miércoles, 24 de septiembre de 2014

MELCHIZEDEK - DESCONDICIONAMIENTO CON AMOR Mensaje Semanal de Melquizedek ~ 21 – 28 de septiembre del 2014 recibido por Julie Miller


Cada persona nace con una singularidad propia, aún cuando encuentren a algunos queridos seres con similaridades cercanas a las suyas; todos ellos tienen su propio potencial único, sus propios regalos y talentos naturales. Al momento en que los niños nacen, los padres empiezan a entrenar a sus hijos de acuerdo con sus propios deseos y necesidades. . . empiezan a condicionar al niño para que actúe de cierto modo, y a veces el condicionamiento es destructivo y puede crear un sufrimiento innecesario. Hay muchos padres con el concepto de que los niños mientras son jóvenes y manipulables están allí para servir a sus padres. Los niños son una bendición, un regalo de amor a ser apreciado…son la oportunidad para que los padres demuestren un amor incondicional y compasión, para que crezcan junto con el niño, no sólo para criarlo.


Cada querido ser desea vivir una vida feliz y en paz, y sin embargo este deseo se queda a menudo sin cumplir cuando ustedes se topan con reto tras reto que les dificulta el ver nada más que un resentimiento y desesperación. Dependiendo de la severidad de su condicionamiento y de cuánto los ha dañado, la búsqueda de la felicidad y del amor podría traer fácilmente una senda que es dañina y potencialmente destructiva. Muchos queridos seres con un severo condicionamiento por parte de sus padres o guardianes tienen dificultades para sostener cualquier amor que ellos encuentran pues nunca fueron enseñados a amarse a sí mismos, a ser amables consigo mismos y a tratar a otros con el mismo amor y amabilidad.


Quienes sólo saben cómo amar condicionalmente dan y comparten un tipo de amor que es potencialmente destructivo. El amor condicional es un tipo de amor similar a un favor. Funciona basado en la autoestima y muchas veces en el orgullo. Recuerden, queridos míos, su fuente básica de su autoestima comienza con la manera como los consideraron quienes los cuidaron cuando niños, cómo se sintieron hacia ustedes y cómo profesaron su amor por ustedes. Si un padre o una madre tuvo padres que no se valoraron a sí mismos, ellos fueron criados asimismo con ese concepto. . . que como niños. . . esa personita no recibe el mismo respeto que un adulto recibiría. El modo como ustedes piensan de sí mismos comenzó cuando eran niños, pero eso no significa que si ustedes piensan poco de sí mismos, no pueden cambiar porque pueden deshacerse de su condicionamiento, pueden volverse la persona que ustedes quieren ser y crear una vida para sí mismos que sea feliz y llena de amor.


En la era en la que viven ahora hay tanta presión para que amen a otros que muchas veces la persona profesando amor ha menospreciado el verdadero poder del amor, un amor que nunca termina y que es incondicional. Como padres, se espera de ustedes que amen a sus hijos y como hijos se espera que amen a sus padres o guardianes, pero el dar todo ese amor es en realidad un amor que enseña tener un significado. Cuando se profesa amor, ¿hay un sentimiento detrás de las palabras, o son simplemente palabras con las que llenar un espacio? Cuando trabajan con sentimientos tan fuertes como el amor, necesita haber un entendimiento del significado de esa palabra y sentimiento, y no para decir esas palabras sagradas - "te amo" - a cualquier oportunidad. Y la verdad es, queridos míos, que muchas veces la gente a quienes ustedes están condicionados a amar, forzados a amar, que se les dijo tenían que amar, son precisamente la gente que les desagrada. Cuando niños, si no expresaban esas palabras a la gente que les desagradaba los veían como unos desagradecidos. Este tipo de condicionamiento es dañino para la formación de mentes jóvenes y para el desarrollo de esas mentes jóvenes a la edad adulta. Ustedes viven en una sociedad que está tan enfocada en amar que la verdad del corazón se ve comprometida.


Para vivir de corazón, a partir del amor, el amor no es un modo forzado de vivir. Es un modo que ofrece la libertad de no tener el destructivo condicionamiento de la niñez. El le permite a la persona sentirse atraída por otros que tienen gustos y desagrados similares, y ayuda a nutrir el amor que está presente que trajo la experiencia. . . para desplegar potenciales más profundos del autodescubrimiento, para nutrir, para amar, para ser amables, etc.,,.... pero todo con un significado que les ofrezca la satisfacción, la felicidad y la paz.

