domingo, 8 de junio de 2014

EL PILAR DE LUZ DEL CORAZÓN: SALUSA POR ELSA FARRUS



Amada niña Soy Salusa


Son días de profunda interiorización, para ti y para muchos. Son días de terminar procesos que vienen de muy antiguo y que abren la puerta de la libertad personal


Son días de ir hacia adentro, en el chacra del corazón, donde encontrareis registros y memorias ancestrales de vuestro comportamiento personal, que han marcado mas de una encarnación. El miedo a la soledad, el miedo a la perdida, el miedo a ser vosotros mismos…..


Dicho proceso abre una muy profunda manifestación de vosotros.


Abre nuevas vías de comunicación con el entorno, por ello: algunos estáis pasando procesos de limpieza al exterior en las vías respiratorias.


Os proponemos una combinación de frecuencias de luz que os ayudaran a transformar o aligerar dichos procesos:



Ejercicio:
Respiramos profundamente 3 o cuatro veces, sintiendo como somos parte de la realidad que nos rodea, seguimos respirando y pedimos al universo un haz de luz, del rayo Malva, la combinación entre el rayo platino y el violeta.


Sentimos como desciende sobre nosotros en vertical, y se deposita en el chacra estrella del alma, un palmo por encima de nuestras cabezas, vamos respirando hondo, y poquito a poco, sentimos como se habré un punto de luz, encima de nuestras cabezas, seguimos respirando y vemos como desciende hacia nuestro chacra corona, hacemos 3 respiraciones, y bajamos la frecuencia de luz, en vertical hacia abajo a Agna chacra, y así correlativamente hasta llegar al chacra base, respiramos de nuevo y dibujamos un tubo de luz, que desciende en vertical hacia el núcleo de la tierra, y que pasa por el chacra estrella de Gaia, un palmo por debajo de nuestros pies, reconectándolo y abriéndolo , al respirar 3 o 4 veces, de nuevo.


Al conectar con el núcleo de Gaia, pediremos un rayo de luz cristalino, respirando profundamente 3 veces, que sube, por todo el prana, que hemos reactivado con el rayo Malva.


Y que va depositando cristales de luz, en todo nuestro prana, a medida que respiramos y lo hacemos subir, hasta el exterior de nuestro chacra corona.


Respiramos hondo 7 veces y sentimos como se distribuye la energía del rayo cristal, en todos los sentidos de nuestro campo electromagnético desde el cracrá corona al exterior, formando una gran esfera, llena de luz, y de miles de puntos de luz o fractales, que reflejan toda la energía cristal Arcoíris.


Respiramos 3 veces, y pedimos un rayo de luz turquesa, al universo y al núcleo de la tierra a la vez.
Sentimos como ambos, entran en nuestro prana y se unen en nuestro chacra del corazón formando una pequeña esfera de luz turquesa a medida que vamos respirando, poco a poco.


Seguimos respirando, y cada vez se va fortaleciendo dicha esfera de luz turquesa, en el interior de nuestro chacra del corazón.


Respiramos de nuevo, cuando la veamos consolidada, y veremos como de ella, salen dos hebras de luz, en forma de espiral, que que van moviéndose circularmente, mientras realizamos 9 respiraciones, y esos espirales de luz se abren paso hacia delante de nuestro tórax, en el timo y hacia detrás saliendo por el chacra corazón en la espalda, y sale en el punto del alma, justo en en interior del chacra del corazón en nuestra columna.


Seguimos respirando y vamos viendo la luz, que renueva las conexiones con nuestro campo electromagnético, en el eje de nuestra conciencia diamantina, es decir el eje que nos une a nuestra autoempoderamiento personal, con todo nuestro bagaje en el pasado y la sabiduría adquirida vida, tras vida.


Y el canal frontal de unión a nuestra infinita posibilidad de andar caminos, que nazcan del corazón, (nuestros futuribles).


Después respiramos nuevamente 3 veces, y llaman a los maestros, Uriel y zadquiel, es decir cada uno como desee, llama a los Arcángeles Uriel y zadquiel.


( os propongo un protocolo: En nombre de yo soy en mi llamo al Arcángel Uriel….(3 veces). En nombre del yo soy en mi llamo al Arcángel Zadquiel……(3 veces). Una vez llamados, respiramos de nuevo y con amor preguntamos ¿eres Uriel en nombre del amor y la luz, y si la energía permanece, son los seres de luz que nos apoyan, si se diluye, o no dice si, repetimos el llamado, pues solo era energía astral o imaginación)


Una vez hemos respirado llenos de paz y amor, pedimos a Uriel que se ponga delante de nosotros y a Zadquiel detrás de nosotros, y pongan sus manos a la altura del chacra del corazón. Ellos irradiarán una hermosa luz dorada, que en unión a la luz turquesa, hará una frecuencia de Luz.


Formando un pilar de equilibrio, que les ayudara a deshacer sus miedos y a encontrar de manera consciente su eje de arraigo.


Con este ejercicio, podrán equilibrar su realidad diaria y cerrar las resistencias inconscientes.
Recuerden hermanos el corazón, es el motor de vida y el vehículo de la realidad. Y su conexión con el infinito. Es ahora el tiempo de ajustarlo.






En el blog, podéis encontrar más ejercicios, un abrazo.http://ascensionalquimicageometrica.blogspot.com.es/, Y para el desarrollo conjunto de técnicas y procesos del Ki o la energía vital, cree, esta página en Facebook, un beso Elsa.https://www.facebook.com/ReikiPracticesAndAscensionalWork?ref=hl

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...