viernes, 28 de marzo de 2014

CUANDO NO VES UNA SOLUCIÓN A LO QUE ESTA AFECTANDO A TU CORAZÓN, PERMITE QUE EL UNIVERSO INTERVENGA.... MAC-BETH LOUTHAN


Cuando no ves una solución a lo que está afectando a tu corazón, permite que el Universo intervenga. Haz lo que puedas y confía en que Dios, a.k.a. el Universo, hará lo que tú no puedes hacer.
Se te pide que permanezcas en paz en medio de la batalla para anclar con certeza Divina que saldrás ileso de todo lo que no te desea lo mejor de la vida o de la Luz.
Creyendo profunda y firmemente no es para los débiles de corazón, los débiles de Luz, o los débiles de propósito.
Mantente firme en lo que vive en tu corazón. Vuélvete una bendición viva en medio de la algarada.
Usa tu Luz y tu corazón para bendecir a otro. Bendice todo lo que se cruce por tu camino, volviéndote un sanador y santo en tu vida, en tu comparecencia y en tu intención. Busca maneras de ser una bendición. Nunca podrás sobrepasar a Dios en dar.
Cualquier cosa que des en bendición, creyendo, estando en paz contigo mismo o con algún otro recibirás de regreso en denominaciones de complementación que compensan con creces cualquier expectativa que tengas o que hayas tenido.
Permite que el deseo de tu corazón te conduzca a un lugar que te ayude a rodear todo lo que viene para circunvalar y circuncidar a tu Ser.
Las palabras son como semillas que tienen poderes creativos. Cuando hablamos damos vida a lo que estamos diciendo, plantando una semilla.
Vamos a obtener exactamente aquello de lo que estábamos hablando. Nosotros somos hoy por las palabras que hemos dicho en el pasado. Todas nuestras palabras se volverán una profecía autocumplida.
Escucha lo que dices sobre tí mismo. Los pensamientos negativos no necesitan volverse palabras negativas.
Al momento en que dices algo eso asume en el acto un significado totalmente nuevo y una energía totalmente nueva.
Si no te gusta lo que estás experimentando, empieza a cambiar tus palabras. Nosotros profetizamos el futuro con las palabras que decimos en el ahora.
Nuestras palabras son una profecía que se autocumple. No plantes semillas negativas, profetiza solamente lo bueno y la plena intención de lo bueno.
No uses tus palabras para describir tu situación negativa, usa tus palabras para cambiar una situación negativa.
Tú puedes cancelar los planes mejor diseñados del Universo con tus propias palabras y cavilaciones negativas.
por Gillian MacBeth-Louthan – marzo del 2014
Traductor: Gloria Mühlebach
WebSite: http://despertando.me/?p=144051

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...