miércoles, 26 de marzo de 2014

Mi visión sobre la Trascendencia del Reiki. “El Reiki que se conoce hoy en día, y podríamos añadir aquí muchas otras técnicas, son herramientas que permiten un darse cuenta, un despertar, pero que a la vez participan de la ilusión de este mundo.” Sijah Sirius. 23 de abril de 2012. Con audio. ¡Compartir!!!


https://www.facebook.com/notes/sijah-sirius/mi-vision-sobre-la-trascendencia-del-reiki/2049042562522


Audio

http://www.yakitome.com/tts?a=T&b=724802&c=kxltYaPvbmu9


La curación por imposición de manos, es una técnica que trata directamente los cuerpos llamados sutiles, esos que envuelven el cuerpo físico y forman el denominado huevo luminoso. Estas técnicas están destinadas a limpiar y sanear los bloqueos existentes a este nivel aural, para permitir al cuerpo físico desarrollarse en plenitud, a través de la purificación de los cuerpos llamados emocional, mental, astral...




Estas técnicas son útiles y permiten una evolución en términos de salud espiritual de la persona, pero vamos a ir mas allá de todo esto para encontrar lo que es verdad y lo que no en todo este mundo.




Mi experiencia e investigación en el mundo del Reiki me ha permitido hacer un crecimiento interior, que más bien, es una limpieza interior de las capas de cebolla que nos tienen encerrados. Este mismo trabajo me ha hecho dar un paso más en la comprensión de cómo funciona verdaderamente el espíritu y de como lo hace el ego.




El Reiki que se conoce hoy en día, y podríamos añadir aquí muchas otras técnicas, son herramientas que permiten un darse cuenta, un despertar, pero que a la vez participan de la ilusión de este mundo.




Si tuviera que definir lo que es el Reiki para mi, es simplemente amor. Amor que fluye de uno a otro, algo tan natural como beber agua de una fuente, y para esto no hace falta nada más que un corazón puro. Este flujo que es el principio y motor de la vida, ha sido manipulado y retorcido de tal forma que no se puede ver la imagen clara. Esto es así para el Reiki como para la ilusión creada en la realidad que conocemos de este mundo.




El Reiki se ha montado como una escuela iniciática, como muchas otras, en las que encontramos niveles, iniciaciones, maestros... Maestros que dicen llevarlo a uno a la luz y ser portadores de una luz especial, pero que participan consciente o inconscientemente del engaño y la seducción.




Con esto no quiero desacreditar a nadie que use la forma del Reiki con total humildad y simplicidad para transmitir de la forma que sea energías puras y sanadoras, sino más bien desenmascarar una buena parte de las caretas que han sido puestas por algunos.




Uno solo se cura por sí mismo. Uno puede bien recurrir a la medicina tradicional, alternativa o la que sea, pero si hay curación, siempre será porque surge del interior del ser. Así, podemos aplicar Reiki a quien sea, y limpiar sus canales, órganos, Chakras, para que se sienta más liviano y favorecer un trabajo interno, pero si esta persona no toma las riendas de su devenir, volverá a manifestarse tarde o temprano el bloqueo pertinente.




Así es que Cristo solo curaba cuando la otra persona manifestaba este abandono a la luz, abandono al Cristo interior de cada uno, que es inteligencia, mas allá de la inteligencia humana. Así cada uno es curado por su propia fe.




Mantener roles de sanador y sanado, maestro y alumno, bien y mal, enfermedad y salud, solo participan de la dualidad y nos alejan del verdadero “ser” unitario, del ver con los ojos del Padre.




Así podemos tener un hombre dedicado al Reiki, que no para de ver bloqueos, fallos, e intentará de todas las maneras sanar esto y aquello, creyendo estar haciendo el bien. La voluntad del bien siempre depende del mal, así que si vemos mal querremos poner bien, y uno al otro se va retroalimentando eternamente, en la ley de acción-reacción. Algo muy diferente de la unidad, de la Acción de Gracia, de ver con el ojo del corazón, de dejar la luz manifestarse ya que ella misma es. Parece una paradoja ya que las mismas enseñanzas del Reiki hablan de este estado unitario, llamado Shamadi, como el objetivo de este sistema.




