viernes, 13 de junio de 2014

ENCONTRANDO LA PAZ EN MEDIO DEL BAMBOLEO Por Dana Mrkich




ENCONTRANDO LA PAZ EN MEDIO DEL BAMBOLEO
Por Dana Mrkich
11 de Junio 2014

Durante los últimos años estuvimos sintiendo los efectos de frecuentes llamaradas solares.

Energéticamente, se sentía como si las llamaradas actuaran como ‘mensajeros’ de energía, enviando explosiones de energía de alta vibración hacia la Tierra, activándonos y despejándonos a medida que cambiábamos hacia nuevos niveles de nosotros mismos.

En estos días se siente como que las olas son horizontales más que verticales. Es decir, en lugar de bajar desde arriba o hacia fuera, se siente como si estuviesen a todo nuestro alrededor. A veces hasta pueden sentirlas literalmente como una ola de energía, que puede provocarles mareos o como si la tierra se moviera bajo sus pies. ¿Alguno de ustedes ha sentido eso?

Si nos pusiésemos nuestros Anteojos de Energía, veríamos que toda la Tierra está ahora pulsando y parece como gelatina, a medida que estas olas cubren cada parte de ella, transformándolo, despejándolo y activándolo todo. Todos los seres.

Todos los aspectos de la sociedad. Sip, podemos ver mucha suciedad, pero nada que no haya estado ahí, escondido bajo la alfombra durante mucho tiempo. Mejor es que salga a la superficie para que podamos barrerla.

En un momento pueden sentirse como parte de la brigada de limpieza, mientras que al siguiente se sienten mejor enfocándose en la creación de lo nuevo. En otros días es todo lo que pueden hacer para mantenerse en su centro sin perder el equilibrio, queriendo saltar por la borda de este barco que se bambolea. Se siente el bamboleo porque todo está en un estado de flujo intenso. Todo es fluido, considerando que venimos de un paradigma donde todo era muy, muy denso.

Vemos las situaciones alrededor del mundo y nos desesperamos pensando que será así por mucho tiempo, pero las estamos juzgando teniendo en cuenta cuánto les ha llevado desarrollarse y transformarse en el pasado.

Ahora nada es igual a cómo era antes. En sus propias vidas pueden ver que ahora los problemas evolucionan en cuestión de horas o días mientras que antes tomaba meses o años. Igualmente, hasta las situaciones políticas más acaloradas están cambiando con mayor rapidez que las noticias para mantenerse al tanto.

Es importante tener un ancla y usualmente yo diría que esa ancla es el centro dentro de ustedes, pero para muchos de nosotros se siente como si ese centro se estuviese moviendo y cambiando constantemente. ¿Quién soy yo hoy? ¿Quién seré mañana? Es la especulación de cualquiera, ¡es cómo se siente!

Así que si pueden, mantengan su centro como su ancla – ya sea esto para ustedes su alma, su corazón, Dios, Diosa o algún otro nombre – sepan sin embargo que de un día al otro su percepción, su sentido de alerta y su experiencia de lo que ES su centro/alma/corazón/dios/diosa, cambiará.

Estamos en un estado de rápida expansión, y esto puede disparar una crisis diaria de identidad, a menos que comencemos con la premisa de que: nuestro sentido de identidad CAMBIARÁ muchas veces mientras nos expandimos. Es un hecho cierto. A veces en múltiples ocasiones en un mes ¡o en una semana últimamente!

El cambio tiene que ser nuestro nuevo mejor amigo, si vamos a encontrar paz en nuestro bamboleo. ¿Cómo se sienten?

© Dana Mrkich 2014. Se permite compartir este artículo libremente a condición de que se acredite a la autora y se incluya la URLwww.danamrkich.com
Traducción: Fara González
Difusión: El Manantial del Caduceo
http://www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...