sábado, 2 de agosto de 2014

RESONANCIA DEL CORAZÓN Y DEL ALMA- DANIEL JACOB




“Él hizo lo que pudo.”


“Ella hizo todo lo que podía hacer.”


“Ellos hicieron lo que pudieron. Era todo lo que tenían.”


“Estás haciendo lo mejor que puedes.”


“Estoy haciendo todo lo posible.”


En el proceso de desarrollar la resonancia del corazón y del alma, con otros o dentro de nosotros mismos, estas pocas declaraciones están entre los sonidos más liberadores, más sanadores, que una persona pueda decir o escuchar. Son medicina para una mente cansada, un bálsamo sanador que, si se cree en él y se lo acepta de verdad, puede reencauzar una vida y aquietar los espasmos de una psiquis dolorida.


Pero éstas no son actitudes de moda en la sociedad actual. Así que generalmente se las aplica demasiado tarde en el juego –y sólo luego de que nuestra autoestima haya sufrido un daño considerable, o la de las personas que nos rodean. Al intentar, tender, luchar. por la perfección, muchos de nosotros no podemos permitir que nuestra mente considere la noción de que cualquiera sea la imagen que nos devuelva el espejo de nuestro baño, eso es todo lo que podemos ser en este momento actual. Permitir que semejante sensación se albergue en nuestro corazón nos hace sentir raros, incluso atemorizados.


Jack Nicholson, en una película reciente, caracterizó a un personaje extravagante y sin embargo irritante, un hombre mezquino que miraba a su mundo con ojos extremadamente cínicos. En una escena, atravesó a la carrera la sala de espera de un prominente consultorio psiquiátrico, miró los rostros preocupados de los que esperaban para ver al médico, y dijo: “¿Y si esto es todo lo que se puede obtener?” Entonces salió del cuarto rápidamente, dejando miradas de conmoción y consternación en los rostros de los pacientes. No tuvo precio. Cuando lo vi, una parte de mí se rió y otra parte de mí se encogió. ¿Cómo se atrevía a sugerir que nuestras vidas se están desarrollando exactamente como se supone que sean?


Hay una extraña clase de confort que puede derivarse de creer que nos estamos relegando, poniendo sólo una parte de quiénes somos en las tareas a nuestro alcance. Nos decimos: “Hoy no me siento motivado, así que esto es todo lo que estoy dispuesto a hacer.” Necesitamos creer que siempre podemos hacer más, ser más. La culpa y la vergüenza que fluye de esta creencia raramente tienen éxito en producir un cambio. Y así, muchos de nosotros llegamos a la conclusión de que simplemente somos perezosos, desconsiderados o que no estamos dispuestos a tener éxito.


Semejantes actitudes no fluyen de nuestro centro sagrado, aunque las vistamos a diario, como a un par de cómodos zapatos viejos. Son implantes, conceptos tortuosos descargados en nosotros por generaciones que vinieron antes. Aunque no hicieron mucho por nuestros antepasados tampoco, estas espinas igual presionan nuestras almas con diligencia. Las Reconexiones las llaman “cinturones de seguridad”, porque, durante un tiempo hacen una gran tarea manteniendo a nuestra alma divina en un estado de limitación y miedo basado en el ego.


ABANDONANDO LA LUCHA


En su transmisión titulada “Placer y Dolor en Transformación”, las Reconexiones tienen esto que decirnos respecto a nuestro viaje a las 3D:


“Ustedes vinieron aquí a la dimensión física desde un lugar en el que pueden hacer o tener todo con sólo pensarlo. Estar en un lugar de limitación y desesperación es una buena vacación para alguien tan poderoso. Y, realmente, es sólo por una temporada, un microsegundo en el fluir de la eternidad. Y las partes conectadas, expandidas, de ustedes que comprenden esto están haciendo todo lo que pueden para asegurarse de que absorban cada gota del jugo de sus “limones” de drama tridimensional antes de que se permitan elevarse de nuevo al poder y la gloria.


