miércoles, 20 de agosto de 2014

Los Jardines de Cura del Retiro Intraterreno de Lis 2. - Anciana Ksumene - El Jardín de la Inocencia. Selén Om. 25 de julio de 2014. Con Audio. ¡Compartir!!!



Audio en Portugués:
Anciã K'sumene 25.07.14 - O Jardim da Inocência


(Mensaje canalizado por Selén. Transcripciones hechas por los colaboradores de la Escuela de la Luz Viva).
http://www.escolaluzviva.com.br/2014/07/elaian-160714-os-jardins-de-cura-de-lis.html


Traducción: Hedyn Núñez


Audio
https://www.yakitome.com/tts?a=T&b=1018900&c=6QE57h1bXCKOtQu






Clave Mántrica del Jardín - K'sumene'há.






Que la Luz del Jardín de la Inocencia fluya de mi corazón a su corazón, y de nuestro corazón al corazón de la humanidad. Yo soy Ksumene, Anciana del Jardín de la Inocencia, uno de los jardines de curación del Retiro Intraterreno de Lis. Bendiciones y Paz hermanos y hermanas, y gratitud por este recibimiento. Sean bienvenidos a este retiro interior y sagrado del Corazón flameante, donde la Consciencia disipa los velos de la ilusión, donde la Consciencia disuelve las cadenas de la ignorancia y es ofrecida la verdadera Cura la única Curación, el alineamiento a su propósito interno y sagrado.


Este alineamiento al propósito interno y sagrado se traduce para esta humanidad como la Curación del olvido, porque en efecto no hay otra circunstancia, no hay otra situación que hoy deba ser rectificada, a no ser el estado de olvido, esta sensación de desconexión, esta impresión de separación que ustedes experimentan, primeramente consigo mismos y también con todo lo que los rodea. Es de esta primera percepción de separación, que se produce en un momento imposible de rastrear para la memoria ordinaria, de dónde surgen todas las otras patologías, dolencias, o aún, estados desordenados, si quieren llamarlo así.


A partir de la primera percepción de separabilidad, ustedes también experimentan otro estado desordenado o desviado de la mente, a este veneno nosotros damos el nombre de miedo. El miedo es uno de los primeros venenos que se instalan en la mente cuando ustedes se perciben separados. Esta primera percepción de la separación, comprendan que no está relacionada a una percepción sensorial, tampoco psicológica, ella es una percepción interna, un poco más profunda de lo que las emociones superficiales que ustedes comúnmente experimentan, y esta primera percepción de separación- separación de la Divinidad Eterna y eternamente pura, separación y desconexión de la pureza esencial del Ser-. Es esta primera percepción que coloca la mente en un estado desviado del arquetipo del Reino Humano, y este estado, es el estado de miedo. El alma entonces se cree un individuo y la fuerza de la creación es desviada para la manutención de una existencia individual, quiera que esta existencia individual se desenrolle en un plano sutil-energético, quiera que esta existencia individual se desenrolle en un plano psicológico, emocional o incluso en una forma física.


Este veneno, o miedo, destila una horda de otros estados emocionales y psicológicos. Pero el propósito de nuestras interacciones en estos días en que ustedes se abren y que nosotros nos disponemos a interactuar con ustedes en la frecuencia de los Jardines de Cura de Lis, no es para darles explicaciones al respecto del funcionamiento de la psique, ni para meternos en una discusión interna, o en una investigación mental de estos estados y de la razón de estos estados, es más bien compartir con ustedes el bálsamo de la curación. Para este estado de miedo, cualquiera que él sea, y como sea que se presente, los Jardines de Cura de Lis les ofrece el don de la Inocencia.


Este es el primer Jardín de Lis, puerta de entrada al Retiro Intraterreno de Lis, en una línea de tiempo y espacio donde hay objetivación física, formal. En este Jardín nosotros recibimos a muchos de ustedes, y desde los últimos años, cuando las puertas de interacción con la realidad intraterrena se tornaron más activas, nosotros recibimos cada vez mas seres provenientes de la superficie, que son atraídos por resonancia y por su propia calidad vibratoria a nuestros templos de Cura. En este primer Jardín, el Jardín de la Inocencia, ustedes redescubren la capacidad innata de la relación justa y amorosa.


Este Jardín se encuentra en lo que ustedes denominarían un gran bosque. Si bien no es en esta forma como nosotros nos relacionamos con la vida planetaria, este es un término que tal vez ustedes puedan comprender.


Exactamente en este punto comienza nuestro trabajo, donde ustedes redescubren y recuerdan para posteriormente traer y actualizar en el cerebro físico el estado esencial del alma con la que se relacionan con todas las cosas, todos los seres, en ustedes y a su alrededor, no a partir de un sentido individual, separado, fragmentado y limitado, sino a partir de la resonancia amorosa y luminosa que vibra de Esencia a Esencia, de Corazón a Corazón. En el Jardín de la Inocencia ustedes son puestos en contacto con diversas formas de vida mineral, vegetal, humana, dévica, elemental, y con cada una de estas formas de vida nosotros los conducimos a recordar la forma original, natural y espontánea del corazón, comunicarse, relacionarse, servir y recibir Amor.


A medida que ustedes, en el Jardín de la Inocencia, van relacionándose y despertando de cierto entorpecimiento - que es la forma como la mayoría de ustedes llega hasta nosotros - en ese nivel de vigilia, llaves van siendo giradas y la persona que ustedes interpretan aquí comienza a ser tocada por esta remembranza, por este recuerdo de la naturaleza esencial de sí mismos, y de todo lo que los rodea.


