiesto, ella acontece en un nivel en que, más allá de las apariencias, nosotros somos Uno. Es vibrar en la Red que somos. Imaginen una rejilla, es vibrar en esa rejilla. Todos nosotros vibramos la misma frecuencia. Y de eso participan todas las alma y como en una red, un lugar va a vibrar con más fuerza y otro va a recibir aquello con más suavidad, pero aun así toda la Red vibra, toda la tela, toda la malla vibra.

Entonces la instrucción es siempre viva, siempre fresca, pero su comprensión, su proyección, aquello que usted capta, aquello que percibe, no. Es efímero y es puntual. Es como la flor perenne, cuando pasa la estación ella marchita y se disuelve. Esto lo tienen que recordar constantemente, porque si no ustedes quedan presos en imágenes, en las imágenes que crean.

En un contacto nunca es un proceso pasivo, completamente pasivo de uno de los lados. Usted como contactado o contactante, en fin, nunca desempeña un papel completamente pasivo. Mismo en los casos de: ¿cómo llaman ustedes a eso aquí? - mediunidad inconsciente. Incluso en estos casos - y este es un caso que se refiere a contactos de forma pensamiento hacia forma pensamiento, en general - en éstos no hay completa pasividad. Todos los códigos pretéritos del, así llamado, médium desempeña un papel determinante en la forma como se expresa aquel contacto. Y aquí estamos hablando de un contacto muy ordinario, ¿no? Un contacto de una creación mental con otra, porque es preciso comprender que la personalidad es una creación mental.

Y muy semejante a este proceso de mediunidad inconsciente, es el contacto que ustedes tienen unos con otros. La mayor parte del tiempo, ustedes son como médiums inconscientes en sus contactos de unos con otros. De manera parcialmente consciente, interpretan aquello que reciben del otro, dando validez a la existencia del otro, cuando el es una forma pensamiento: dando validez a su existencia cuando es solo una forma pensamiento; dando validez al producto de esa interacción de formas pensamiento. Y la mayor parte de las veces ignorante de donde realmente viene el impulso y para donde el realmente va.

Entonces, antes que analicemos el proceso del contacto multidimensional o interdimensional, es necesario que comprendamos el proceso de contacto dimensional, que ustedes establecen continuamente con seres encarnados en un cuerpo de misma banda vibratoria que su cuerpo físico y con seres que están en esta misma dimensión, pero en un cuerpo un poco más sutil, que pueden estar en la misma banda de frecuencia de su conciencia, o no.

Esto es importante comprenderlo. Ustedes tienen franja de frecuencia de cuerpo, de la materia. Entonces, están viendo este yesquero, y gran parte del espectro de esta forma vibra en el espectro de frecuencias de su cuerpo físico, eso permite verlo, interactuar con él, en fin. Y es claro que sus condicionamientos, sus preconceptos, sus filtros, su burbuja de percepción, va a limitar la percepción de este objeto. Pero la banda de frecuencia de este núcleo de materia está vibrando en la misma frecuencia de su consciencia. La consciencia que anima esta materia, ésta porción de materia es el yesquero, ¿ella vibra en la misma franja de frecuencia que su consciencia?

Participante: Yo creo que no.

Y de ahí es que en este espacio, en este momento, existan más cuerpos físicos de lo que ustedes poden ver y más consciencias con las cuales ustedes puedan interactuar. Sin contar los cuerpos que no son necesariamente objetivos. Y aquí yo no estoy hablando de formas sutiles, obviamente, porque la forma sutil es una forma objetiva. Estoy hablando de cuerpos de Luz, vamos a ponerlo de esta forma bien simple.

Participante: Asul, y cuando este contacto se establece, en el caso que estamos hablando de contactos de consciencia a consciencia, de chispa a chispa, en fin, que aquí nosotros llamamos canalización, ¿este mismo contacto también se establece a nivel multidimensional entre nosotros, que tenemos una relación y que estamos presentes en una intervención?

Claro!

Participante: O sea, ¿este contacto es el mismo? Porque con este largo tiempo...

