miércoles, 13 de agosto de 2014

La Nueva Normalidad Los Atributos del Cambio – Parte 1 Canalización de Kryon a través de Lee Carroll, en Laguna Hills, California, el 12 de Julio de 2014


Desgrabación del audio y traducción: Cristina Cáffaro
Difusión: El Manantial del Caduceo
http://www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm
https://www.facebook.com/ManantialCaduceo


Saludos, queridos, Yo Soy Kryon, del Servicio Magnético.


Uso esta expresión: mi socio se hace a un lado. En la información entregada hoy, que yo canalicé a mi socio, han aprendido que existen muchas partes de ustedes. La parte que se hace a un lado, el cerebro corpóreo para sobrevivir, permite que se agrande el portal de la pineal que es la parte intuitiva. La canalización no es otra cosa que una intuición ampliamente abierta, permitiendo una corriente plena de información no lineal proveniente de la Fuente. En estos últimos 25 años, mi socio ha sido capaz de linealizar esto, a través de acuerdos, y práctica, para que suene como si llegáramos a ustedes en un lenguaje humano normal; usamos el intelecto de mi socio y su capacidad para hablar, su idioma, su vocabulario, todo eso. Quiero que presten atención: la canalización usa las capacidades del ser humano; no es algo sobrenatural. Toda canalización que haya sido exacta y verdadera ha llegado de esta manera a través de un ser humano. Las Escrituras más elevadas del planeta, escritas de este modo, son canalizadas. La mayor sabiduría que hayan obtenido de las energías chamánicas ha sido canalizada de este modo, usando la cultura del ser humano, su experiencia, su lenguaje y la mecánica de su cuerpo. Por tanto, es en honor de la humanidad que esto se entrega así. ¿Comprenden, queridos, que si quien ustedes llaman Dios hubiera querido hablarles realmente en una forma que los asustara o les mostrara la magnificencia de Dios, usaría otras maneras? Pero no es ése el modo en que funciona la benevolencia de Dios dentro de ustedes. Llega siempre a través de un ser humano, siempre llega a través de ustedes. Incluso se podría decir que la sincronicidad y la co-creación son mini-canalizaciones. Ustedes se abren lo suficiente para recibir los mensajes que necesitan para ustedes en ese momento. Ya hemos dicho esto antes. De modo que lo que oirán hoy, y lo que ha sido dicho hoy, llega a través del ser humano, y aunque él se hace a un lado, esto tiene que ver con ustedes.


Muchas veces hemos recorrido para ustedes la secuencia de lo que está sucediendo en este planeta. Empezamos en 2011 hablando de lo que iba a suceder en 2012. En 2012 hablamos de lo que sucedería en 2013, ahora están en la mitad de 2014.


Me gustaría decirles para quién es el mensaje de hoy. No sólo para quienes están en el salón; el “quién” es un “quién” genérico. Es para quienes despiertan espiritualmente al punto que creen que lo que están oyendo es verdad. Para quienes están interesados en el Dios interior y han empleado su tiempo y esfuerzo y puesto su intención en descubrirlo. Esto es para ellos. Y esto los incluiría a ustedes en la categoría de almas antiguas. No todas las almas antiguas están despiertas. No todos los despiertos son almas antiguas. Pero cuando ambos se unen, es mágico. Quienes se sientan en un salón como éste durante el tiempo que lleva escuchar esta información, no importa cuál sea su edad cronológica, son generalmente almas antiguas. Y la magia es que la información es absorbida, y actúan con ella, más temprano que tarde. Por eso me siento frente a ustedes; quisiera contarles más sobre este cambio.


