jueves, 29 de mayo de 2014

EL SIGNIFICADO DE LAS TRES ESPADAS Y DE LAS TRES ROSAS DE LA ROSA MÍSTICA-Por María Rosa Ruso-26-5-2014



(Continuamos con el deseo de Madre, que se ha presentado con su aroma inconfundible, y su perfume a rosas tan suave y penetrante.)


Detallo a continuación el significado de las tres espadas y el de las tres rosas.


La primera espada significa, la perdida culpable de la vocación sacerdotal o religiosa.


La segunda espada, la vida en pecado mortal, de personas consagradas a Dios.


La tercera espada, la traición de aquellas personas que al abandonar su vocación sacerdotal o religiosa, pierden la también la fe y se convierten en enemigos de la Iglesia.


La rosa blanca- simboliza el espíritu de la oración


La rosa roja, el espíritu de reparación y sacrificio


La rosa dorada o amarilla- espíritu de penitencia.


Las apariciones de María Rosa Mística, en Montichiari tienen como objetivo principal dirigido hacia los sacerdotes, vocaciones religiosas, comunidades consagradas a Dios especialmente.


Como las vocaciones han decaído profundamente, y las ya consagradas, han olvidado el verdadero sentido, convirtiéndose, en otra cosa, y siguiendo, las costumbres, dictadas por el hombre, el amor divino, perdió fuerza, entre mis amados sacerdotes y religiosas, y sus fieles los laicos, han sentido desprotección espiritual, y lo que en antaño representaba un verdadero representante de Dios en tierra, que se entregaba en cuerpo y alma a su vocación al servicio de las comunidades y brindando humildad y amor ..


Muchos de mis amados sacerdotes, han convertido su vocación se convirtieron en carreras de grado eclesiásticas donde ejercieron el poder, asociándose a los grandes intereses políticos y económicos de cada época.


Todo esto ha provocado un dolor inmenso a mi corazón son las espadas que siento clavadas en mi corazón pero que también se han clavado en sus corazones..




El dolor de la primera espada


En un lapso de mas de 50 años han desertado, de sus vocaciones mas 30000 vocaciones, dejando sus hábitos, pero lo peor, que han dado descredito a las dispensas papales, en ese entonces Juan Pablo segundo, mi Papa mariano, se abrazo a mi, y a mi ruego desesperado, saliendo el mismo, y recorriendo el mundo , dejando un mensaje de Paz, aun así, muy pocos de corazón comprendieron mi intervención de Madre, y mi dolor, profundo, y esta crisis de fe tan arraigada.


El dolor de La segunda espada


Lo causas aquellas almas que ya consagradas a Dios, y con años ejerciendo el sacerdocio, viven en pecado mortal permanente, sintiendo se en cubierto por su envestidura de clérigos, poder ejercer cualquier atropello sobre otros, continúan permaneciendo en la embestidura sacerdotal, con una tibieza, que es crónica, el rechazo de la cruz, y dedicándose a placeres desmedidos, abusos, criticas, desmesuradas, pero sintiéndose cobijados en una autoridad que nunca debieron obtener.


En las celebraciones de la eucaristía, ignorando y desconociendo la presencia de mi hijo Jesús, el acto mas sublime de entrega de mi Hijo, se convierte en una ceremonia rutinaria, repitiendo palabras que no son sentidas con el corazón , me llenan de dolor, hieren mis entrañas de Madre, considero que esta espada es muy despiadada y que atraviesa sangrante mi corazón.


El dolor de la tercera espada


Se trata de los sacerdotes y vocaciones consagradas a dios, que se han vuelto enemigos de la Iglesia, y han dado descredito a los votos a los cuales e consagraron dañando así a las almas que se acercaron a ellas, y haciendo perder la fe, aquellos fieles, provocando una deserción y alejamiento definitivo a la fe.
La Iglesia sufre hoy, y hace mucho tiempo, la tercera tentación de Cristo en el desierto, 2 cuando el diablo lo llevo a un monte muy levado, y mostrándoles todos los reinos de este mundo, y la gloria de ellos, le dice, “todo ello te daré, si postrándote en tierra me adorares”


Mt, 4-8


Veo con mucho dolor la división muy clara, de mis amados, hijos sirviendo a Dios y al diablo a la vez, y justificando lo injustificable, lamento la confusión de esas almas.


También veo aquellos, servidores, que trabajan en silencio con amor y luz, y mis adorados hijos, trabajadores de la luz, que realizan una tarea trasparente e impecable, sin consagrarse, pero que de hecho su corazón y su alma y se han consagrado silenciosamente hace eones y hoy están de nuevo acompañándome en luz y amor.


Estas tres espadas se convierten en rosas blancas, rojas y amarillas y su perfume permanecerá por siempre…
Amados niños, en una flor, en un rosa se simboliza el amor que no muere y permanece por siempre. Os envuelvo en mi manto de la Gracia, ya estáis en mi corazón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...