domingo, 21 de septiembre de 2014

AA RAFAEL : LA SALUD Y LA AUSENCIA DE SALUD 8 DE OCTUBRE DE 2009- JEAN LUC AYOUN


8 de Octubre 2009
Yo soy Rafael Arcángel. Almas Humanas en encarnación, les transmito mis saludos. Les transmito mi Amor. Vengo a ustedes para quizá aclarar una serie de conceptos en relación con mi función y lo que soy, en vuestro mundo en este período.
He sido llamado Arcángel de la Curación, soy la Conciencia que va a permitirles entender y superar vuestra condición de dualidad, a fin de conducirles a la puerta de la Unidad. En esta densidad vuestra vida se define muy a menudo como una alternancia. Hablaré si lo quieren, de mi dominio. A menudo, los Seres Humanos me llaman para pasar del malestar, al bienestar. Y como lo saben, en este mundo, todo alterna y es difícil de mantener su vida en el bienestar. Y oscilan entre el malestar y el bienestar. Entre el bien y el mal. Entre la salud y la ausencia de salud. La salud es una problemática importante, si no mayor, en vuestra densidad. En esta densidad donde ustedes viven, la dualidad participa, en su constitución misma, y en su separación misma, del principio de alternancia entre el bienestar y el malestar. No puede haber cosas duraderas.
En todas las dimensiones, pero particularmente en vuestra dimensión disociada, la única forma de encontrar y vivir el bienestar duradero es salir de esta condición de dualidad, de salir de lo efímero, para entrar en la Eternidad. La Eternidad es movimiento y yo intervengo como Arcángel, esencialmente sobre la esfera vibratoria vinculada a lo que ustedes tienen tendencia de llamar ego o astral. Mi Radiación es el verde, color del equilibrio y la curación.
Encontrar y vivir la ausencia de malestar no puede encontrarse de manera definitiva encontrando el bienestar sino estableciendo su Conciencia más allá de esta alternancia. Entonces, ¿es esto complicado? La respuesta en primer lugar es si, ya que incluso los seres extremadamente evolucionados han sufrido. No hablo de los sufrimientos prestados de otro, por un fenómeno místico de endosamiento de Karma, como algunas almas han sido capaces de manifestarlo. El ser humano a menudo ha buscado la correlación existente, en relación a un malestar para identificar, la causa de un malestar en esta dualidad disociada, que esto sea en la materia o aún a nivel de funcionamientos más sutiles, emocionales, mentales y psicológicos. Ustedes están separados de la Unidad, de la Fuente, pero no están separados de los demás, ni del medio ambiente. Por intermedio de lo que es llamado astral o emociones, son sumergidos en un baño Vibratorio participando en la alteración y el malestar. Entonces, buscan según vuestras creencias, según vuestras percepciones, según vuestras intuiciones, los remedios al malestar. Y los encuentran. A una queja dada corresponde una causa dada y una recuperación. Esto se establece de manera habitual en el desarrollo de vuestras vidas.
Hoy, por la Gracia de la Fuente y por la Gracia de nuestro Conclave, tienen la posibilidad real de sobrepasar la alternancia malestar/bienestar. Lo que he sugerido por “estar liberado de las contingencias de la materia” obviamente no significa dejar la materia por el momento, sino transcenderla, superarla, todo esto permaneciendo aquí ahora. Es decir que la Conciencia debe situarse en otro lugar, manteniendo este cuerpo y este Espíritu en esta densidad, correspondiendo, punto por punto a lo que Cristo dijo: “Están sobre este mundo, pero no son de este mundo”. Hoy, les es ofrecido la Verdad y por lo tanto la cesación de la alternancia entre el malestar y el bienestar. ¿Cómo? Cesando de jugar el juego de la dualidad. Hoy, el hombre redescubre, en todos los sectores de su vida, que no hay necesidad de algo exterior Esto es válido en los mundos espirituales. Esto es válido, incluso si son ustedes interdependientes, en todas las esferas de vuestras vidas. En lo que concierne a vuestra propia intimidad, a este cuerpo que habitan, a este Espiritu y a esta alma que manifiestan, debiendo ellos también encontrar la Unidad a fin de escapar a las contingencias o a los condicionamientos de esta materia, en el principio de dualidad disociada, haciendo alternar, por fuerza de resistencia, el principio del bienestar y del malestar.