Por todo el Jardín de la Inocencia, hermanos y hermanas de Lis conducen a aquellos que llegan hasta nosotros por este proceso de despertar de este estado de torpeza energético. En sus formas sutiles, por lo menos la mayoría, es así que ustedes llegan a los Templos de Curación de la Intratierra, en un estado de entorpecimiento, como si estuviesen realmente dormidos, insensibles e indiferentes, siendo guiados apenas por una inteligencia instintiva e innata de la vida que pulsa en el interior de cada forma, es ésta inteligencia primaria y primordial que activa también los lazos de resonancia y de vibración y los conducen a los lugares vibratorios más apropiados para que hagan el proceso que tienen que vivir del despertar y curación del olvido.


En el Jardín de la Inocencia, cuando ustedes llegan son recibidos con Amor, Servicio y prontitud, y son conducidos entonces a este redescubrimiento de una relación justa, amorosa, y receptiva, con todos los seres. Porque, la Inocencia es el gran antídoto para el miedo. Es la incapacidad de herir y de causar daño, que es verdaderamente la curación del miedo, es la Inocencia, es la esencia pura y prístina del Ser - yo les pido, por favor, reafirmen esto aquí - y en esta esencia luminosa, incapaz de causar daño, incapaz de herir, incapaz de rechazar violentamente sea lo que sea, en este estado es que ustedes tocan la naturaleza original, primordial y pura de su Ser.


Es preciso que recuerden que son seres de puro Amor y luminiscencia, es preciso que recuerden que sus almas, las almas humanas son forjadas en el Fuego del Amor Cósmico y Universal, y es nuestro papel como servidores en este gran Reino Humano Cósmico darnos al mantenimiento, desenvolvimiento y disipación de todas las formas en este mismo Fuego Primordial, que es el útero del cual nacemos.


Por tanto recuerden, que cuando despiertan, integran, alimentan y buscan en la Inocencia, ésta Inocencia del Corazón, que no juzga, no rechaza, no intenta manipular o atraer, simplemente reconoce la Unidad de todo y todos, es ahí, en esta Inocencia que el Ser puro y original se revela, y en esta revelación el miedo es disipado, desde sus formas de expresión más superficiales hasta aquel nivel donde el miedo está instalado en la célula misma. La sobrevivencia es una farsa, la sobrevivencia es una gran comedia teatral, es una historia que ustedes voluntariamente decidieron interpretar en este escenario, pero que no es necesario para el mantenimiento de las formas en el océano de la Vida Cósmica. La potencia del Amor y del Ser no lleva a un sentido de sobrevivencia, sin embargo, no se preocupen, no es intentando enfrentar a este instinto de sobrevivencia, que ustedes lo transcienden, no. Recuerden: en el Jardín de la Inocencia ustedes son llevados a recordar la forma pura y original de relación amorosa y luminosa consigo mismos y con todo lo que los rodea.


La forma geométrica que este Jardín de la Inocencia vibra en sus formas, sutiles y físicas también, es el círculo, y como un círculo el Jardín de la Inocencia está dispuesto en el Retiro Intraterreno de Lis. En el centro de este Jardín se encuentra una esfera, producida a partir de la forma mineral que aquí denominan hematita. En esta esfera, ustedes son conducidos, varias veces, a entrar en ella y experimentar por algunos instantes, hasta que estén readaptados a este estado que de hecho es el verdadero estado de la mente: la disipación de la forma y de la consciencia.


Esta es una gran esfera de hematita, una herramienta de curación producida por nosotros en colaboración con muchos de sus ancestros, en un campo vibratorio y energético específico, dentro del cual la forma energética - y no la forma física - es inducida a un estado de parada de todas las percepciones. Esto dura algunos instantes, y en esos instantes el miedo original, primordial de la experiencia de olvido se muestra, y entonces ustedes tienen la oportunidad de curarse a sí mismos, recibiendo este miedo que se muestra, con una actitud amorosa. Esto es solo un ejemplo de una de las formas como en el Jardín de la Inocencia nosotros los conducimos o les ofrecemos las herramientas más adaptadas a la experiencia de su naturaleza original, y nuestra naturaleza original.


Me gustaría también dejarles una herramienta para que puedan trabajar aquí en este nivel de vigilia a partir de la forma que ustedes animan, de esta forma física, con el Jardín de la Inocencia. Hay dos formas muy simples de conectarse a la energía del Jardín de la Inocencia. La primera de ellas es a través de sonidos, a través de la clave vibratoria del Jardín de la Inocencia, que esK’sumene’há. Solo poniéndose en estado de receptividad y aceptación por algunos minutos, entonando esta clave y colocándose en un estado de entrega, ustedes predisponen tanto a la forma física como energética para ser acogidos en este Jardín.


Otra forma que puede ser usada inclusive junto con esta primera, es sentarse de frente hacia el norte geográfico y depositar una piedra de hematita a 50 centímetros de distancia del cuerpo, comulgar con este linaje del Reino Mineral, y emitir la intensión de un contacto, de una comunión e interacción con el Jardín de la Inocencia, para la curación del miedo, para la disipación del instinto de sobrevivencia.


Yo los invito ahora a un espacio de comunión, recepción, compartir con las energías del Jardín de la Inocencia.






...Efusión Vibratoria...






¡Aní Maritumi!, hermanos y hermanas.

Participantes: Aní Maritumi.






Selén Om
http://www.escolaluzviva.com.br/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...