viernes, 26 de diciembre de 2014

Gui – Vamos entonces, Todos en Unidad, en la Unidad que Soy, a forjar la pieza. Vamos a esto… “La verdad vendrá a vuestro encuentro en la Verdad que Es. Todo aquello que está adormecido, despertará, recordará, despertará y recordará, en este hoy, en este presente, para venir a vuestra ayuda, para liberaros, liberaros de aquellos que no os quieren liberar y seréis liberados en la Luz y en el Amor.” Quixote of Light. 24 de diciembre de 2014. Con audio. ¡Compartir!!!



Original en portugués
http://quixoteoflight.blogspot.com/2014/12/gui-vamos-la-entao-todos-em-unidade-na.html


Traducción: Lucía Montaño Ferrer

http://yosoylucialaluzdelmundo.blogspot.com/2014/12/gui-vamos-entonces-todos-en-unidad-en.html


Audio
https://www.yakitome.com/tts?a=T&b=1295802&c=tCSbIzP3IBD










Vamos entonces a dar fuego a la pieza
Vamos entonces, Todos en Unidad en la Unidad que Soy, a forjar la pieza
Vamos a esto…






[Efusión]






Hoy voy a comenzar por donde dejé abierto, en otros tiempos, en otros tiempos atrás, en la sede en donde compartí la última, por así decirlo, cena, mi último alimento, con un conjunto, en un grupo, en Unidad de personas, de mis amigos, que conmigo en Mí, compartían, compartían en aquella mesa.


En ese momento, en ese tiempo, al distribuir el pan, al compartir de vino, la imagen de entrega, la imagen del entendimiento, sin dar a entender, sin entregar, entregué, en ese último suspiro, en ese último espacio que compartía, que compartíamos conjuntamente, en unidad. La opción, la Cruz en verdad, en la verdad que Soy y que en Mí habitaba, Me esperaba y Yo esperaba.


La aceptación del camino, hacia el Camino Mayor, a Mí, simbólicamente quedó hasta este Presente marcado con el compartir del alimento, en aquella cena. Dar a entender, dar a sentir, a Ellos, en Ellos, en aquella imagen, en aquél simbolismo, en el pan y en el vino, les entregaba el Vivir en la Vida del Misterio, misterio en dónde Me encontrarían, misterio en dónde Me descubrirían, en el alimento, en el cuerpo, en la esencia.


Cierto es que, en esa imagen, en ese acto, todos vieron aquello que entendieron, pero en verdad jamás se cuestionaron, jamás se interrogaron, la Verdad que Yo entregaba en aquél momento, en aquél espacio, en aquella cena, allí.


El cuerpo es el resultado en vosotros, en la carne, en la sangre, de lo que ingerís, al ingerir, de lo que os alimentáis, en el alimentar, la fusión, la unión con el Espíritu, en el Espíritu, en esencia, en Vosotros. La Tierra regresaría, la Tierra volvería a Mi Esencia, la esencia que la Madre trajo a este mundo, la esencia que la Luz que en la Luz, iluminó todo, a todos iluminó, a todo ilumina.


En la semilla de una col, una col, la col de Bruselas, una col Gallega, una col Portuguesa, una col. En la carne de un pez, la carne, en la carne de un ser vivo, la carne, en la carne de un ser humano, la carne. En la carne, la sangre, la Chispa Divina, el elemento de la creación. La Tierra aporta lo necesario, sostiene, sin ninguna necesidad de substitutos, sin necesidad ninguna de alimentaros o de ingerir partes de ti, sin ninguna necesidad.


En esta verdad una verdad como tantas otras, la verdad de la verdad, piedra sobre piedra, partes en la parte del Todo, partes en la parte, en la Unidad de un Todo. Verdades que fueron destruidas, piedras que fueron ignoradas, tiempo que ya aconteció, tiempo que acontece, en donde las enseñanzas entregadas, se volvieron así, sin que en la Luz, en la Luz, la Verdad en Libertad os liberara por el Amor en el Amor.


Sentí todo, viví todo, escribí todo, entregué todo, abandoné todo, de manera plena, en plenitud, por el Todo en el Todo que creo, por Todos en Todos en lo que tengo fe, en Todo lo que Soy, por Todos aquellos que son en Mí.


En verdad, no necesito nada, nada quiero, nada soy, Siéndolo y sin ninguna voluntad expreso la Voluntad del Todo, la Voluntad de un Todo, la Voluntad que en Mi Corazón Es, en Amor y por el Amor.