Usted se refiere al contacto...

Participante: De chispa con chispa.

Perciba, nosotros sólo hablamos de manera figurada de un contacto de chispa con chispa.

Participante: Ah, correcto.

Porque en verdad no hay chispa separada de chispa.

Participante: Si, si, exacto.

Es necesario siempre recordar la metáfora de la malla, de la rejilla.

Participante: Cierto.

Usted no dice que un hilo toca a otro, porque en verdad estos hilos están inter-ligados. Pero cuando un hilo vibra, todos ellos vibran. Y la intensidad de esta vibración va a depender de donde esté su epicentro.

Participante: Y cuando una instrucción es verbalizada, esa instrucción es una... Nosotros estamos hablando, en el caso, evidentemente de las instrucciones que recibimos aquí y otras que existen y nosotros no tenemos contacto. ¿Entonces, hay ese contacto, ese canal de instrucción y ésta instrucción también es perenne, porque ella es Luz viva?

Vamos allí! Nada de lo que parece estar aconteciendo es en efecto lo está aconteciendo. Vamos a partir de este principio. Cuando usted habla de canalización, habla de un fenómeno que encaja en una serie de padrones y conceptos, comprensibles para ustedes aquí y que delimita la expresión de lo que está aconteciendo por detrás de la apariencia. O sea, la canalización en última instancia es un fenómeno de percepción. Es como ustedes perciben, dada sus condiciones, la expresión de algo que está sucediendo. En última instancia, lo que está aconteciendo es la vibración de la malla, de la telaraña Una. Allí donde hablar de consciencia es un tanto arriesgado. Este vibrar de la malla una, de la telaraña de interdependencia, entonces, se refleja en el campo de la consciencia y cada consciencia, dependiendo de su banda de vibración, percibe este reflejo de una forma y va a colorear este reflejo de una forma.

Entonces, en una reunión como esta, por ejemplo, en la telaraña estamos todos vibrando, en resonancia. Cada uno va a recibir el reflejo de este acto manifiesto de una forma. En el punto central de la ronda todo es uno, pero en la periferia de la rueda o circulo, este centro es percibido de acuerdo con el punto en la ronda, o en la periferia de la rueda, en que se está.

De todos modos, para tener más claridad respecto al contacto interdimensional es preciso comenzar a percibir con más claridad el contacto dimensional. La relación que usted establece con su hermano, o hermana, o con aquellos que estén en su entorno físico, o aquellos que están más allá de su entorno físico, o que están en su entorno físico un poco más sutil. Porque cuando nosotros hablamos de dimensión, hablamos de una línea de tiempo y espacio, una coordenada de tiempo y espacio; esto es una dimensión. Y dentro de una dimensión se manifiestan seres con cuerpos objetivos en frecuencias diferentes, como también se manifiestan seres con consciencias en bandas de frecuencia diferentes. Porque la consciencia es el percibidor y éste es la vestidura más próxima al alma, de la chispa divina. Esto está empezando a quedar muy confuso, me parece! Con toda esa nomenclatura.

Así, nosotros podemos hablar de la Chispa Divina como el "Yo" eternamente puro y consciente. Y que para él mismo no es "Yo", es solo para que ustedes tengan una referencia, llamemos a esto el "Yo", el Yo verdadero, el Yo eterno, el Yo divino, en fin. Este "Yo" entonces se viste con una consciencia, que es el percibidor, que le permite interacción y esto ya es maya, esto ya es apariencia.

Para la propia Chispa divina no hay Chispa divina, solo hay Divino. En su relación en la manifestación, hay entonces emanaciones, chispas, rayos de ese Uno Divino.

En la experiencia de olvido esta consciencia está sujeta a la ilusión de separatividad. Y en esta ilusión de separatividad, ésta consciencia vibra en un determinado espectro de frecuencia que puede ser mas tosca o más sutil, en fin. Y, por tanto, hay cuerpos que son generados y están vibrando en determinado momento en una franja de frecuencia más elevada o más baja. Y todo esto es un proceso que puede suceder en una misma dimensión. Cuando esto se comprende con más claridad, así también se percibe el contacto interdimensional.