Aunque el Velo del Olvido oculta esta motivación retorcida bastante efectivamente de sus mentes conscientes, ustedes son realmente un puñado de Houdinis Cósmicos,tratando de sobrepasarse entre sí en el número de desventajas que pueden superar. Por supuesto, cuando el péndulo se inclina nuevamente al placer, las sensaciones son mucho más dulces debido a su contraste con el dolor. “


¿Entendemos esto realmente? ¡Vinimos aquí para estar limitados! ¡Limitados, desafiados y colgados fuera para secarnos! Es totalmente lo opuesto a lo que se nos enseñó a la mayoría de nosotros mientras crecíamos. La mayoría de nosotros oímos que habíamos venido aquí a ser felices. Pero realmente, eso es sólo lo superficial. Alguien dijo una vez: “Ustedes no son seres humanos que tienen experiencias espirituales. Realmente son seres espirituales que están teniendo una experiencia humana.”


En un momento clave en nuestro viaje, una vez que completamos nuestro “Itinerario en Limitación”, comenzamos a despertar. Las Reconexiones continúan, en otra de sus transmisiones:


“Ya que éste es sólo un experimento en limitación, ustedes incluyeron en su programación un mecanismo de tiempo de liberación que, a un intervalo preestablecido, activaría y comenzaría la finalización del Velo, permitiendo que no sólo perciban, sino que también viajen más allá de las fronteras del plano tridimensional en el que existen. Cuando se complete, este “despertar del soñador” los volverá a introducir nuevamente en El Todo Mayor, donde nuevamente tendrán acceso al conocimiento de todo su Yo Expandido.”






Y así, la intriga aumenta. Toda nuestra Vacación en la Tierra es un sueño y nosotros somos el Soñador Cósmico. En un momento determinado, nos permitimos despertar y restaurarnos a tanto de nuestro “estado anterior” como este Cuerpo Planetario pueda llevar. El resto de quiénes somos es almacenado en Colectivos Conscientes (tales como Las Reconexiones) y nos es entregado cuando lo necesitamos. Parte de la apertura a todo ese poder y gracia involucra la comprensión de que somos mucho más de lo que un único ego y vehículo físico puede expresar. Nuestra programación central fluye desde una Conciencia del Sí Mismo que siempre sabe diferenciar el final del principio, y siempre comprende.


Durante este tiempo poderoso de alineación del corazón y el alma, el Espíritu viene ahora a nosotros con la misma pregunta que el personaje de Jack Nicholson expresó verbalmente en esa película: “¿Y si esto es todo lo que se puede obtener? ¿Y si justo aquí y ahora, ustedes son lo mejor que pueden ser, haciendo lo mejor que pueden?”


La mayoría de las personas se confunden porque sienten que no están tratando suficientemente de crecer. En realidad, lo cierto es exactamente lo opuesto. Están tratando demasiado duro, entonces hacen estallar sus circuitos. Este es el factor causante primario de las disfunciones nerviosas, tales como el Síndrome de Fatiga Crónica o la Esclerosis Múltiple.


Nos sorprende considerar todo esto, y luego nos apresuramos a llevar a cabo nuestra próxima tarea. Solucionamos, entrenamos, buscamos estrategias, nos apuramos, apuramos, doblando y contorsionando nuestras emociones para poder llegar sólo un poco más arriba e ir sólo un poco más allá. ¿Terminamos satisfechos? A veces, pero sólo por un tiempo. Toda satisfacción es sólo por una temporada y luego el péndulo debe oscilar hacia el otro lado. Aprender a dirigir la marea de estas corrientes es lo que nos coloca firmemente de vuelta en nuestro asiento de poder. ¡Todo está bien, todo es yo y todo es suficiente! Para mayor información sobre esta clase de forma de pensar, échenle un vistazo a “Cómo Resolver las Cosas”*.