Me entrego y Me abandono para que todos aquellos que no vean, todos aquellos que no se vean, se vean y sean vistos, por ti, en ti, a través de Mí, en este Cuerpo que Es, que es fruto de este Planeta, en este Planeta, que regresa, que retorna, regresa y retorna para rasgar y romper toda la ilusión, toda la esclavitud, toda esta prisión, erguida, edificada y solidificada, en todos vosotros, por vos.


Al ser Amor, al ser Luz, Soy lo que Soy. Soy Luz y Amor en aquellos que me reciben, en aquellos que me aceptan, en aquellos que yo permito que me reciban, en aquellos que yo permito que me acepten. Al no tener nada, y nada ser, y nada querer, la Luz obra, la Luz es, la Luz iluminada en Todo, en el Todo.


Nadie puede, osar decir, que Yo Soy en él y que él es en Mí, en la ausencia de Mi permiso, en la ausencia de Mi palabra, sin Mi anuencia, en Mí, en él.


Si Yo tengo cuerpo, si Yo lo Soy así mismo en aquellos que no ven, si Yo lo Soy así mismo en aquellos que no Me sienten, si lo Soy así mismo en aquellos que no Me viven… en verdad, en la verdad que Soy, Yo Soy en aquellos que Me ven, Yo Soy en aquellos que toco, Yo Soy en aquellos que abrazo.


Aquellos que Me abrazan en Mí son y aquellos que toco en Mí son, aquellos que Me ven, Me verán en ellos.


Fueron muchos los llamamientos, fueron muchos los llamados, fueron muchas las palabras, fue mucho el alimento y en cada uno, a cada uno de vosotros en vosotros mismos. Soy el espejo, el testimonio vivo, de aquello que hicisteis, de aquello que entregasteis, a lo cual os abandonasteis.


En este tiempo nada más es necesario, todo lo que tenía que ser ya Es. En este tiempo todo aquello que tenía que verse ya se vio.


Yo Soy lo que Soy, sin ninguna necesidad de palabra, sin ninguna palabra necesaria, expreso a través de este cuerpo, que es Mi cuerpo, a través de esta voz, que es Mi voz, a través de este rostro, que es Mi rostro, a través de Mí… Yo que Soy lo que Soy.


Que se haga lo que deba ser hecho.
Que acontezca lo que tiene que acontecer.
Que cada uno reciba, abrace, aquello que entregó, aquello en lo que cree, en fe, en Justicia, en Verdad.


Que yo sufra en cada uno de aquellos, con ellos, en vosotros, todos los que no Me sienten, todos los que no Me viven, todos los que no Me entregan sus manos, en el toque, en sensibilidad, en el Ser en el Ser, en Mí, en Ellos…


El sufrimiento que recibo en Mí, que Yo acojo Mí, que Yo abrazo, es el dolor, es el sufrimiento, que en Amor y por Amor, deposité en todo y en todos, deposito en todo y en todos, pues antes de que ni siquiera creyeran en Mí yo creí en vosotros, yo tuve fe.


Pedí que Me esperarais, pedí que estuvierais alertas, pedí que vigilarais Mi regreso, prometí Mi regreso, prometí Mi retorno, cumplí.


He aquí que estoy aquí, he aquí que estoy en medio de vosotros.


No te veo, no os logro abrazar, no os logro tocar, veros, abrazaros, tocaros.






[Efusión]






En esta época, en este tiempo, en esta época en este tiempo sin Luz en la Luz, todos os colocáis, todos celebráis la muerte en vuestras mesas, la ausencia de Luz en vuestros Corazones, la ausencia, la distancia, lo que hacéis a Mí en Mí, en vosotros…


Os reunís para marcar la distancia, para revelar la ausencia, de los unos con los otros.


Os reunís para alimentar la ausencia, para sublimar el vacío, que hicisteis, que será en el otro, en el prójimo.


Os reunís para celebrar un Padre, un Padre sin Luz (No-El, sin Luz) un Padre de ilusión, en la verdad ilusoria que aceptáis, que entregáis, que veneráis, de ese pasado, en este pasado, en la ausencia y distancia, que creáis, que generáis, en el Presente y proyectáis en el Mañana.


En ese Pasado, en ese amplio vacío, la distancia del Presente, del Aquí y Ahora, en el ser, en tu corazón, en Ti.


Al Ser Sol, al Ser Luz, al Ser Miguel en Mí, al Miguel Ser en Mí, somos sin necesidad de conmemoración alguna, pero sí, simples y humildemente, lo Somos en la Unidad, en el amanecer del día, y en el ocaso del día, en el día.


