lunes, 14 de julio de 2014

LADY NADA - HERENCIA DEL PERDÓN



Maestra Ascendida La Dama Nada ~ Mensaje Semanal ~ 3 al 10 de julio del 2014
Recibido por Julie Miller




Es importante, Hermosos y Brillantes Corazones, apreciar que el perdón y el autoperdón son ambos su derecho de nacimiento; son su herencia para sanarse a sí mismos de una de las experiencias de la vida para entrar a una nueva con ojos frescos, una nueva perspectiva, y listos para abordar la vida de manera nueva y con vitalidad.




Y sin embargo, sin importar cuán plena es esta herencia, ustedes no la pueden disfrutar ni cosechar sus recompensas si no han aceptado plenamente su importancia. Y es elección suya el aceptarla o no pues Dios les otorgó el regalo del Libre Albedrío. Recuerden, lo que Dios les ha otorgado como un obsequio nadie se los puede quitar, pero ustedes lo pueden rechazar.




Ustedes siempre pueden elegir en cada instancia de cada situación. Pueden aceptar la herencia del perdón que Dios les ha otorgado, o pueden continuar siguiendo la senda de las creencias falsas aprendidas que les están ayudando a atraer más daño que bien; es algo que solamente ustedes pueden elegir. Su ego, el virus oculto de su crecimiento y desarrollo espiritual, es el que los previene de aceptar la herencia de Dios del perdón.




Durante cualquier situación donde sus emociones o eventos son profesados con desagrado, ustedes han decidido confiar en el plan de su ego en vez del plan que Dios tiene para ustedes. Han elegido tantas veces tener fe en la manera como creen en vez de tener fe y confiar en el Plan Divino de Dios. ¿Cuántas veces han elegido su propia percepción sobre la sabiduría y vastos conocimientos de Dios?




Todos sus planes para el mañana no les garantizan que el mañana vendrá. No han de saber lo que se va a desplegar pues lo que se despliega es el resultado de lo que eligen, y muchas veces de cuán bien eligen trabajar con otros. Recuerden, queridos míos, el pasado sólo les ayuda a aprender lo que no han de repetir; el futuro no es prometido; el AHORA es el que necesita su atención. Estén en el presente pues él es un obsequio Divino otorgado a cada niño de Dios.




En cada situación en la que se han encontrado hasta la fecha siempre se les ha dado la oportunidad de ejercitar su Libre Albedrío para responder o reaccionar. Ustedes saben que pueden elegir reaccionar con enojo, preocupación, ansiedad, confusión o conflictivamente; o pueden elegir reaccionar con gratitud, paz, compasión, amor, confianza y gozo.


En todas sus experiencias, sin importar qué se ha manifestado, se les ha dado la oportunidad de empezar de nuevo, de dejar ir lo que no estaba funcionando, o lo que estaba obstaculizando su habildad para expresar gozo y amor en sus retos y aventuras diarios y otorgarse a sí mismos una paz mental, amor y felicidad. Hermosos Y Brillantes Corazones, el profundo conocimiento de que cada uno de ustedes tiene el poder para reaccionar de un modo u otro a cualquier situación en cualquier momento es verdaderamente el comienzo del comprender el poder total de su Libre Albedrío.




Encontrando la paz cuando dejan ir algo los ayuda a manifestar la confianza y la paz mental; los ayuda a manifestar su herencia del autoperdón a fin de sanar y avanzar con gracia y éxito. Mantengan en mente que su Voluntad Más Elevada y la de Dios siempre están unidas como Una. El plan de Dios para ustedes siempre se ha sostenido con la más alta consideración; todo lo que Dios les otorga es debido a que Dios ya sabía que ustedes ya portaban los medios internos para trascender y superar cualquier obstáculo, y crecer como resultado de todas las maneras que sean necesarias para su propia evolución.




En todos los momentos de su pasado, sin importar lo que piensen de esos eventos ahora, recuerden que ustedes eligieron lo mejor posible con los medios y herramientas que ustedes tenían. Como eligieron de la mejor manera posible que pudieron de entre lo que podían elegir, ustedes estaban actuando a través de su Voluntad Más Elevada y Buena. Cada problema, situación difícil o inclusive las equivocaciones han de aceptarse como lecciones, peldaños para aprender; oportunidades y modos obsequiados por Dios a ustedes a fin de que puedan recordar su propia Divinidad y perfección, así como la Divinidad y perfección de todos sus hermanos y hermanas de Dios.




