lunes, 4 de agosto de 2014

3 DE AGOSTO DE 2014 AA MIGUEL


Intervención Durante el tercer día de las Celebraciones

3 de agosto de 2014


Audio
Audio

https://www.yakitome.com/tts?a=T&b=988544&c=Y4sJUcyCknHOJj_


La Tierra es interior, en su totalidad.


El Agua es interior, en su totalidad. Este océano está en nosotros y es nuestra verdadera naturaleza. Esa inmensidad es lo que somos.


El Sol está en nosotros. Y Saludarlo es darse cuenta de que la Salvación es interior, en totalidad.


El Aire de los árboles está en nosotros, en este Árbol interior que se disemina y se refleja en todos los bosques.


El Mundo está en nosotros. Lo que percibimos a través del sentido común es sólo un reflejo, un magnifico reflejo que invita al Conocimiento interior.


Todos los seres están en nosotros. No mires a nadie como algo separado de ti. Las Conciencias aparecen y desaparecen en el campo de campo de la conciencia.


Los diferentes reinos juegan juntos la Danza de la Creación, del mineral al vegetal, del vegetal al animal, y más allá de los sentidos, en los reinos más sutiles, yo diría, donde se despliega la creación en otras dimensiones.


Y el hombre está en el medio, entre estos componentes. El es su vínculo. Él es el lugar a donde están invitados a reunirse todos los reflejos, todas las miríadas de experiencias, la sinfonía del mundo, en un centro único, en una Fuente única que se refleja hasta el infinito en otros centros, cada uno en su unicidad y su fragancia única, todos reunidos de manera perfecta en el milagro de una sola cosa.


Celebrar es celebrar esto, este lugar único que ha sido dado al hombre, pero donde el que no puede registrarse totalmente, si no es aceptando desvanecerse en la Humildad más absoluta, de todos los otros lugares.


Ustedes son el sol, son las Estrellas, ustedes son el Cielo y la Tierra, y son lo que se eleva, en la sed de reencuentros en este lugar, de la Tierra hacia el Cielo. Y que recibe al Cielo descendiendo a la Tierra a fin forjar en su ser Interior, en este espacio, en esta chimenea del Fuego del Corazón, todo que hay a revelar por esta chimenea, donde ustedes se ubiquen, deteniendo el andar, dejando a la leña de las experiencias, quemarse y consumirse por completo.


Este lugar es el lugar del hombre que se acepta, a sí mismo, como siendo Hijo del Cielo, y que se entrega a la Madre Tierra para ser llevado a sus tierras interiores, en esta sutil alquimia, a ese lugar que de hecho, nunca dejó, sino que simplemente olvidó. Ustedes son en esta ronda, un reflejo perfecto de la Ronda de los Mundos, desde que aceptan olvidarse completamente. Ahora todo se hace día sin necesidad de participación alguna de su parte, sin ninguna implicación de la conciencia, porque están alistados por toda la eternidad en esta totalidad, en esta Danza de la Vida.


La Celebración es, Celebrar esta extrema pequeñez que revela entonces, y sólo entonces, la magnitud inaudita de lo que ustedes Son, de lo que les es dado a vivir, pero de ninguna manera pueden poseer. Ustedes no pueden poseer lo que Son, sólo pueden vivirlo ahí abandonándose, como algo que les es dado y a lo cual tienen simplemente que darse por completo, abandonando todo a cambio, dejando todo lo que no tiene ningún tipo de consistencia, en los reflejos y los juegos de espejo de la Creación.


A medida que ustedes dejan ir, ustedes se acercan al Centro, y la madera de las experiencias acumuladas, regresan a la chimenea del Ser, donde vienen a alimentar en Fuego alquímico, para el que abre la puerta a la Verdad.


Este Fuego es el Fuego del Sol.


Este es el principio Crístico del recuerdo de la Esencia del Ser. Este principio es el hilo que los conecta con lo que ustedes Son, y este hilo es ofrecido a ustedes por el Hijo mismo, reflejado en el Sol y reflejado en el Verbo a través del Logos Solar, CRISTO-MIGUEL.


Acojan a toda la Creación en sí mismos, porque ese es su origen. No guarden nada, no sean nada, porque ustedes ya son Todo, pero no pueden encontrar esta Verdad si no es abandonado absolutamente todo el equipaje, y todas las locuras.


Yo soy Miguel, Príncipe y regente de la Milicia Celestial, y vengo a ustedes en este espacio íntimo, no para hacerles algún anuncio, sino para significar el retorno de este mundo en el Orden Divino.


Esta broma ha durado demasiado tiempo y desde este día, desde este período, como les fue dicho, las cosas se asientan en otro andar. Esta marcha no en una marcha de aproximación, ella consiste simplemente en el restablecimiento del curso natural de las cosas del cual el mundo fue desviado.


Ella consiste, simplemente al resplandor de toda cosa a partir del Centro Sol, que es vuestro Corazón divino, porque desde ahora, a partir de este Corazón todo se despliega.


Quieran a este Corazón, honren al Sol, reaviven la Esencia del principio Crístico, comulguen y fusiónesen en Él, en el sol que les enseña absolutamente todo lo que es útil conocer, no por un conocimiento externo, sino por el Co-nacimiento, nacido de vuestra naturaleza profunda y revelada al corazón por esta resonancia.


Yo soy MIGUEL, príncipe y Regente de las Milicias Celestiales, y vengo a saludar el retorno de la Salvación interior, a quien se abre enteramente a esta Verdad, a este Sol, en su Corazón.


Yo los saludo.


Fuente : www.accordanceaucoeur.com
Transmitido por Marc.
Traducido por: H. N.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...