SUAVE, FLUIDO, CÓMODO


Pasé 20 años haciendo Rehabilitación Muscular y Manejo del Estrés. He visto algo de la carnicería que ha traído el adagio “No hay ganancia sin dolor”. También he visto el “éxito” que puede traer afanarse por lograr la excelencia. ¿Cómo definen al “éxito”? ¿Es cantidad de vida o calidad de vida? ¿Es poder o es paz? Aunque me doy cuenta perfectamente de que no necesita ser un “uno o el otro” en estas opciones, pretendamos que es así.


El estrés humano es causado por una de dos cosas. O nos forzamos a hacer algo que no queremos hacer, o evitamos hacer algo que queremos hacer. Con cualquiera de esas formas de pensar, el forzarse o el restringirse – llega un mandato para crecer que se siente como antinatural. Es artificioso y fingido. Pero recuerden, tenemos generaciones de esta clase de motivación de estrés detrás de nosotros que nos empujan hacia adelante. ¡Esta programación personal desciende directo hasta el ADN!


Si todos somos capaces de abrirnos paso por el estrés y lograr algo -pese al crujir y gemir de nuestro corazón- se instala un patrón de orgullo. Sabemos que está ahí, al notar la actitud que tenemos cuando vemos a otra persona fracasar en algo que nosotros nos forzamos a hacer. Si uno no puede estar a la altura de sus “debería” y “tengo que”, entonces el resultado es una sensación de vergüenza o descorazonamiento. Las Reconexiones lo llaman a esto “debo-ísmo”. Quienes hacen lo que realmente les gusta, en cualquier momento, están demasiado ocupados disfrutando de la vida para sentir orgullo o ansiedad. Su único enfoque es vivir.


A medida que nuestro planeta se acelera y avanza pasando de vivir en 3D a vivir en 4D y más allá, se convierte en una enorme pantalla cinematográfica en la cual se proyectan las imágenes. El Sol (simbolizando la conciencia despierta) es la luz que fluye a través del proyector. Los planetas o cuerpos celestes que se interponen entre nosotros y el Sol son como filtros coloreados a través de los cuales se altera y vuelve a enfocar la luz. Cada cuerpo celeste tiene su propia esencia y sabor, trayéndolos a la pantalla.


Venus trata del amor, de dejar ir, de aceptar, y abarcar lo que está ante nosotros. La NO-RESISTENCIA. A medida que nuestro tono planetario de energía aumente, tendremos menos y menos fuerza para mantener fachadas o pretensiones. Poco a poco, el esfuerzo y la “fuerza de voluntad” dejarán paso a una energía más suave, más auténtica. Cada fase de nuestro “despertar” será preciosa, y a cada paso del camino estamos haciéndolo lo mejor que podemos.


No hay retaceo, no engañamos a la vida acerca del “resto” de lo que somos. Nunca lo hubo. No hubo una “edad de responsabilidad” en la vida de alguien, cuando el universo comienza a contar los tantos. Cuando niños, instintivamente lo sabíamos, desde el principio. Como adultos, no sabemos más de lo que sabíamos entonces. Simplemente trabajamos bajo el peso de nuestras definiciones colectivas, eso es todo. Todos los implantes separatistas, críticas, ideales y cruzadas... todas las espinas y aguijoneos y azuzamientos internos son simplemente CONSTRUCCIONES MENTALES... Espíritus Guardianes diseñados para mantenernos en un lugar de limitación y debilidad por un tiempo. Como el Maestro Yoda le dijese a su aprendiz Jedi: “Ya sea que lo HAGAS o NO LO HAGAS, no hay intento”. Y realmente, tampoco hay retención. Fue ilusión.


El conocimiento está en todas partes, el poder está en todas partes. Y nosotros somos todo ello, cada uno de nosotros. Es así porque nosotros lo somos todo. Pero aquí, en este lugar... en esta dimensión de ser, sentir, saber, tocar, hemos elegido simplemente ser algo. Esa expresión cambia de momento a momento. Y luego dura sólo un instante. Mientras dura, parece que eso es todo lo que somos. Ése es el don de la vida física, y es un regalo tremendo. ¡Somos instantáneas de experiencia física y circunstancia sagrada! Disfrútenlo, saboreen la idea y acepten plenamente lo que perciben que son ustedes.