Ustedes se han cuestionado a sí mismos durante el transcurso de los últimos años. Se han preguntado si debieran estar agradecidos por las lecciones que la vida les ha otorgado y cómo los problemas que han superado han ayudado a contribuir algo universalmente. Sepan en sus Hermosos Corazones que cada uno de ustedes son amorosos y aceptan las elecciones que hicieron en ese momento. Nosotros sabemos que si hubieran tenido otros medios y elecciones en ese tiempo hubieran elegido de corazón de modo diferente.




No sean demasiado severos consigo mismos por lo que eligieron, han elegido lo mejor que pudieron en ese momento. Responsabilícense por sus elecciones y por lo que aprendieron de ellas. No se arrepientan del pasado; en vez de eso, aprendan de él. Muéstrense agradecidos y agradezcan la lección que cada experiencia pasada les ha traído y la persona que los ayudó a traerles esas lecciones a la luz.




Si no fuera por el encuentro con esa persona la lección no hubiera estado disponible para ser aprendida; el conocimiento que ustedes obtuvieron no les hubiera dejado la oportunidad de usar su herencia del perdón.




Su habilidad para perdonar a cualquiera que los ha lastimado, para traer paz a su vida como resultado, es asimismo una maravilosa contribución y una ofrenda compasiva a todos sus hermanos y hermanas en todo este globo. Cada uno de ustedes que ha dado hoy una pieza de su herencia del perdón ha contribuido a la paz, el honor y la gratitud. Su pasado, Hermosos y Brillantes Corazones, los ha ayudado a volverse la persona sabia, conocedora y con saber que ustedes son actualmente. Ustedes no son menos por su pasado; ustedes son más debido a él.




Traten de comprender que cuando están abiertos y aceptan a Dios, donde confían implícitamente en Dios, Él puede entonces expresarse a sí mismo a través de ustedes. Cuando ustedes son amorosos, perdonan, aceptan y están en paz están permitiendo en esos momentos que Dios fluya y trabaje a través de ustedes. Aunque Dios fluya a través de ustedes, cuando llegan a un punto de tomar una elección, ni siquiera Dios puede elegir por ustedes.




Todo lo que Dios puede hacer es llevarlos a la encrucijada de su elección, y luego son ustedes quienes toman la elección final. Dios nunca los va a forzar, persuadir u obligar. Cuando confían en la Presencia de Dios, ustedes confían en su habilidad para elegir el bien más elevado y mantener la paz, el amor y el perdón a medida que avanzan a través de lo que recién eligieron, y extienden su gozo a cada rincón del mundo en el que viven.




Traten de entender el impacto e importancia que el autoperdón, el perdón y el amor ejercen en sus prójimos. Cuando ofrecen cualquiera de estos a sus hermanos y hermanas de Dios, los están ofreciendo también a sí mismos. El perdón y el amor deben poder fluir a través de ustedes antes de que puedan ser experimentados por aquellos a quienes se los ofrecen. Cuando ustedes están en este saludable estado mental y de corazón, pueden experimentar una genuina paz, amor, perdón y felicidad.




Cada experiencia que ustedes han tenido han sido lecciones y obsequios. Cuando son capaces de percibir todas sus experiencias como lecciones u obsequios, ignoran los intentos del Ego de ver lo negativo de la situación, y se están inclinando hacia la dirección del Plan de Dios con una confianza y fe en la Infinita Sabiduría y Conocimiento. Si observan las experiencias del pasado juzgando, criticando o pensando de ellas como errores o malas decisiones, entonces permiten a su ego reemplazar su confianza en el Plan de Dios. Traten de recordar que cada día de su vida ustedes tienen la habilidad de crear el Cielo en cada instancia y situación, o de crear un caos... siempre depende de ustedes.




Cuando es hora de perdonarse a sí mismos, demuestran que han vivido suficiente tiempo teniendo el ego al mando y con el dolor que esa situación les ha traído. Cada persona tiene un 'punto álgido/un punto de quiebra' de haber vivido en la tormenta del dolor que esa situación les ha traído. Cuando están listos para dejarlo ir, entonces están listos para perdonar y dejar de alejarse cada vez más lejos. Cuando alcanzan este estado de disposición, no sólo se estarán alineando con Dios sino que estarán liberando su pasado a Él, y luego volverse voluntariamente un medio para traer de nuevo a Casa a Él a otros hijos e hijas que se han perdido en su pasado.