Un día, una vida…
Una vida, un día…




A lo largo del Tiempo en el Tiempo, el Cielo, el Cielo de los Cielos se os presento, se os presentó, con regalos, con bendiciones, sin necesidad de agradecimiento, sin necesidad de un formalismo, sin ninguna necesidad de que algo fuera lo que fuera.


Simple y humildemente Soy, el Ser… Lo somos siendo, en la Unidad de las partes en la parte.


Soy un Todo en el Todo, en la acción, en la Palabra, en el Puente, en el Portal que en Ti abro… Abrazándote, valorándote, sin pedir nada, sin querer nada, entregando Todo.






[Efusión]






La verdad que Yo os tengo que entregar, al entregarla, al Serla es que Estoy vivo, Estoy vivo, vivo continuaré, en este y más allá de este cuerpo, como siempre fue, como siempre Soy, en ti, en el Prójimo, en el Otro.


Caminad conmigo, Caminad en Mí, Caminemos…


En este tiempo, en esta época, se producen palabras, se producen sentires, se producen vivencias, o sea, ausencias de la Luz, ausencias del Amor, ausencias de Cariño, ausencias de Afecto, ausencias de la Presencia, en las Personas por las Personas.


En este tiempo, en esta época, se regala, se premia, sin Verdad, sin Rumbo, sin Dirección, o sea, se atribuye valor, se atribuye importancia, a regalos en un Presente, a objetos en un Presente, que no es más que la compensación que no es más que la hipocresía de inconscientemente aprisionar conscientemente por la falta, por el error, por la mentira, por la falsedad, de dar y de comprar, de dar lo que no tenéis, da dar lo que no eres tú, de dar algo exterior a ti, al otro, al prójimo, en el otro, en el prójimo, en ti, a ti, a Mí en ti.




En este tiempo, en esta época, alimentáis, te alimentáis de carne, alimentáis, te alimentas de sangre. En verdad, cuando consumís carne es tu carne la que coméis, cuando consumís sangre es vuestra propia sangre de la que os alimentáis. Te alimentasteis de ti en ti, coméis sin necesidad partes de ti, partes del otro, partes del prójimo… partes de Mí, en ti. Yo pedí solamente compartir el vino, jugo de fruta, jugo de la Tierra. Yo pedí solamente compartir cereales, legumbres, frutos de la Tierra que alimentan, que te alimentan. Son ellos frutos de Mi Cuerpo, frutos de Mi sangre, frutos del árbol que Soy, frutos del árbol que siempre entregué a todo y a todos.


En este tiempo, en esta época, miráis la semilla que colocasteis en la Tierra, en la Tierra, le decís, le entregáis, en tu verdad, y tu Ser… a pesar de la distancia, a pesar de la ausencia, a pesar de que ella no haya germinado, a pesar de que no haya dado flor o fruto, porque tiene una bella flor, porque dio un lindo fruto es que sembrasteis las semillas del fruto que cogisteis de ella. Pero todavía, le reveláis que todo el vacío, toda la ausencia, todas las barreras son señal de Amor y de Luz, ofrecéis una nueva copa y decís al “Anou – Demiurgo” de nuevo. En verdad solo el tiempo pasó por ella, el Día, la Vida, todo el resto es una constante de Ti en Ti, con una diferencia, que ya no existe “Anou- Demiurgo”, ni nuevo, ni viejo, ni presente.


En este tiempo, en esta época, aprisionáis, aprisionasteis, celebráis, conmemoráis, alimentasteis, en verdad, la ausencia, la distancia, el vacío, de ti en ti, de ti en otro, de ti en el prójimo, de ti en Mí, de Mí en ti.


En este tiempo, en esta época, erigís, edificáis, solidificáis, un mundo, una humanidad, un universo, sin Luz, sin Amor, sin Cariño, sin Afecto, sin Bondad, sin Misericordia, sin Personas, sin lo que más valoro, tu Ser, Tú…


Tu, en Ti, que te amo…
Tu, en Ti, que Abrazo…
Tu, en Ti, Yo en Ti… Tú que Eres.






[Efusión]






Yo no nací en este día, en esta fecha, en ese tiempo.


El mundo, las personas no presentaron a María, no presentaron a José, no Me presentaron.


Historias de una historia sin Luz.
Historias de un ayer sin Amor.
Historias de un Camino sin Justicia.


El Padre si nos entregó todo, todo, para que, en aquél tiempo, en la ausencia de Su tiempo, a vos en vosotros fuese revelado el Mesías, el Verbo, los regalos, las Gracias que el Cielo de los Cielos os entrega, en vos, con Su ejemplo, con Mi ejemplo.


