domingo, 4 de enero de 2015

En Luz, con la Luz Mayor. “Delante de vosotros, a vuestra semejanza, Me presento, expreso Mi fe en vosotros, experimento la fe que Yo siempre tuve y mantuve en la creación, en vosotros.” Māšîaḥ Christ Cristo Kiristi. 2 de Enero de 2015. Con audio. ¡Compartir!!!




Original Portugués
https://www.facebook.com/photo.php?fbid=1537103526538271&set=a.1384199195162039.1073741829.100007159150377&type=1&fref=nf&pnref=story


Traducción al español: Lucía Montaño Ferrer

http://yosoylucialaluzdelmundo.blogspot.com/2015/01/en-luz-con-la-luz-mayor-delante-de.html


Audio
https://www.yakitome.com/tts?a=T&b=1313437&c=l3209QXajn






En la normalidad de la Luz, lo normal de la Luz, es la entrega total, es el pleno abandono, en Ella, la Luz en la Luz.


La entrega y el abandono en Ella, en su totalidad, en tu plenitud, en ti, en todo lo que Es, el Todo en el Todo… el Todo en el Todo que se revela, el Todo del Todo que se expresa, se vive, se expresa y se vive en quién se permite, a quién le es permitido.


El aire vive y genera vida con su movimiento, en sí, en su esencia al serlo, al Ser, en Luz, en la Luz, el aire Es el aire, sencillamente y humildemente aire.


El Sol, en el fuego de su presencia, él Es, al Serlo, el fuego consume, el fuego que consume aparentemente, en la apariencia del fuego que consume la materia, en la ilusión de la misma, en la ilusión de la materia, en la esencia real del fuego en sí, en él.


En la temperatura, la luz, la combustión, el fuego lo demuestra, el fuego lo revela… el Sol, el Sol en el Sol.


Él que ilumina todo, Él que Es, un fuego constante, y una combustión constante. De sí en sí mismo, emana, revela, en la plenitud de la combustión, en la revelación de la vida al generar vida en la entrega, en el abandono, al Ser, al Serlo, no siendo.


Su existencia se prolonga en el soplo constante de la vida, en el Eterno devenir de una llovizna, en la constante apariencia de la ilusión, en la constante apariencia de la realidad que Es, en sí.


El fuego es el primer Elemento, el fuego, el Sol. Es también el Elemento del final, el fuego, el Sol, Es en el Eterno Presente, al Serlo, Siéndolo, en un Todo, en el Todo, a su alrededor, en la cercanía, con el otro, en Él.


El descenso del Plano Divino a vuestro mundo, a vuestra dimensión, es guiado, es iluminado, es acompañado, por el Sol, en el fuego de vuestra galaxia, en la Luz que emana. En Él la Presencia de los demás Soles, del Sol Mayor, de un Sol Mayor, que se revela, que se expresa, a través de la luz del Sol que en vosotros Es, en Miguel, en Mí, en Cristo-Miguel.


A través de Miguel, y en Miguel descendido, Soy.


Soy el Ser, en lo que Es en Mí, en lo que se diluye todos vosotros.


Saber recibir, saber acoger el Sol, el Sol que de Mi interior surge, el Sol que en Mi interior Es, es saber acoger la Semilla, es saber recoger la Semilla, la Semilla de la Esencia que en vosotros deposité.


La deposité antes de que fuerais, la deposité antes de que Fueran, antes del florecer, antes del despertar, en el continuo devenir en Mí, en ti.


En vuestro mundo, en vuestra dimensión, me erigí, en realidad, en la realidad, que delante de todo y delante de todos se expone y se expresa y se fija, la piedra angular, el Hijo del Hombre.


Aquél que Es, ya Es, entre vosotros, en vosotros, sin ser nada delante de vosotros, ya que vosotros, en vosotros, no acogéis, no recibís, no cuidáis, no os acercasteis, a la esencia que deposité en vosotros, la esencia que en vosotros es.


Cuidáis y comprendéis un continuo devenir en vosotros, en vuestro exterior, alimentando la ilusión que en vosotros es, delante de todo y delante de todos, en la negación de la existencia, en la negación de la Verdad que Soy, de lo que tú eres, a Mi imagen, a Mi semejanza, en Mi ejemplo.


Esperáis, buscáis, aguardáis, algo esperado, algo buscado, algo aguardando.


Todo ya Es, todo en Vosotros ya Es.


Acoged, recibid, Acogedme, Recibidme, cara a cara, en Ti, en Mí, en la Unidad que Somos, al permitir, con el permiso.






[Efusión]






En Amor y por el Amor descendí hacia vosotros. En Amor y por el Amor El Creador hizo el camino hacia la creación revelando y mostrando con Su Semejanza, con Su ejemplo que todo posible Es. Es suficiente creer, es suficiente saber ser, es suficiente cuidar, sencilla y humildemente Ser, Ser en esencia, Ser en la parte de las partes, Ser parte de la Unidad que en Mí Es.


El Sol de los Soles, Es, un Todo, en el Todo, en Vosotros, delante de Vosotros.


La justicia, no se realizará por parte del cielo, la justicia se realizará en vuestro plano, en vuestra dimensión para que nunca jamás dudéis, para que nunca jamás cuestionéis. La Justicia sucederá, en el Presente, en el Presente que a vosotros presenté, Aquí y Ahora, para que nunca jamás deseéis aquello que hasta hoy fue vuestra realidad, realidad en la ilusión, fruto de vuestro deseo de tener, fruto de vuestro deseo de ser, fruto de vuestro deseo de estar, fruto de vuestro deseo de permanecer, en el ego, en la personalidad, en el culto y la veneración de la mente, en Vosotros.