El gran impedimento para un contacto interdimensional y para la percepción clara de este contacto, es el hecho de tomarse siempre como parámetro o condicionamiento del contacto dimensional, que impera en sus experiencias. Ustedes quieren llevar todos los códigos de relaciones, de sus contactos dimensionales hacia los contactos interdimensionales. Lo que, desde luego, empobrece grandemente la experiencia, porque, para su consciencia de vigilia o exteriorizada, solo llega aquello que las pequeñas puertas de esta consciencia exteriorizada permiten, que están en el orden de lo común, de lo habitual, de lo comprensible, y de lo analizable.

Participante: Queda incluso pobre, ¿no es así?

Si. Si bien todo eso pueda parecer muy rico.

Participante: Ciertamente.

Entonces, volviendo a la pregunta sobre el Arcángel, vea como esto está envuelto en una complejidad, que es propia del mecanismo de percepción. Entonces, yo diría que ustedes deberían abrirse, diariamente, para percibir sus contactos dimensionales con sus hermanos y hermanas, que están más o menos en una misma banda, acompañado tanto como sea posible del recuerdo de lo que realmente está aconteciendo, más allá de esta apariencia y que puede ser descrito... Desde luego, podría ser descrita de manera mucho más bella, más clara y precisa, pero de todos modos sirve la imagen de la telaraña, de una rejilla vibrando, resonando.

Cada punto de interacción en esta telaraña, que llamaríamos un alma, y cada una vibra en un diapasón que la va colorando. Entonces, aquí en esta punta un alma vibra en un color que se expande en la malla, mas allá otra vibra en otro color que también se expande por la telaraña. Y esos colores se encuentran, en el medio con otra alma que vibra y da otra tonalidad a aquella mezcla de colores, así ustedes perciben que la malla de la manifestación es extremamente rica y diversa, sin embargo Una, porque ningún color es propiedad de ningún punto, ¿lo ven?

Y así todo esto se traduce en la experiencia multidimensional. Desde las dimensiones más simples a las más complejas, esto va manifestándose de forma más simple y más compleja. Hasta la dimensión en que nosotros estamos...

Participante: Nosotros estamos en la misma dimensión, ¿no es así?

Si, podríamos decir de forma generalizada que estamos en la misma dimensión, una vez que este núcleo de consciencia del cual yo hago parte momentáneamente, y este momento es el Momento - también se manifiesta en un cuerpo objetivo, con base de carbono, tiene sus códigos de relación, tiene su propia cultura - podríamos decir, expandiendo la comprensión que de cultura ustedes tienen, hacia algo mucho más allá, podríamos decir que estamos en una misma dimensión. Pero nuestros cuerpos y consciencias vibran en frecuencias distintas. Y nuestra interacción es posible cuando estas frecuencias se aproximan.

Participante: De acuerdo.

Incluso para que acontezca una intervención, que es el fenómeno más aparente de ese contacto, ¿no? Para que yo pueda utilizar este canal, este cuerpo, este vehículo, con su contraparte subjetiva, es preciso que haya una afinidad, una aproximación vibratoria, para que entonces, los impulsos sean transmitidos más o menos fielmente a través de este compuesto plástico. Aun así, esto va a estar sujeto a un segundo condicionamiento. Y este condicionamiento es su campo de percepción, que va a filtrar aquello que tocará su consciencia externa.

Un proceso que ocurre en nuestros contactos es que, -y es para eso que caminamos, ¿no?- este contacto fenoménico, externo, se aproxime cada vez más de aquello que es el arquetipo de este contacto, que es lo que está realmente aconteciendo, que es la vibración en la telaraña. Entonces, a medida que ustedes derrumban sus muros, que fragmentan y disipan su burbuja de percepción, nuestro contacto, hasta el momento que no sea más necesario usar un canal - nuestro contacto va transformándose en una expresión más límpida, más pura, más fiel de aquello que es el eterno ahora. Algunas personas pueden preguntarse: ¿pero cuál es la necesidad? Si usted está en un cuerpo físico, ¿cuál es la necesidad de servirse de un canal para interactuar con nosotros? Imagine la cantidad de preconceptos, pos-conceptos, desvíos, distorsiones, adaptaciones que ustedes aplican sobre aquello que reciben del contacto a través de este canal, en un proceso de canalización. Lo que seria esto, si el contacto fuese directo con una forma, en caso que eso fuese posible, en este momento.