Cuando el amor es condicionado, crea un modo de vivir malicioso basado en las demandas de afecto. No es saludable y no es puro de corazón. El amor que viene con condiciones también viene con la amenaza del abandono, lo cual significa no ser amado en absoluto. El amor condicional es un medio egoísta de controlar a otro querido ser para sus propios propósitos egoicos. El amor condicional desfaculta su autoestima, su autoestima se vuelve crítica porque todo lo que hacen por otra persona, si ella lo aprueba, entonces se sienten dignos o merecedores. Hay muchos adultos hambrientos de amor en el mundo que no han figurado que ellos son merecedores y adorables y capaces de amar de corazón. . . pero se requieren cambios para ver esto.

Para que haya un cambio importante, tiene que ocurrir una seria situación o desarrollo antes de que se implementen cambios. Las alteraciones que cambian la vida pueden ocurrir solamente cuando algo les ha sucedido para que vean el daño de un cierto estilo de vida o modo de ser; donde la luz se enciende mostrándoles que se merecen ser tratados mejor y entonces rompen las cadenas de su condicionamiento. Aunque la mayoría de la gente no fue enseñada sobre los sentimientos, sobre la empatía, sobre cómo desarrollar relaciones saludables, sobre el significado del verdadero valor para una familia, ustedes pueden de todos modos aprender a ser quien realmente quieren ser aprendiendo a controlar su mente y averiguando quiénes son ustedes. . . alejándose a sí mismos de todo el condicionamiento negativo y viéndose prácticamente desnudos. . . entonces, ¿qué ven? La respuesta es ustedes. Solamente ustedes, listos para ver el mundo con nuevos ojos, con una nueva perspectiva, una persona que está abierta a nuevos retos, nuevas direcciones y que ha aprendido a amarse a sí misma tal como ella es. . . sabiendo que sigue habiendo debilidades en las que trabajar, pero enfocándose en sus puntos fuertes para facultarse e inspirarse.


Queridos míos, a fin de sanarse a sí mismos del condicionamiento negativo o dañino es importante comprender qué significa nutrir, amar de corazón y dar incondicionalmente amabilidad y aprecio. No se vuelvan prisioneros de su propia mente, libérense con amor. Sabemos que el aprender a amarse a sí mismos no es fácil cuando se les ha enseñado a servir a otros. Cuando ustedes aman a otro, comparten una parte de sí mismos, demostrando sin palabras que les importa su singularidad, que no desean cambiarlos, pero que desean crecer con ellos, aprender juntos uno de otro. El amor es hermoso e infinito. Cuando es de corazón, no hay condiciones pues es incondicional.


Cuando se están sanando a sí mismos, desarrollando su yo interno y creciendo a ser la persona que desean ser, ustedes se están nutriendo a sí mismos con el único propósito de crecer, de volverse mejor de lo que eran, y cuando nutren a otro con amor, es por las mismas razones, pero la experiencia ya no es más solitaria; ella se vuelve una experiencia compartida. No hay celos ni competición, hay únicamente aliento, compasión y entusiasmo mutuo.

Traten de visualizar al querido ser con quien desean compartir su amor incondicional como una flor muy inusual y delicada. Esta flor inusual requiere de un cuidado amoroso y ternura a fin de desarrollarse y florecer apropiadamente en todos sus colores y fragancia celestial. Las flores son consideradas como bendiciones, traen sonrisas y risas y son apreciadas por muchos. Ahora tomen esta idea o concepto cuando estén nutriendo a otra persona, y véanla como si fuera una delicada flor requiriendo aliento, amor y cuidado. A medida que nutren a otro querido ser como un gran cuidado, se nutren también a sí mismos, lo cual es igual de importante.

Si reflexionan al respecto, un niño recién nacido es una flor también. El o ella necesita cuidado para crecer y desarrollarse con un amor y cuidado putos a cada paso. Ustedes nunca preguntan a las flores que han cultivado que sea algo más que la flor que es. Ustedes la aprecian por lo que es. Aunque crezca faltándole un pétalo, ustedes continúan cuidándola con amor y enfocada atención. Cada persona, joven o vieja, es una flor a apreciarse, a amarse y a ser cuidada.

A fin de hacer los cambios que están a punto de traer los ayudará superar cualquier condicionamiento por el que han pasado y vivido, y para ello deben primero entender que ustedes no son su mente, no son sus pensamientos, y definitivamente no son sus sentimientos. Vuélvanse el observador de su mente, exploren lo que encuentren, descubran verdades y aprendan a medida que desarrollan su conciencia, despertando a su verdadero yo, a que ustedes, queridos míos, son conciencia, son amor, y son mucho más capaces de dar y recibir amor incondicional puro y compasión, no sólo ocasionalmente sino siempre. Cuando ustedes se convierten en su propio observador, es importante observar con la más mínima atención, ver sin juzgar, buscar el potencial y la oportunidad para aprender, para crecer y para cambiar lo que no les gusta. Cualquier cambio que hagan es hecho por ustedes, nunca por alguna otra persona, es responsabilidad suya implementarlos. Sí, se volverá un poquito duro y pudieran encontrarse cara a cara con dificultades o ciertas verdades, pero ustedes se elevarán por encima de ellas con mayor fuerza y conocimiento. Dejen de compararse con otros, dejen de acosarse para ser esto o aquello, y empiecen a ser ustedes mismos.


