jueves, 18 de septiembre de 2014

OM AIVANHOV: LA ENERGIA DE LA QUINTA DIMENSION- JEAN LUC AYOUN 4 DE MARZO DE 2006 CON AUDIO




Audio
https://www.yakitome.com/tts?a=T&b=1078686&c=dhINkIGfhDLT6ZZ

Queridos amigos, buenas tardes, estoy extremadamente contento de encontrarlos. Esta tarde, vamos a inaugurar un nuevo tipo de trabajo. Obviamente, continuaré respondiendo a vuestras cuestiones e interrogaciones en un primer tiempo. Esto es extremadamente importante para ayudarles a caminar. A continuación, tendremos en un segundo tiempo una sanación un poco particular, donde intervendré sobre cada uno de ustedes personalmente a fin de ayudarles sobre todo en vuestro camino espiritual y de mostrarles lo que es la interacción con la quinta dimensión en la tercera dimensión, a partir del momento donde la energía de la quinta entra nuevamente en perfecta coherencia, en sintonía con la energía de la tercera dimensión. Esto les mostrará la eficacia de los procesos que son puestos en obra en esta ocasión.

Pero antes que nada me gustaría decir que estoy muy contento porque el planeta ha entrado finalmente en un proceso también de sintonización con la quinta dimensión. Los eventos que han sido anunciados están en camino de desarrollarse como fue previsto con un poco de retraso. En Europa del Oeste, van a asistir a lo que habíamos anunciado a nivel del bloqueo de la circulación de las energías, etc. etc. Esto es extremadamente importante. No sé ahora si este avance preciso de los eventos ocurrirá a nuestro nivel aquí porque se ha producido un considerable lapso de tiempo entre el momento donde las energías que les he descrito de la paliza cósmica y el momento donde ellas son desencadenadas, un retraso muy largo debido a la fuerza de inercia del planeta. Es muy importante entenderlo.

Pero ahora, vamos a poder efectivamente actuar en sincronía con la energía de la quinta dimensión. Esto es muy importante a entender ya que entre más se sube en este proceso, más se podrá estar en la dimensión del alma pero también en la dimensión de la energía auténtica y de trabajar sobre la energía más allá del aspecto etéreo, de verdaderamente entrar en la totalidad de la energía de la quinta dimensión que tiene una particularidad, yo diría, extremadamente diferente de lo que es posible en la quinta dimensión. Y esto, lo concebirán, lo percibirán y lo asimilarán, desde el momento en que trabaje en ustedes. Me gustaría que dialogáramos un poco como solemos hacerlo, antes de entrar en el trabajo personal, así que estoy escuchando.

Pregunta: ¿Cuando ya no se sienten emociones, corremos el riesgo de no estar en contacto con la realidad?

Querido amigo no es que haya desconexión de la realidad porque no hay más emoción. Es un modo de funcionamiento extremadamente nuevo para ti pero que va a ser también nuevo para todos. A medida que accedan a esta dimensión nueva, las emociones que pertenecían, les recuerdo, a la tercera dimensión, no tienen ya razón de ser. Ustedes están despojados de vida pero acceden a un estado de vida donde la emoción no tiene ninguna incidencia y ya ninguna importancia en vuestro desarrollo. Así pues el placer no está ya considerado como una emoción y su búsqueda no está considerada como un motor de la vida. Están “como espectadores de vuestra vida” sin emoción alguna, es decir, avanzan en un estado de serenidad donde están totalmente alineados, sintonizados con la energía de la quinta dimensión. Esto ha sido algo que ha sido buscado por todas las tradiciones, en particular las orientales.

Recuerden que hay seres que pasaron los años y años, incluso vidas enteras en meditación a fin de encontrar la ausencia de emoción. Hoy, por la evolución de la sacralización del planeta y la llegada de la quinta dimensión, es lo que experimentan. Cada uno a su ritmo, pero llegará un momento donde no podrán ya hablar de emoción ya que esto no hará ya parte del modo de manifestaciones en la vida de la quinta dimensión. Esto no quiere decir que la vida deviene triste. Lo que quiere decir es que ya no hay emoción como motor de la vida. La vida deviene ella misma. Sin tener necesidad de lo que uno llama emoción.

Persiste sin embargo la intuición, y el instinto, ellos no pertenecen al mundo de la emoción. Así que pueden ustedes comenzar a operar sin ser dependientes, tributarios de sus emociones, sin ser dependientes de la ley de acción y reacción que forma parte del mundo emocional. La vida está profundamente transformada. En efecto, en este momento deviene posible vivir, avanzar, desarrollar una serie de potencialidades espirituales pero también en la vida encarnada, que hace que uno encuentre la sabiduría, la madurez, la serenidad. Estas son cosas importantes.