Participante: Eso, sería un desastre. Usted sería llevado a hacer experiencias, porque en este sistema en el cual estamos insertados se hace este tipo de cosas, ¿no?

No.

Participante: Y el choque que eso es!

Sí, claro, esa es la cuestión. Esa otra cuestión no es tan relevante.

Participante: O el pobre de Varginha* que lo diga!

Hay más en esa historia de lo que suponen sus vanas filosofías.

Participante: Si! Entonces, cuente, cuéntenos, please! (Risas)

¿Ve lo que está sucediendo? Exactamente esto sucedería en un grado insoportable si yo me manifestase en mi propio cuerpo aquí.

Participante: Ah, está bien! Lo sé.

Primero el impacto de lo diferente, de lo extraordinario, y la curiosidad sin fin por detalles locos, sin sentido, de ninguna utilidad, y a fin de cuentas, un desvío total de aquello que realmente importa.

Participante: Hum, de acuerdo.

Porque si ustedes no son capaces de percibir el néctar que es transmitido a través de la instrucción en esta forma simple, tosca, que dirá en otra forma más impactante para los sentidos, para la mente, para las emociones.

Participante: Claro, claro, exactamente.

¿Percibe?

Participante: Si.

Sólo que al contrario de algunas acciones de otros seres, nuestra intención con ustedes no es expandir su conocimiento técnico respecto a alguna cosa, ni entretenerlos con novedades o con lo que sea extraordinario y sobrenatural. Si no de llevarlos al punto de lo que realmente importa. ¿Y qué realmente importa? ¿Cuál es nuestra premisa? Nuestra premisa de trabajo determina nuestro trabajo.

En verdad es un acto de compasión y de misericordia ahorrarles tanto dolor de cabeza. Se no fuese de esta forma, nosotros no habríamos salido del primer paso cuando iniciamos el contacto con este grupo, en el que trabajé con ustedes intensamente respecto a la simplicidad. Allí, nuestro contacto fugaz habría terminado - a nivel de la apariencia, claro, ¿no?

Y respecto a lo que llaman, el contacto de Varginha*, es preciso que recordemos de nuevo el contacto dimensional. Entonces, ya les hablé que en una misma dimensión se manifiestan seres de frecuencia corporal o de forma, frecuencia de la materia, más o menos próximas; y también de consciencia. Ahora, déjenme preguntarles: aquellas personas que vieron lo que sea que hayan visto, ¿vieron qué? ¿Es qué aquel cuerpo estaba próximo o distante de su franja vibratoria?

Participante: Estaba próximo de su franja.

Y si hubo interacción, hum, inclusive una interacción dentro de los padrones que le son conocidos, ¿es porque esta conciencia está vibrando próximo o distante de su franja de consciencia?

Participante: Próximo, bien próximo.

Próximo. Entonces, aquel fenómeno no es nada diferente del avión que está sobrevolando un país en guerra, que es atacado y cae y los sobrevivientes (o no), son tomados como rehenes, prisioneros o en fin.

Esto es solo un aspecto, ¿no? Porque hay mas allí de lo que supone su vana filosofía. Risas!

Participante: ¿Puede descascarar para mi, un poquito?

El fenómeno es multifacético y cada segmento de su sociedad se aprovechó de aquel fenómeno para sus propios intereses: uno para provocar descrédito, otro para levantar dinero, otro para levantar confusión o aun para diseminar el miedo... Otro para camuflar el intercambio de informaciones y favores. Pero la Confederación en general no se ocupa de estos acontecimientos, ya que ellos hablan de su frágil libertad - entonces esa palabra no puede usarse en este contexto - de interacción social. La Confederación, sin embargo, interviene cuando este tipo de interacción pone en riesgo un proceso más profundo, respecto al reflejo, en esta dimensión, de aquello que está aconteciendo en el Acto Manifiesto.