Hagan de su conciencia una herramienta, conscientícense de todo su ser y el mundo a su alrededor. No permitan que el temor los prevenga de desplegar una compasión real para consigo mismos y para con otros. Requiere de tiempo sanar y superar el condicionamiento; sean gentiles consigo mismos. A medida que sanan, no se vean solamente a sí mismos; tengan el coraje de extender una mano a otros como apoyo, amor y guía, y recuerden extendernos una mano a nosotros, a Dios o a la Deidad a la que estén más cercanos. Den término a la necesidad de verse a sí mismos con ojos enojados; véanse con amor, abran el cerrrojo de la prisión de su mente y libérense a través de su corazón.

A medida que aprenden a apoyarse, a ser amables consigo mismos y a amarse, no se olviden de apreciar la relación más importante que pudieran tener jamás, que es la relación consigo mismos. Antes de que puedan amar a cualquier otra persona, una de las criaturas de Dios, una flor o cualquier otra cosa que tenga significado para ustedes, deben de ser capaces de amarse a sí mismos, y a fin de amarse a sí mismos necesitan ser capaces de aceptarse a sí mismos en su totalidad, tal como son. Véanse a sí mismos como dignos y merecedores, teniendo el saber interior de que Dios los apoya y siempre está allí para ustedes; El se encuentra tan sólo a un latido del corazón de ustedes, queridos míos.


Cuando están relajados en su mente, donde se sienten a salvo y seguros tras haberse dado el suficiente tiempo para sanar a partir del altruista cuidado que ustedes se ofrecieron, entonces pueden permitir que las partes de su Yo heridas vengan a su cuerpo y mente para que puedan ser sanadas y dejarse ir. Enfocándose en su interior y permitiendo que el proceso de sanación se filtre a otros aspectos de ustedes, inclusive a las partes heridas de sus facultades mentales y emocionales, ustedes se permiten sentir. Yendo a su interior, queridos míos, ustedes desaceleran cualquier dolor o desesperación que hayan sentido alguna vez, permitiendo que cualquier sentimiento se desacelere y se disipe de una vez por todas. Ustedes son capaces entonces de ver cómo el amor incondicional puro puede sanar todo lo que ustedes pudieran haber bloqueado, rehusado admitir, todo lo que los ha estado restringiendo para amar y para ser su potencial pleno.


Queridos míos, ustedes tienen la habilidad de liberarse siempre de cualquier momento doloroso. Los alentamos a que dejen ir los sentimientos y emociones discordantes; dénselos a Dios-- confíen en El para que se los lleve y los reemplace con amor. No teman, ámense a sí mismos lo suficiente para crecer y desarrollarse naturalmente a un ritmo que sea el perfecto para ustedes. Cuando el dolor de cualquier condicionamiento o dolor que cualquier maltrato haya dejado sentir se va, entonces pueden dejar de crear un dolor adicional en la vida diaria, o resentimiento o vergüenza, y eligen el amor, la compasión y el aprecio. Llenan su mente con pensamientos de gratitud y amor y su percepción ya no será más distorsionada, sino rebosante de claridad.


Es vital mantener el proceso de superar el condicionamiento y las penas de situaciones difíciles pues esto los ayuda a desarrollar una apertura más profunda y continuarán teniendo una relación con su conciencia. Ya no estarán más viviendo en el pasado; estarán abrazando el presente sabiendo que es un regalo. No se sentirán ausentes ni dejados atrás, sino que se sentirán conectados y serán capaces de sentir y de saber que tienen un ilimitado reservoir/depósito de amor, el cual proviene desde su interior. El iluminará su senda de regreso a su corazón, que está unido para siempre con El. Queridos míos, ustedes llegarán a la conclusión a medida que van a su interior para su nutrimiento, su crecimiento, cambio y aprendizaje de quién y qué desean ser, y van a descubrir que hay verdaderamente una flor allí de gran belleza y de gran valor, una que es divinamente única y especial, y esa flor son ustedes.

SOY Melquizedek via Julie Miller






http://lightworkers.org/channeling/204966/de-conditioning-love

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...