A partir del momento donde tu camino espiritual te conduce al acceso a esta apertura de la quinta dimensión, es evidente que va a tener momentos de exaltación y de plenitud y los momentos de descorazonamientos. Uno y otro, tanto el movimiento de plenitud como el movimiento de depresión están vinculados a la tercera dimensión puesto que hay emoción. Conviene entender que a partir del momento donde uno se centra en el corazón (excepto el momento donde uno debe eliminar las cosas por el corazón en relación al perdón, por relación al sufrimiento, por relación a los errores, y así sucesivamente) viene la paz al corazón. La paz del corazón es un estado de estabilidad donde no hay ya ni exceso, ni vacío, ni exaltación, ni sufrimiento sino que es como un lago suave, calmo, donde la superficie está perfectamente lisa. No hay ya emoción posible porque uno está completamente alineado con su centro. No hay que confundir lo que era el camino espiritual de la tercera dimensión (que necesitaba a través de la emoción y la exaltación de la emoción para encontrar la Divinidad a través de la purificación del ego y por lo tanto el trabajo sobre el tercer chakra que está vinculado al ego, que era un trabajo esencial de madurez para llegar al corazón), esto era en los viejos tiempos tal como fue descrito en la tradición oriental al sentido amplio (también búdico como ayurvédico).

Pero hoy lo que les es pedido con la quinta dimensión es centrarse en el corazón. En un primer tiempo, hay efectivamente movimientos de energía pero después de un tiempo, que es diferente según las almas, hay una paz, una serenidad, que se establece como un lago suave sin olas. Y en ese momento, uno encuentra la Unidad de la Divinidad. Esta Unidad de la Divinidad no es una exaltación como en los viejos tiempos. No hay lágrimas. No es la exuberancia de energía. Es un estado de alineamiento total donde la personalidad es transcendida, donde ella deja lugar a la totalidad de la energía del alma que corresponde a este aspecto de desapego emocional que no es algo artificial que ha sido trabajado sino simplemente que es el garante de la encarnación en la quinta dimensión. Esto es profundamente diferente. He hablado.

Pregunta: ¿Podría hablarnos de los Hayoth Ha Kodesh?

Estos son los tronos que están más próximos de Dios. La forma manifestada ha sido los Serafines. Pero los Serafines son una imagen de la realidad. Estos son los Agni Deva, los seres de fuego que están vinculados a la estructuración de la quinta dimensión y no de la tercera dimensión. Ahora no sirve de nada referenciar a los arcángeles, tronos, virtudes, etc. etc. Conténtense simplemente de retener el nombre vibratorio hebreo Hayoth Ha Kodesh porque estas son las partículas elementales las más próximas del trono de Dios, ellas están relacionadas directamente a la energía del Gran Maestro Orionis. Son ellas las que están encargadas de estructurar el advenimiento de la quinta dimensión y participan en esto en una nueva forma de la Luz, en una nueva construcción de la Luz. Ustedes aprenderán en un primer tiempo a vivirlas, a sentirlas. Y después, cuando estén en la aceptación total de vuestra Divinidad (algunos han comenzado el camino desde hace mucho tiempo pero todos ahora deben realizar el camino) es decir expresando la gran frase “Padre que se haga tu voluntad y no la mía”, “Pongo mi espíritu en tus manos, a la Luz a los Hayoth Ha Kodesh, a Orionis, a Jesús a María, a Mikaël” (a fin de que ellos puedan tomar todo el espacio de vuestra personalidad, a fin de que ellos puedan dar la totalidad de la Luz que se supone deben transmitirles), ustedes vuelven a ser los Hijos de la Ley del Uno que siempre han sido. A fin de que las barreras, las presas, los obstáculos, los frenos que han sido puestos a vuestro desarrollo espiritual no existan más, a fin de que vuelvan a ser realmente ustedes mismos con los modos de funcionamiento que nada tienen que ver con la tercera dimensión. Esto es lo que está en camino de hacerse en este momento.

Y bien, queridos amigos, les agradezco haber acogido todas estas energías. Les doy todo mi amor y toda mi bendición. Permanezcan centrados, incluso después de mi partida. Dejen trabajar en vosotros la Luz auténtica, Sean Bendecidos.

www.autresdimensions.com

Traducción: OD http://mensajes-del-espiritu-2010.blogspot.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...