La Fuente, más allá de vuestro bienestar o de vuestro malestar, procura un estado diferente a esta alternancia, y es el estado de Ser. En el seno mismo de la personalidad literalmente, necesitan desbloquear vuestras creencias con el fin de liberarlos, para ya no estar bajo su influencia. A nivel de vuestro ser, en relación al bienestar y al malestar, definitivamente, todo es creencia. Si ustedes creen, y biológicamente puede serlo, que son intolerantes a tal tipo de producto, esto se manifestará. Obviamente no basta el no creerlo para que esta intolerancia desaparezca, ya que esto sería probar la dualidad.
A nivel del funcionamiento de este cuerpo, en el cual evolucionan esta alma y este Espíritu, deben pasar, cambiar de Vibración y de Conciencia a fin de beneficiar este cuerpo habitado por esta alma y este Espíritu, en otro estado. Han estado habituados en esta vida y en vuestras múltiples vidas, a luchar en contra o a relacionarse. Han estado habituados a oponerse a la enfermedad, incluso adoptando las técnicas suaves, fortaleciendo el cuerpo, la vitalidad, el alma o el Espíritu, a fin de no luchar, sino por el contrario elevarse más allá de eso. Esto es una buena vía, pero no es suficiente. La invulnerabilidad e incorruptibilidad pueden encontrarse de ahora en adelante en esta densidad. Ellas necesitan que ustedes se eleven, en este cuerpo y en esta vida, de la creencia que rige este cuerpo, esta alma y este Espíritu. Ciertamente, las limitaciones de la dualidad no pueden borrarse en un minuto. Ellas se borran en un minuto a nivel del alma, pero tardan un tiempo para que ocurran en el nivel de este cuerpo. Sin embargo, es necesario emprender el camino y poner la Conciencia sobre esta vía. En vuestra lengua francesa, con justa razón, han relacionado enfermedad con “el-malestar-nos-dice”. (Nde: « mal-à-dire » buscar las causas de la enfermedad) Esto ha sido justo pero no basta para salir del principio de enfermedad y de salud. Esto ha sido una vía, incluso las medicinas de Vibración, desde el magnetismo, pasando por la homeopatía y otras técnicas numerosas y medicinas, que han sido un camino permitiéndoles encararse a la última revolución que es que, fundamentalmente este cuerpo, el alma y el Espíritu que existen, son incorruptibles.
Dentro de la Ilusión y de la matriz de este mundo, este cuerpo presenta una perfección ya que cada una de las partes de este cuerpo, cada uno de los órganos, cada una de las funciones existentes, proviene de un plano muy superior y es, de alguna manera una emanación de un principio causal, escapando a la dualidad y no obstante, manifestándose en esta dualidad. Sobre el plano fisiológico y psicológico, la enfermedad y la alternancia entre malestar y bienestar está vinculada a la insuficiencia de reconexión con la Unidad del sí, realizada en dos lugares: vinculados al plexo solar (fuerza astral) y al plexo cardiaco (fuerza del Amor), en relación con lo que llaman ustedes en la edad adulta, timo atrofiado, por vuestro alejamiento de la Fuente. Cuando el Si está en Unidad, cuando realizan la Unidad del Si, en esta personalidad, no puede haber enfermedad ni bienestar. Hay Ser. Toda noción dual desaparece. Ustedes todos sin excepción, hacen la experiencia temporal de este estado particular donde ninguna interrogación del cuerpo, de esta alma y de este Espíritu en este cuerpo se manifiesta en la Conciencia y no existe ningún gene en el cuerpo, en el alma y en el Espíritu en el despliegue de vuestra Vida, dentro de esta densidad. Estos instantes son los momentos privilegiados que, obviamente, han descubierto. Son estos instantes donde ustedes están en el Ser y que ahora son llamados a desarrollarse y a devenir vuestro cotidiano, si es que han suprimido las creencias opuestas, no por una voluntad de comprensión sino más bien como un acto de transcendencia y adelanto.
Yo trabajo desde hace dos años de manera un poco particular, sobre este planeta, a fin de favorecer en vosotros de manera muy silenciosa, el acceso a este estado. Yo soy la Conciencia que ha sostenido y que sostiene el paso de la separación a la Unidad, del ego al Corazón. Entonces, si lo quieren bien, vamos juntos a vibrar al Ser, sobre la frecuencia de la Unidad, sobre la frecuencia del paso del ego al Corazón, de la dualidad a la Unidad, de la alternancia bienestar/malestar.
He aquí algunas frases que quería depositar en Vuestro Ser a fin de haceros modificar vuestros paradigmas en cuanto a la enfermedad. El sistema inmunitario de la humanidad, la resistencia misma del ser humano, a pesar de las substancias químicas que ingieren cada día, incluso sin saberlo, no han permitido detener la progresión hacia vuestro ser ya que este es vuestro destino y esto es vuestro camino en este fin de ciclo, que es encontrar un estado más allá del bienestar y del malestar. Algunos entre ustedes aún viven períodos difíciles Abriéndose, en efecto, los espacios de resolución pudiendo algunas veces tomar la agudeza de un dolor agudo y de una toma de Conciencia aguda, de lo que hay que cambiar en este cuerpo y en el alma y el Espíritu que lo habitan. La enfermedad forma parte de este plano, por el hecho mismo del juego de la Sombra y de la Luz. A partir del momento donde la Sombra esté disuelta, uniéndose a los mundos Unificados, la enfermedad cesa por sí misma. Les propongo trabajar juntos en este espacio Vibratorio.
Les doy las gracias de haber prestado atención a estas palabras. Les pido ahora de prestar atención a la Vibración.
...Efusión de Energía...
Les agradezco vuestra atención y recepción. Reciban la paz. Les digo hasta más tarde, en el seno del Cónclave y de la Radiación de los Arcángeles reunidos.
www.autresdimensions.com
Traducción: OD http://mensajes-del-espiritu-2010.blogspot.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...