Este mensaje en particular se titulará “Los Atributos del Cambio.” Empezaré describiendo la cronología de todas las cosas espirituales. Ustedes podrían preguntarse si el Espíritu coordina las cosas con los calendarios humanos; pareciera que eso hacemos. Hablamos de 2012, de 2013. Ahora les revelaré que estos son sólo compartimientos lineales donde ponemos las cosas porque eso es lo que ustedes hacen. No siempre es preciso: en lo que se refiere al “reloj,” hablamos generalizando, por muchas razones. No hay fechas absolutas, las cosas son conducidas por la consciencia humana; los tipos de cosas de las que hablamos, los atributos del cambio, se conducen según los tiempos del cambio en la consciencia humana, y eso no lo conoce nadie. Los parámetros se ubican dentro del reloj de potencial que ustedes tienen, pero no siempre resulta así. Lo que quiero decir con esto es que, tal vez a mitad de lo que creímos que sucedería, o que se resolvería para cierta fecha, resulta que sucede más rápido o bien requiere más tiempo, y depende de lo que sucede en el planeta y de la libre opción de ustedes. Ahora bien, les contamos esto para que ustedes algún día no miren una profecía y reclamen a los videntes por su palabra, porque algo que tenía que suceder acá o allá está errado por un año. Debieran saber que el mejor lector vidente en el planeta sólo puede leer el ahora. El ahora es el potencial del mañana. No el absoluto del mañana. De modo que existe lo que llamaríamos Salón WIGO para muchas cosas (N.T. WIGO: Sigla en inglés de Sistema Mundial Integrado de Observación Global, de la Organización Meteorológica Mundial). Dijimos que el 2013 era el año de calibración; en realidad empezó en 2011, muchos de ustedes tienen procesos más largos que otros. Es parte de su designio humano, de su ciclo de tiempos, que las cosas lleven mucho tiempo. Algunos de ustedes son rápidos; repito que la humanidad varía mucho, y esto entonces explica porqué a algunos esto les sucedió antes y tardó muchísimo, y a otros les pasó como un destello. Cada ser humano es único, pero el proceso de este cambio es genérico; eso significa que está involucrada toda la humanidad, en cierto momento, de cierta manera.


Ahora bien: echemos un vistazo a la cronología del cambio. Los absolutos, de acuerdo a las tradiciones antiguas y también la astronomía de hoy, lo centraban en la precesión de los equinoccios, y por eso ustedes celebraron el cambio cuando lo hicieron. Por eso se hicieron las reuniones que tenían que hacerse, en ese tiempo. Porque nadie conoce los verdaderos parámetros de cómo va a reaccionar la consciencia humana ante lo que la rodea. Lo que quiero decirles es: ustedes están en Julio de 2014 y, queridos, ESTE es el comienzo. Debieran haber sabido eso, si hubieran querido mirar los potenciales de los atributos astronómicos en el cielo, la astrología, si hubieran mirado las energías colocadas sobre la Tierra y sobre ustedes en forma individual, y colectivamente en este punto del tiempo; en Julio están viendo algo: una confluencia de energía que ayudará en el proceso de desobstrucción y en los nuevos comienzos. Hubiera sido conveniente decir que 2014 era el fin del problema ¿verdad? Que en 2013, el 31 de Diciembre, terminaba todo. Pero ustedes son más inteligentes, ¿no? Saben que su calendario no necesariamente se corresponde con las energías del planeta. Con todo esto decimos que algunos de los asuntos de 2013 se arrastraron directamente a los primeros seis meses de este año.


Y ahora por primera vez - ¡por primera vez! – realmente ha empezado el despeje. Entonces en este momento podemos empezar, tal vez, a hablar del cambio. Va a ser simple. Tal vez la conferencia de hoy fue compleja. Esto es simple. Quiero que echen un vistazo a lo que sucede. Hemos descripto este cambio antes, les dijimos que se parece a re-sintonizar una estación de radio que ha cambiado levemente su frecuencia de transmisión, de modo que van a tener que revisar y girar la perilla para centrarla bien en la transmisión. Les dijimos que todo va a parecer un poco desfasado. Ahora bien; según el ser humano y su configuración, sus lecciones de vida, su karma – que tal vez se eliminó o no – dependerá la configuración de cómo lo afecte. De modo que, en este caso particular, si tienes cien personas, hallarás cien maneras de sentirlo, y pueden ser todas diferentes. Pero este pequeño “desfase” podría ser en tu espiritualidad, en tus relaciones, o en tu trabajo, o podría ser en tu salud. Podría tratarse de cuán centrado te sientes en tu cuerpo. Depende de esto, queridos: cuán cerca caminan de su lado espiritual interior. ¿Cuán cerca están caminando? Les diré que cuanto más cerca caminan, más lo sienten. La estación de radio se ha movido y está un poquito desfasada. Ahora no están oyendo claramente la música, viene algo distorsionada, a distancia, y van a tener que re-sintonizarla. Ahora bien, esto es una metáfora, no la lleven más lejos. Y ahora empieza ese cambio.