Hay tantos queridos seres desconectados de la Fuente de su Creación, de Dios. Recuerden que su Fuente Divina siempre es incondicionalmente amorosa y siempre los perdona. Si se encuentran en una encrucijada en su vida y no tienen la fuerza para perdonar TODO de sí mismos, entonces permitan que la parte de ustedes que sigue alineada con Dios perdone a la parte de ustedes que sigue creyendo y viviendo la ilusión o el sueño que no pueden dejar ir completamente.




Ustedes tienen el poder para sanarse a sí mismos poquito a poquito. El sanarse a sí mismos mediante la Herencia de su Perdón no es algo que tenga que suceder de un sólo momento; puede realizarse en pasos determinados estando dispuestos y aceptando. Si ustedes no están listos para aceptar que lo que están creyendo es una ilusión, entonces el perdón que se den no durará. Deben estar plenamente listos para terminar con el dolor y el sufrimiento de cualquier evento o situación para que el poder del perdón pueda ejercer su poder divino y sanador.




Dejen de empujarse más a sí mismos y de alejarse más, dejen de penalizarse más, dejen de condenarse a sí mismos con sentimientos y emociones pesados y negativos. Digan: "¡ya basta!", y luego den ese bravo paso adelante hacia Dios y confíen en que Él siempre los guiará a través de sus lágrimas y desde Su Luz a la manera de sanar y crecer que están allí para su beneficio y que los ayudará asimismo a contribuir a sanar a otros. Dios siempre será un Padre amable y gentil; Él nunca los alejará; Él estará a su lado si se lo permiten.




Cuando están listos para perdonarse a sí mismos y a quienes los han lastimado, aunque ellos no estén conscientes de haberlo hecho, encuentren un lugar silencioso y dense tiempo al final del día y platiquen con Dios o elijan hablar con el Hijo Dorado de Dios; tal vez elijan conectarse con un Ángel o alguna deidad diferente, una que ustedes conocen bien y que han experimentado antes. Díganle que ahora están listos para traer paz a su vida de nuevo. Díganle que ahora están listos para perdonarse a sí mismos y para vivir sin el dolor de la emoción que la situación les ha traído y que los ha plagado y prevenido de vivir la vida gozosa que ustedes se merecen.


Pueden aplicar este momento de perdón en cualquier evento pasado, persona, sentimiento o inclusive consigo mismos. Retrocedan a esta experiencia Hermosos y Brillantes Corazones, entienden y sepan que ustedes están plenamente protegidos por la Luz protectora de Dios, y sepan que las partes dolorosas de ese evento ya no los puede lastimar porque ahora están rodeados por una profunda familia Divina que está allí para ayudarlos, para guiarlos, para apoyarlos, para protegerlos, y a fin de cuentas, para amarlos. Confíen en que esos Seres Divinos están allí para ustedes durante este memorable momento que ustedes se han dado a sí mismos.




Cuando se sientan en este momento, ya no elegirán más castigarse a sí mismos; elegirán perdonarse y amarse a sí mismos. Imagínense estar rodeados no sólo por los Seres Divinos a quienes han pedido estar allí para ustedes, para escuchar y ser testigos de su aceptancia y liberación, sino también para imaginar que sus hermanos y hermanas actuales de Dios serán bendecidos por su habilidad para perdonar, amar, y dejar ir el pasado. Traten se sentir su energía y su apoyo elevando su confianza y ayudándolos a levantar su cabeza en alto.




Pidan a sus hermanos y hermanas de Dios que los ayuden a aceptar y obsequiarse a sí mismos aquello que ustedes tienen ante sí como regalo para otros... que es el regalo del perdón, su Herencia Divina de sanación. No pasará mucho tiempo antes de que ustedes empiecen a sentir una increíble cantidad de amor cursando por sus venas, fluyendo por cada poro a medida que sus hermanos y hermanas de Dios, algunos de los cuales ya han pasado al otro lado, y otros que siguen viviendo con ustedes compartiendo su amor y apoyo, ayudándolos a elevarse por encima de su situación, acepten el autoperdón y dejen ir el dolor y el pasado a favor del presente.




Traigan todo dolor a sus pensamientos y libérenlos dándoselos a Dios. Obsérvense a sí mismos enviando este paquete a Dios que incluye todo el dolor que ustedes han sentido durante todo el tiempo que se permitieron sufrir. Todo lo que se requiere es una aceptancia y un poquito de disposición para confiar y tener fe en que Dios se está llevando todo ese oscuro dolor de su mente lejos de su cuerpo a fin de que Él pueda disolverlos en la Luz. A medida que ese paquete de pesada negatividad y dolor se disuelve, ustedes se sienten más ligeros al dejarlo ir finalmente.




