lunes, 19 de mayo de 2014

ARCANGEL GABRIEL: LA INTEGRIDAD- 15-05-2014 Marlene Swetlishoff



Amados, Tengamos una charla sobre la cualidad del amor conocida como integridad.
Esta cualidad se requiere para que una persona siga siempre el camino más elevado en sus impulsos internos y en sus interacciones con los demás.
Esta cualidad requiere la máxima fiabilidad y el cumplimiento de los compromisos hechos para uno mismo y para con los demás.
Se trata de saber y hacer lo correcto en el momento adecuado, siguiendo las indicaciones del Espíritu en nuestro interior.
Es la cualidad de ser fiel a uno mismo, a nuestras perspectivas y creencias básicas de las normas morales que hemos establecido para nosotros mismos.
Al adherirse a estas normas en cada pensamiento, palabra y obra, siempre mantienen su integridad individual.
Las tentaciones de desviarse de estas normas son múltiples y cuando uno firmemente permanece fiel a ellas, uno se queda en la integridad.
Como uno vaya por la vida en el diario vivir, siempre se tiene el reto de mantener esta cualidad de amor dentro de nosotros.
Los medios de entretenimiento de este mundo presenta muchas historias que animan a la humanidad a seguir el camino más bajo y más largo, de vuelta a la unidad con su esencia divina.
Este camino, en el fondo, es un desvío lejos del núcleo central de nuestro ser donde reside la conexión con la verdad de la divinidad.
Muchas personas se dejan seducir por los adornos exteriores de apariencias ilusorias y se encuentran experimentando situaciones que mantienen su fe en un poder superior en desacuerdo con sus experiencias actuales.
Y así, ellos experimentan la dualidad y la polaridad en situaciones que habrían permanecido simples y claras si hubieran seguido sus impulsos internos iniciales.
Es el deber de cada persona permanecer fiel a su propia esencia superior y divinidad, a su integridad individual, porque en verdad, nadie más lo puede hacer por ustedes.
Esta cualidad del amor está presente en la persona que siempre camina su camino por este mundo siguiendo su propio corazón.
Esto muy a menudo los aleja y los diferencia de otros individuos que han sucumbido a las gratificaciones del ego que proliferan en estos tiempos y con el fin de justificar sus acciones y comportamiento, permiten que su ego mantenga el control estableciendo elementos de deshonestidad y de desconfianza en sus interacciones con otras personas en su entorno.
Esto pone presión sobre el que se mantiene fiel a su esencia divina con esta cualidad y trae consigo la necesidad de mantenerse en sus creencias y fe intactas para llegar a la comprensión de que con el fin de continuar en su camino del espíritu, deben evitarlos tanto como les sea posible.
Se encuentran aparentemente solos e invisibles en el mundo manifiesto en que viven y estos son los que experimentan una gran alegría cuando descubren el mundo del espíritu a través de conocer a otros de la misma mentalidad, o por contacto directo con el mundo del espíritu.
El mundo del espíritu es sublime, el que se llena con reconocimiento y apreciación de la belleza, la bondad, la inspiración y la elevación, de ver el mundo de la naturaleza en todo su magnífico esplendor, diversidad absorbiéndolas como cualidades dentro de uno mismo.
Al identificación con lo que lo eleva e inspira, uno logra una mayor mejora, expansión y disfrute de la vida individual y experiencia de ella. Existe un reconocimiento interno de que dentro de uno mismo en nuestro núcleo interno, la misma calidad la integridad y magnificencia está esperando el reconocimiento y aceptación de los mismos.
Cuando cada individuo cultiva estas cualidades sublimes dentro de su propia alma, la experiencia del poder y la majestuosidad de una vida bien vivida empiezan a tener efecto.
Aquellos que encuentran su camino de regreso a su propia divinidad y unidad con el Creador de toda vida, caminan por un camino de bendiciones y protección en todo lo que hacen y experimentan, a medida que incorporan esta cualidad del amor.
Cuando cada alma honre la integridad espiritual dentro de sí misma y en todos los demás, el espíritu de cooperación, paz, armonía y acción correcta crea un ambiente de confianza entre todas las personas y cuando esta experiencia se expande a nivel colectivo, lo que se crea es un mundo basado en la acción poderosa del amor.
El amor tiene una manera de equilibrar y hacer rectos todos los desvíos que se han tomado a lo largo de la evolución y desarrollo de la humanidad en una civilización superior que se adhiere a los principios de derecho universal.
Cuando cada individuo camina cada día con integridad honrando la misma cualidad en otros, el mundo en que viven refleja un orden superior de acción y conducta correcta, ya que cada individuo está entonces alineado con lo divino en su interior.
Los dejo ahora para que reflexionen sobre esta cualidad dentro de ustedes.
YO SOY el Arcángel Gabriel
© 2014 Marlene Swetlishoff / Tsu- tana ( Soo -tam -ah) Guardián de las Sinfonías de Gracia
Traducido por Andélei
Se da el permiso para compartir este mensaje, siempre y cuando el mensaje se publique en su totalidad y nada haya sido cambiado o alterado de ninguna manera y se de crédito, derechos de autor del escritor y se incluyan los sitios web.
www.therainbowscribe.com
www.movingintoluminosity.com
AVISO IMPORTANTE PARA TODOS LOS LECTORES EN EDMONTON , ALBERTA – ÁREA CANADÁ. LE INVITAMOS A UNIRSE A UN GRUPO DE DEBATE SEMANAL EN DISCURSOS del Arcángel Gabriel. MÁS INFORMACIÓN ESTÁ DISPONIBLE EN EL SIGUIENTE ENLACE:
http://www.meetup.com/Polishing_the_Diamond
Gracias por incluir los enlaces a sitios web de arriba cuando publiquen este mensaje.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...