En la entrega, en el abandono, el sueño, lo imposible… el Fruto del Hombre, el Hijo del Hombre, a Su imagen, en Su ejemplo, en Él, en Éste.


Esta ilusión y esta historia del hombre, es la historia del Planeta, ésta vuestra historia, historia que creasteis, historia que alimentasteis y que sois, en suma, es el resultado, de ella misma, en ella misma.


Este es vuestro espejo, este es vuestro mundo, esta es vuestra ilusión, ilusión que confronta esta Verdad, en la Naturaleza Mayo de Aquél que Es.


En la verdad que Soy, en la verdad de la entrega que testimonio, en la verdad del abandono, realizo el testimonio y el testimonio de lo que realicé en Mí, en Aquello que Soy, en esencia, en la esencia que se diluye, se une a todo y en todos.


Así me erijo, así me presento delante de vosotros, delante de aquello que sois, delante de aquello que Es en Mí, delante de aquello que Yo Soy, en Todos vosotros, en el permiso, al permitir.


Yo Soy la fuente de Todo, la fuente del Todo, en un Sol Mayor, que se expresa, que se presenta bajo el Sol de este vuestro mundo, bajo Miguel a quien agradezco, en Mi silencio, delante de Miguel Me arrodillo, Me arrodillo… éste Todo en el Todo delante de Él, Él que Es en Mí, en Él.


Delante de vosotros, a vuestra semejanza, Me presento, expreso Mi fe en vosotros, experimento la fe que Yo siempre tuve y mantuve en la creación, en vosotros.


Este es el momento, este es el Tiempo, tiempo en la ausencia del mismo, en el constante devenir que Soy.


Es tiempo de retirar de vosotros, de lograr ir hacia vosotros y sentir y vivir la verdad que alimentáis en ti, en otro, en el prójimo. La verdad que en ti Es, para comprender quién tiene fe, quién cree, quien cuida, quien alimenta la semilla, quien cuida y alimenta la esencia que Yo deposité en cada uno en todos vosotros.


La verdad, la esencia es la ínfima parte de vuestro ser, al ser, en el sentir, en el vivir, en el cuerpo, en la materia en la existencia, en vida, el fruto pleno de la creación, el fruto pleno del Amor Absoluto en Amor Incondicional, que no se hace ocurrir, que es en vosotros, en el sentir de los sentidos que sienten y viven la ínfima parte de la materia que no se ve, pero que Es en Todo, que Es en Todos.


Así Yo Soy, así Soy en la sencillez del saber Ser… todos vosotros en la unidad que os une, al saber ser humano, al saber ser vivo, al saber ser en el compartir de la libertad de las partes en la Unidad que Es, en el Sentir, en el Vivir, en la Verdad, en la Vida en el Camino que hacéis hacia Mí.


La Luz del Sol, el Sol de todos lo que sois Es la combustión plena, Es en la plenitud. Lo Es al Ser en la luz que jamás se apaga, Es al Ser en la luz que jamás está ausente, Es al Ser en la Luz que es Presencia presente del presente que vivís, que vive en vosotros, en vuestro interior, en vuestro silencio.


En la fe, en el creer, lo imposible y normal es entregar todo, lo normal es abandonar todo en la luz que Es, en la constancia constante más allá de los días, más allá de las fechas, más allá del sufrimiento, más allá del dolor, más allá de Todo… porque todo Es Luz. Todo es Amor, Todo es la Luz misma en lo ínfimo, en la esencia, en la parte del Ser, en la parte de la Unidad.


Es tiempo para aquellos que creen en la ínfima parte de lo que Son, y Serán, en Cuerpo, en Sangre, en Plenitud.


Es en Mi semejanza, Es en Mi semejante a Mi semejanza en Mi ejemplo, tiempo de levantar todos aquellos que Son la ínfima parte de este mundo, en Aquellos, en Aquellos que cuidan, en Aquellos que acogen, cuidan y Me acogen en su interior, cuidan y Me acogen en la morada que hago de ellos, cuidan y Me acogen en la casa que habito en cada uno de ellos, en aquellos que son en Mí, en aquellos que Yo Me permito Ser en ellos.


No es suficiente la palabra, jamás fue suficiente la palabra, no es suficiente el ejemplo, jamás fue suficiente el ejemplo, no es suficiente la semejanza, jamás fue suficiente la semejanza.


Yo estoy y Me presento delante de ti, delante de vosotros, cara a cara, como tú, como vosotros, doy testimonio y Soy testimonio, de Mi nombre, de lo que Soy, en esta dimensión, en esta realidad al Ser lo que Soy, al erigir lo que erijo, al construir lo que construyo, en la ínfima parte de aquellos que son en Mí y Soy en ellos… sencillos y humildemente en el Todo del Todo.


La decisión, la elección, el camino, la verdad, el amor, es en este Presente, en este Eterno Presente, la única salida, la única elección. El único lugar el único punto, la Luz, en Verdad, en Vida, en Camino, en el Camino que Soy.


La Luz se expresa más allá de esta vida en la Vida más allá de ésta, más allá de la materia, más allá del Ser, al Serlo, en el Todo del Todo.


En Mí, el Camino, la Verdad y la Vida
En Mí, Gui.






Māšîaḥ Christ Cristo Kiristi
https://www.facebook.com/kiristi13?fref=photo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...