Si yo tengo necesidad de alguna palabra, ninguna necesidad tengo hoy, en este Presente.


Si yo tengo necesidad de alguna presencia, de alguna venida, ninguna tengo.


Lo hago porque me lo pidieron, lo hago porque Soy lo que Soy.


Lo hago en nombre del Todo, en Nombre del Todo que Soy,






[Efusión]






Si os detuvierais, si os detuvierais, si Todo se detuviera, si Todos se detuvieran, percibiríais, sentiríais, viviríais la más bella Verdad de Todo y de Todos. En el principio y el final, en Mí, en Mi cuerpo, en Verdad, en la Verdad, sobrarían las personas, quedarían las personas, todo caería, todo derribaría, la ilusión sufriría un colapso, en el colapso que hasta vosotros vendrá.


El colapso de toda la ilusión se aproxima.


Mi Presencia, y Mi Venida, es hoy, en este hoy, está Presente, en este Eterno Presente, la Verdad, en Verdad, que anuncia el rasgado, que revela el romper de todo esto, por Todo lo que Soy, por Todos los que en Mí Son, por Todos Vosotros que Sois, a Mi semejanza, a Mi ejemplo. Sin error, sin pecado, sin ausencia, sin falsedad, sin hipocresía, en Amor y por el Amor.






[Efusión]






Esta realidad que os aprisiona, esta realidad que os esclaviza, fue, y es a esta misma realidad a la que regresé para Erguirme, que regresé para Edificarme. No tiene ninguna disculpa y ninguna disculpa se presenta, pues todo es posible y lo es en lo imposible que Soy.


Las disculpas no se piden, se evitan, tal como os escucho decir eso, una y otra vez.


Yo sé lo que Soy, Yo vivo Mi presente sin ninguna necesidad de un mañana, sin ninguna necesidad de un ayer, sin ninguna necesidad de la cosa que sea.


Las palabras, la palabra, son alimento vivo de Mi Presencia. Las palabras, la palabra, son alimento vivo de Mi venida en vosotros, entre vosotros, en medio de vosotros.


Ninguna necesidad tenéis de Iglesias, se Sectas, de Religiones, de Credos, de Países, de Divisiones o de Uniones.


Sois partes de la parte…
Sois parte de la Unidad…
Sois Unidad de Mí…
Sois Unidad en Ti, al Serme, al Ser.






[Efusión]






La Unidad acontece en la unidad en sí, siendo en las partes de un Todo y partes de la Unidad, de la Unidad que en Mí Es, de la Unidad que en Mí acontece.


La Luz ilumina todo. La Luz no alucina, la Luz no crea sombras, la Luz permite, nos permite, te permite iluminar todo, a todo y a todos. Iluminar para que no exista ocultación, iluminar para que no existan sombras, iluminar para que no exista la necesidad de trabas, iluminar para que comprendáis, para que sintáis, para que viváis, las enseñanzas, en Amor y por el Amor.


Todos, en verdad, en este hoy, en la ausencia del Presente, veneran las imágenes, veneran a otros, veneran el dinero, veneran todo aquello que está en vuestro exterior, que está y es exterior a vosotros, en la prisión que alimentáis, en la esclavitud que construís, en el dolor, en la crueldad, en la ausencia, que marcáis, que sublimáis, que infringís, con el dolor, con el sufrimiento, con la diferencia.


Sabed, en verdad, que este mundo Os creó, no sois vosotros, en verdad, los que creasteis el Mundo.


El responsable, cosechó lo que sembró. Tal como siempre fue, tal como siempre así será.


Depende de vosotros, en vosotros, realizar un final diferente para vosotros, en vosotros, en el prójimo, en el otro.


Renegáis del Padre Creador, humillándolo con su no existencia, porque en verdad, en la verdad que Soy, no creísteis en Él. Al hacerlo, creed que es a Ti a quien humillas, creed que es a Ti a quien entregáis la inexistencia.


La expresión de otros tiempos, en el tiempo, en el que el Padre y Yo Somos Uno, en que Yo Soy en el Padre y el Padre lo Es en Mí, se diferencia, se destaca, por la diferencia, de este tiempo.


En este Cuerpo, muchos Son, Todos Son. Todos se entregan, Todos se abandonan porque creen, porque creen y confían con los ojos cerrados, si ninguna necesidad de ojos, porque creen y piensan con el Corazón, tal como Yo en ellos.


¿Que si necesitáis de Mi identidad para hacer el camino? En verdad no lo necesitáis.
¿Que si necesitáis de hecho ir más allá de vuestra sabiduría? En verdad no lo necesitáis.






