jueves, 14 de octubre de 2010

TIPOS DE MEDITACION- PORQUE, COMO Y DONDE MEDITAR- FORMAS DE MEDITACION




Existen distintos tipos de meditación y podríamos catalogarlos según múltiples sistemas. Sin embargo, nos vamos a limitar a definir los tipos de meditación que podríamos considerar los más frecuentes, advirtiendo de que nos son definiciones excluyentes. Es decir: podemos encontrar una meditación con visualización en solitario y en grupo, por ejemplo.

- Llamamos meditación libre a aquella en que damos libertad a nuestra mente para que elabore las imágenes o pensamientos que desee. En este tipo de meditación, nos limitamos a observar cómo surgen y cómo pasan y desaparecen, sin aferrarnos a ellos ni permitirles que formen cadenas completas de pensamiento.

- Llamamos meditación dirigida, por oposición a la meditación libre, a aquella en la que alguien (cassete, director...) nos conduce a través de una serie de imágenes que debemos provocar en nuestra mente a orden suya y que, luego, continuarán variando libremente una vez las hayamos producido.

- Llamamos meditación trascendental a un tipo de meditación libre en la cual permitimos las cadenas de pensamiento pero sin implicarnos en ellas ni dejar emitir ningún tipo de señal a las emociones.

- Llamamos meditación en solitario a la practicada en privado por una sola persona.

- Llamamos meditación en grupo a la practicada por varias personas a un mismo tiempo, meditando todos con el mismo tipo de meditación y sobre el mismo "objeto de meditación" (tema). Normalmente es dirigida.

- Llamamos meditación con visualización a aquella en que las imágenes iniciales de la meditación (o la totalidad de ellas), son provocadas voluntariamente por el meditador y no son fruto del capricho espontáneo de la mente. Así, de ese tipo son habitualmente las meditaciones grupales. También lo son las mántricas (en que debemos visualizar el Mantra en forma de imágenes o sílabas constituyentes), las del Yoga de la deidad de la vía Mahayana, las del Arco Iris, la del Espejo, las proyectivas, la de la Cueva, la del Junco, la de la vasija, la de la Escalera del faro, etc. Algunas de ellas las incluimos aquí.

- Llamamos meditación Shamadi a un tipo de meditación basada en la observación de ciclos mínimos vitales sin provocación de imágenes. Así, centrados en la respiración, los latidos del corazón, o el entrecejo, es deseable que no aparezcan imágenes ni pensamientos. El meditador va, poco a poco, deteniendo la mente en un "punto de quietud" instaurado entre un pensamiento y otro. Si aparecen imágenes o pensamientos estos son disculpados y se les deja marchar, sin aferrarse a ellos.

- Llamamos meditación Vipassana a la meditación en la cual concentramos la mente en un objeto único de meditación para analizarlo (dejando fluir la conciencia) en todos sus aspectos. Ésta es la meditación que Buda utilizó en el momento de su iluminación. Los temas suelen ser abstractos, teniendo por objeto el amor, la compasión, la unidad de las cosas, la transitoriedad, la irrealidad de la esencia independiente de las cosas del mundo o cualquier otro.

- Llamamos meditación Zen a la practicada por una escuela de budismo Chan en Japón, basada, entre otras cosas en que los ciclos respiratorios muestran más dilatación en la espiración que en la inhalación. Se practica en grupo, frente a una pared blanca, con los ojos abiertos.

Cada meditador puede, al comienzo de su práctica, probar distintas formas de meditación para observar cuál es la que le proporciona mejores resultados. Aquellos que se distraigan fácilmente o que se dejen vencer por el sopor al acometer meditaciones como la Shamadi, pueden optar mejor por las visualizaciones, la meditación dirigida o la trascendental, por ejemplo. Aquellos que necesiten vaciar la mente de contenidos deberían optar, más bien, por la meditación Shamadi y meditar en grupo. De todas formas, tampoco esto es concluyente. Existen meditaciones que son más recomendables para cada situación diferente de nuestro devenir cotidiano. Así, la Vipassana, eligiendo objetos como la unidad de los seres o la compasión, ayuda en los estados en que nos dejamos llevar por la ira, mientras que la meditación libre nos ayuda en momentos de estrés y desánimo y en los estados obsesivos.