¡Sean quienes sean, en este instante... son hermosos! Ustedes hacen que el Sí Mismo esté completo. Si pudiesen hacer más, harían más. Pero aquí en 3D, en este instante, esto es lo que eligieron representar. Sea lo que sea lo que estén haciendo, como sea que lo estén haciendo, están haciendo lo mejor que pueden. Siempre lo hicieron y siempre lo harán. Y eso es suficiente.


* CÓMO SOLUCIONAR LAS COSAS


(Desde un Punto de Vista Multiversal)


1. Siempre razona desde la perfección y ábrete camino hacia atrás desde allí. Sugiérete: “Todo en mi vida es perfecto. Es exactamente de la forma que yo, en mi conciencia superior, planeé que fuese. (¡Hazlo sin importar cuán ridículo parezca!)


2. Comienza a creer que “no” hay accidentes en este mundo. Dite a ti mismo que cada detalle en tu vida, desde el día que tomaste tu primer aliento hasta el momento en que lees esta lista, ha sido planeado hasta el más mínimo detalle. Cree también que todo el plan ha llegado a ocurrir sin un solo error. Esto no es sólo pensamiento positivo. Es la verdad.


3. Medita: Si todo es perfecto, si todo ha sido planeado hasta el último detalle, y si cada meta en mi vida se ha realizado a pedir de boca, entonces ¿“qué es aquello” que tan exitosamente he conseguido realizar?


4. Comienza nuevamente como interpretaste tu vida hasta ahora. No busques sólo los “buenos puntos”. “Todos” fueron buenos puntos, ¡incluso las experiencias que resultaron en dolor y confusión!


5. Comprende que, en lo más íntimo, eres un vasto y poderoso Maestro Espiritual. En las demás dimensiones, eres capaz de tener o hacer literalmente “todo lo que deseas” simplemente con sólo pensarlo. Comprende que viniste aquí para tomarte unas vacaciones de todo ese poder. La Limitación es parte de esas vacaciones. ¿Todavía te estás divirtiendo?


6. Conviértete en un experto en “racionalizar”. La visión moderna de este arte maravilloso de sanación es que una persona trata de encontrar “razones” para hacer lo que quiere hacer. Excelente. Encuentra todas las razones que puedas, ¡y luego haz lo que quieres hacer!


7. Aprende a confiar en la sabiduría que viene a ti. Tu punto de vista personal fue diseñado para ser el único parabrisas a través del cual vas a ver el panorama a lo largo de tu camino. Si no respetas cómo te parecen las cosas, eso arroja lodo al vidrio y ya no puedes ver afuera.


8. Cuando solicitas (o recibes espontáneamente) consejo de otras personas, comprende que cada una de ellas es tu igual. Si te encuentras intimidado por una persona sabia o “exitosa”, ¡felicítate! ¡Tu pequeña “estratagema” acerca de ser limitado e impotente está “funcionando”! ¡Hasta te convenciste a ti mismo!


9. Habiendo considerado todos estos puntos, pregúntate: “¿Qué quiero hacer “justo ahora” que cambie la situación? (Comprende que “nada” es una opción perfectamente buena). Estás donde estás por un motivo.


10. Si dudas, déjalo afuera.


Copyright, 2001 Reconnections, Inc. Reservados todos los derechos.


Daniel Jacob www.reconnections.net


Título en ingles: How to Figure Stuff Out.


Copyright, junio 2004, Daniel Jacob. Reservados todos los derechos. Puede ser copiado y compartido con propósitos de crecimiento personal y/o investigación. Toda reproducción con fines de lucro requiere del permiso por escrito de Reconnections, Inc.


Título en inglés: Heart and Soul Resonance
Traducción: Susana Peralta
Todos los artículos y canalizaciones de Daniel Jacob están en www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...