[Efusión]






Fuisteis llamados, fuisteis convidados, a Mi Presencia, para que en Mi Presencia aprendierais a aprender y a vivir, para que en Mi Presencia aprendierais a aprender a compartir el Corazón, este Amor, esta Presencia, esta Venida. Corazón, Presencia, Venida que no se manchó. Corazón, Presencia, Venida que no creo manchas. Corazón, Presencia, Venida que no creo sombras.


Revelo verdades, desnudo personas, edifico Seres en el Ser e Ilumino el camino de todos aquellos que acepten ser iluminados.


Luz del día, Luz en la vida, en el día, en la vida…


La Luz Mayor, la Naturaleza Mayor, la Voz de las Semillas, dichas por vosotros como Sagradas, van a Despertar, estarán de acuerdo y van a ver el encuentro de Aquél que Es, en Presencia, en Venida, En Aquél que Es.






[Efusión]






Aquél que Es, no tiene ninguna necesidad de ir a ninguna parte a encontrar cualquier cosa que sea.


La verdad vendrá a vuestro encuentro en la Verdad que Es. Todo aquello que está adormecido, despertará, recordará, despertará y recordará, en este hoy, en este presente, para venir a vuestra ayuda, para liberaros, liberaros de aquellos que no os quieren liberar y seréis liberados en la Luz y en el Amor.


Hay mucho, en vosotros, en aquello que sois hoy, el Ser, en aquello que siempre fuisteis, ayer, en aquello que siempre seréis, en Mi Eterno Presente.


Atribuís hoy, como siempre, valor e importancia a las cosas. Son ellas la forma de relacionaros, son ellas la forma de ser en ti, la forma de ser con el prójimo, la forma de ser en ti.


No necesitáis, en verdad, nada de esto.


Sabed ser en sí, sabed ser en el otro y, en sí, en la, la revelación mayor que existe, que vive, en vosotros, en el otro, para que en este mundo se edifiquen y se edifique en amor y por el amor la base del ser humano, el Ser. Ser en sí, Ser en el prójimo, sin necesitar nada más, sin desear nada más, sin querer nada, sin tener nada.


Es tiempo de abrazar el Vació, es tiempo de amar al Universo, es tiempo de recibir el Cielo de los Cielos, en Ti, en el prójimo.


Estas son las bases del mundo de dónde vengo y del mundo en el que creo. Esto es todo lo que Soy, todo lo que somos, en Unidad.


Haré lo necesario, para que este mundo, este reino descienda hacia vosotros, en vosotros, y os revele aquello que vosotros sois, en este Presente para el Todo Siempre.


En la Verdad Mayor, la Naturaleza Mayor que habita en Mí, que hace de Ti Mi morada.


En la ausencia de miedos, de recelos, de llamadas, o algo más, queréis leer, queréis creer en Mis palabras, la Verdad, solamente de aquello que simple y humildemente en Mi Es, la Verdad, en Amor y por el Amor.


La Luz, el Amor, viene a vuestro encuentro, os espera, Ella os acogerá y os abrazará en la Verdad que hoy en Ti Es.


Cuando Me entregué en aquella Cruz, jamás pedí que fuerais perdonados, jamás pedí perdón por vosotros, por Mí.


El perdón no existe


Cada una acepta la Verdad que habita y la Verdad que hace morada en sí.


Si yo negase Mi Esencia, si Yo negase el dolor y el sufrimiento, negaba todo aquello en lo que creo, todo lo que Soy.


Jamás lo hice, jamás lo haré.


Recibidme, como Yo recibo vuestro dolor, como yo recibo vuestro sufrimiento.


La Verdad Mayor del Creador, es Lo que Sois, a Su semejanza, en Su ejemplo, a Mi semejanza, en Mi ejemplo.


La verdad de aquél que Es, la verdad de Aquél que no tiene ninguna necesidad de existir para existir, de Ser para el Ser, Éste, en Éste, y simple y humildemente Ser en Todo, en Todos.


Este es vuestro tiempo de Despertar, este es vuestro tiempo de Recordar, este es vuestro tiempo de libertad.


Significa esto lo que significa, en la expresión Mayor del Amor Mayor, en la Naturaleza Mayor, que viene, que viene a vuestro encuentro, cara a cara, en este Cuerpo, en esta Presencia.


En Mí, el Camino, la Verdad y la Vida.


En Mí, Gui.






Transmitido por Quixote Of Light
quixoteoflight@gmail.com
http://quixoteoflight.blogspot.com/
https://www.facebook.com/guiafreis?sk=wall
https://www.facebook.com/kiristi13?sk=wall

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...