DISTINTAS FORMAS DE MEDITAR
Existen distintas formas de meditar pero todas con el mismo objetivo e importantes beneficios. Con la meditación se lleva a cabo una liberación de la autoridad exterior. Es una ciencia de la observación para adentrarnos a la belleza interior. Varias de las técnicas para meditar se realizan sentados, tranquilos y en silencio pero a veces nos resulta difícil debido al estrés que llevamos dentro. Por eso antes es necesario liberar las tensiones.

En el caso de las meditaciones activas que fueron diseñadas por OSHO permiten que de forma conciente podamos expresar las emociones y los sentimientos considerados reprimidos y así aprender nuevas pautas de conducta. Según Osho es necesario que la persona que medita conozca cual es la naturaleza de su mente.
Los pensamientos y las emociones nos rigen el día en cambio la meditación es el espacio del ser, solo para experimentar sin ninguna interferencia del cuerpo o mente. Se crea un ambiente interno propicio para la facilitación de la desconexión precisamente del cuerpo y la mente y exaltar el ser.

Puede resultar difícil entrar en un estado natural pero se llega a un estado de meditación y relajación conciente practicando en el trabajo o en un espacio al aire libre. La meditación no tiene nada que ver con la búsqueda espiritual. Se aprende a relajarse y a entrar en un estado de conciencia sin ningún tipo de esfuerzo, porque no implica esfuerzo mental.

La Meditación Dinámica de Osho activa la energía al comienzo del día, la Kudalini de Osho es útil para el fin del día porque ayuda a liberar las tensiones acumuladas, la Nataraj y Nadabrahma de Osho se pueden practicar en cualquier momento del día. Las distintas formas de meditar indican técnicas para prestar atención a la respiración y se puede practicar en cualquier lugar y en cualquier momento del día. Los métodos activos de Osho necesitan un lugar sin disturbios y donde se pueda mover con facilidad. La meditación dinámica admite hacer cualquier ruido.
PORQUE, COMO Y DONDE MEDITAR

Tomémonos de quince a veinte minutos dos veces al día, no nos va quitar mucho tiempo de nuestro agitado día para meditar, sentándonos cómodamente en un lugar tranquilo en silencio con nosotros mismos, con los ojos cerrados, olvidándonos de todo, respiremos profundamente prestando atención a nuestra respiración, percibiendo cuando el aire entra y sale de nuestros pulmones, puedo asegurar que es algo maravilloso, tan maravilloso como darnos cuenta como respiramos.

Como la respiración la hacemos automáticamente, nunca nos detuvimos a sentir cómo entra el aire a nuestros pulmones, respiramos porque si no lo hacemos morimos, no decimos “voy a respirar”. Vamos a enfocar nuestro pensamiento en nuestra respiración, la mente en blanco, sólo nos interesa el aire que entra en nuestros pulmones, aprenderemos a enfocarnos en un solo objetivo, si nuestra mente se dispersa, como lo hacemos habitualmente malgastaremos la energía.

Por medio de la meditación trascendental estaremos aprendiendo a controlar nuestra mente dominando con sabiduría nuestro interior al vincularnos con un universo vibracional. La vertiginosidad de un día laboral nos colma de estrés, el cual llevamos hasta nuestro hogar produciéndonos un estado de insomnio perjudicial para iniciar luego un nuevo día.

Necesitamos recuperar el sueño para sentirnos más descansados al iniciar un nuevo día generando relaciones sociales más armoniosas, con una mejor calidad de vida, aumentando nuestra autoestima al advertir un mejor rendimiento en nuestro trabajo, mejorará nuestra memoria, retardando el envejecimiento natural.

Se trata de dejar de mirar hacia afuera para explorar nuestro interior buscando tranquilidad al entender que todo lo externo cambia y mientras sondeamos nuestro interior alcanzamos la plenitud porque estaremos enfocándonos en lo que deseamos, porque lo haremos despiertos manteniéndonos despiertos, saliendo gradualmente una vez acabada la meditación.

A partir de la meditación podremos llegar a tener una mayor eficacia en el trabajo, con mejor creatividad. Esto nos brindará un mayor rendimiento profesional mejorando nuestras relaciones sociales. Aprenderemos a dominar nuestro pensamiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...