martes, 10 de junio de 2014

LA LIBERTAD DE LO QUE SOMOS



La Libertad es nuestra naturaleza, es nuestra fuerza.

Nosotros no podemos hacernos libres porque ya lo Somos y siempre lo hemos sido, de toda Eternidad. No hay nada a cambiar ni a conseguir a ese nivel. Nosotros no somos una actualización de estados o experiencias místicas. No somos un objetivo ni una meta que se alcanza.

La Libertad de lo que Somos abre la Puerta sin puerta, el Paso sin paso.

El único salto a dar hermanos(as) es reconocer la Libertad de lo que ya Somos y convertirlo en nuestra postura definitiva, con firmeza, con rectitud.

Recordemos nuestra esencia verdadera, aquella que no puede transmitirse por palabras, aquella que acoge el Silencio, lo escucha, lo reconoce.

La Libertad de lo que Somos no necesita hacer nada en este mundo, es la Libertad del Espíritu, no depende de lo que hagamos o suceda en la ilusión, no depende de nuestro estado físico, estado mental o estado de conciencia, no depende de lo que sabemos, de nuestras experiencias ni de las posesiones materiales.

Podemos ser totalmentes Libres presos en una celda y quedar totalmente atrapados por la ilusión buscando un camino espiritual o adquiriendo todos los conocimientos del Universo.

Sólo cabe volver a lo que Somos. Rendirse al UNO y desaparecer.

Nada ni nadie nos hará libres. Ninguna práctica nos hace libres. Nosotros YA Somos Libres.

La Libertad del Espíritu nadie nos la puede quitar ni nadie la puede evitar cuando ésta desciende a la tercera dimensión.

El Fuego del Espíritu es así de omnipotente e ilimitado.

Seamos pues ese Silencio eterno que ningún ruido puede ahogar. Ya sea que estés en el bullicio de la gran ciudad o en un monasterio, da lo mismo, tú eres la Libertad del Silencio.

Pero no somos libres en esta vida encarnada mientras quedamos adheridos a las creencias, a los pensamientos y a las limitaciones.

Allí donde enfocamos la atención eso atraemos a nuestras vidas. Si nos enfocamos en las sombras eso reforzamos en nuestras vidas, si vemos carencias, crisis, desastres… eso atraemos a nosotros.

La Libertad es no ver más que la Perfección del UNO. Es cuando sabemos que las carencias sólo existen en el mundo de la ilusión y ellas se funden solas cuando cambiamos la mirada en lo que Somos.

Date cuenta hermano(a). Lo único a cambiar es enfocarse en el UNO, dejarse guiar por el Corazón, por la Fuente. Ella dispone y transmuta todo lo que debe ser disuelto.

Pero la Libertad de lo que Somos no se vé afectada de ninguna manera por las circumstancias ni los sucesos. Esa es la auténtica Libertad.

La Libertad es ante todo lo que Somos, es apartar toda duda de la mente, es quedar atento en el Aquí y Ahora entregando nuestro “espacio” enteramente al UNO.

La Libertad de lo que Somos no es alterada por ningún placer ni dolor, alegría o tristeza, calma o agitación. A ella no le concierne en absoluto aquello que le plazca o disguste al cuerpo y a la personalidad aunque los integra perfectamente.

El Espíritu es la VIDA, puro Éxtasis, Amor y Paz. Es perfecto y eterno, inmóvil e inalterable. Es la chispa divina que surge del UNO. Nosotros no moriremos nunca ni nacimos jamás!

Nuestro espíritu es el jinete del UNO y la personalidad es el caballo salvaje. Durante el entrenamiento a la LUZ éste puede resistirse pero en un momento dado el caballo acepta y se deja hacer por el AMOR.

Pero el jinete es independiente a las reacciones del caballo, él siempre es Libre y siempre ha sido Libre. Lo exterior no cambia para nada su naturaleza y su esencia. Para él no hay dentro ni fuera, todo es incluído en este AMOR. Todo es UNO.

Dentro de la Creación el jinete se reconoce como el puro e ilimitado SER – UNO – CONCIENCIA, que todo lo abraza, que todo lo contiene.

Por eso la Libertad es inmediata, no requiere de un esfuerzo ni de una espera para obtenerla, no podemos aspirar a lo que ya Somos. Ya ES en nosotros y nosotros Somos la Libertad.

No hay una distancia excepto la que tú le pongas. No es para mañana, no es para hoy: Libertad es AHORA mismo.

Por eso la Libertad de lo que Somos no busca ni necesita nada, ella se basta, ella se colma a sí misma. No nos llama a una Revolución exterior sino que la descubrimos de nuevo cuando despertamos a lo que Somos en Verdad.

Así, bien firmes, instalados en la Paz suprema del UNO, todo lo demás fluye por sí mismo, todo lo que debe producirse en este mundo se desarrolla naturalmente, de este modo la Libertad de lo que Somos se manifiesta en todas las facetas y en todos los gestos de la vida cotidiana.

No busques por lo tanto cambiar el mundo hermano(a), reconoce primero tu Libertad, reconoce la Libertad de lo que Eres y desata la Danza de la Vida en tí. El mundo ya no será jamás el mismo. La Vida te seguirá.







Del Uno al Uno,

Namaste.

Blog: Somos Uno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...