jueves, 18 de diciembre de 2014

LA CRISIS REVOLUCIONARIA y LA ACTIVACIÓN SOLAR DE LA CONCIENCIA




Fluyen Energías Doradas hacia la Tierra. Llamamos “Energías Doradas” a las frecuencias de Sabiduría y Amor que portan códigos de activación solar para la conciencia.


La ‘activación solar de la conciencia’ es un cambio radical para la conciencia humana. Esto supone cambios en el sistema neuropsicológico determinados por una creciente elevación vibracional, dando por resultado un incremento en la sensibilidad y la sensitividad, con lo cual es posible ‘ver’, ‘sentir’ y ‘vivir’ la vida en su aspecto de UNIDAD, de trascendencia; es decir, de una manera no fragmentaria, sino ‘total’.

La Humanidad ha vivido fragmentada por ideas y sentires contrapuestos lo cual ha generado conflicto, violencia, rencillas y guerras a lo largo de su historia.


Solo los humanos capaces de trascender ‘la mente fragmentaria’ son quienes pudieron superar la mezquina forma egocentrista de vivir, pudiendo acceder a normas de universalidad y a una comprensión holística y de trascendencia. Esto ha hecho de estas especiales corrientes de vida humana personajes especiales, llamados a veces santos, iluminados o sabios. Estos hermanos son simplemente quienes han podido trascender la limitación de los muros condicionantes de la mente separatista y fragmentada. Han podido ir más allá de ‘la franja’ del intelecto, más allá de las creencias ‘fijas’ o ‘dogmáticas’, y elevándose por encima del pensamiento, han encontrado finalmente la puerta de entrada al mundo de “la mente vacía”, fuente única de toda creación y genialidad.

Llamamos ‘mente vacía’ a la “mente crística”, a lo que está más allá de la esfera individual. Es la mente universal, la mente no cristalizada en “objetos mentales” como las creencias y mandatos psicológicos de todo tipo. En la ‘mente vacía’ no hay objetos ni separaciones entre objetos. Los pensamientos son ‘objetos’ o ‘cosas’ también, en su propio plano… La mente cristalizada o identificada con ‘objetos’ (externos e internos) es lo que da sustento a un “falso centro” de identidad llamado ‘ego personal’ o ‘yo psicológico’. Por eso no es incorrecto el concepto que afirma que: “el yo es pensamiento”.
El vaciamiento de la mente es sinónimo de: disolución de ‘la ilusión del yo’. Pero en realidad no existe nada que “disolver”, por que el yo separado o personal, simplemente ‘no existe’ en verdad; es por eso que hemos hablado del yo personal como un “falso” centro. El darse cuenta de esto es ‘un proceso’ para algunos, y es como ‘un relámpago’ para otros…
La base del “falso centro” o “yo personal” es LA CREENCIA. La identificación con creencias y pensamientos de todo tipo sostienen al ‘falso yo’ en su centro de poder. Entender la verdad de ‘su ilusoria realidad’ y comprender la esencia del SER, que es ilimitado y trascendente, es el regreso al Sol espiritual, a la Unidad y a la Paz. Descubrir la verdad del SER resta poder al ‘falso centro’, y cuando la vivencia directa del SER se acrecienta, finalmente el falso centro pierde todo su poder. En ese momento la identificación con “LA CREENCIA” ya no es necesaria, porque es ‘la Presencia-Energía del SER’ la que rige toda la vida…

Una CREENCIA es una “estructura de pensamiento”. Por lo general son dogmas que se aceptan “a ojos cerrados”… y donde los egos reposan…Los egos humanos no desean la libertad; más bien prefieren la seguridad de alguna creencia…, y por más ‘bonito atuendo’ que la creencia pueda tener, no pasa de ser eso: “una estructura de pensamientos”, es decir, una estructura formada por ‘objetos de la mente’.

La ‘creencia’ es la manera como el ser humano en la Tierra ha podido transitar, aprender y evolucionar hasta hoy en día, y ha sido una maneta útil y necesaria (acorde a la capacidad evolutiva que ha tenido el ser humano), pero a la vez ha sido una manera dolorosa de aprender. Esto es así debido a que las “estructuras” pueden servir de ‘arquetipo’ o ‘mapa’ para transitar el camino, pero también se tornan contraproducentes cuando son ‘defendidas’ a costa de la vida y el sufrimiento de otros. ¡Cuántas veces, a nombre de creencias e ideales, han sido masacrados los pueblos!... Una mirada hacia la milenaria historia de la humanidad ofrece sobradas pruebas de esto…