El cambio. ¿Qué harán con él? ¿Cómo se re-sintonizan? ¿Cuál es el proceso? Es difícil de explicar, ¿verdad? para cien seres humanos que son todos muy diferentes, qué se supone que haga cada uno. No podemos. Pero podemos describir qué sucede para que empiecen a reconocerlo y a trabajar sobre sí mismos para centrarlo. Es interesante la reacción de los seres humanos ante el cambio, pero más específicamente con respecto a este cambio. Porque en este cambio hay un atributo que les quiero contar, único en el planeta, y nunca ocurrió antes. Les dijimos sobre las energías que vienen y van, les dijimos que está sucediendo esto y aquello. Les contamos sobre los cambios que trae la astrología; nunca tuvieron esto antes, queridos, nunca. Es una energía nueva, tan nueva, y nunca va a volver atrás. Para todos ustedes eso significa una cosa, y quiero que presten atención; en este mensaje hay varios puntos que quiero que tomen en cuenta. Este es uno: nunca volverá a ser lo mismo. Nunca. Y hay seres humanos que instintivamente, intuitivamente, esperan que vuelva lo anterior. Porque siempre ha sido así. Y no va a ser así. Tal vez haya sanadores en este salón, o entre los que escuchan. Tal vez lectores, médiums. Canalizadores, que están tratando de esperar que esto pase, porque se dan cuenta que algo perdieron; no están muy seguros de qué es, pero no se siente igual. Los resultados de sus lecturas o sus sanaciones son a menudo tan diferentes que algunos lo han dejado por un tiempo. Esperan que regrese a lo normal, y ya NO HAY MÁS NORMAL. Ya no volverá.


De modo que la invitación debe quedar clara: levántense y descubran cómo sintonizar una vibración que nunca sintonizaron antes, que los está esperando para que la descubran. ¡Esperando por ustedes! ¡Lo espera! Para esto han sido diseñados, su biología se lo grita; el Innato de su cuerpo quiere que lo sientan y sepan qué hacer y cómo hacerlo funcionar; mucho de eso es intuitivo, es consciencia, cosas que ustedes no pueden identificar y ponerle un rótulo que los satisfaga, porque no encajan dentro de una lista numerada. La intención. La ceremonia. Diferente para todos ustedes. Pero quiere atraer a cada uno, a medida que se realinean con esto. Es difícil de comprender para un ser humano; ustedes están tan acostumbrados a empujar la roca cuesta arriba, que ahora hay algo esperándolos y cuando lo descubran harán clic y ya volvió. No es que “volvió,” sino que ustedes están ahora allí donde está.


Esto es interesante; hablaré de los trabajadores de luz. Hay tres reacciones básicas, en este momento, en las almas antiguas y en los trabajadores de luz, específicamente en lo que ustedes llaman trabajo de luz: los sanadores, los médiums, los intuitivos. Los canalizadores. Tres reacciones básicas; muy, muy humanas. Cada uno puede colocarse en la categoría que quiera.


Categoría número uno: (se ríe) No puedes hacerlo. No sabes cómo; es muy difícil; ya no funciona, de modo que abandonas. Puedes pasar a otro sector del trabajo de luz, igual ayudarás a los seres humanos, no se te juzga; simplemente sabes que puedes hacerlo. Tal vez es algo que no quieres hacer; entonces te apartas de tal vez décadas de hacer algo, con objeto de hacer otra cosa parecido, que tú crees que es comprensible; porque lo que habías estado haciendo ya no lo es. Eso está sucediendo. Y hay variaciones de grados: alguno simplemente se alteró un poco; alguien se detuvo de veras y dio la espalda a Dios porque esto era demasiado difícil. Tal vez algunos de ustedes los conozcan.


La segunda reacción: ¡qué humana! Quejarse. (se ríe) Una corriente constante de quejas; te da algo que hacer, sin tener que cambiar. Y lo harás por el resto de tu vida. “Solía ser de este modo. No sé porqué ahora ya no. Estoy tratando. Deseo. Espero. ¡Me quejo! Y seguiré quejándome siempre.” Y sabes que tengo razón. Esa es su manera de resolver el problema, un rompecabezas al que no le encuentran solución. Quejarse es más fácil.