Tal vez se sientan sobrecogidos por lágrimas cuando el peso de lo que han portado por tan largo tiempo se ha ido finalmente; tal vez sientan un calorcito moverse por su cuerpo al cobrar vida todo su ser de nuevo en la Presencia de Dios. La Luz de Dios tiene espacio ahora para llenarlos en su interior, llenando todos los recovecos que alguna vez los agarraron a las partes dolorosas de su pasado y que previnieron sus intentos de avanzar adelante; ahora la verdad de Dios ha reemplazado sus ilusiones, lo cual los ha liberado para que vayan tras más oportunidades que antes estaban bloqueadas.




Los Seres Divinos a los que ustedes pidieron que asistieran no pueden ser dañados de ninguna manera por ningún dolor que ustedes portaban; no piensen o sientan esto. La Luz de Dios fluye siempre a través de ellos y cualquier dolor que ustedes hayan portado no tiene absolutamente ningún efecto en los Seres Divinos. Nunca olviden Hermosos y Brillantes Corazones, que Dios siempre acepta sus recuerdos de dolor y de sufrimiento simplemente porque Él los ama.


Cuando ustedes los liberan a Dios, ven que su dolor y sufrimiento se disuelven en Su Brillante y Penetrante Luz, y sienten la Paz que Su Presencia les trae. Permitan al Amor de Dios entrar a ustedes ysientan el flujo del Amor fluyendo a través de su propio espíritu, cuerpo, corazón y mente. Queridos míos, en este momento ustedes y Dios son Uno. Su Amor por ustedes siempre es incondicional y siempre es pleno. Cuandoquiera sientan dolor de una experiencia, permitan que Dios se lleve esa pena y permítanle reemplazarla con Su Amor Divino. Allí donde vivió alguna vez la pena está Su Amor ahora; sientan este cambio y abrácenlo porque es suyo.


Dios siempre está dispuesto y agradecido de ayudarlos a regresar a la paz y el amor cuando liberen el dolor de cualquier evento o situación pasados. Dando este valiente paso, Hermosos y Brillantes Corazones, sepan que han dado también un paso para acercarse a Él. Él no se cansa de estos intercambios. Él está agradecido del intercambio y por la conexión que ustedes están haciendo con Él porque Él sabe que ustedes están dejando ir la ilusión a favor de la verdad, la paz y el amor. Su gratitud para con ustedes es una parte esencial de la herencia de su perdón.




Agradezcan siempre a Dios de todo corazón y sientan realmente que Él está recibiendo su gratitud. Envíen su propio amor en oleadas a Su propia Luz y obsérvenlo volverse mucho más brillante. Agradezcan siempre a Dios por estar allí y por Su Infinito Amor, Guía y Apoyo.
Agradezcan a quienes han pedido que sean sus testigos, y que los guíen y apoyen, además de Dios; tal vez Jesús, un Ángel o una deidad a quien se vuelven con frecuencia. Dense tiempo para deleitarse en su Luz en silenciosa gratitud, y permitan que la sanación del perdón trabaje a través de ustedes y a su alrededor.


Finalmente, despídanse de todo lo que han liberado a Dios o a quienquiera hayan encomendado su pena, y permitan a los Ángeles, a Jesús, a una deidad o a Dios mismo que los guíe a nuevas maneras de entender aquello que permanecerá en ustedes. Sepan que estos Seres Divinos a los que han llamado siempre vendrán de nuevo cuando ustedes necesiten sanar, dejar ir, perdonar y avanzar.




Tómense un tiempo para redescubrir cualquier momento que estaba oculto a ustedes y admitan que ese momento oculto siempre ha estado disponible. Todo lo que necesitaban para sanar era perdonar; entonces el amor viene detrás. Cuando soliciten, Hermosos y Brillantes Corazones, recuerden la Presencia de los Seres a los que ustedes se han encomendado y sepan que ellos les ofrecerán siempre su Presencia, su apoyo y su guía a medida que ustedes ofrecen su paz, su amor y su compasión a sí mismos y a todos sus compañeros hermanos y hermanas de Dios.


Y así es…


SOY la Maestra Ascendida La Dama Nada…










…via Julie Miller


http://lightworkers.org/channeling/201978/inheritance-forgiveness


Traducción - Gloria

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...