Pero esta manera de ‘andar’ será superada totalmente al final de esta Raza. La ‘creencia’ ha servido como móvil y guía durante un tramo del sendero evolutivo humano, sí…; pero está llegando a su fin. A medida que el ser humano se va volviendo reflexivo, creativo e inteligente va trocando “la creencia” por “la libre indagación”; adquiriendo cada vez más un espíritu libre de creencias fijas y una mente más receptiva, vacía y alerta para “VER” y descubrir las esencias de cada cosa, de cada acontecimiento, de cada situación, sin necesitar del auxilio de ‘la creencia’. Y aún más…, la creencia no ayuda en realidad a “ver”, sino que funciona como barrera en la mente. La mente atestada de creencias no es ‘sensible’ para ver la esencia o verdad en el Ahora. En cambio quien está libre de barreras mentales, puede establecer una comunión directa entre el ‘sí mismo’ y la esencia de lo que desea conocer, debido a que LA ESENCIA ULTIMA ES UNICA en todos los seres y cosas…


Por lo tanto, ‘la creencia’, que en el pasado funcionó y sirvió como ‘mapa’ o guía, se presenta hoy, en estos tiempos de cambios, como una barrera para el avance.
Este cambio de actitud y enfoque, de “la mente creyente” a “la mente vacía y alerta” es un cambio radical, y gran parte de la Humanidad lo está viviendo como ‘proceso interior’. Es por este motivo que todo lo que en la actual época se apoya en sistemas de creencias, en cualquier área o ámbito, tiende a ‘hundirse’, a entrar en crisis y a desaparecer. Esta es “LA CRISIS REVOLUCIONARIA”, proceso al cual actualmente está asistiendo el Hombre.

Todo lo que por tantos siglos y milenios formó parte de estructuras dogmáticas de creencias está tambaleando y cayendo… Así ocurre con tantas organizaciones, instituciones con bases dogmáticas, religiones organizadas, sistemas políticos, económicos, sociales, etc. La crisis no es de algún sistema en particular, sino de “LA CREENCIA MISMA”. La crisis está haciendo temblar a los cimientos mismos, y hace tambalear a todas las estructuras mentales ideológicas que se han asentado sobre el cimiento de “la creencia”.

Es la conciencia humana la que está cambiando, no admitiendo ya más estructuras rígidas y dogmáticas.


La mente mecánica en la Humanidad está siendo reemplazada por “LA MENTE CRÍSTICA”, iluminada, creativa, sensible, capaz de ver y sentir como nuevas todas las cosas. La VIDA es como un arroyo, siempre renovado y fresco…, la creencia, en cambio es un intento de la mente cerebral de ‘congelar’ la verdad, de estatizar la vida en forma de pensamiento e ideal… Es así como la Verdad ha intentado ser encerrada en palabras y símbolos…, pero esto es ‘un imposible’…, así como es imposible intentar oler el fresco y suave aroma de una rosa a partir de una fotografía de una rosa…

La crisis en los sistemas sociales, religiosos y políticos no es más que un reflejo “externo” de un cambio radical que está aconteciendo en la conciencia de la Humanidad. Pero claro está que no todas las almas podrán entrar por ese ‘gran portal de cambios’, sino solo las almas preparadas y maduras como para poder abordarlos. Los que entran por el ‘portal de cambios’ “mudan la piel”, dejan ‘lo viejo’, renacen.


Algunos lo hacen de a poco, otros de una manera más drástica. Pero los que no están preparados y se resisten a los cambios planetarios y raciales se vuelven más “duros” y fanáticos en sus ideas y sentires, porque temen (inconscientemente) que si pierden sus creencias perderán “su identidad”… Solo los que no temen ‘morir’ pueden entrar por el ‘portal del cambio revolucionario’, porque sin morir (psicológicamente) no puede haber nacimiento espiritual.

El nacimiento espiritual es el nacimiento de LA MENTE CRÍSTICA; es Cristo o Buddhi como conciencia en el hombre, y esto es un proceso y acontecimiento “vivencial” y TOTAL, no pudiendo quedar tan solo en el estrecho fragmento del intelecto.
Cristo es AMOR. Ese amor no tiene nada que ver con la cantidad de concepciones humanas que esa palabra puede suscitar… Amor es el SER, sin barreras ni limitaciones de creencias, ideologías o experiencias individuales. El SER, el Amor Universal, es una PRESENCIA que no necesita de ideologías ni símbolos, existe por Sí Mismo, y quien entra en Ello, ha debido ‘morir’ antes, para renacer en esa Presencia.

Estas palabras han fluido de la mente al papel para que puedan ser un medio para la reflexión para aquellos que están en ese “proceso interno” de ‘muerte’ y ‘renacimiento’ al cual hemos hecho referencia.

En todos los casos de escritos como estos, decimos: Vayan siempre más allá de las palabras y significados, y a través de estos, hasta la misma esencia de la Verdad. La conquista vuestra será. No pierdan de vista que la Verdad es el SER absoluto y trascendente, pero que no bastan las palabras, las frases y los símbolos para comprender esto…, por lo cual tendrán que vivir esta verdad en forma de experiencia directa, apagándose la mente…, y encendiéndose el corazón.

Frecuencia Solar.


http://cristo-mensajes.blogspot.com/2014/12/2-la-crisis-revolucionaria-y-la.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...