Y la tercera – sólo hay tres – es la de las almas antiguas y trabajadores de luz que se sientan sin saber qué hacer y están frustrados. Tal vez tú seas uno de ellos. Hay muy pocos que han entendido y han movido ese dial y están contentos con el cambio. Y eso es porque recién empezó, requirió hasta Julio para despejarse. Ahora la energía que llega es proporcional a tu enfoque intuitivo para descubrir la estación. ¿Comprendiste eso? En otras palabras, hay una energía benevolente que te lleva hacia la verdad de cómo trabajar con ella. Cada uno de ustedes tiene una energía única que está haciendo eso. ¡Es hermoso! ¡Qué sistema éste, que conoce tu nombre! Que conoce todo sobre el akash, y lo que has atravesado, y cuántas vidas has tenido, y qué te atrae y adónde vas. Qué es lo que te convoca. Cuáles son tus intereses. Es un nuevo paradigma de trato con el Espíritu, en el que te conoce; hay un apretón de manos que nunca recibiste antes, y cuando sepas dónde está esa nueva estación y recibas el apretón de manos, estarás justo donde perteneces. ¡Esto es mucho más personal de lo que ha sido jamás! Existen médiums, sanadores, intuitivos y canalizadores que sólo leen, intuyen, canalizan y sanan. Era sólo algo que hacían, ¡nunca había sido personal! Ahora puede serlo. Imagínenlo. Imaginen ir a un nivel donde, con cada una de estas cosas que hagan, sentirán, ¡sentirán! el contacto con su Yo Superior que los conoce. Sabrán que están en un camino exitoso. Ahora es cuando el cambio puede comenzar.


Podrían echar un vistazo a su astrología. Podrían querer ver los aspectos planetarios. Podrían querer ver lo que incluso los antiguos habían dicho. En ese proceso sabrían de qué estoy hablando. Aquí hay un despeje. Esto es realmente el comienzo que podría haber sido en Enero de 2014. Sólo que llevó un poco más de tiempo.


No voy a entrar en los atributos que están sucediendo en el planeta. Quiero concentrarme en ustedes. No tenemos un montón de consejos; sólo darles los parámetros del hecho de este despeje que empieza ahora, y no hay nada malo en ustedes si aún no han podido despejar. Si han estado frustrados, ¡bienvenidos al club! En este momento hay humanidad, trabajadores de luz, y almas antiguas, todos en esta misma bolsa; muy pocos pueden levantar la mano y decir ¡yo lo resolví! (se ríe) porque no lo hicieron. Quiero que tengan paciencia, queridos, quiero que vean esto como el comienzo de una apertura.


Ahora bien: aquí va el primer consejo para el cambio. Tu cuerpo tiene una forma de funcionar, y siempre ha funcionado de esta forma. Cuando hay un desequilibrio, trabajas para equilibrarlo. ¡Fácil! Pero eso significa que trabajas para devolverlo a como estaba. De modo que la cosa intuitiva, instintiva, que hace el humano con todo este cambio, es tratar de hacer que, de alguna manera, vuelva a lo normal. Incluso si te cambias de casa, creas el mismo tipo de habitación que tenías en la casa anterior; tus hábitos son los mismos, y tratas de reconfigurar la nueva casa según quién eres tú. Cambias de profesión, de trabajo, lo que sea. Tratas de encajar en el grupo que comprendes y donde te sientes cómodo. Pero ya no va a ser así. Vas a tener que re-definir “lo normal”. Eso significa que no se vuelve atrás, que no se trata de re-equilibrar; se trata de moverse a otro lugar. Literalmente, en tu consciencia; en crear un nuevo “normal”.


Te doy un ejemplo para que veas qué difícil es. Digamos que eres un cirujano de categoría mundial. Trabajas en hospitales y conoces bien lo que haces. Toda tu vida, lo que has hecho en tu profesión es ayudar a las personas y salvar sus vidas. Esa es tu pasión. Llegas al hospital, allí están los instrumentos, está la tecnología, la electrónica, la mecánica, todas estas cosas, está la medicina que comprendes, para poder operar al paciente y salvar su vida. Un día te despiertas y ha ocurrido un cambio. Vas al hospital y los instrumentos son diferentes. Lo electrónico es distinto. No sabes cómo encenderlo; ahora no sabes cómo operarlo, cómo calibrarlo; los instrumentos tienen formas raras, y lo principal es lo peor de todo: justo cuando consigues resolver estos asuntos, te despiertas al día siguiente y todo cambió otra vez.


Esto es una metáfora del sanador espiritual en este planeta, que ha usado los instrumentos del Espíritu, su intuición, su pineal, y todas las cosas que comprende tan bien. Los sentimientos que tiene, la energía, para sentarse frente a otro ser humano, y de pronto no están. No tiene la energía, no tiene los otros marcadores, por ponerle un nombre, que le permiten “leer” a la persona y sanarla.


Entonces, aquí viene lo que quiero que entiendas. He aquí lo que verdaderamente sucede. Hay una... – lo llamaré una consistencia en la frecuencia. Hoy te vas del salón y te subes en cierto modelo de coche. Estás cómodo en tu coche, porque sabes dónde está todo. Digamos que mañana te vas del salón y el coche es otro. Al día siguiente, cuando te vas, el coche es otro. Te sentirías frustrado, ¿verdad?


