viernes, 30 de enero de 2015

LAS ENERGÍAS QUE PROCESAMOS ACTUALMENTE REQUIEREN DE UN BALANCE ENTRE MENTE Y CORAZÓN



Pensando cómo comenzar este reporte y traducir en palabras todo lo que estamos sintiendo, recordé mi tiempo cuando practicaba taekwondo. Cada vez que competía, la adrenalina me subía tan alto que a veces no medía y atacaba antes de tiempo. Dejándole al otro la oportunidad de sorprenderme con algún movimiento rápido e inesperado.


Estamos sintiendo la tensión de Saturno por hacernos ver TODO lo que está saliendo a presión de dentro nuestro. Nuestras emociones reveladas colapsan con la mente que actúa como una procesadora a tiempo completo, integrando, revisando, recordando, redimensionando las experiencias, las vivencias, la realidad.


Por un lado, nos sabemos Y sentimos preparados, armados. Creemos que ya es el momento para actuar, para decidir, pero al mismo tiempo recordamos nuestros dolores, dejando aflorar nuestros miedos, nuestra ilusión de derrota, de no tener salida, de martirios, de víctimas sin rescate.


La acción de Venus nos hace sentir qué tan profundo van esas heridas mientras Marte nos impulsa a cortar la cadena, a salir al ataque sin revisar la estrategia, sin saber muy bien cómo proceder. Tu ser victimizado, dolido grita "para qué esperar más..al ataque!!!!!!" Y pum! las chances son que te lastimes ni bien des tu primer paso.


Cautela. Revisión. Reflexión. Observación con detenimiento del contexto. Desde la herida, comprendemos que el tiempo de la víctima ha llegado a su fin pero que eso no significa salir YA a estrenar el traje del guerrero interior. Aún no es el momento del cambio.


El status quo, la autoridad patriarcal, la opresión no puede derribarse ahora. A nivel del mundo que vivimos, estamos viendo como el clima de tensión está llegando a su pico máximo.


A nivel interno, en nuestras vidas, gracias a que nos dejamos abrir en nuestras heridas más profundas, es momento de VER la verdad que no estábamos queriendo/pudiendo ver y aceptar qué es aquello que debemos cambiar para poder abrirnos al cambio en nuestras vidas. Con los pies firmes sobre la tierra. Empoderados.


Sin esta mirada en nuestro sentir y pensar, el cambio no será posible.


Aceptar aquello que nuestra victima interior nos hace sentir y resistir, desde un entendimiento más elevado, para no salir a la carrera con la espada en la mano, mientras nos fortalecemos a través de aquellos cambios que necesitemos hacer.


En momentos de caos, confusión de caminos, experiencias que nos tientan a caer nuevamente en la victimización y el miedo, es donde tenemos la oportunidad (necesaria) para nutrir y dejar ser a nuestro guerrero interior.


Balance entre mente y corazón. Tiempo para corazones valientes que se entrenan en su fortaleza interior. El guerrero hoy necesita cargarse con un corazón sensible y fuerte. Recuperando el poder que durante tanto tiempo le fue arrebatado por la AUTORIDAD (padres, religión, políticos, toda figura de autoridad en tu vida)


Este Mercurio en oposición nos está llevando a sentir nuestra profundidad, donde encontraremos nuestra herida primordial.


Pero ya hemos recorrido suficiente, y sabemos que podemos SER TODO LO FUERTE QUE NECESITEMOS SER para que, cuando te den la luz verde, avances y manifestes aquello que tanto tanto tanto has deseado para vos y para el resto de la humanidad.


No más víctima. Recuperando tu poder!


ps: para aquellos que han sentido la necesidad de trabajar con cristales como crisocola-malaquita/ piedra de eliat/ azurita-malaquita respondan al llamado de la conciencia cristal. Porque son estas piedras las que están ayudando en estos momentos a lograr este balance y armonía interior.


https://www.facebook.com/alquimiafemenina/posts/864538946900938
http://anclajedeluz-rayma.blogspot.com.ar/
https://www.facebook.com/alquimiafemenina/posts/864538946900938

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...