Quiero entrar también en el llamado karma y la purificación del mismo. La idea del karma forma aparte de la acción-reacción. Hemos hecho esto ahora recibimos lo otro. Seguimos separando, el tiempo y el espacio. Seguimos creando la ilusión del tiempo, de pasado y de futuro. El karma no es una ley que esté en el reino del Padre, sino una ley creada para encarcelar. ¿Acaso el Padre castigaría a sus hijos? El karma nos invita a hacernos mejores y más buenos para algún día alcanzar la iluminación e ir al cielo. Falso. ¿Acaso podemos ser algo que ya no seamos? Más bien se trata de desembarazarse de lo que no somos en verdad, y esto puede ser un “click”.




Otro tema importante a hablar es el del 3r ojo y la matriz astral. La matriz de la tierra ha estado encarcelada por fuerzas que han comprimido la verdadera vida. Por eso se habla del Maya, de la ilusión, de la matrix. Igual pasa con la matriz astral que está dentro del mismo encerramiento. Esto está ahora en deconstrucción, por el encendido del sol, la caída de las capas aislantes de la Tierra (heliosfera, ionosfera...), y la liberación misma de la Tierra, como de la humanidad.




Entonces la visión del tercer ojo, de los colores, las imágenes tipo calidoscopio y demás, están dentro del mundo astral, y por lo tanto no es la verdadera luz. La verdadera luz es vibración. Así hay un gran engaño en cuanto al tercer ojo, donde aún esta el ego, la discriminación y la dualidad. Hay mundos que visitar, seres que conocer, pero sigue estando dentro de la matriz, donde la luz es externa a las cosas, diferente de la visión del corazón o unitaria, en la que la luz emana de dentro.




Esto nos lleva a hablar de los cuerpos sutiles, estos 7 cuerpos que en verdad son cuerpos que nos impiden estar en total unidad. Son los 7 sellos que abre el León de la Tribu de Judah, las siete máscaras que tienen que caer para que se muestre el verdadero cuerpo inmortal, o también llamado cuerpo solar. Así todos estos cuerpos, mental, emocional, astral... son destinados, para el que quiera, a quemarse en el fuego.




Así es que se ha creado un mundo comercial alrededor de lo esotérico/espiritual, con multitud de técnicas, de terapias, rituales... haciendo creer al ego o personalidad que mediante la misma voluntad de la personalidad los traumas y miedos serían sanados. Ha habido una búsqueda exterior pensando que esto o aquello aportaría la solución necesaria. Como dicen, no puedes escapar del fango poniendo los pies en el.




En verdad el camino siempre es ir hacia dentro, hacia el corazón, y cada uno tiene todo lo necesario ahí para dar este paso por sí solo. Es dejar que sea la voluntad del Padre y no la nuestra. Es algo difícil de hacer pues toda la sociedad está montada para llevarte al otro extremo, pero a la vez es el mecanismo más fácil y natural que tenemos.




Hay que dejarse fluir libremente, sin juicio, y si nos encontramos con herramientas esotéricas/terapias también ellas tienen su enseñanza, la cual es conveniente integrar y desapegarse de las mismas, para poder entrar en el estado del ser unitario.




Actualmente hay una aproximación de las terapias alternativas con la medicina tradicional. Esto es beneficioso en el sentido que aporta elementos a tratar que hasta ahora no eran observados por los médicos. Obviamente es un paso adelante, tener una visión más holística y energética de todas las causas de la enfermedad ayuda a llegar más cerca de la raíz del problema, y no quedarse solo en la manifestación física. Pero todo esto solo serán parches mientras el mismo sistema económico enfermizo siga funcionando igual, manteniendo a la gente bajo presión, miedos, estrés y bajo la ignorancia de lo que realmente son.




Entonces yo veo que el futuro del Reiki y de otras muchas terapias alternativas es ser trascendidas en totalidad. Cuando cada uno sea “Reiki” cada instante de su vida no habrá ni mucho menos la misma concepción que hoy en día. Pues el Amor, la Gracia y la Belleza serán el pan de cada día.




Invito a todos los hermanos a dar este paso en la unidad, a compartir el Amor, la buena vibración, el Reiki, y dejar atrás todo lo que se ha añadido a estas enseñanzas para controlar el mental.




Un abrazo y que el fuego arda en todos los corazones.




Sijah

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...