Pero esto es lo que te quiero decir, lo que quiero que comprendas. Queridos, esto es sólo una metáfora, lo mejor que tenemos. En el ejemplo del coche, puedes contar con ciertas consistencias. El freno estará siempre en el mismo lugar, el acelerador estará en el mismo lugar, el volante también. Las cosas que tendrás que averiguar es dónde están los cambios, cómo funcionan, dónde está el limpiaparabrisas y las luces. Una vez que has resuelto los periféricos, puedes conducir lo más bien. Imagina, sin embargo, que cada día que tienes un coche nuevo, este nuevo coche al que debes acostumbrarte es mejor que el anterior. Es más elegante, más cómodo, te permite conducir en la ruta mucho mejor que ningún coche que hayas tenido. Pero hay una consistencia.


Y hay tres clases de personas. Una verá inmediatamente el problema, y abandonará. “No quiero aprender a manejar otro coche.” La segunda se quejará: “Esto no puede estar sucediendo. Esto no tendría que suceder.” Y se sube a un coche tras otro y no entiende ninguno de ellos. La tercera lo mirará y dirá: “¡Ah! Veo que el volante está en el mismo lugar! ¡Veo que el acelerador está en el mismo lugar. (se ríe) Ahora bien, ¿dónde estará el limpiaparabrisas? Ya lo encontraré.” ¿Cuál de éstas eres tú? El Espíritu ha provisto una consistencia; eso es lo mejor que puedo decirte. De modo que cuando llegues a la situación en que comprendas los detalles del cambio, verdaderamente la fuerza que conduce, en su mayoría será idéntica a lo que acostumbrabas. Y funcionará igual.


De modo que el cirujano es inteligente; tiene esto resuelto. Entra al hospital, porque ahora sabe que cada vez que él resuelve cómo son los nuevos instrumentos, son cada vez mejores y puede salvar más vidas. Ahora, apenas puede esperar. Dice: “Puedo realinearme con esto, me va a llevar sólo un momento, porque ya lo entendí. Los electrónicos: sólo tengo que descubrir dónde está el nuevo botón de encendido (se ríe) y los instrumentos son un poquito diferentes porque han sido mejorados; todo lo que tengo que hacer es descubrir cuáles son las mejoras. Apenas puedo esperar.” ¿Ves la diferencia en su actitud? Ahora bien, ¿quién eres tú? ¿Cuál de estos eres tú?


La única prevención para esta transformación, en estos cambios que recién empiezan para ti: no trates de resolverlos, porque apenas creas que lo hiciste, se van a mover. ¿Cómo es que un ser humano no puede acostumbrarse al cambio constante, donde la cosa que más te satisfacía antes era la consistencia en su operación, y ahora cada vez que la enfrentas es un poco diferente? Es un obstáculo considerable. Es un nuevo paradigma.


Quiero que sigas la lógica de esto. En una nueva Tierra, en un planeta nuevo, ¿realmente crees que vas a llegar al estado de ascensión si las cosas permanecen iguales? ¿Crees que te vamos a transportar a otro nivel y te vas a sentar allí para siempre? ¡Ahora estás en un camino de cambio consistente! Los niños saben todo al respecto. ¡Están preparados para eso! ¡La gente joven de hoy lo espera! ¡No les molesta en absoluto! Trabajador de luz, ¿qué pasa contigo?


Presento esta información para que ustedes estén cómodos. Sé que pueden hacerlo. Observen la consistencia de su operación, con cambios en lo que llamaríamos los detalles. Un lector es siempre un lector, un sanador siempre un sanador, un canalizador es siempre un canalizador, y sus instrumentos están mejorando.


Ese es el mensaje del día. ¡Llegará un tiempo en que empezaremos a describir los instrumentos! Ahora no. Quiero que te acostumbres a la transformación; al cambio y lo que significa; recuerda: no esperes que nada retorne a lo normal. Lo normal cambia cada día cuando abres los ojos.


Y así es.
Kryon
© Lee Carroll http://audio.kryon.com/en/Laguna-Sat-Main-14.mp3
Sitio autorizado de Kryon por Lee Carroll en español: www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm
Este y otras traducciones al español de Kryon por Lee Carroll las puedes descargar en archivo Word desde el sitio creado para KRYON
http://www.manantialcaduceo.com.ar/kryon/canalizaciones.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...