martes, 6 de enero de 2015

Madre Divina. Acogiendo el Impulso de la Transformación. “Yo os convido a enamorarse de sí. Yo os convido a momentos de impregnación en esta Paz en esta Gracia que fluye de la fuente que sois. Todos en el Planeta, hijos e hijas de Mi Vientre Sagrado, son impulsados con urgencia a reconocerse más allá de la aparente limitación, más allá de la aparente fragilidad, más allá de la aparente separación. Juntos, conformando con nuestro estado fusionado el alma del mundo, entonamos un canto que obliga e impulsa cada partícula del Planeta a resonar con esta frecuencia dinámica, con esta frecuencia de claridad, de unidad, de amor.”Selén Om. 4 de enero de 2014. ¡Compartir!!!




Original en portugués con audio


http://www.escolaluzviva.com.br/2015/01/mae-divina-040115-acolhendo-o-impulso.html


Traducción: Lucía Montaño Ferrer

http://yosoylucialaluzdelmundo.blogspot.com/2015/01/madre-divina-acogiendo-el-impulso-de-la.html


Audio pendiente






Paz y Gracia en la bienaventuranza de la transformación, en la bienaventuranza de la transubstanciación.


El cambio que se procesa en la red de la vida es el impulso de la regeneración, el impulso de la renovación de todo el círculo de experiencia. El impulso de transformación, el Fuego del cambio que se pone en movimiento en cada partícula en la red infinita de la existencia, en la red infinita que es expresión del ser inamovible e inmaterial.


Este impulso, este Fuego misterioso pasa a ser reconocido por vosotros como el mismo flujo de vitalidad, como el mismo influjo de la presencia omni-abarcadora y silenciosa. El cambio es señal de regeneración. Hijos e hijas, abrid vuestra capacidad de percibirlo como tal.


El eje inamovible de la Paz y de la Gracia – estados que manifestáis más allá de todas estas palabras implica, pues, la Paz y la Gracia que manifestáis como virtudes de vuestra propia esencia transciende de lejos todos los conceptos y las pobres referencias de las que disponéis para definir o distinguir tales cosas – la paz en vuestro corazón es abundante y se revela de diversas formas.


La Gracia de vuestra presencia es incalculable y que penetra en vuestra realidad, sostiene vuestra propia danza. Vuestro centro de Paz es Gracia es uno con el Centro Universal de la Paz y de la Gracia que sostiene todo. Vuestro núcleo no está alejado del Núcleo. Vuestro núcleo es el mismo Núcleo de vuestra expresión y porta la expresión del potencial ilimitado del Núcleo Universal de la vida.


En las dimensiones de la experiencia un misterio se revela en simplicidad y mansedumbre. En cada uno de vosotros se concluye la danza de la forma y de la consciencia. En cada uno de vosotros se concluye la danza de la materia y de lo inmaterial.


En este impulso de transformación, cada uno de vosotros es conducido a reconocerse esencialmente como puertas de expresión de la Paz y de la Gracia que sustenta todo. Paz y Gracia que existen como el sustento de toda manifestación, de toda experiencia.


Yo os convido a enamorarse de sí. Yo os convido a momentos de impregnación en esta Paz en esta Gracia que fluye de la fuente que sois. Todos en el Planeta, hijos e hijas de Mi Vientre Sagrado, son impulsados con urgencia a reconocerse más allá de la aparente limitación, más allá de la aparente fragilidad, más allá de la aparente separación. Juntos, conformando con nuestro estado fusionado el alma del mundo, entonamos un canto que obliga e impulsa cada partícula del Planeta a resonar con esta frecuencia dinámica, con esta frecuencia de claridad, de unidad, de amor.


Niños Bienamados, nada de esto está distante. Es imprescindible que reconozcáis la coincidencia de vuestra expresión y de vuestro núcleo, la simultaneidad de vuestra proyección con el reino de las formas, susceptible a la transformación y al cambio en el núcleo ígneo, inamovible e inmutable que no puede ser encapsulado en ninguna imagen, que no puede ser ubicado en el tiempo ni en el espacio por más transparentes y etéreas que puedan ser estas representaciones.


Más allá de la visión y de la experiencia, más allá de los sentidos físicos y sutiles, más allá de todas las dimensiones, se Es solamente. Pero este reconocimiento no es negación de la danza o del movimiento, porque el Ser está más allá del reposo o del movimiento, está más allá del sonido y del silencio. Todos estos pares que se relacionen y que coexisten con interdependencia condicionan la danza de la experiencia y de la manifestación, y Aquello no está sujeto a condicionamientos.


Bienamados hijos e hijas de la Luz, el amor y la acción coexisten aquí y ahora, con facetas de un mismo Rayo, como aspectos de una misma llama. Reconoced esta coincidencia y esta simultaneidad de vuestros aspectos, pues al reconocer podéis reconciliar y al reconciliar, integraréis.






Mensaje canalizado por Selén



www.escolaluzviva.com.br

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...