jueves, 12 de junio de 2014

EL ABURRIMIENTO ES UN SÍNTOMA DE QUE ES TIEMPO DE ELEVAR SUS VIBRACIONES- JENNIFER HOFFMAN





¿Han estado aburridos últimamente, sintiéndose desanimados, desmotivados y quizás algo estancados? ¿Tienen muchas cosas que hacer pero no sienten deseos de hacer ninguna de ellas?

Yo pensaba que estar aburrida significaba que no tenía nada que hacer, así que si tenía cosas por hacer y estaba aburrida, esto quería decir que estaba siendo irresponsable o perezosa. Pero eso no es lo que el aburrimiento significa. Es un síntoma de que hay una falta de alineación entre la vida en la que estamos y los nuevos caminos, oportunidades y potenciales hacia los cuales nuestra alma trata de dirigir nuestra percepción. El aburrimiento es un cable de conexión entre la mente y el espíritu, una invitación para encontrar otra manera de ‘ser’ en lugar de encontrar otra cosa que hacer. (El por qué están viendo una fotografía de mi cuarto de baño se explica al final de este artículo)

Nuestras necesidades cambian con el tiempo y nos sentimos estancados y frustrados porque la energía que está creando el sendero en el que estamos no nos está aportando los resultados que queremos. La energía que hemos utilizado para crear nuestra realidad actual solamente alimentará esa realidad. Si queremos crear algo diferente, necesitamos utilizar una energía diferente. Se nos ha enseñado que el aburrimiento es un síntoma de pereza o de falta de motivación, pero yo pienso que el aburrimiento es una manera mediante la cual nuestra alma nos muestra que es tiempo de que expandamos nuestra percepción y de que facilitemos nuevas experiencias en nuestras vidas.

Para hacer eso, tenemos que asimilar la energía que empoderará una nueva realidad, rompiendo nuestras propias reglas respecto a quiénes somos, a quiénes podemos ser, de qué somos capaces y con qué podemos alinearnos.

Cuando estamos aburridos tenemos que resistir la tentación de hacer algo, permitiendo que el aburrimiento nos indique qué es lo que ya no nos satisface o complace. Cuando estamos aburridos pensamos que algo anda mal con nosotros porque pensamos que las personas ocupadas, productivas, nunca se aburren con lo que hacen.

Pero en algún punto todos nos aburrimos con las circunstancias en nuestras vidas y entonces tratamos de convencernos de que debíamos estar felices con lo que tenemos delante, tratando de lograr los mejores resultados, independientemente de cómo nos sintamos realmente respecto a ello. Después de todo, la relación que no funciona es mejor que ninguna. El empleo al que tememos asistir cada día es mejor que el estar desempleados.

La rutina de la vida que cumplimos tiene un propósito, aun cuando diariamente nos levantemos preguntándonos si esto es todo lo que la vida tiene para ofrecernos. Se nos ha enseñado a ser agradecidos con lo que tenemos pero eso no implica que no queramos algo más.

Mirar nuestra vida y decidir que no estamos felices con ella, que no nos satisface o complace o que es aburrida no es un síntoma de ingratitud, de egoísmo, de incompetencia o hasta de falta de aprecio. Nuestro próximo paso es lo que es importante.

¿Decidimos que pudiésemos haberlo hecho mejor, que todo lo que hemos hecho hasta ahora es incorrecto, que no tenemos lo que se necesita para hacer los cambios, o que hemos estado desorientados o confundidos persiguiendo un camino de plenitud que no era reconfortante? ¿O reconocemos el aburrimiento como un síntoma de que nos hemos ‘quedado sin energía en la carretera’ en ese camino y es tiempo de que cambiemos de dirección, de significado y de propósito en nuestras vidas?

Recuerden que la energía empodera el camino en el que estamos actualmente y para empoderar un nuevo camino de una manera satisfactoria, tenemos que utilizar energía nueva. De lo contrario, estamos tratando de crear un cambio sin cambiar nada. Y el reconocimiento de que estamos aburridos es el primer paso en ese viaje de experiencia porque esto implica que también estamos listos para abrirnos a nuevos potenciales.

No tenemos que saber el por qué estamos aburridos, es suficiente reconocer que no estamos contentos, lo cual es nuestro próximo paso. Cuando tratamos de pretender que estamos felices cuando realmente no lo estamos, estamos tratando de convencernos a nosotros mismos de que estamos satisfechos cuando eso no es cierto. Así que den una buena mirada a su vida y vean con qué no están contentos. Entonces, con esa lista ante ustedes, pregúntense qué es lo que quieren cambiar. Y, alístense para romper algunas reglas que dictan cómo deben vivir su vida y de qué son capaces, avanzando hacia una vibración superior, más reconfortante, alegre y asimilen la nueva energía que hace posibles esos cambios.

Aquí hay cinco síntomas de que están aburridos con su vida y que es tiempo de elevar sus vibraciones:

1. Temen hacer ciertas cosas, o quizás todo, porque sienten que es demasiado trabajo o saben que no les gustarán los resultados.

2. Lo que una vez los hacía felices ya no les trae tanta alegría, o quizás ninguna.

3. Les cuesta trabajo forzarse a hacer las cosas que sienten que ‘debían’ estar haciendo, aun cuando sigan diciéndose a si mismos que deberían hacerlas porque son importantes.

4. Se dan cuenta que faltan a citas, olvidan compromisos, llegan tarde y quieren irse enseguida o encuentran excusas para evitar hacer las cosas.

5. Están listos para despegar dejándolo todo atrás y aun si saben que no lo harían, es algo en lo que piensan.

Quizás puedan añadir una cuantas cosas más a su propia lista y eso está bien, el aburrimiento es un síntoma de que la energía que han estado utilizado para empoderar su vida no está funcionando porque ustedes están listos para algo diferente. Así que reconozcan su aburrimiento con gratitud y establezcan nuevas metas, creen un nuevo propósito para su vida, desempolven unos cuantos sueños, y creen una nueva vibración de vida para facilitar los cambios que necesitan y desean que ocurran.

Para tener una vida nueva tienen que crear una vibración nueva, una vibración y frecuencia que apoyo los cambios que quieren hacer. No pueden empoderar el cambio con la energía que han estado utilizando para crear la vida que tienen justo ahora y su aburrimiento es un síntoma de que están listos para explorar nuevas avenidas para el sendero de su vida, para vivir con propósito, con un nuevo propósito y expandirse hacia nuevos potenciales y posibilidades.

Cuando me aburro tengo que hacer algo creativo y me encanta pintar. La foto es de mi cuarto de baño, cuyas paredes eran antiguamente un color gris plateado, que nunca he querido. Así que he pintado las paredes de un de color marrón oscuro, con una pared verde azulado oscuro, que yo había pensado desde hace varios años, pero pensé que los colores serían demasiado oscuro para un ambiente tan pequeño, pero se ve muy bien. Y cada vez que entro en el baño, el nuevo color me hace sonreír y eso aumenta mi vibración.

¿Qué puedes hacer hoy para elevar su vibración?

Derechos de autor © 2014 por Jennifer Hoffman. Todos los derechos reservados. Pueden citar, traducir, reimprimir o referirse a este mensaje si mencionan el nombre de la autora e incluyen un vínculo a http://enlighteninglife.com

Traducción: Fara González

Difusión: El Manantial del Caduceohttp://www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...