Participante: De acuerdo!

Porque es preciso comprender que a despecho de que algunos seres acrediten están contra este acto manifiesto, ellos en verdad no lo están, porque no saben de que se trata el acto manifiesto. Ellos no tienen consciencia de lo que está sucediendo más allá de donde su conciencia alcanza. Ellos no saben contra que luchan, a fin de cuentas ellos luchan contra fantoches creados por otra parte de la consciencia también fragmentada, que representa un peligro para sus intereses. Pero la Luz Viva, ella actúa más allá de los modelos duales, ¿no es así? Mas allá de los partidos, de los intereses.

Participante: Es una gracia!

Entonces, aquellos que son llamados opositores, no son realmente opositores. A no ser porque esta palabra con lleve odio de algunos y el orgullo de otros, ambos son tontos y ciegos. Entonces, en última instancia, estos juegos que parecen tan portentosos, grandes y que poseen un peso enorme en el destino del mundo, no lo son en realidad. Son construcciones: como aquellos juegos de plástico...

Participante: Lego.

Eso, son construcciones de Lego, que del mismo modo se hacen, y se deshacen. Pero que en verdad no mueve la estructura de la casa donde el niño juega. Sin embargo, la construcción de un lego puede ser muy significativo para los niños jugando con la construcción o destrucción del lego, ¿no es así?

Coloque un punado de niños y un lego para que jueguen y usted va a ver exactamente la representación: son todos niños discutiendo insanias, riendo de chistes tontos, llorando por aquello que no aconteció. Dando extrema importancia a su juego. Entonces, ustedes escriben nombres y lo ponen en el pecho (presidente, director, jefe, esto y aquello). Nosotros los vemos como niñitos vestidos de adultos.

¿Y las tonterías de los niños, no despiertan compasión? Hasta una risa u otra, de vez en cuando. Pero más que eso, la compasión, la compasión activa. La compasión que mueve la acción para conducir del estado de ignorancia al estado despierto natural.

Es esta perspectiva que nosotros proponemos compartir con ustedes y para eso les traemos herramientas y abrimos espacios de intensa interacción energética y psicológica-intelectual también, para promover una desconstrucción más consciente de parte de ustedes, para que estén cada vez más aptos a participar de esta visión. No porque estemos imponiendo esta visión, si no porque hay una visión clara de cómo las cosas se procesan, para que ustedes, accedan de primera mano a las cosas tal como ellas se procesan, sin la necesidad de intermediarios.

Y es maravilloso, ustedes ya dieron grandes pasos, si, grandes pasos. Pero esto debe dar lugar a más vigilancia, más atención y compromiso con este proceso.

Participante: A veces es tan arduo, hermano, para nosotros... para mí. Es tan arduo. Es, sabe como cuando un motor da "nhem, nhem, nhem", usted engrana la primera y no sale del lugar! Esa es la sensación que yo tengo.

Um hum, hermana pero eso surge, de un condicionamiento de la propia personalidad de intentar controlar el proceso y juzgarlo con base en la construcción y desconstrucción de sus legos.

Participante: Oh, nuestra señora!

Cuando, en verdad, el proceso que está aconteciendo es otro. Ustedes tienden a colocar el proceso de despertar en una línea recta que sale del punto A para llegar al punto B, pero el alma no se comporta de forma lineal. Entre el punto A y el punto B, el alma pasa del punto C a Z. Y ustedes se desesperan por todo! Porque de nuevo, ustedes se engañan con los reflejos aparentes de un progreso que no existe. No se trata de progresar, no se trata de llegar allí. Se trata de la calidad de cada momento de lucidez. No se trata de salir del punto A y llegar al punto B lúcido. Se trata de que entre el punto A y el punto B, pasar por el punto C al ponto Z cada vez con más calidad, en cada momento y cada momento de lucidez más profundo. ¿Está viendo? El proceso no es lineal y esto que yo estoy hablando es un reflejo tosco de lo que este cerebro permite expresar respecto a esa dinámica. Pero también hay tendencia, repito, de empadronar este acto sagrado dentro de sus ideas de progreso, de mejoramiento, de evolución, cierto-errado, cierto-recompensa, errado-castigo. Y ustedes quieren aumentar la lucidez, como si eso fuese posible. La lucidez es lo que es. No se trata de aumentarla o de disminuirla.

Participante: ¿Se trata de acceder, no?

No. Se trata de vivir el momento consciente de la lucidez, el momento. Y ese momento el es cada vez más puro, porque entre un momento y otro la materia se reformula y se adapta a aquel toque.

Participante: Claro.

El tiempo lineal no existe y ustedes quieren vivir veinticuatro horas en lucidez, pero “veinticuatro horas” en lucidez no existen. En el tiempo universal hay Ahora. Cuando usted está en el ahora, usted está viva, cuando no está... Usted no existe, es un sueño. Se trata de vivir cada "ahora" en lucidez. Pero cada "ahora" no es cada minuto, cada "ahora" no es cada hora, cada "ahora" es cada "ahora". Al inversa de estresar sus cuerpos intentando mantenerse dos horas en lucidez, ustedes deberían deleitarse en aquel segundo de lucidez, porque este segundo de lucidez vale encarnaciones. Y es ese segundo de lucidez que compone la telaraña que el alma está tejiendo con base en los códigos extraídos de la encarnación. Noventa por ciento de su encarnación es basura.

Participante: Ah, ¿y qué?!

Ustedes deben valorizar los diez por ciento de oro y ahí queda leve.

Participante: Bastante!

Porque ustedes no se culpan por las dos horas de distracción, desatención y esquizofrenia.

Participante: Porque después de todo, es esquizofrénico! (Risas)

Pero a no culparse, no caigan en la liviandad de decir "ah, dos horas, veinticuatro!". No, manténganse atentos al momento en que el oro surge. Entonces, expanden el oro al máximo, en aquel momento de lucidez, expándanlo al máximo. Pero cuando él pase, porque todo pasa, entonces agradecen y siguen adelante. Porque el apego a las experiencias místicas también es apego y los prende a una franja ilusoria de la consciencia. Y sepan, el sacrificio de la experiencia mística es el último sacrificio - esto es un dato para este hermano, si él no recuerda, recuérdenlo.

Participante: Lo que seria una traducción aproximada del término bodhisattva?

¿Usted habla en términos literales?

Participante: Sí.

Porque bodhi y sattva... Bodhi hace referencia a la sabiduría, sattva hace referencia al ser, de sat, deidad. Entonces, sería un ser de sabiduría. Esta sería una traducción literal. Pero una interpretación más fiel al estado que esta palabra apunta, es la expresión factual, objetivada, realizada de la sabiduría. Y la expresión de la sabiduría, es la compasión activa, es el servicio. Entonces bodhisattva es un ser de compasión, es la compasión encarnada, es la sabiduría encarnada, por lo tanto. Pero en las tradiciones espirituales de su planeta, esta palabra asume varias connotaciones, desde un aspirante a la iluminación, a un aspirante al estado de Buddha, hasta un Buddha, en fin, ahí todo queda muy confuso.

Bueno, hermanos, creo que está bien para hoy, ¿no?

Participante: Gratitud! Aní Maritumi!

Aní Maritumi, hasta una próxima oportunidad. Nosotros mantenemos nuestra disposición de estar presentes con ustedes aquí algunos momentos, semanalmente o cada dos semanas para abrir más espacios como este, de intercambio, participación y para profundizar.

Queden en paz!

Transcripción hecha por colaboradores de la ELV.

Mensage canalizada por Selén - http://www.escolaluzviva.com.

Traducción: H. N.

* El contacto de Varginha -Hecho acaecido en Minas Geraes - Brasil, el 20-01-1996.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...